≡ Menu




Torre de Belém: Historia, como llegar, curiosidades y más.

La torre de Belém construida en el barrio del mismo nombre en la ciudad de Lisboa Portugal uno de los monumentos a visitar si viajas a esas tierras. Aquí te mostramos su historia, un recorrido por dentro de ella así como del Monasterio de los Jerónimos, curiosidades y más

Torre de Belém

Torre de Belém uno de los monumentos fundamentales que visitar en la ciudad de Lisboa, con sus tejados rojos, ciudad romántica y cosmopolita. La torre de Belém es un monumento de piedra que guardaba a Lisboa de enemigos extranjeros y sigue aferrada a esta ciudad hace ya cinco siglos. Su construcción duro cuatro años y se inició en 1515. La tarea de la realización del monumento quedo a cargo del arquitecto Francisco de Arruda y la decoración de un estilo arquitectónico portugués denominado manuelino, nombre dado por el historiador Francisco Adolfo Varnhagen en honor al reinado de Don Manuel primero de Portugal (1495-1521); aunque el estilo manuelino ya existía desde el reinado de Don Juan segundo.

Este tipo de arquitectura recoge una combinación del arte gótico y el luso-morisco o mudéjar, así como decoraciones del renacimiento italiano. El exterior de la torre de Belém muestra el aspecto de una fortaleza y de su interior lo más destacable es la terraza, que funciona como un mirador observándose a través de ella una hermosa vista panorámica. (ver articulo: Partenon de Atenas)

Historia

La torre de Belém fue mandada a construir por el rey Don Manuel I en 1514 con la finalidad de defender la desembocadura del rio Tejo de los barcos enemigos. Es esos tiempos muchas embarcaciones hechas en madera como carabelas, naves y galeones entraban y salían del puerto de Lisboa en dirección de nuevas tierras de África o de Oriente, era la época de los descubrimientos. Se inició en 1515 y para 1520 ya estaba concluida, en 1521 Gaspar de Paiva era escogido para ser su gobernador.

En la otra rivera del rio Tejo se consigue ver unas construcciones de forma arredondeadas y al lado izquierdo de ellas están unas ruinas. Son los restos de otra torre que se dice la torre vieja, que fue mandada a construir por el rey Don Juan II y entre ella y la torre de Belém hacían una línea de fuego, evitando que los barcos enemigos se aproximaran al rio Tejo Francisco de Arruda fue el arquitecto responsable por la construcción de la torre de Belém.
La torre de Belém también es conocida como torre de San Vicente, en honor al santo patrono de la ciudad de Lisboa. Viendo de frente hacia la fachada norte, se puede observar una imagen de San Vicente en el lado izquierdo. Y en el lado derecho de la misma fachada, se puede ver la imagen del arcángel San Miguel que es el ángel guardián de Portugal. La torre de Belém fue construida al estilo Manuelino, que es un estilo cuyas decoraciones evocan el reinado de Don Manuel I y la época de los descubrimientos, observándose sogas de amarre, o nudos marinos semejantes a las utilizadas en los navíos de los descubrimientos, escudos representando la orden de Cristo.

La cabeza de un rinoceronte ubicada en el baluarte de una garita orientada hacia el oeste. Esta fue la primera piedra trabajada con este estilo en toda la Europa de entonces, y es la prueba clara de los primeros contactos que Portugal mantuvo con otros pueblos y otras culturas. Las garitas eran una especie de refugio que servían para proteger a los soldados y centinelas que vigilaban la fortaleza, las garitas de esta torre son bajas y redondeadas para resistir mejor los ataques de la artillería.
Al pasar de los años la torre de Belém fue dejando su función de fortaleza como defensa a la desembocadura del rio Tejo. Sirvió entonces de farol y hasta de prisión para presos políticos desde el año 1580. Hoy la torre de Belém es considerada un monumento muy relevante, visitado por personas del mundo entero.
Vamos ahora a entrar y conocer muy bien el monumento de la torre de Belém.

Características

Al visitar la torre de Belém encontraremos ocho puntos muy relevantes que ver que son: 1. Casamata, 2.Terraza del Baluarte, 3. Fachada Sur de la Torre, 4. Primera sala o Sala del Gobernador, 5. Segunda sala o Sala de los Reyes, 6. Tercera sala o Sala de las Audiencias, 7. Cuarta sala o Capilla y 8. Terraza de la Torre

Casamata

Después de pasar el puente elevadizo y la puerta principal de la torre de Belém entras al Casamata o defensa. Casamata es una sala de forma redonda en uno de sus extremos, con cañones en todo el derredor, colocados en aberturas que dan para la desembocadura del rio.

Estos cañones arrojaban bolas de hierro fundido a los barcos enemigos, y son de variados tamaños y nombres diferentes, el tamaño va de acuerdo a la capacidad de fuego de cada uno. Así los mayores se colocan en la parte frontal de la casamata y los más pequeños a los lados. De esta forma era posible atacar y defender de manera eficiente.

Terraza del Baluarte

Subiendo las escaleras del lado derecho se llega a la terraza del baluarte. Es un espacio bonito y muy decorado. En esta terraza encontramos una imagen de nuestra señora del “Bom Sucesso”( feliz destino) o también llamada nuestra señora de las uvas por tener en sus manos un racimo de uvas y una hoja de parra, la imagen mira al rio como deseando buena suerte a los que partían a los grandes viajes de descubrimiento

Fachada Sur de la Torre

Es la fachada sur de la torre de Belém y también la principal. Su decoración evoca al rey Don Manuel I y los descubrimientos de su reinado. En ella predominan los siguientes elementos: La garita en la parte superior de la fachada, debajo de ella una hilera de símbolos con la cruz de Cristo rematadas con decoración de sogas, en el nivel de abajo el escudo de Don Manuel I con dos esferas armilar a ambos lados. Y debajo de estos un balcón de 7 arcos. Ya en el nivel inferior en el centro la virgen de las uvas y debajo de ella una hilera de símbolos con la cruz de Cristo.

Primera sala o Sala del Gobernador

Subiendo unos pocos escalones se entra a la primera sala o sala del gobernador. Recibía este nombre, probablemente por el hecho de haber existido en 1521 el cargo de gobernador de la torre de Belém el cual era ejercido por Gaspar de Paiva y además era el representante del rey. En esta sala se encuentra un reservorio o cisterna que servía para recoger y almacenar el agua de la lluvia. Como es sabido en esos tiempos no existía la distribución de aguas por cañerías o tubos como en los tiempos actuales. Cerca de la boca de la cisterna aún se pueden observar las marcas dejadas por las cuerdas utilizadas para bajar y subir el recipiente con el agua.

El techo de esta sala es de forma redonda y recubierto con cal, a un lado de la sala en la pared norte se pueden ver dos pasajes estrechos, son las entradas para las garitas ahí situadas, las garitas del nordeste. También aquí encontramos otra entrada que da a una escalera de caracol para acceder a las otras salas de la torre incluso a la terraza de la torre

Segunda sala o Sala de los Reyes

Subiendo por la escalera de caracol se encuentra a la derecha la puerta de acceso a la segunda sala o sala de los reyes. Es una sala amplia, clara y con ventanas que nos permiten una vista muy bonita de toda la zona. Se dice que a los reyes les gustaba venir y colocarse en el balcón para ver llegar y partir los navíos llamados carabelas. En el piso del balcón se encuentran ocho huecos que hoy en día se encuentran tapados pero en los tiempos de ser la torre una defensa, los huecos estaban destapados y los usaban los centinelas en caso de invasión para arrojar piedras o líquidos calientes
Sobre los invasores que quisieran atacar el fuerte. Por suerte la torre de Belém nunca llego a ser invadida.

Tercera sala o Sala de las Audiencias

Se sigue subiendo por la escalera de caracol y entramos a la tercera sala o sala de las audiencias. Esta sala era utilizada como sala de reuniones y por esto junto a las ventanas se encuentran bancos de piedra de uno y al otro lado de las paredes. Aquí encontramos también una chimenea que ofrecía un ambiente más acogedor en el invierno o días fríos.

Cuarta sala o Capilla

Retomando la escalera de caracol y subir un tramo más se llega a la última torre. Esta es la cuarta sala de la torre de Belém, tiene apenas dos ventanas altas. Al entrar se siente um ambiente propio de oración, de ahí su nombre por el que es conocida. El techo es redondo, arqueado y en forma de bóveda, con varia nervaduras elaboradas en piedra con sus adornos manuelinos, representando la esfera armilar, la cruz de la orden militar de Cristo, y el escudo real.

Terraza de la torre

Si se continúa subiendo por la escalera de caracol se llega al tope del monumento a su terraza, con una vista panorámica de 360 grados, se pueden visualizar el rio Tejo y sus márgenes, la zona del barrio de Belém y sus principales monumentos:

– La Capilla de San Jerónimo, pequeñita y blanca, situada entre árboles y la Avenida de la Torre de Belém

– Por la derecha se puede ver el Monasterio de los Jerónimos.

– El Centro Cultural de Belém.

– El Patrón de los Descubrimientos.

– El Puente 25 de Abril y el Cristo Rey.

– El Palacio Nacional de la Ajuda.

– Por la izquierda se puede ver el Fuerte del Bugio.

Parque Europa

El parque Europa a pesar de que no tiene muchos años de construido (2010) ha pasado a ser un emblema muy significativo de la región de Torrejón de Ardoz, y es su gran logotipo de identidad y referencia turística, así como ofrecer un gusto de prestigio para sus habitantes los ciudadanos de Torrejón. Solo en el primer mes de funcionamiento lo llegaron a visitar alrededor de 500 mil personas siendo cada vez mayor, solo en la estación de invierno es que merma el número de visitantes.

El éxito de este parque radica en ser el único en su estilo no solo en España sino en toda Europa. Este parque permite al visitante tanto local como turista recreación al aire libre, disfrutar de espacios verdes (190 mil metros cuadrados) y conocimientos culturales. Estos conocimientos culturales es a través de su replicas en escalas menores de 18 monumentos Europeos entre los cuales se encuentra la Torre de Belém ubicada en Lisboa Portugal.
La Torre de Belém de Lisboa construida entre los años 1514 y 1520, durante reinado de Don Manuel I de Portugal. Su ubicación es costera además de estar junto a la desembocadura del Río Tajo. Era un sitio de partida de los descubridores en la época de las colonias, desde allí salían con sus barcos y carabelas hacia América.
La torre de Belém fue decretada monumento del Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1983. La torre original contiene cuatro plantas más una terraza, y llega a medir 35 metros de altura. La réplica que presenta el Parque Europa dentro de sus instalaciones fue construida con una escala de 1:3 de su tamaño original. Junto a esta reproducción se expone un panel explicativo dando referencias históricas del monumento original.

¿Cómo llegar?

A continuación te indicamos como llegar a la torre de Belém original y su replica del parque Europa

A la de Lisboa

La torre de Belém se encuentra ubicada en el barrio Belém al oeste de la ciudad de Lisboa en la Av. Brasilia, 1400-038 Portugal, podemos llegar a ella a través de los siguientes medios de transporte público:
En Metro: Medio de transporte público más rápido y económico, en él nos podemos desplazar de un lado a otro de la ciudad de Lisboa. Su horario es desde la 6 y media de la mañana hasta la una de la madrugada. Para mayor información te dejamos su portal web (www.metrolisboa.pt.)
En Autobús: Lisboa cuenta con muchas líneas de buses para llegar a cualquier punto de la ciudad, solo debes consultar las rutas antes de subir en ellos.
En Tranvía: No son tan rápidos como el metro, pero es una buena opción para conocer la ciudad y son muy típicos en la región. Te recomendamos dos líneas con recorridos muy atractivos: la línea 15 por donde puedes llegar hasta la torre de Belém y la línea 18 que te lleva a otro monumento de gran valor histórico como es el palacio de Ajuda.
El horario de visita a la torre de Belém de Martes a sábado desde las 10:00 de la mañana hasta 5:00 de la tarde. Domingo y feriados desde las 10:00 de la mañana hasta las 2:00 de la tarde. El lunes permanece cerrado.

A la del Parque Europa

Desplazarnos hasta el Parque Europa de Torrejón de Ardoz es muy sencillo, se encuentra ubicado a solo 25 kilómetros del centro de la ciudad de Madrid, y puedes utilizar cualquier transporte público o si prefieres en vehículo privado. A continuación te dejamos la dirección exacta Calle Cañada, s/n, 28850 Torrejón de Ardoz, Madrid, España, y los medios de trasporte que puedes utilizar para llegar hasta el parque Europa y visitar su réplica de la torre de Belém
En Autobús: La línea Nº 1 de bus perteneciente a Torrejón de Ardoz, hace una parada en la glorieta de la entrada al parque Europa. Esta línea de bus también hace conexión con las estaciones cercanas a Torrejón de Ardoz, asi como a la terminal de autobuses interurbanos ubicada en la Plaza España. Hacer conexión con el Autobús interurbano de la línea L224A.
En Tren: Tomar los trenes con destino a Alcalá de Henares o a Guadalajara hacer parada en la estación de Torrejón de Ardoz, luego hacer conexión con el bus interurbano de la línea L1
En Metro: Usar la parada de la Avenida de América, pudieran ser las líneas 4, 6, 9, 7; o también la parada de Canillejas tomar la Línea de bus L5. Hacer conexión con el bus interurbano línea L224 Torrejón de Ardoz y en la parada de la Plaza España, hacer conexión con el bus urbano de la línea L1. También hay otra opción tomar el bus interurbano de la línea L-224A con destino a Torrejón de Ardoz (Mancha Amarilla) y bajar en la parada Parque de Cataluña, el parque Europa se encuentra a solo 5 minutos caminando.
En Taxi: En la Plaza España se ubica la terminal de taxis de Torrejón de Ardoz, y cerca también se encuentra la estación que interconecta las líneas de autobús. (ver articulo: Atomium)

Torre de Belem y Monasterio de los Jerónimos

Desde la terraza de la torre de Belém en un giro de 360º se logra tener una vista panorámica súper hermosa, pero específicamente si te ubicas frente a la costa y das la vuelta a la mirada hacia la derecha podrás ver en todo su esplendor la majestuosidad del monasterio de san Jerónimo.
El monasterio de san Jerónimo llamado también el monasterio de santa Maria de Belém fue mandado a construir por el rey Manuel primero de Portugal en el año de 1501 hace ya cinco siglos. En el Vivian los monjes de la orden de san Jerónimo hasta el año 1833, año en que fue lanzado u decreto ley que les obligo a salir del monasterio. (ver articulo: Puerta de Toledo)
En el tiempo que los monjes habitaban el monasterio en el siglo XVI, era diferente al de ahora. Según dibujos de la época se observa la playa en frente al monasterio de los Jerónimos y en ella a los marineros portugueses partiendo en grandes barcos de madera (carabelas, naves, galeones, etc.), y de allí llegaban a otras partes del mundo, era la época de los descubrimientos y las colonizaciones.
En la puerta principal del monasterio a ambos lados en forma de relieve se pueden ver varias estatuas, de un lado encontraras la estatua de San Jerónimo y el rey que construyo el monasterio Manuel I, en el otro lado podrás ver las estatuas de San Juan Bautista y santa María de Belém.
Ya adentro del monasterio, y por ser un sitio de culto religioso, además de ser muy visitado por los turistas, se debe guardar silencio mientras se está realizando la visita con la solemnidad que amerita este tipo de recinto. Entrando podemos encontrar por el lado izquierdo el túmulo de Vasco da Gama.
Vasco da Gama fue un navegante portugués que por mandato del rey Manuel I salió de Belém con una armada de tres navíos llegando por primera vez por el mar a India en el año 1498. En este túmulo se pueden observar figuras como sogas de amarre, carabelas, etc típicas del estilo arquitectónico Manuelino.
Si nos dirigimos por el lado derecho encontraremos el túmulo de Luís de Camões. Luís Vaz de Camões, fue un Poeta portugués de la misma época de los descubrimientos y entre sus poemas están el famoso poema «Os Lusíadas» o Los Lusíadas, versos que describen el viaje de Vasco da Gama hasta la India y cuenta la historia de Portugal.

Si decidimos hacer un recorrido por la nave central de la iglesia y miramos alrededor nos podemos dar cuenta de la altura de las columnas y como están ellas trabajadas. Antiguamente para las construcciones de gran magnitud como este monasterio, para la elaboración de las columnas, paredes y techos se elevaban los bloques de piedra con la ayuda de una gran rueda, en el mismo sitio funcionaban las canteras para que las personas que esculpían las piedras solo las tuvieran que llevar y elevar para su colocación.
Si fijamos nuestra mirada en los grandes ventanales de la derecha podemos observar en ellas vitrales. Estos vitrales fueron hechos uniendo vidrios de varios colores formando un diseño o dibujo en forma de rompecabezas. Para unir todas estas piezas se usó hilo de plomo.

La próxima parada el Presbiterio, aquí se encuentran los túmulos del rey Manuel I y los de su familia, La reina María por el lado norte, en el lado sur el hijo y su cuñada Joao tercero con Doña Catharina de Austria. Catharina fue la que encomendó los trabajos de estas tumbas siendo culminadas en el año 1572. El diseño del presbiterio quedo en manos del arquitecto Jerónimo de Ruao e introdujo otros elementos para su construcción variando el estilo de arquitectura, la cual era con características del arte manierista.

Las columnas que se construyeron fueron de estilo clásico recubiertas de mármol de colores totalmente diferente a las de color blanco por la piedra caliza del resto de la iglesia. Debido a que el monasterio de los Jerónimos demoro casi cien años para ser construido totalmente, fueron varios los arquitectos y estilos propios de cada uno de ellos en los trabajos que les correspondieron, el cuerpo de la iglesia es la parte más antigua y lo último en ser construido fue la capilla mayor o presbiterio, es por esto que los estilos de arquitectura son completamente diferentes.

Al final del presbiterio encontramos el altar mayor y aquí se muestra la obra pictórica del pintor Lorenzo de Salzedo con cinco grandes cuadros, la Pasión de Cristo, sufrimiento, y la muerte de Cristo, todas en la parte superior, en la parte de abajo la adoración de los reyes magos. Justo en el medio del altar el sagrario de plata, elaborado por el orfebre Joao de Sousa, donado por el Rey Don Pedro segundo, trabajo ofrecido como promesa y dando gracias por la victoria de Montes Claros, batalla librada en 1665 contra España, esta batalla logra dar fin a la Guerra de Restauración.
El techo de la iglesia una bóveda redondeada en forma de arco, y elaborado en piedra.
Saliendo de la iglesia, hablaremos de los claustros. Cuando los monjes hacían vida en el monasterio, pasaban gran parte de su tiempo en los claustros leyendo, meditando o rezando. Estos espacios eran muy calmados y silenciosos, solo podían entrar los monjes más nadie tenía acceso a ellos.
Si se alza la mirada dentro de los claustro se pueden ver en la bóveda del techo los símbolos de esfera armilar, escudo real, y la cruz de la orden militar de Cristo. Estos símbolos hacen parte de la arquitectura manuelina, la cual tiene una forma de decoración muy usada en los monumentos de la época del rey Don Manuel I, usando esferas armilares, cruces de la orden militar de Cristo, escudo del rey, sogas, plantas y animales de otras tierras como un recordatorio de los descubrimientos y el poder del rey.
Dentro del monasterio encontramos la fuente del león, en ella en los tiempos de los monjes, ellos se lavaban las manos antes de dirigirse a tomar sus alimentos en el comedor
En el antiguo comedor de los monjes, ellos comían en silencio mientras escuchaban la lectura en voz alta de uno de los monjes desde un púlpito, que en la actualidad ya no existe. En las paredes de este salón están colocados paneles de azulejos que cuentan una de las historia de la biblia del antiguo testamento “José en Egipto”.
De vuelta a los claustro podemos llegar hasta la sala de los capítulos. En los monasterios la sala de los capítulos servía para que los monjes se reunieran y hablaran de sus problemas o leer capítulos de la biblia. En este monasterio esto no llego a acontecer, ya que la sala fue concluida después de la salida de los monjes del monasterio. En el centro se encuentra la tumba del escritor del siglo diecinueve de nombre Alexandre Herculano, y en esta sala también podemos ver los antiguos confesionarios.
Para llegar al coro alto se debe subir por unas escaleras y entrar por la puerta que está ubicada a la izquierda. En esta habitación los monjes rezaban y cantaban en coro. De igual forma pasaban siete horas de oración. Algunas veces los monjes rezaban de pie y al sentirse cansados se apoyaban en las misericordias de las sillerías. Las sillerías es el conjunto de sillas unidas y fijas a una pared o muro de un coro y la misericordia es el reborde en la espalda de las sillas del coro de la iglesia, donde los mojes podían apoyarse estando levantados o sentados. Aun en el Coro Alto se puede observar la imagen del Cristo crucificado.

Curiosidades

– En la torre de Belém se pueden observar muchos detalles decorativos, sobre todo del estilo manuelino como esferas armilares, sogas escudos, etc. Pero hay uno entre todos que no cuadra con el resto de la decoración y por eso llama poderosamente la atención o a la curiosidad. Es una cabeza de rinoceronte tallada y colocada en la fachada que se encuentra orientada hacia el oeste, según se dice fue esculpida a imagen de un regalo que recibió el rey de Portugal desde la India. Y como al rey Manuel I le encantaba hacer alarde de los descubrimientos no dudo en dejar constancia de ello.
– Cuando visites el Monasterio de los Jerónimos, haz una parada en la fuente del león y si te quisieras lavar las manos no te olvides de pedir un deseo colocando tu mano en la pata del león. (ver articulo: Templo de Zeus)

Dejar Comentario