≡ Menu




Templo del Buda de Esmeralda, lo que aún no sabes de este monumento

El Templo del Buda de Esmeralda,  es un espectacular monumento que de manera  formal y devota, cobro gran jerarquía y mucha significación porque  sirvió como un refugio budista súper esencial de Tailandia. Su belleza es tan asombrosa como  la del  Monasterio de Strahov y el Palacio Pitti, ideales para apreciar.

Templo del Buda de Esmeralda 1

El gran Templo del Buda de Esmeralda

Esta impresionante obra se alza en un escenario alto donde nadie ha logrado acercarse a excepción del Rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej. Es tal su encanto que  innumerables enjambres de visitantes vienen cada año para fotografiar esta obra artística que se corta en Jade y que brilla con un tono verde tanto como el matiz de los diamantes y las prendas de vestir que lo cubren.

 Esta exótica obra está extraordinariamente embellecida, y se denota que es una imagen que por su creación se buscó que esta denotase  sentimientos inimaginables de serenidad, y sobre todo mucha calma a todos los visitantes que le apreciasen. Esta obra sufrió muy buenos cambios que fueron realizados cuando el Rey Buddha Yodfa Chulaloke (Rama I) trasladó la capital de Thonburi a Bangkok en 1785.

En lugar de varios paraísos, no hay ministros que vivan aquí, simplemente se mantienen los benditos artículos, las representaciones del Buda, que fueron consideradas magníficas creaciones elaboradas manualmente  y que cobraron gran significado.  Es de connotar que dentro de este gran palacete se aloja el Buda de Esmeralda.  Que a pesar de su diminuto tamaño, es de mucha importancia para los habitantes tailandeses.

Esta creación despertó una serie de sentimientos, y que fue justamente por todas esas ideas creativas, que se trabajó de acuerdo con la demanda popular del Rey Rama IV, esto marco un gran precedente en la historia tailandesa cuando Camboya estaba bajo el control de los siameses.  Repitiéndose más tarde en el mortero en dirección al rey Rama V para reconocer el centenario esencial de la famosa ciudad.

Localización

Dispuesto en el impactante punto mas céntrico de la región, en los terrenos del Gran Alcázar, que  precisamente alberga una preciada imagen de Buda cortada con precisión en una plaza singular de jade que le da inmenso honor a su nombre, en una posición de reflexión en el estilo, como un ser pensante.

Turismo en el Templo del Buda de Esmeralda

En caso de que exista una visita irrefutable de requisitos previos a la región oriental, esta es la extraordinaria situación de la vida real, y nadie que vaya a la ciudad con el deseo de visitarla podría ignorar el impactante y espectacular Gran Alcázar, sin duda alguna un campeón entre las grandes creaciones monumentales de origen tailandés.

Templo del Buda de Esmeralda 1

Esta gran obra es una de las  atracciones más aclamadas de la ciudad y se considera que se trabajó en 1782 y que también fue el hogar de los líderes de Tailandia durante bastante tiempo, todo cobro mucha significación a pesar del tribunal de renombre y la oficina administrativa de la organización.

Su brillante estructura apilada con propósitos de intriga continúa atrayendo a muchos visitantes  que consideran que este trabajo de la nación tailandesa es un orgullo para sus habitantes energéticos.  Entendiendo que dentro de sus divisiones estaba el Ministerio de Guerra de Tailandia, el Departamento de Estado e incluso la Casa de la Moneda. Hoy, este maravilloso alcázar sigue siendo el extraordinario corazón del Reino de Tailandia.

Hay controles  muy específicos de visitas que ofrecen un curso bastante intensivo desde las 10 a la mañana hasta las 2 de la tarde. Los asistentes relacionados y apasionados con los audios también procuran alquilar sus auriculares como ayudas  en cuanto al lenguaje para  visitar el sitio en diferentes idiomas, incluido el español.

Debemos recordar que los asilos son puntos sagrados y debemos vestirnos razonablemente. No puede seguir corriendo con pantalones cortos, zapatillitas, zapatos o camisas con transparencias, de lo contrario se le negará un segmento de la escena. El camino hacia el asilo es de 400 baht y se cierra frente al calendario a las 3:30 p.m., por lo que no tiene que aterrizar más allá del punto de inflexión final.

Es totalmente ilícito entrar con pantalones cortos o faldas cortas, no puede usar camisas sin mangas, es por ello que hay que orientarse muy bien antes de realizar estas visitas, ya que cada región tiene sus propias formalidades y por ende hay que respetarlas.

Sucede en muchas ocasiones que por alguna razón olvido su atuendo para ir a ese lugar que ya destinó que visitaría, pues para eso también hay solución, ya que en el camino existen lugares específicos para cubrir estos andares, allí se alquilan pareos para turistas que carezcan de prendas de vestir, pero para evitar las colas es más rápido correr con ropa convencional para la ocasión.

Lugares que le encantaran

Después de visitar la estatua, pierda todo sentido de dirección en los pequeños bulevares que están enmarcados entre las diversas estructuras y hermosos estilos. En el camino encontrará ejemplos distintivos de ingeniería tailandesa y algunos componentes únicos  de los que debería tomar nota.

Estatua del Ermitaño

Una de ellas es la estatua de la reclusa, esta es una imagen de bronce que según ellos tiene poderes de reparación. Es una estatua de piedra oscura y considerada por los tailandeses como un benefactor de la medicación, es considerado como un medio que les permite alcanzar favores para sus familiares en procesos duros y difíciles de los cansados  quienes ​​hacen aportes de incienso, productos orgánicos, flores y velas.

Estatua del Ermitaño

Los demonios gigantes o Yaksha

Otra de las obras que descubrirá en el santuario y el Gran Alcázar son estos modelos  de los que se hablan  que conforman una amplia clase de espíritus que parten desde una gran naturaleza de gran corazón,  y que son vigilantes de las fortunas normales cubiertas en la tierra y los cimientos subyacentes del árbol. Son un componente imperativo en la mano de obra tailandesa, puede descubrirlos en las entradas de los santuarios budistas de todo el país, en cualquier caso, desde el siglo XIV.

Las estatuas de Elefantes

Que simbolizan la libertad y el poder, las mismas se pueden encontrar en todo el complejo, por lo cual se denota  que los gobernantes tailandeses lucharon en las guerras montadas en elefantes y hay una costumbre según la cual los guardianes hacen que sus hijos abarquen al elefante varias veces con la convicción de que esta demostración les dará calidad. Está interesado en que los líderes de estas figuras sean los componentes más limpios y delicados del complejo, ya que los individuos los frotan creyendo que dan buena fortuna.

Actividades encantadoras

Algo que hay que hacer allí es levantar la cabeza y echar un vistazo a la parte superior de las estructuras, pregúntese acerca de la producción de loza y sus diversas estructuras. Además, cuando mires hacia abajo, lo más probable es que descubras gemas como esta Phra Mondop, la biblioteca, trabajada por Rama I y protegiendo el Tripitaka, que son sagradas copias originales budistas.

La popular estupa Phra Si Ratana Chedi, conocida como Golden Chedi, funcionó en el siglo XIX y conserva los restos de una reliquia excelente: un poco del esternón de Buda. Lo que es más, con algunos puntos de interés alucinantes. Los ocho Prangs ajustados que tienen una forma fálica, en el caso de que hayan examinado todo, motivados por las imágenes del Hindu Shiva.

Además, para completar la Galería Ramakien, que delimita las áreas del santuario y nos muestra en 178 tablas la leyenda de Rama, gobernante del bien, y cómo vence al señor del diablo de Longka, Tosakan. Un lugar para descubrir la armonía y abandonar esos estados en evolución de la mente (modos en constante evolución) que nos frecuentan.

Visitar los excelentes santuarios brillantes en Tailandia es un fondo interesante y en mejora; ya que son una de las atracciones fundamentales de la nación, y mucho más en lo que respecta a apreciar el gran Buda de Esmeralda realizado en jade, en un destacado entre los paraísos budistas más críticos que se encuentra en el memorable punto central de Bangkok.

Los individuos tailandeses confían en que es el molde de Buda más establecido; dado que, a pesar de ser visto como el dios más grande del reino asiático, todos lo respetan como una imagen religiosa, ya que para ellos este edificio es el símbolo encantado de los individuos tailandeses y data del año 1785.

Que en medio de la regla del Rey Rama I,  estaba a cargo de trasladar el Buda de Esmeralda de Wat Arun, sobre la corriente,  ll santuario sorprende con sus imponentes y brillantes torres, por sus tejados de teja naranja y verde.  Además, es parte de los incomparables modelos tailandeses que se encuentran dentro del Gran Palacio.

Rey de Tailandia, Bhumibol Adulyadej

Significado del Templo del Buda de Esmeralda

En el interior se encuentra la extraordinaria estatua de color verde esmeralda, que mide unos 66 centímetros de altura y se corta de una piedra de jade solitario. De la misma manera, comprenda que su nombre se debe a la forma en que, cuando se encontró, se confió en que la imagen se cortó en esmeralda; no obstante, más tarde se descubrió que fue cortado en jade supremo.

La estatua está montada en un brillante escenario de varios pisos; y mantiene una pose de reflexión al estilo de la escuela Lanna en el norte de Tailandia; por lo tanto, se complementa con trajes hechos en oro, que se cambian en cada período del año solo por el gobernante de Tailandia.

Lo que representa una imperativa costumbre de solicitar fortuna y éxito en cada temporada. En este sentido, el requisito previo para ingresar al santuario, mientras que la imagen está disponible, es obligatorio despegar como una indicación de respeto por el Buda.

La cultura tailandesa ha sido habitualmente impactada por el modo de vida de China e India; Esa es la razón, durante siglos, para que este progreso humano de jade tuviera un sentido religioso y estuviera lleno de enigmas. Del mismo modo, esta piedra hablaba de la impecabilidad, la respetabilidad.

Dejar Comentario