≡ Menu




¿Sabes cómo es el Museo Británico? Conócelo aquí

El impresionante Museo Británico, es una bellísima edificación arquitectónica que presenta características bien definidas y sorprendentes en cuanto a obras se refiera dentro del marco de Londres con enfoques verificables como exposiciones y presentaciones como las que ofrece la Tate Modern como centros de cultura mundial de gran importancia.

Museo Británico 1

Historia del Museo Británico

La etapa inicial más importante de la exhibición retorna a la grandísima temporada del año de 1753 cuando Sir Hans Sloane se encargó de conferir expresamente al patrimonio del Estado  su más noble tesoro que consistía en  más de 80,000 objetos, incluidos libros y duplicados únicos.

Así como manifestaciones estéticas de Durero y piezas muy antiquísimas ce carácter egipcio, romano, griego como también del ala Este y americanas. Se consiguió la casa Montagu y allí se desarrolló la gran exhibición de este hermoso museo artístico, que abrió sus puertas de entrada, con un apoteósico evento  el 15 de enero del año de 1759.

Con el buen recorrer  del tiempo, el asunto social alusivo a las obras se extendió con diferentes adquisiciones, por ejemplo, la agregación del representante británico en Nápoles Sir William Hamilton, los  grandes mármoles del Partenón dados por el Conde de Elgin o la gran Biblioteca del Rey dada por Jorge IV.

Las mejores ventajas alcanzadas por este imperioso Museo Británico fue lo que hizo que la casa Montagu se mantuviera tan diminuta para lo grande de sus obras, por lo que en el año de 1845 fue derribada y en su lugar se construyó el actual edificio neoclásico, trabajado por el mejor experto Robert Smirke.

Interior del Museo Británico

Este portentoso museo llamo tanto la atención por sus hermosas obras que  con todas sus exhibiciones tuvo la capacidad de reunir a varios personajes de historia y especialistas, mostrando su más valioso y atractivo catalogo en el año de 1808 como el registro más importante de todas sus obras.

Por lo tanto, se seleccionó todo lo más valioso, para separar el material que albergaba como suyo lo cual le daría su propia identidad sobre varias estampas, para lo cual se dio que en el año de 1887, se tomaron las piezas de mucho reconocimiento y que estaban registradas como tal, y se intercambiaron con el Museo de Historia Natural, lo que fue independientemente de la forma en que se consideraba como un museo totalmente aislado.

Arte egipcio en el Museo Británico de Londres

En la temporada grandísima del año de 1963, se construyó todo lo que se consideraba, libre de los británicos,  y en el año de 1973, a pesar de la forma en que el edificio proyecta la única Sala de Lectura. En el año 2000 se inició el Gran Patio de Isabel II, como la gran Corte, el último desarrollo genuino de los británicos, como una plaza anclada, quizás la más grande de Europa con una cubierta de acero y vidrio de Norman Foster.

La capital británica tiene diferentes presentaciones, exhibiciones y pinacotecas de la organización esencial que hacen de la ciudad uno de los puntos más céntricos e importantes de la cultura mundial. Entre ellos se encuentran diversas  estampas de carácter cultural como la Galería Nacional, el imperioso Tate Modern, el Victoria and Alberto Museum, y especialmente el British Museum.

A pesar de la forma en que el Museo Británico tiene varios tipos de recursos, no se considera una exposición «exhaustiva» de artesanía, por ejemplo, el Louver en París o el Museo del Hermitage en San Petersburgo, ya que se centra en la agregación de mucha  artesanía antiquísima en su mayor parte, a pesar de la forma en que podemos encontrar delineaciones y gemas de especialistas como Goya, Dürer de manera similar como un evento social etnológico expansivo.

Este maravilloso museo  es el segundo centro de espectáculos más visitado del mundo, y recibe a alrededor de 6 millones de visitantes de forma constante. En la actualidad, las cuentas de la exposición albergan alrededor de 7 millones de objetos, de los cuales se muestran alrededor de 50,000, en tanto que las demás obras se mantienen en real estado de conservación, porque no se cuenta con el espacio idóneo. Entre las que  destacan piezas que son sumamente importantes como la gran  piedra de Rosetta o los mármoles del Partenón.

Datos de interés

Como sucede en inmensas cantidades de los principales centros que han sido registrados de Londres, como la sección del Museo Británico la cual es gratuita, a pesar de la forma de que todo es perfectamente hermoso y ordenado, se debería pensar en la donación que se pudiese hacer  como una bendición para agregar al seguro y al mantenimiento del lugar.

Como tal, podemos llegar al asunto social muy esencial y a una parte de los espectáculos fugaces, pero las breves introducciones generosas cuestan dinero, para ello se cuenta con todo el patrimonio que genera por mismo y mediante las colaboraciones, a parte del gobierno que cubre gran parte también.

Famosas Momias en el Departamento Egipcio

Este bellísimo centro de arte cultural está abierto todos los días de 10 a.m. a 5:30 p.m. sin tener en cuenta la forma en que Grand Atrium está abierto por más tiempo, expresamente de 9 a.m. a 6 p.m. de sábado a jueves, y los viernes de 9 a.m. a 8:30 p.m.

Matices de la visita

En un maravilloso viaje de dos horas,  es un tiempo bastante factible por lo que puede ver las  más atractivas y extraordinarias obras que aun cuando sean las más básicas del Museo,  no dejan de ser interesante, las misma van desde la Prehistoria hasta nuestros días. Lo más importante es que estará presto la dirección de un guía, quien es experto en la materia y lo llevara por los distintos pasillos del museo.

 Un verdadero control maestro en español  que correrá para descubrir los matices de las cosas más sorprendentes que se exhiben, por ejemplo, la Piedra de Rosetta, ataúdes de piedra esencial, estatuas y monumentos de piedra, que son parte de la Colección del Antiguo Egipto, el segundo mayor en la tierra.

Las colecciones de intercambio del museo no son menos increíbles, porque los artículos mostrados tienen un lugar muy específico en todos y cada uno de  los eventos.  Además notara una capa formal azteca de más de 3000 años de antigüedad, mano de obra sagrada medieval, modelos religiosos de China y el sudeste asiático, materiales de África, monedas y buques griegos y romanos.

Los mármoles del Partenón en el Museo Británico

Aparecen artículos arqueológicos, así como elementos innovadores y elaborados de eventos posteriores como las estructuras de la Bauhaus, porcelana rusa del período de la Revolución, mosaicos y diamantes de Art Nouveau. Antes de abandonar el Museo, visite una gran cantidad de las atracciones de este edificio, el Grand Atrium de la Reina Isabel II, organizado por Norman Foster y que comenzó en el año 2000. Su esencial encimera de vidrio y acero fue una verdadera ganancia.

Ubicación

Los británicos como personas  serias y responsables se organizan con esta hermosa estructura en Great Russell Street, en la serena región de Bloomsbury, y para llegar es mejor ir en metro a las estaciones de Tottenham Court Road, siguiendo la línea Central y Northern Line, o Holborn, como viable ruta también  está el Central Line y Picadilly Line, a pesar de la forma en que no están lejos de Russell Square, mejor llamado como Picadilly Line o Goodge Street  que es el Northern Line.

Opiniones

Presenta una grandiosa exposición por lo que vale la pena visitar, es  increíble en este colosal vestíbulo todo el marco de la exhibición. Es asombrosamente cautivante comprender lo que está viendo exactamente guiado por un profesional en el tema, quien le revela lo que usted desconoce es excepcional, toma mucho y aclara la historia increíblemente bien.

Te impacta el sumo cuidado que se muestra en todas las partes que se ven. Por lo que se recomienda que cuando vaya a su visita haga el mejor esfuerzo en prestar la mayor atención posible, sin distraerse, vuélvase una esponjita y sumérjase en todo ese conocimiento que se transmite mediante el guía, ya que con un dispositivo es bastante agotador hasta cierto punto, ¡es mejor con una guía! Comentario emitido por Arantxa G. Londres, Reino Unido.

Lo veneré, dinámico, divertido, informativo, agradable y el gasto que contar, fue asombroso. Lo endoso al 100%. Recibes muchos matices fascinantes, un 10 de puntuación. Comentario emitido por. CristinaCortes. Murcia, España

Increíblemente seductor y agradable, en extremo muy llamativo porque sus obras son exclusivas, y seguir un guía, no tiene precio, pues nos dio mucha información interesante. Propósito de la certeza, una técnica increíble para visitar el museo. Comentario emitido por Odyssey 37585481401

Curiosidades

El Museo Británico de Londres, a pesar de ser un gran destacado entre los corredores de espectáculos más preparados del mundo, es una de las más grandes y aclamadas reuniones de reliquias en las que puede deleitarse al verlas por su única belleza.

En la actualidad, el Museo Británico recibe más de 5 millones de visitantes al año, con individuos de todo el Universo, lo que lo convierte en el tercer lugar más visitado en el mundo, es impresionante por sus obras que lo cautivan.

La famosa piedra de Rosetta

La Colección

Este riquísimo espacio cuyo fin es la exhibición  de distintas obras se hizo en el año de 1753 y finalmente se abrió a los individuos el 15 de enero del año de 1759. Los inicios del Museo Británico son inseparables con el físico y especialista Hans Sloane, quien requirió su colección de más de 80,000 objetos para que brillasen aun después de su fallecimiento.

Entre las cosas  que allí se conservaban estaban más de 40,000 libros y reliquias de Grecia, y de la gran Roma, el asombroso Egipto, y el complejo y dinámico Medio Oriente y América. La zona esencial del Museo Británico fue la Casa Montagu, una mansión del siglo XVI que comenzó a permanecer poco debido a la rápida mejora de las colecciones, tanto para las compras realizadas por el corredor de exhibición como para las bendiciones variadas.

En el año de 1782, la colección de trozos de raíz griega y romana se extendió esencialmente y, a partir de ahí, en el periodo del año de 1801, el enfoque auténtico adquirió una gigantesca medida de piezas antiquísimas egipcias, incluida la piedra vital de Rosetta, que es la causa de los retratos emblemáticos egipcios.

En  el año de 1823, el rey Jorge IV regaló la biblioteca de su padre absolutamente, por lo que el edificio del vestíbulo de exhibición comenzó a crecer, y ya parecía muy diminuto. En el año de 1852, se llevó a cabo las mejores deificaciones del nuevo edificio del corredor de exhibición, dispuesto en su región anterior, que es lo que quedaba de las partes hasta hoy.

Es en el año de 1887 que debido a la falta de espacio en la sala,  para las exhibiciones de los artículos del mejor contraste registrado, que estas se trasladaron al Museo de Historia Natural, y en el año de 1973 la Biblioteca Británica terminó siendo autosuficiente a partir de este enfoque.

Exposiciones del Museo Británico

Cabe hacer la acotación que la gran cantidad de obras que son una inmensa reliquia conformada por más de siete millones de artículos de todos los territorios, estas obras tienen un centro bien registrado que las identifica por su lugar de origen. El enfoque crónico tiene tal expansión, que para visitarlo sin torbellino es fundamental comprometerse más de un día, sin embargo, para ver lo más básico, una mañana puede ser suficiente.

Una de las partes más atractivas es el Gran Atrio que está precisamente alojado en la parte más céntrica de esta fenomenal obra cultural,  preste con un gran espacio con una envoltura de vidrio en el que se encuentra la sala de escrutinio de la Biblioteca Británica.

Dejar Comentario