≡ Menu




Huaca de la luna. descubre este monumento del Perú, arquitectura y mas

La Huaca de la Luna es una edificación representativa de las construcciones pre hispánicas en tierra de los primeros siglos de nuestra era, edificadas por lo Moches establecidos en la costa norte del Perú. Descubre con que finalidad fue construida, su arquitectura, proyecto conservacionista y mas

Huaca de la luna

Huaca de la Luna es un monumento realizado en tierra por la cultura predecesora de los Incas, de nombre los Moche. La cultura Pre Inca de los Moche se remonta a la época del Perú antiguo, desenvolviéndose entre los siglos segundo y séptimo de nuestra era, su establecimiento territorial fue en el valle de Moche, que en la división política territorial actual de Perú, es la Provincia de Trujillo.

Por el legado de sus obras, se les considera a los mochicas unos notables arquitectos de la época, como la construcción de canales para el transporte de agua que reflejan importantes conocimientos de ingeniería hidráulica.

Además de una variada construcción en tierra como templos, grandes edificaciones administrativas, residencias reales, etc. Su principal elemento constructivo era el adobe, teniendo sus obras una característica muy particular que eran pinturas plasmadas en grandes murales que recubrían los muros en sobre y bajo relieve, realizados con pigmentos propios de la naturaleza, en dichos murales se dejan ver imágenes representativas de sus dioses y relatos de su cultura. Las obras más relevantes son la Huaca de la Luna y la del Sol. (ver articulo: Castillo de San Juan de los Terreros)

Huacas del Sol y de la luna

Los monumentos arquitectónicos mochica, huaca de la Luna y El sol, se encuentran ubicados en el departamento La libertad del Perú, en la provincia de Trujillo. Ambos monumentos conforman el complejo Arqueológico Huaca de la Luna y de sol, además del núcleo urbano que se encuentra localizado entre los 500 metros que separan a la Huaca de la Luna y la Huaca del sol, también llamadas pirámides.

El complejo arqueológico se encuentra en un paisaje semidesértico a los pies del cerro Moche a las cercanías del rio del mismo nombre, un territorio desprovisto de árboles en el lado de la dirección de los fuertes vientos, debido a la acción de estos vientos es que en el pasado logran quedar sepultadas dentro de la tierra la edificaciones de las huacas, siendo develadas por medio de excavaciones con la ejecución de un proyecto Arqueológico desde el año 1991.

Todas las edificaciones localizadas dentro del complejo arqueológico representaban el eje central de la cultura mochica desde los primeros siglos de nuestra era hasta su declive en el siglo VII, siendo la principal zona urbana y de culto religioso de todas las regiones Moches.

De las edificación sobresalen dos en especial por la magnitud de su volumen, como son la Huaca del Sol y la Huaca de la Luna, estos nombres fueron dados por los primeros colonizadores europeos atribuyéndole a los Incas su construcción, por lo que asociaron los templos a las deidades de ellos que eran el dios del sol y la diosa de la luna. La Huaca del Sol se levanta cercana al rio Moche con sus dimensiones de 345 metros por 160 metros en su parte más baja, y una altura de 30 metros. Y la Huaca de la Luna se erige a los pies de la montaña Moche por su lado Oeste y en el gran valle entre las dos edificaciones se alza toda una ciudad urbana moche que cubre un área de 750 mil metros cuadrados, conformada por calles y callejones como vías de circulación interna de la ciudad. (ver articulo: Victoria Memorial India)

Arquitectura de la Huaca de la Luna

La huaca de la luna es una construcción realizada en tierra con bloques de adobe, que son ladrillos hechos de barro y paja. Su distribución arquitectónica obedece a tres plataformas o bases que conforman dos templos, además de tres áreas identificadas como plazas.

Plataformas o Templos

Según los estudios arqueológicos las tres plataformas no corresponden a un mismo periodo de construcción, siendo dos de ellas las más antiguas que vendrían a ser el primer templo, y el segundo templo corresponde a la tercera y última plataforma.

Las construcciones de las plataformas, fueron el resultado de construcciones añadidas una sobre la otra, construyéndose el nuevo templo sobre el anterior quedando sepultado el primero y más antiguo, todo esto obedecía a calendarios ceremoniales típicos de esta cultura.

Desde que fueron iniciadas las excavaciones en el complejo arqueológico se han develado hasta la fecha 6 recintos o edificaciones.El primer templo ofrece una arquitectura de grandes patios ceremoniales y muros hermosamente cubiertos con una gama de colores en pinturas de imágenes de figuras humanas con semejanza a animales, de la cultura mochica, sobresaliendo la imagen de la diosa de la montaña entre otras, como una columna de esclavos, e individuos tomados de la mano en condición vigilante.

Plazas

La distribución del espacio interior de la huaca la desarrollaron los mochicas entre edificaciones, patios ceremoniales y plazas, con algunas áreas provistas de techos y otras a cielo abierto y todas muy hermosamente diseñadas con pinturas en relieve en sus muros. En total son tres plazas.

La primera plaza en el lado norte de la plataforma más antigua es un recinto abierto con algunos semi muros a su alrededor, y adosada al edificio codificado como A en el proyecto del complejo arqueológico. Los arqueólogos estiman que esta plaza era usada para las ceremonias o cultos religiosos de los moches, según los relatos de las pinturas o murales de sus paredes.

La segunda plaza se ubica a un lado de la primera y en una posición de mayor altura, aunque con menor tamaño, así como de menor jerarquía en los oficios religiosos ceremoniales que en ella se realizaban.

La tercera plaza ha sido subdividida en los recintos 3A, 3B y 3C. El sector 3A correspondiente a la tercera plaza se encuentra arriba y en un extremo de la plataforma número 2, y tenía la función de ceremonias que envolvían a sacrificios humanos en un altar elaborado en roca.

Los sectores 3B y 3C se encuentra uno al lado del otro y los dos unidos se forman en uno de los lados del sector 3A, por la presencia de restos de esqueletos humanos en las excavaciones arqueológicas la función de ambos también era de sacrificios humanos. No obstante el recinto rectangular designado como 3B, se encuentra dividido en otros dos con muros a su alrededor, que se cree era donde depositaban a las personas objeto de sacrificio, antes de realizar la ceremonia. Justo al frente de estos recintos se ubica un altar doble, uno más bajo que el otro y era donde colocaban a las personas para el sacrificio. (ver Articulo: Coricancha)

Moneda de Huaca de la luna

Dentro del cono monetario que el Perú le dio el nombre de Riqueza y Orgullo del Perú; se encuentra la catalogada con el número 17 de esta serie por un valor de 1 Nuevo Sol del Perú que hace referencia al templo de la Huaca de la Luna, ubicada en el departamento de la Libertad y levantada por la cultura Moche de la región. El banco central del Perú la coloco en circulación doce millones de esta moneda en el año 2014, con fecha de acuñación del 7 de agosto del mismo año.

Características

. Su valor dentro del cono monetario es de 1 Nuevo Sol peruano.
. Tiene un diámetro de 2,55 centímetros y pesa casi siete gramos y medio
. En la cara de la moneda se puede apreciar dentro de un octágono en bajo relieve, la imagen moche que identifica a la diosa de la montaña y debajo de ella parte de los muros del templo o Huaca de la Luna. Además de la inscripción textual “HUACA DE LA LUNA S. I-IX d.C.” y el valor de 1 Nuevo Sol.
. El sello de la moneda lo representa el escudo Nacional del Perú dentro de un octágono en bajo relieve y la inscripción textual “BANCO CENTRAL DE LA RESERVA DEL PERÚ 2014”

Proyecto

Tras políticas económicas adversas en el Perú todo el complejo arqueológico de Huacas de la Luna y del Sol quedo en completo olvido, siendo objeto de robo de vándalos y depredadores de la historia.

 

En 1991 surge para el rescate de este legado histórico de la cultura mochica el denominado “Proyecto de Investigación y Conservación de las Huacas del Sol y de la Luna”. Este proyecto nace por la motivación de algunos arqueólogos nativos de Perú en la búsqueda de recursos financieros a través de organizaciones de carácter privado nacionales y del extranjero. El proyecto logro la financiación de la Fundación Ford de los Estados Unidos de América a finales del año 1990.

En el año siguiente inician las labores arqueológicas de campo conjuntamente con la participación de la Universidad Nacional de Trujillo, y otras organizaciones tanto públicas como privadas.

Desde los primeros descubrimientos de los muros con policromía y tallas en relieve en el lado sur de la Huaca de La Luna, se le asigna un área conservacionista al proyecto. Esta área del proyecto ha sido bien llevada durante los años desde que se inició el proyecto hasta la actualidad por un grupo interdisciplinario y de auto gestión, que lograron obtener en el 2005 el Premio internacional de conservación y restauración del patrimonio cultural Reina Sofía de España.

El proyecto fue dividido y organizado en cuatro renglones por áreas a acometer, como lo son la arqueología, el área conservacionista, el uso social y el desarrollo de la comunidad como autogestión. Todas las áreas basadas en políticas sociales y ambientalistas, con un alto nivel científico y académico acorde a este tipo de intervenciones.

El proyecto se ha venido desarrollando desde 1991 hasta la fecha con un plan de acción altamente conservacionista llevado por un equipo conformado por profesionales de varias disciplinas dirigidos arqueólogos y un conservacionistas de patrimonios históricos, todos ellos claros en su papel y responsabilidad en la actuación sobre este legado histórico de la cultura mochica, edificado en tierra, con hermosos diseños de colores plasmados como murales en las paredes y que se encuentra permanentemente expuesto a condiciones severas tanto ambientales, como sociales que producen un impacto en toda su estructura. (ver articulo: Huayna Picchu)

El proyecto es una alternativa de gestión sustentable que hace hincapié en la conservación del monumento arqueológico ante el preocupante aumento de turismo de la zona tomando en cuenta la fragilidad que representa el hecho de que la Hueca de la Luna y la del Sol están construidas en tierra

Dejar Comentario