≡ Menu




Arco de la Rua Augusta. Descubre todo sobre él aquí

Arco de la Rua Augusta ubicado en la Plaza del Comercio en la calle Augusta de la capital de Portugal, Lisboa. Destruido en su primera construcción por un terremoto y levantados por segunda vez, es un homenaje a la gloria de personajes de la nación. Entra y conoce más de este monumento

ARCO DE LA RUA AUGUSTA

El Arco de la Rua Augusta o Arco de la Victoria, ubicado precisamente en la calle que lleva su nombre “Augusta” en el norte de la plaza del Comercio en la capital de Portugal Lisboa.
El Arco de triunfo de la Rua Augusta no representa como su nombre lo indica una victoria de alguna batalla pero si la gloria alcanzada por la nación en la era de los descubrimientos. (ver articulo: Convento de Cristo)

Breve Historia y Descripción Cronológica


• 1755 – Posterior a un terremoto se da inicio a su construcción. Diseñado por el arquitecto Santos de Carvalho. No se tiene certidumbre si fue culminado este primer arco.
• 1777 – Se demuele el primer Arco de la Rua Augusta, bajo el reino de Doña María I, habiendo hecho la dimisión el Marques Pombal.
• 1843 – 1844 – El arquitecto Veríssimo José da Costa diseña un nuevo proyecto para el Arco de la Rua Augusta.
• 1873 – Se hace una reconstrucción del segundo Arco.
• 1875 – Se concluye la segunda estructura del Arco de la Rua Augusta.

Detalles en el Arco de la Rua Augusta:

• Arriba del Arco – Se encuentran obras de Célestin Anatole Calmels, escultor francés, estas obras representan la exaltación al genio y al valor, en una coronación de gloria.
• Parte baja del Arco – Se observan esculturas de Víctor Bastos, en homenaje a personajes de la historia de Portugal: 
– Nuno Álvarez Pereira.
– Viriato.
– Vasco da Gama.
– Marqués de Pombal
• Izquierda y Derecha – Los dos ríos que antiguamente fueron frontera de los lusitanos, el Tajo a la izquierda, y el Duero a la derecha.
• Texto en latín arriba en el arco con un significado de homenaje a los hombres de Portugal que la vistieron de gloria en la época de los descubrimientos de nuevos mundos.
• El texto en latín: “VIRTVTIBVS MAIORVM VT SIT OMNIBVS DOCVMENTO. PPD”

Los Arcos en la Historia de las Naciones

Los conocidos arcos del triunfo o arcos de la victoria, como el Arco de la Rua Augusta son edificaciones curiosas si los vemos desde la perspectiva funcional, pues estos en realidad en la antigüedad no fueron usados como residencia, ni mucho menos como templos.
El origen de los arcos se remonta a la era de los romanos en el siglo I antes de Cristo. Usando primero como material la madera tallada y así exhibir los tesoros de las victorias. En la evolución de los arcos se abrió paso a la ejecución de ellos en piedras, pasando a ser estructuras monumentales con gran volumen y belleza. Poco a poco el arco fue adquiriendo características propias de interpretación a través de adornos, esculturas y formas según el gusto de cada nación. Relatando las victorias y conquistas alcanzadas a través de inscripciones o leyendas. Los arcos desde Roma se propagaron al resto de las naciones. En la historia contemporánea se han levantado arcos que mantienen la misma estética siendo fieles a los originales.

Mirador del Arco de la Rua Augusta

El antiguo Arco de la Rua de Augusta de cierta forma recibió una modernización en el recién pasado año 2013, construyéndose un mirador que ha originado una creciente atracción e interés a ser visitado, desde lo alto de este mirador se pueden observar hermosas vistas de la ciudad lusitana. Además de los escenarios naturales a observar, también se encuentra un área destinada a una especie de museo con detalles que nos revelan la historia de la construcción del Arco de la Rua Augusta.

A pesar del gran significado e importancia que pueden tener los testimonios de la historia, esto no logra distraer al visitante del objetivo principal que puede tener un mirador, más aun si las imágenes que te ofrece son en un giro completo. Partiendo de 0º hasta los 360º podrás disfrutar de las vistas a:
– La Praça do comercio.
– Terreno del Palacio.
– El río Tajo y el muelle a la izquierda.
– Una gran vista de la calle Augusta.


– Terrazas de los edificios colindantes.
– La Catedral de Lisboa
– La Baja Pombalina.
– El Castillo de San Jorge
– El tribunal de la relación de Lisboa.

(ver articulo: Elevador de Santa Justa)

A lo mejor si vas caminando por la calle Augusta admirando su Arco y sigues caminando no te darás cuenta de la entrada al mirador, debes estar pendiente de una puerta debajo de él en uno de sus lados. Subes por un ascensor que tiene solo dos paradas que son los niveles del mirador, hasta la terraza deberás subir una angosta escalera, que contiene una genial idea de un semáforo para el control de la entrada de los visitantes

Dejar Comentario