≡ Menu




Conoce todo sobre los Saltos del Guairá

Saltos del Guairá fue la cascada más grande del río Paraná hasta su desvanecimiento ocurrido en el año de 1982 con el desarrollo hidroeléctrico de la Represa de Itaipú. Mas sin embargo, aun puede verse parte de lo que queda de una parte de las más bellas e impresionantes cataratas.

Saltos del Guairá 1

Saltos del Guairá

Con más de 49, 000,000 litros por cada segundo como volumen esperado de estas caídas fueron las más grandes del planeta, las 18 caídas que sumaron estos saltos transbordaron el duplo de volumen de agua que las Cataratas del Niágara o varias veces más que las cascadas Victoria.

Las caídas se formaron en un punto donde el río Paraná estaba limitado por un barranco delgado, aguas abajo de la cordillera baja de Iguatemy, que es una parte oriental de la Cordillera de Maracayú; La vía de agua se limita desde un ancho de alrededor de 381 m hasta solo 61 m.

Este conjunto compuesto por un agregado de 18 hermosos saltos; en el cual los siete mayores le dieron su nombre en portugués. Asimismo, hubo muchos saltos menores donde la mayor de las cataratas tenía una elevadísima altura de 40 mt. Para los barcos que seguían el río Paraná desde los puertos del sur o desde el océano Atlántico, los Saltos del Guairá eran el límite norte de su ruta.

A pesar de ser parte de un parque nacional, los Saltos del Guairá fueron dinamitados, devastados y abrumados al ensamblar la represa de Itaipú, se destaca que fue la catarata más grande del río Paraná hasta el año de 1982, cuando se concreto el proyecto de la Represa hidráulica, hoy solo queda el mejor y más especial recuerdo cuando la dimensión del agua de la represa es baja.

Las comunidades urbanas de Salto del Guairá que parten desde el hermosísimo Paraguay y siguen su ruta con la Guaíra desde el Brasil, compartieron las siete caídas y fueron las más influenciadas por sus inundaciones y grandes afluentes, creadas por el desarrollo de la represa de Itaipú.

Se connota que tras los 41 años de vigencia del Tratado de Itaipú, ninguna de las comunidades urbanas fue legítimamente reparada, a pesar de que en el lado brasileño la difusión de soberanías era mucho más atractiva en las regiones costeras, todo fue bien estratégico y planificado.

Las dos áreas urbanas, particularmente Salto del Guairá, perdieron una característica muy importante, la que no es remunerada por el movimiento empresarial en desarrollo registrado. Sin lugar a dudas, para la capital de Canindeyú, las supuestas Siete Caídas gozarían de haber atraído un gran número de no nativos que las compras en la industria de viajes.

Ubicación de los Saltos del Guairá

Estas cataratas, que están situadas en las afueras del Brasil y el Paraguay, fueron las más grandes del planeta en relación con su corriente. Los Saltos del Guairá fueron, hasta 1982, las cataratas más grandes del planeta por corpulencia de agua. Estaban situados en el río Paraná, a lo largo de la franja entre Brasil y Paraguay.

También se denota que los 18 saltos fueron asignados en 7 bellísimas peñas, por lo tanto su nombre en portugués (Salto das Sete Quedas), el más grande que alcanzó 40 metros de altura, y el clamor que crearon se podía escuchar en una separación de 20 kilómetros.

Ahora bien, cabe hacer mención al acuerdo entre las dos naciones en el año de 1973, donde se concreta para armar una represa hidroeléctrica conjunta, que fue lo que condenó a las Cataratas a desaparecer bajo el lago artificial formado por ella.

Desde el primer punto de partida de la obra, y en medio de los 9 años que perduraron, una gran cantidad de viajeros, curiosos y vecinos de las ciudades adyacentes se acercaron para reflexionar sobre los Saltos del Guairá por última vez.

Curiosidades sobre los Saltos del Guairá

En enero del año de 1982, sucede que la caída de los invitados fue con el objetivo final de que la suspensión Roosevelt se conectara a 90 metros de longitud, desde donde se obtuvieron las mejores perspectivas, y sin poder sostener la carga el día diecisiete, los eslabones de acero se rompieron justo en medio de la extensión, y 32 individuos murieron cuando cayeron en el canalón.

El 13 de octubre de 1982, cuando se terminó la represa, el final de los conductos comenzó a cubrir uno de los espectáculos más grandes de la tierra. En 14 días los Saltos del Guairá habían desaparecido por toda la eternidad. Sea como fuere, se concibió otra maravilla, esta vez a partir del diseño humano, la represa hidroeléctrica de Itaipú. Grabado como una de las 7 maravillas del mundo avanzado.

La maravilla normal ocurrió cuando se descubrió una vía de agua de 381 metros de ancho, con una quebrada de solo 61 metros. El más grande de los saltos, tenía una altura de 40 metros, no tanto, y todo, en medio de la rica naturaleza.

Dejar Comentario