≡ Menu




Aprende todo sobre la Catedral de Arequipa

La Catedral de Arequipa es un imponente templo religioso de 363 años de antigüedad, construido en esta ciudad peruana en el siglo XVII, calificada como la más importante edificación neoclásica del país, con influencia arquitectónica de los estilos neorrenacentista y gótico, un impresionante órgano musical de origen belga en su nave central y un museo donde se exponen parte de sus tesoros y objetos sagrados.

Catedral de Arequipa

Catedral de Arequipa

A la Catedral de Arequipa, la segunda ciudad en importancia y densidad poblacional de Perú, también se le conoce como Catedral Basílica de Santa María, y es la principal iglesia donde la feligresía católica arequipeña acude a ceremonias y actividades de expresión de su fe cristiana.

Solo 70 iglesias en el mundo tienen autorización del Estado del Vaticano para enarbolar su estandarte y la Catedral de Arequipa integra este selecto grupo, además de que en 1940, el Papa Pío XII la declaró Basílica Menor, a propósito de los 400 años de la ciudad.

Historia de su construcción

Catedral de Arequipa

La Catedral de Arequipa se construyó sobre los restos de su antecesora colonial, que databa de 1541 y durante su existencia, sufrió los estragos de devastadores eventos naturales, como sismos y erupciones volcánicas, y en todas las oportunidades se reconstruyó con el apoyo y el fervor religioso del pueblo.

Entre las catástrofes que padeció la anterior iglesia colonial se cuentan un terremoto en 1583, que la redujo a escombros; en 1600, cuando se alcanzó su reconstrucción, la desastrosa erupción del Huaynaputina y varios sismos, la destruyeron de forma parcial y otro terremoto en 1604 acabó de demolerla.

Fue en 1621 cuando comenzó la edificación de la estructura original de la actual, que concluyó en 1656, es decir, demoró 35 años levantar la monumental iglesia. En su creación se empleó sillar o ignimbrita, una piedra blanca que se genera de la solidificación de la lava volcánica, y ladrillos en sus enormes bóvedas.

El actual templo es una reconstrucción que se concluyó en 1868, a cargo del arquitecto oriundo de la ciudad, Lucas Poblete, luego que las llamas arrasaran con la edificación original, en 1844.

El terremoto que sacudió a la ciudad de Arequipa, el 23 de junio de 2001, de una intensidad de 8.1 en la escala de Richter, afectó duramente las torres de la Catedral, incluso la del lado izquierdo se vino abajo, ameritando su reconstrucción, junto con el resto de las edificaciones del casco histórico que resultaron afectadas. El 15 de agosto de 2002, Juan Manuel Guillén concluyó la restauración de las naves.

Ubicación

Catedral de Arequipa

Esta imponente edificación religiosa ocupa todo el lado norte de la Plaza de Armas, entre calle San Francisco 104-B y Santa Catalina, en el casco histórico de Arequipa, al suroeste de Perú, urbe conocida por alojar el Tribunal Constitucional de la nación, su efervescente movimiento comercial y tener la segunda población más alta, después de la capital Lima.

En el área que ocupan la Plaza de Armas y el templo comenzó la génesis de Arequipa en 1540. Alrededor de este espacio público se sitúan también las iglesias La Compañía y Nuestra Señora de la Merced. Una pileta de bronce con la figura en cobre de un duende, que sostiene una trompeta, ocupa el centro de la también llamada Plaza Mayor. A la escultura central la denominan Tuturutu. (Ver artículo: Plaza de Armas de Lima)

Todo este casco antiguo o fundacional de Arequipa, donde se encuentra la Catedral y la Plaza, goza de la declaración de Patrimonio Cultural de la Humanidad desde el año 2000, que concede la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

A Arequipa se le conoce como la Ciudad Blanca por los preciosos muros de ese color, construidos con una piedra llamada sillar, que se forma en las zonas volcánicas y con la también se edificó la Catedral. Esta urbe, como se sabe, se fundó muy cerca de dos volcanes, Chachani y Misti, y la montaña Pichu Pichu, caracterizada por su eterna nieve.

Detalles arquitectónicos

Catedral de Arequipa

La mezcla de los estilos neorrenacentista y gótico, ambos de origen europeo, que predominan en la Catedral de Arequipa, le dan un aspecto clásico y místico a la vez, que la hacen única y muy original.

Setenta columnas con capiteles corintios, tres portadas y dos arcos hacia los lados adornan la extensa fachada de 107 metros de longitud de esta joya arquitectónica de carácter religioso, que rematan dos altas torres de estilo renacentista, de 43,60 metros de altura.

Esta iglesia se caracteriza porque no tiene fachada frontal sino lateral. A ésta la adornan dos medallones de bronce que datan de 1836, año de la Confederación Perú-Bolivia.

En la parte interior del templo católico, al que ingresan los devotos por las naves laterales, destaca el altar mayor, elaborado por Felipe Maratillo con el muy apreciado y antiguo mármol blanco de Carrara, que proviene de canteras ubicadas en los Alpes Apuanos, en Italia, al norte de la Toscana.

El artista francés Buisine Rigot, en 1879, talló en madera de encina el púlpito de estilo neogótico que se aprecia en la nave central, en el que se observa el triunfo de Cristo sobre la serpiente que simboliza el pecado original. También impresionan las hermosas tallas que representan a los doce apóstoles que acompañaron a Jesús en la última cena. Además se resalta en su interior una gran lámpara traída de Sevilla, España; y la orfebrería de gran valor elaborada en oro y piedras preciosas.

El campanario es una parte de la iglesia muy atractiva para los visitantes, porque desde su altura se aprecia una preciosa vista panorámica del corazón fundacional de Arequipa y los volcanes que le sirven de guardianes.

Museo

En julio de 2010 abrió sus puertas el Museo de la Catedral de Arequipa, ubicado en el lado izquierdo de la iglesia, con acceso desde la calle Santa Catalina, el cual se divide en cinco salas con más de 250 objetos litúrgicos, indumentaria sagrada y reliquias que representan más de 400 años de devoción de la población arequipeña, de mayoría católica.

Éste se encuentra incluido en la selecta lista del Consejo Internacional de Museos (ICOM), que agrupa a unos 30 mil especialistas del área de todo el mundo.

En la primera sala se ofrece información sobre otros espacios en Arequipa que atesoran objetos y expresiones del arte religioso durante la época de la colonia, cuando Perú se constituyó en un virreinato de la corona española.

La segunda sala está dedicada a la Iglesia Católica en la ciudad, con una galería de retratos de sus arzobispos.En la siguiente se muestran objetos litúrgicos de la Catedral, como un sagrario de plata, el platero de cámara de la Reina Isabel II y la Custodia “La Moratilla” elaborada en oro, plata y piedras de gran valor.

Catedral de Arequipa

La cuarta sala contiene las sotanas y vestimentas sagradas que usan los sacerdotes en las ceremonias religiosas.Pinturas con motivos inherentes a la fe cristiana, posterior a la época colonial, se exponen en la quinta y última sala temática.

El Museo se encuentra abierto de lunes a sábado, de 10:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde. La entrada tiene un costo módico que se destina a su mantenimiento. Desde su apertura, este espacio de exposición religiosa se ha convertido en uno de los sitios más visitados del casco histórico de la Ciudad Blanca, donde además queda el Monasterio de Santa Catalina de Siena Arequipa, complejo turístico-religioso que se remonta a los orígenes del poblado.

Órgano de la Catedral de Arequipa

Uno de los tesoros que aloja la Catedral de Arequipa, ubicado al fondo de su nave central, es su famosísimo órgano, elaborado en Bélgica por el talentoso Francois Bernard Loret, que con una altura de 12 metros y 206 tubos es, junto con otro que custodia la Catedral de San Pedro Apóstol, en Cali, Colombia, el más grande de América del Sur.

El instrumento musical de carácter litúrgico llegó al templo arequipeño el 18 de marzo de 1854, sobreviviendo sin daños significativos a los numerosos terremotos que han removido los cimientos de la Ciudad Blanca hasta la fecha.

Este órgano es uno de los 10 de extraordinaria calidad que construyó el organero belga, de alrededor de 300 que salieron de su taller. En la parte superior, el francés Boisini-Rigot le esculpió en madera, en 1879, tres esculturas; la central es el Rey David y a cada lado lo acompañan dos ángeles que anuncian el apocalipsis.

El Órgano de Loret ha sido reparado en varias oportunidades. Con el propósito de mantenerlo afinado y evitar su deterioro por falta de uso, es tocado tres veces por semana. Sus hermosas melodías de inspiración divina se escuchan durante el recorrido por las salas del Museo.

¿Quién fue Francois Bernard Loret?

Al famoso organero belga Francois-Bernard Loret (1808- 1877), quien también se desempeñó como ingeniero mecánico, lo enseñó a fabricar órganos desde muy joven su padre Jean-Joseph-Antoine. Su primer instrumento data de 1834. Escribió varios tratados teóricos y artículos sobre este instrumento musical y su elaboración.

Loret construyó y restauró unos 300 órganos en su vida, pero sólo 10 con la excepcional calidad del atesorado en la Catedral de Arequipa, el único alojado en el continente americano; pues ocho están en los Países Bajos (Holanda) y uno en Bélgica. En la actualidad sobreviven cerca de 90 órganos en el mundo a los que se le atribuye su construcción al gran Loret.

Dejar Comentario