≡ Menu




Catedral de San Basilio: Historia, conoce su interior, curiosidades y mas

La catedral de San Basilio conocida por sus múltiples colores y cúpulas en forma de bulbos que asemeja más a un castillo de cuento de hadas que a una edificación religiosa. Ven y descubre su historia, parte de su arquitectura su interior y mas

Catedral de San Basilio

Catedral de san Basilio, patrimonio mundial de 1990 declarada por la Unesco en esa fecha, se encuentra enclavada en la plaza roja de Moscú. La Catedral de San Basilio conjuntamente con El Kremlin y la Plaza Roja le dan el carácter histórico a la ciudad de Moscú capital de Rusia. (ver articulo: Kremlin de Moscú)
La Plaza Roja es un símbolo histórico muy importante de Moscú, fue construida en el barrio de Kitay-Górod, luego de un incendio en 1493 que arraso las construcciones de madera típicas de esos tiempos. En sus alrededores se encuentra además de la catedral de San Basilio, el Kremlin, y el museo de historia, así como el monumento de Lenin. La ciudad de Moscú es la capital de Rusia y se encuentra ubicada en las cercanías del rio Moscova

La ciudad vio a lo largo de su existencia, la consolidación de la nación rusa, durante los ducados de Moscú, la Edad Media, el zarismo y el régimen de la Unión Soviética. La megalópolis rusa encanta a los visitantes en cualquiera de sus ángulos. La legendaria herencia cultural del imperio Bizantino aparece en las iglesias, catedrales, edificios históricos y hasta en el mismo metro, ricamente decorado con arte clásico en sus abovedadas estaciones y lámparas imperiales. El visitante encuentra en Moscú arte, culinaria, diversión, futbol y un maravilloso legado imperial en la moderna Rusia. (ver articulo: Templo de Zeus)

Historia

La Catedral de San Basilio fue construida en el periodo de los años 1555 y 1561 por orden del Zar Ruso Iván conocido también como Iván el terrible, y lo construyo en homenaje a las victorias en batallas militares contra sus enemigos los tártaros. La Catedral de San Basilio es uno de los principales sitios turísticos de Moscú y fue construida a mediados del siglo XVI.

La ciudad de Moscú

Moscú es la capital de Rusia y el corazón político y económico del país. Habitada por más de doce millones de personas, la capital de Rusia tiene como fecha de fundación el año de 1147, según cuentan los historiadores. Por ser una ciudad con más de 800 años de historia, es natural que exista en Moscú una variada gama de construcciones que atraen todos los años a millones de turistas.

Una parte importante de la historia de Moscú es su vida cultural, concentrándose en el complejo de las edificaciones del Kremlin, pudiéndose citar museos, iglesias, edificios gubernamentales que se fueron construyendo dentro de la fortaleza moscovita. Es importante señalar que no solo dentro del Kremlin existen construcciones históricas, también fuera de él.

De cualquier forma, una parte muy relevante del legado histórico de la cultura rusa son las iglesias ortodoxas. Históricamente, Rusia se consolido como nación sobre una fuerte influencia de la iglesia ortodoxa y, a pesar de las tentativas del régimen soviético de eliminar la religión en el país, ella sobrevivió, la parte de este legado es percibida en las series de iglesias históricas construidas en Moscú.

El presente artículo tiene como objetivo hablar un poco sobre unas de estas construcciones en particular como lo es la Catedral de San Basilio.
La Catedral de San Basilio, probablemente la edificación religiosa más conocida de Moscú así como también de toda Rusia sea la catedral de San Basilio, sobre todo por su arquitectura única con sus torres en forma de domos coloridos. (ver articulo: Puente de Carlos)

El nombre oficial de esta edificación es la Catedral de la Intercesión de la Santísima Theotokos y fue construido por orden del Zar Iván IV o Iván el terrible, entre los años 1555 a 1561 (siglo XVI). Se ubica en la conocida Plaza Roja en las proximidades de unos de los muros del Kremlin.
Según los libros de historia y sus autores afirman que la construcción estuvo bajo la responsabilidad de los arquitectos Póstnik Yákovlev y Barma. Con respecto a los arquitectos existe una leyenda muy conocida que cuenta que Iván el terrible, ordeno que ellos fueran hechos ciegos para que no pudiesen construir otra edificación tan hermosa como la catedral de san Basilio. Los historiadores citan en cuanto a eso que es muy probable que se trate apenas de una leyenda, ya que uno de los arquitectos mencionados estuvo relacionado con otras construcciones posteriores a la Catedral de San Basilio.
La catedral de San Basilio se realizó en conmemoración a la victoria de una batalla militar dirigida por Iván el terrible. Esta batalla o campaña militar fue parte de muchas luchas entre la Rusia moscovita y los tártaros del Conato de Kasán. Este fue un estado tártaro que existió en las tierras de la antigua Bulgaria del Volga cuya capital era Kazán, dentro de este estado se encontraban los territorios de las actuales Mordovia, Tartaristán, Chuvasia, Mari-El, así como una porción de Baskortostán y Udmurtia. Esta guerra contra los tártaros se libró desde el siglo XV y concluyo con la conquista de Kazán por los ejércitos moscovitas de Iván IV.
Además de todo esto la construcción de las grandes edificaciones como lo es la Catedral de San Basilio era parte de una estrategia diplomática de los gobernantes rusos de ese tiempo para demostrar y confirmar su poder y esto no solo aconteció con Iván el terrible sino con todos los gobernantes de esa época. Con respecto a esta estrategia, la autora e historiadora Nancy Shields cita textualmente: “…los gobernantes también usaban la arquitectura como afirmación simbólica. Iván III reconstruyó las iglesias del Kremlin en un conjunto magnifico (incluyendo la catedral de la Sagrada Familia, la sede metropolitana y una catedral con restos mortales), que demostraba no solo el poder y la fuerza, sino también la amplitud de sus conquistas. Los grandes principados también dejaban como símbolo de su autoridad las iglesias y monasterios construidos para conmemorar las victorias en batallas o luchas militares y así difundir su patrocinio…”
La construcción de la Catedral de San Basilio fue finalizada según lo mencionado arriba en 1561, no obstante, la edificación en cuanto a su estructura presento una serie de modificaciones con el tiempo y sólo obtuvo su forma actual a mediados del siglo XIX. El nombre por el cual la catedral es comúnmente conocida, es decir San Basilio, fue en referencia a un eremita ruso que vivió en Moscú en los tiempos de Iván IV.

El ruso Basilio

Basilio nació en Moscú en el año 1469 y en su juventud se convirtió en una especie de eremita por lo que en ese tiempo le llamaban “loco por Cristo”. Según cuenta la historia que Basilio caminaba medio desnudo por las calles de Moscú y se le concedían poderes de clarividencia (una especie de profeta). Y sus previsiones del futuro, afirman, hicieron que el ganase el respeto del Zar Ruso Iván. Basilio murió en el año 1557, aunque algunos autores dicen que fue en el 1552, y fue canonizado en 1588, pasando a ser un Santo de la iglesia ortodoxa.

La catedral de San Basilio se vio comprometida su estructura en dos oportunidades a lo largo de la historia. La primera cuando los franceses tuvieron la idea de demolerla cuando invadieron Moscú en 1812 como división de la Campaña de Francia, organizada por Napoleón Bonaparte. En el siglo siguiente el siglo XX, fueron los soviéticos el gobierno de turno quienes se plantearon la demolición de la catedral de San Basilio.

A partir de 1917, el gobierno soviético se propuso a través de una campaña política erradicar la religión en toda Rusia, sobre todo fue en contra de la iglesia ortodoxa con mayor popularidad en la unión soviética. Esa campaña hiso que diversas iglesias fueran usadas como edificaciones para otros fines. Como consecuencia de esa campaña se pensó en la demolición de la catedral de San Basilio, que termino no aconteciendo.
Cuenta la historia que la protección de la Catedral de San Basilio se dio por la actuación de Piotr Baranovski. Baranovski fue un arquitecto que actuó enérgicamente en la preservación de varias edificaciones rusas. Una historia específicamente afirma que Baranovski llegó a enviar un telegrama directamente a Stalin recomendándolo la preservación de la catedral de San Basilio. Los historiadores, sin embargo, nunca encontraron pruebas que haya sido enviado de hecho.

Hoy en día, la Catedral de San Basilio es uno de los lugares turísticos más visitados de Moscú, además de ser una tarjeta postal de la misma. El estado soviético le dio uso de museo, pero luego pasó a ser utilizada nuevamente con fines religiosos tras la descomposición de la Unión Soviética. Actualmente, es Patrimonio Mundial de la Unesco.

Materiales

En La Catedral de San Basilio se puede presenciar el arte barroco de la edad de oro, específicamente a la etapa tres de esta edad el cual corresponde a los siglos del XIII al XV; así como también el estilo bizantino. Como aspecto característico del estilo bizantino es el uso de ladrillos en los revestimientos para dar efectos decorativos y pictóricos que se asemejan a la arquitectura de estilo mudéjar. En la Rusia de esa época la edificaciones de basílicas eran orientadas con estructuras de numerosas cúpulas en forma de bulbos colocadas sobre altos muros en forma de tambor con ventanas rectangulares posicionadas verticalmente.

Ejemplo de basílicas en Rusia de la tercera edad de oro se encuentran: La iglesia de la asunción, la catedra de San Basilio en el Kremlin. Mientras que el Barroco es un arte que se vivió en los siglo XVII y XVIII, abarcando la arquitectura, la pintura, las letras, entre otras disciplinas artísticas. Una de las características propias de la arquitectura barroca es la decoración en exceso y además extravagante
En este tipo de construcciones se utilizaban materiales como ladrillos y piedras blancas, así como también nace una técnica de pintura que daban la semejanza a piedras e imitaban el color del ladrillo. El estilo bizantino da origen a una construcción de cubiertas en forma de bóvedas apoyadas en gruesos pilares o columnas que reciben el peso o carga vertical de las cúpulas, por lo que se construyen con materiales de bajo peso, tejas y ladrillos. Y lo que remata la edificación son las cúpulas en forma de bulbos o acebolladas que impiden que la nieve se acumule en dichas cúpulas, la nieve es muy característica en el clima de Rusia.

Diferente de las iglesias católicas que por lo general son austeras, poco iluminadas y de poco color. La catedral de San Basilio es multicolorida y no tiene apariencia de un templo religioso. Por lo menos no a los que estamos acostumbrados a ver. Esta catedral pertenece a la religión ortodoxa y su belleza es tan exuberante que pareciera ser más un castillo de los cuentos de hadas. Sus nueve cúpulas en azul, blanco, verde, amarillo, rojo, y dorado seducen al que la ve.
El edificio tiene la forma de llamas de fuego subiendo al cielo, un diseño que no tiene igual en la arquitectura rusa. En su libro Arquitectura de Rusia y Occidente del arquitecto Dmitry Shvidkovsky, dice que La Catedral de san Basilio es el esplendor de la arquitectura nacional rusa del siglo XVII.
Antes de ser construida la catedral existía un mercado con mucho movimiento, y en el centro de este mercado se levantó la Iglesia de la Trinidad construyéndose con la misma piedra blanca que se utilizó para la construcción del Kremlin. El zar Iván IV quiso dejar como testigo de cada victoria de las luchas entre Rusia y Kazán una iglesia de madera junto al muro de la Iglesia de la Trinidad. Al final de estas batallas, la Iglesia de la Trinidad estaba rodeada por siete iglesias de madera.

En el otoño de 1554, Iván IV ordenó la construcción de la Iglesia de la Intercesión en el mismo lugar, derribando las que se habían hecho de madera. Un año después, el mismo Iván manda a construir una nueva catedral de piedra en lugar de la iglesia de la Trinidad para conmemorar sus campañas de guerra y batallas victoriosas. Dedicar una iglesia para una victoria militar era de gran normalidad en esos tiempos. La ubicación de la iglesia en el exterior de los muros del Kremlin fue una declaración política en favor de los plebeyos y contra los señores feudales. (ver articulo: Torre de Belém)
No se tiene la certeza de la identidad del arquitecto. Según la tradición histórica los investigadores consideran que la iglesia fue diseñada y construida por el arquitecto Postnik Yakovlev. Reza la leyenda que Iván cegó al arquitecto para que no pudiera recrear la obra maestra en otros lugares, aunque el arquitecto Postnik Yakovlev construyo obras por lo menos hasta 1560.

Debido al hecho de que la catedral de San Basilio no tiene construcciones similares, ni precedentes en la arquitectura contemporánea las fuentes de inspiración de Postnik Yakovlev son definidas por varios autores. El Duque Eugene Viollet, rechaza inspiraciones europeas para la catedral; de acuerdo con él, sus arcos eran bizantinos o asiáticos. La hipótesis moderna de la corriente asiática considera la catedral una recreación de la mezquita Qol Sharif que fue destruida por las tropas rusas después del cerco de Kazán.
El diseño de la fachada de la catedral y de la vista aérea de la planta hizo que el arquitecto Dmitry Shvidkovsky indicase que las formas inexistentes de la Iglesia de la Intercesión y de la Iglesia de la Ascensión tienen la mezcla de elementos moscovitas con la influencia del Renacimiento italiano. Un gran grupo de arquitectos y artesanos italianos trabajó continuamente en Moscú entre 1474-1539, así como griegos que llegaron a la ciudad tras la caída de Constantinopla y se refugiaron en Rusia.

Estos grupos extranjeros, de acuerdo con Shvidkovsky ayudaron a los gobernantes de Moscú a forjar la doctrina de la Tercera Roma que a su vez promovió asimilación de la cultura griega e italiana contemporánea. Shvidkovsky notó la semejanza de la planta baja de la catedral a los conceptos italianos de Antonio Sangallo y de Donato Bramante. Otros investigadores rusos notaron una similitud con los dibujos de Leonardo da Vinci, aunque esto se descarta porque no pudo haber sido conocido en la Moscú de Iván el Terrible.

Andrey Batalov escribió que a juzgar por el número de nuevos elementos introducidos la catedral de san Basilio fue probablemente construida por artesanos alemanes. Batalov y Shvidkovsky de acuerdo a sus investigaciones, observaron que durante el reinado de Iván IV, alemanes e ingleses sustituyeron a los italianos, aunque la influencia alemana fue superior luego, durante el reinado de Mijaíl Romanov. La influencia alemana es indirectamente soportada por las rústicas pilastras del centro de la Catedral, una característica más común en la Europa del Norte contemporánea que en la de Italia.
La catedral de San Basilio en vez de seguir el diseño tradicional de siete iglesias alrededor de un núcleo central, los arquitectos de Iván eligieron la opción de una planta más simétrica con ocho iglesias laterales alrededor de una central, resultando una planta completamente coherente y lógica. La nave central y las cuatro naves más grandes colocadas sobre los cuatro puntos cardinales principales son octogonales, las cuatro naves más pequeñas colocadas en las diagonales tienen forma cúbica, aunque sus formas sólo son visibles en dibujos posteriores. Las iglesias o naves de mayor tamaño se realizaron sobre fundaciones o bases macizas, mientras que las más pequeñas fueron colocadas sobre una base o plataforma elevada, como si estuviera sobre el suelo.

Aunque las iglesias laterales están dispuestas en simetría perfecta, la catedral como un todo no es simétrica. La nave o iglesia central fue deliberadamente desplazada hacia el oeste desde el centro geométrico de las iglesias laterales para acomodar su mayor domo en el lado oriental. Como resultado de esta calculada asimetría sutil, mirando desde el norte y el sur, la catedral de San Basilio presenta una forma de múltiples ejes compleja, mientras que la fachada oeste frente al Kremlin aparece correctamente simétrica. La última percepción es reforzada por el estilo fortaleza de la Iglesia occidental reflejando las fortificaciones reales del Kremlin.

Las fundaciones o cimientos, como era común en la Moscú de esa época, fueron construidas de piedra blanca, mientras que las nueve iglesias fueron construidas de ladrillo rojo de dimensiones 28 × 14 × 8 centímetros; un material relativamente nuevo para la época, siendo la primera edificación construida con ladrillo en Moscú, el nuevo Kremlin Wall que se inició en 1485. Las investigaciones de la estructura muestran que el primer nivel está perfectamente alineado indicando el uso de dibujos y mediciones profesionales, pero cada nivel posterior se ha vuelto menos regular. Restauradores de la albañilería o acabados entre 1954 y 1955 descubrieron que las paredes de ladrillos macizos ocultaban un molde de madera interno usado en toda la construcción de la catedral. Este molde hecho de clavos finos cuidadosamente unidos fue usado para levantar un modelo de tamaño natural de la iglesia que posteriormente fue entonces cubierta por la albañilería y acabados sólidos.
Los constructores fascinados por la flexibilidad de la nueva tecnología utilizaron el ladrillo como elemento decorativo dentro y fuera de la catedral, dejando la albañilería expuesta sin recubrimiento siempre que fuera posible, esta técnica se le da el nombre de ladrillo a la vista. Lo que hace única en su estilo a la catedral de San Basilio es su decoración exterior, quitando las imágenes y símbolos religiosos que se usaban o eran característico de las iglesias rusas. En cambio, la catedral de San Basilio posee una diversidad de elementos arquitectónicos tridimensionales ejecutados en ladrillo.

La iglesia adquirió sus actuales colores vivos en varias etapas a partir de la década de 1680 hasta 1848. Los rusos en cuanto a su actitud con respecto a los colores cambió en el siglo XVII a favor de colores brillantes debido al crecimiento de nuevas pinturas y colorantes disponibles. La combinación de colores original, cuando estas innovaciones aún no estaban disponibles, era mucho menos desafiante. El esquema de colores de la catedral es más perceptible durante la noche.
Este arreglo sobrevivió durante la mayor parte del siglo XVII. Las paredes de la iglesia son de ladrillos rojos o imitaciones de ladrillos pintados con ornamentos blancos más o menos en la misma proporción. Las cúpulas cubiertas con estaño fueron uniformemente pintadas de oro creando una combinación brillante con las tradicionales cúpulas blancas y rojas. El uso moderado de pastillas de cerámica verdes y azules dio un toque de arco iris.

Medidas

La Catedral de san Basilio con sus 47,5 metros, fue el edificio más alto de la ciudad hasta la conclusión de la Torre de Iván en 1600. El edificio original conocido como Iglesia de la Trinidad contenía ocho iglesias laterales dispuestas en torno a una novena iglesia. La décima iglesia fue erigida en 1588 sobre la tumba del santo local, el venerado Basilio. Conocida como un pedazo del cielo en la tierra, como sucede con todas las iglesias en la cristiandad bizantina, la catedral de San Basilio fue popularmente llamada la «Jerusalén» y sirvió como alegoría del Templo de Jerusalén en el desfile anual del Domingo de Ramos con la presencia del Patriarca de Moscú y el zar.
La iglesia está compuesta por un laberinto de corredores abovedados y estrechos. La iglesia más grande y central, la Iglesia de la Intercesión, tiene 47.5 metros de altura, pero internamente tiene un área de apenas 64 metros cuadrados.

Curiosidades


¿Sabías que, la catedral de san Basilio son nueve iglesias en Una? La verdad es que la catedral la conforman 8 capillas unificadas por una central, cada una representa a un santo en cuyas fiestas Iván IV gano una batalla.
¿Sabías que, la catedral adopto el nombre de San Basilio en honor a un hombre apodado loco por Cristo? Este hombre se llamaba Basilio, y después fue beatificado por la iglesia ortodoxa

Interior de la catedral de San Basilio

A continuación te mostramos a través de imágenes cómo es por dentro la catedral de San Basilio lo más resaltante para que puedas tener una idea de su estilo arquitectónico. Por lo general se conoce el exterior de la catedral de San Basileo, pero muy poco se conoce de su interior.

Como Llegar

La Catedral de San Basilio, se encuentra en la Plaza Roja, Moscú, Rusia 109012. Teléfono: +7 (495) 692-59-64, sitio web www.shm.ru/museum/hvb/
Horario de visita al público de Junio a Agosto, todos los días de la semana desde la 10:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde. El costo de la entrada es de 1000 rublo ruso que equivalen a 12,67 euros.
La movilidad en Moscú, la puedes hacer por medio de varios medios de trasporte. Primero para llegar a Moscú tenemos
Ferrocarril Transiberiano: la red Ferroviaria Transiberiana conecta a Rusia con las provincias del Extremo Oriente, Mongolia y China. Actualmente, además de atracción turística, se mantiene como el medio de comunicación más importante del país, ya que aproximadamente el 30% de las exportaciones ocurren por esa vía.


Avión: Trasladarse por Rusia es muy sencillo gracias a los innumerables vuelos entre las grandes y medianas ciudades. Casi todas las ciudades de Rusia tienen un aeropuerto que ofrece al menos vuelos a una ciudad mejor conectada al resto del país y el mundo. Algo muy importante de tener en cuenta es que el valor de los boletos de avión puede variar según la distancia entre las ciudades.
Barco: la mejor época para viajar en barco en Rusia es a finales de mayo hasta mediados de octubre. Es este periodo son muchos los cruceros que transitan entre Moscú y San Petersburgo, y la mayoría de ellos atracan en ciudades que pertenecen a la región conocida como Anillo de Oro.
Ya dentro de la ciudad de Moscú te puedes movilizar y llegar hasta la Catedral de San Basilio
Por medio de los siguientes medios de transporte:
Metro: El metro de Moscú es conocido como el Palacete Subterráneo debido a la hermosa decoración de sus estaciones. Las estaciones del metro de Moscú laboran diariamente desde las 6:00 de la mañana hasta la 1:00 de la madrugada. Tiene un total de recorrido de 365 km, con 212 estaciones.
Vehículo particular: El clima a veces extremo de Rusia causan un fuerte impacto en las vías o carreteras. A veces están bien pavimentadas, a veces están en pésimo estado. Con buena actitud, paciencia y un vehículo apropiado, el conducir en Rusia puede ser una experiencia agradable.
Además de estos medios para movilizarnos dentro de Moscú se cuenta con el trolebús y el tranvía

Dejar Comentario