≡ Menu




Aprende todo sobre el Palacio Nacional de El Salvador

El Palacio nacional de El Salvador es una de las construcciones más importantes que posee la ciudad capital de El Salvador, esto por el simple hecho de contar con numerosas reseñas históricas que nos hablan sobre la región, del mismo modo que cuenta con varias características arquitectónicas que lo posicionan como una relevante obra.

Palacio Nacional de El Salvador

Cuando tomamos en cuenta la historia involucrada con el Palacio nacional de El Salvador nos encontramos con una gran cantidad de reseñas históricas que nos hablan sobre como esta maravillosa obra arquitectónica ha pasado por el tiempo.

No obstante, como se presenta una cantidad considerable de información con respecto a la historia de esta edificación, dividiremos la historia en tres etapas distintas, comenzando con los antecedentes, luego conoceremos sobre la elaboración del primer Palacio Nacional de El Salvador y finalmente hablaremos sobre la actual obra arquitectónica.

Antecedentes

Enfocándonos en los antecedentes que se obtienen sobre el Palacio nacional de El Salvador nos trasladamos hacia los años 1525, fechas en las que se llevó a cabo la construcción de una edificación que se emplearía con fines políticos, siendo este el que contaría con varias salas ubicados en una de las plazas más importantes de la época. No está demás mencionar que este edificio es catalogado como el primero en el que se aplicaron fines políticos en El Salvador.

Continuando de esta manera, destacamos que este lugar tuvo que ser abandonado por la actividad de un volcán cercano, provocando de esta manera que el edificio y los hogares cercanos fueran trasladados hacia otras regiones distintas.

Con el pasar de los años y de la inestabilidad que se vivía en la sociedad de la región de El Salvador durante el año 1824, se llevó a cabo uno de los eventos políticos más importantes de la historia que resultó ser la fundación de un estado nombrado como Salvador, el cual estaría acompañado por una constitución y varias leyes, mejorando de esta manera todas las características políticas de la localidad.

A pesar del origen del estado de El Salvador, se comenzaron a presentar numerosos encuentros violentos entre las sociedades de la época, ocasionando de esta manera que se pasara a grandes guerras civiles. No obstante, estas batallas llamaron toda la atención de los personajes políticos importantes, por lo que aún no se presentaba la iniciativa de la construcción de un edificio con fines políticos.

Seguido a esto, con la llegada del año 1841, la importancia de la política de el estado comenzaba a tomar mayor necesidad ante los personajes políticos, originando en este momento de la historia la elaboración de un edificio gubernamental donde se realizarían las reuniones más importantes de la región.

Sin embargo, la gran inestabilidad que se había originado con respecto a la economía de la región por causa de las guerras civiles y la nueva guerra titulada como la guerra contra los filibusteros, hicieron que una vez más que las autoridades evitaran la iniciativa de la construcción del palacio nacional. (Ver artículo: Cristo de la Habana)

El primer Palacio nacional de El Salvador

La construcción de lo que vendría siendo oficialmente el primer Palacio nacional de El Salvador se empleó durante el inicio de la década de 1860, donde se tomó como ubicación la Plaza Santo Domingo (actualmente conocida como la Plaza Gerardo Barrios), sitio donde habían varias casas que pronto fueron demolidas para la elaboración del futuro palacio.

La obra se inauguró el día 19 del primer mes del año 1870, siendo esta edificación considerada como una de las más importantes y modernas que se había presentado en toda la historia de la región, presentando de esta manera varios detalles arquitectónicos que en la época se catalogaron como de lujo y contando con algunas salas dedicadas a las recepciones y despachos del presidente.

El 19 de marzo del año 1873 ocurrió uno de los terremotos más populares de la localidad de El Salvador, el cual fue denominado como San José y fue el que afectó daños muy grandes a la estructura del edificio gubernamental. A pesar de esto, se reconstruyó para el año 1875.

Este primer palacio fue destruido por un gran incendio el 19 de noviembre del 1889, el cual duró un aproximado de dos horas, siendo este el responsable de afectar por completo toda la obra arquitectónica, del mismo modo que incendio ocasionó la destrucción de numerosos documentos que han sido importantes para la política de El Salvador, sin embargo, algunos pocos fueron rescatados.

El actual Palacio nacional de El Salvador

Con la llegada del nuevo presidente Pedro José Escalón el primero de marzo del año 1903 ordenó la construcción de un nuevo edificio gubernamental, por lo que llevó a cabo un concurso de ingenieros y arquitectos para conocer sobre los prototipos y luego elegir el diseño ideal. El diseño que resultó ganador fue un proyecto dirigido por José Emilio Alcaine, quien fue un personaje ingeniero relevante de la época.

No obstante, la iniciativa de la construcción de lo que vendría siendo el actual Palacio nacional de El Salvador tomó rumbo durante el año 1905, siendo esta obra vigilada constantemente por el ingeniero ganador del concurso, quien se encontraba acompañado por otras asociaciones de especialistas en construcciones.

Seguido a esto, los materiales que se utilizaron para la construcción fueron traídos del continente europeo.

La inauguración de este edificio gubernamental se dirige hacia el año 1911, contando de esta manera con algunas remodelaciones que se hicieron conforme pasaba el tiempo, entre ellas se destaca una gran remodelación que se ejecutó durante la década de 1980. (Ver artículo: Museo de la Ciudad de Bruselas)

Características

El Palacio nacional de El Salvador cuenta con una gran cantidad de detalles y rasgos que lo caracterizan, como por ejemplo destacamos que los estilos que se emplearon para la construcción de este edificio gubernamental resultaron ser el neoclasicismo, así como también se hace presente el neogótico y el neorrenacentista.

Continuando de esta manera destacamos que los portones y gran parte de las decoraciones que fueron empleadas con el uso del bronce del hierro pertenecen a la categoría del art nouveau, causando de esta manera que varias personas lo conecten con el estilo arquitectónico del ecléctico.

Seguido a esto, con lo que respecta a las mediciones del palacio mencionamos que posee una altura máxima de 15 metros, mientra que abarca un diámetro de al menos 7.000 metros cúbicos, que en otras mediciones vendría siendo alrededor de una manzana.

No está demás mencionar que el palacio posee un total de dos plantas en las que se distribuyen al menos más de 100 habitaciones distintas.

Por otro lado, entre uno de sus áreas más destacadas se encuentra el conocido Salón Azul, siendo este lugar considerado como Monumento Histórico Nacional desde el año 1974 ya que en esta oficina se encuentran varios rasgos romanos de la construcción, de igual manera que fue el sitio donde se congregó la Asamblea Legislativa de El Salvador.

Tomando en cuenta la fachada exterior nos topamos con la presencia de seis columnas en total que están acompañadas por monumentos de Cristóbal Colón y estatuas de Isabel la Católica, las cuales fueron donadas por un rey de España durante el año 1924.

Cabe destacar que en el centro del palacio se encuentra un gran patio donde se presentan cinco árboles araucarias, siendo estos los que simbolizan los cinco países que se ubican en Centroamérica. (Ver artículo: San Andrés El Salvador)

Ubicación

Pasando ahora a tomar en cuenta la ubicación del Palacio nacional de El Salvador destacamos en primer instante que se encuentra en lo que se conoce como el centro histórico de la ciudad de San Salvador.

Por otra parte, destacamos que dicha construcción que cumplía con fines políticos hace algunos años esta localizado dentro de la Plaza Gerardo Barrios, por lo que se puede tomar en cuenta como un punto de referencia al momento de planear una visita.

Por lo tanto, para poder dirigirnos hacia el Palacio nacional de El Salvador primordialmente nos tendremos que ir hacia la llamada Plaza Gerardo Barrios, la cual se encuentra cerca de la Av. Cuscatlán y la Av. Monseñor Romero.

Del mismo modo se puede mencionar como punto de referencia la conocida estatua dedicada el presidente Gerardo Barrios, la cual está al frente de la edificación.

No está demás mencionar que las coordenadas pertenecientes al actual Palacio nacional de El Salvador resultan ser 13°41′51″N 89°11′31″O, siendo estas coordenadas las que se pueden ingresar en un mapa digital o en un GPS para obtener una información más detallada con respecto a la ubicación. (Ver artículo: Volcán de San Miguel)

Turismo

Como se ha mencionado en casos anteriores, en los primeros años de la construcción del actual Palacio nacional de El Salvador, este poseía funciones fuertemente vinculadas con la política de la región, sin embargo, tras ser abandonado durante el año 1970 aproximadamente, este se empleó como centro turístico.

A pesar de que las personas que han logrado visitar este palacio nacional mencionan que no posee funciones políticas, en la actualidad se tiene restringida la entrada de turistas hacia algunas salas específicas.

Por lo tanto, una de las características más llamativas que incentivan a las personas a realizar turismo por el Palacio nacional de El Salvador resulta ser sus interesantes rasgos que nos recuerdan a varios movimientos artísticos populares en todo el mundo, así como también se presentan algunos muebles provenientes de la época de 1900.

No está demás mencionar que esta maravilla arquitectónica también cuenta con algunas exhibiciones de objetos que han sido significantes para la historia de la ciudad capital de El Salvador.

Dejar Comentario