≡ Menu




Escultura de Costa Rica lo que aún no sabes de esta tradición escultórica

La Escultura de Costa Rica tiene parte gracias a una gran gama de especialistas concebidos en esta Nación, o por artesanos externos que han vivido en él y cuyo trabajo ha afectado la mano de obra Nacional o ha sido percibido como un componente de él.

Escultura de Costa Rica 1

La Escultura de Costa Rica

La costumbre escultórica costarricense tiene fuertes raíces tribales que regresan a las ocasiones prehispánicas, cuya ejemplificación son los círculos de piedra de Costa Rica por su mezcla formal, es decir, por una cultura en la que las estructuras completamente expuestas y totalmente dispuestas eran normales.

Por otra parte, de los pictogramas o símbolos usados para referencia en la conceptualización del círculo como una unión creativa, representativa y formal significa un nivel único de desarrollo plástico.

Historia

Hacia el final del siglo XIX, los principales artistas instruidos en la costumbre académica europea se desarrollaron, pero fue a partir de 1930, otra época de artesanos con una sólida opinión patriota los encargados de abogar por una mano de obra más cercana a las raíces indígenas, con la utilización de materiales locales, por ejemplo, la piedra volcánica en lugar del mármol y los temas vernáculos del pasado prehispánico y de la fauna nacional, reinterpretando el gusto precolombino en la forma actual.

Después del triunfo y la colonización de los españoles, la figura costarricense comenzará a fructificar primero en los talleres de simbolismo, donde se levantarán los primeros talladores de piedra laicos del contexto histórico de la nación.

1970

Durante la década de 1970, con la presentación de la artesanía teórica, la figura de Costa Rica se abrirá a nuevos estilos, búsquedas, dialectos y materiales, separándose en dos ideas d uso tópicas o comunes: El naturalista o pragmático y el representante conceptual. El modelo en piedra y madera, sea como sea, se mantendrá legítimo hasta la actualidad.

Una vez más se reconoce que este monumento creado en Costa Rica por especialistas cercanos o personajes cuya localización es en el mismo núcleo costarricense y cuyo trabajo ha impactado la mano de obra nacional como característica principal de la misma.

Modelo Precolombino

La cultura costarricense entregó riqueza y variedad estética en medio del período precolombino. Costa Rica, en vista de su posición topográfica, fue una extensión entre el modo de vida de Mesoamérica y América del Sur, por lo que su mano de obra prehispánica ha tenido impacto en los dos lugares, sea como sea, por los especialistas y expertos de la zona. Los grupos de personas construyeron sus propios estándares y estilo, retratados por su increíble límite con respecto a la mezcla, comunicando mientras tanto las ideas con extraordinaria esencia y delicadeza.

En sus indicaciones, los artesanos precolombinos descubrieron cómo hacer gemas agradables donde se encuentran formas únicas y geométricas y además figuras zoomorfas y humanas que llaman la atención de quienes las observan con delicadeza y entusiasmo.

Especificaciones

Utilizaron una variedad de estrategias y materiales: entre ellos se mencionan la cerámica como elemento principal, el hueso y la piedra, y por no dejar de interesar menos el jade y el oro, entre otros que sin duda fueron de gran ayuda para realizarla.

Para su investigación, los estudios prehistóricos de Costa Rica se han aislado en tres distritos: Gran Nicoya, enmarcada por el territorio de Guanacaste y al norte de Puntarenas, tuvo un increíble impacto mesoamericano; la Región Atlántica y Central de la nación, que tiene un lugar en el Área Intermedia de América, con impacto del Caribe colombiano; y la Región del Diquís, en el sureste de la nación, conforma una unidad con el local Gran Chiriquí en Panamá y el área del Pacífico colombiano.

Hecho en el suelo, se usaron tres tonos: rojo, cerámica y sin brillo, además utilizaron estrategias de ilustración, punto de sección, punzonado y pastoreo. Por otra parte, la producción de barro de Nicoya es una herencia nacional que se está creando hasta ahora en algunas ciudades de Guanacaste con procedimientos y materiales comparativos utilizados por los antecedentes de Nicoyan.

Gran Nicoya

En el Gran Nicoya se aclaró un movimiento de metates formales que a una vez, están representados por un plato rectangular con sangría y tres patas con terminaciones puntiagudas, con una cabeza de jaguar o guacamayo. La cabeza y las piernas tienen una mejora geométrica fina, con calados en una filigrana alucinante y, en el estómago de la placa, se visualizan los grabados.

Distrito del Atlántico central

En el Distrito del Atlántico central, el trípode en metal de la placa colgante se percibe como una apariencia social excelente y específica de las órdenes sociales prehispánicas de Costa Rica. En general, los trípodes presentan diferentes representaciones significativas relacionadas con el cultivo, la religión y la calidad de las solicitudes sociales de los indígenas más que unos a otros. Fueron hechos con manchas y limpieza, y su uso fue completamente majestuoso, la estatuaria era abundante, desarrollando especialmente a los guerreros con cabezas de trofeo.

Forma costarricense contemporánea

A partir de 1960, la artesanía costarricense como regla experimenta una progresión de cambios que lo llevarán a fusionarse con los flujos contemporáneos de la mano de obra mundial. Se muestran diversos flujos de vanguardia, lo que implica la presencia de una extraordinaria variedad de estilos.

Entre los materiales, la utilización de piedra y madera continúa manteniendo un espacio en la creación imaginativa, aunque se utilizan materiales diferentes, por ejemplo, bronce y diferentes metales, siliconas, algunos usaban la brea, los plásticos. El mármol y el estaño por su parte resultaban elementos importantes para la realización de esta escultura.

Siempre fue precios la exigencia de dos ideas, incluyendo la  naturalista, conectado a la costumbre del cincelado en piedra y madera, que siempre se restablece en su tema y estilo; Y la inclinación mística dinámica o emblemática. En medio de ambos, hay un alcance de resultados potenciales donde se combinan diversos estilos, nuevos materiales, temas distintivos, estilizaciones, aspectos destacados del análisis social y oficinas.

Entonces, nuevamente, la industrialización de la sociedad causó un debilitamiento de los llamamientos del productor de cuadros y el especialista en mármol, dado que la congestión de las obras influyó en ellos para perder su carácter imaginativo.

Escultores de Costa Rica

La mayoría de los talleres se basan o reflejan la sensación de especialidad religiosa costarricense del tercio principal del siglo XX. En cualquier caso, algunos talleres de artesanía religiosa conservan algún carácter tradicional, especialmente aquellos con una larga convención.

De una parte de estos talleres provienen artesanos, por ejemplo, Edgar Zúñiga Jiménez y su hermano el Gran Franklin Zúñiga Jiménez, quienes adquieren la costumbre escultórica de la familia, que siempre será una forma de establecer ideas y de enmarcar una huella en cada creación.

Alrededor de 1970, se desarrolló una edad completamente diferente de trabajadores juveniles de piedra, específicamente afectada por la Generación Nacionalista, que, sin romper totalmente con las inclinaciones plásticas forzadas por esta edad, investigó métodos no concluyentes durante la década de 1930.

Por ejemplo, Negritude, el legado indígena y antigüedad, lo que para este encuentro tienen lugar artistas de renombre como Ólger Villegas  para el año de 1934 quien decidió preparar en su taller de simbolismo de Manuel María Zúñiga, la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica y de esta forma enmarcar El Museo Nacional de Antropología México.

Esculturas Famosas de Costa Rica

Estas estructuras se limitan primero a la convención no literal con el impacto comprobado de Francisco Zúñiga y la autenticidad social mexicana, emergiendo por su autenticidad con figuras estupendas. Una de sus obras mejor realizadas es el Monumento a las Garantías Sociales de bronce, hecha en San José. Recordando que Ganó el Premio Nacional de Escultura varias veces, y recibió el Premio Nacional de Cultura Magón para el año 2014.

Según la demostración de que el Magón le concedió, «emerge como extraordinario en comparación con otros trabajadores de la piedra en la historia de Costa Rica, por su creatividad, su sensibilidad refinada, su estilo, la articulación formal de su buen gusto perfecto, su experimentación con diversos materiales y Área poco común de los métodos de ilustración y modelo”. Además se encontraron otras de grandes ilustres:

  • Madre Tierra: Como la convención neofigurativa que surgió a la luz de la mano de obra dinámica.
  • Crisanto Badilla Argüello, en Heredia, año de 1941, la misma adquiere la convención escultórica de Manuel y Wenceslao Argüello, y cuando todo está dicho, la costumbre escultórica hereditaria.

En su obra comunica, de manera idílica, su preocupación natural, un trasladado de la Universidad de Costa Rica y aficionado autodidacta, forma canicas, piedras y mollejones. Además, es una autoridad en fundición creativa y grabado en madera. Es en su mayor parte animada ordinariamente y la figura humana:

  • Homenaje a la variedad surtida y puntos de partida de los falsificadores de los individuos de Costa Rica. Obra de Fernando Calvo.
  • Fernando Calvo Sánchez, en San José, para el año de 1940 al 2009. Es despertado por la figura humana, sobre todo las mujeres, y por los trabajadores, con quienes también completa el análisis social.

Sus obras son percibidas en el presente, como un conjunto escultórico de bronce situado ante el Banco Central de Costa Rica:

  • La pulpería, situada antes de la Unidad de Admisión de San Sebastián.
  • El Monumento al Trabajador, dispuesto en bronce, con unos 2,35 m, situado antes del Parque Central de San José.
  • La estatua de Juan Santamaría, hecha en bronce, con unos 4 m, situada en el Parque de las Américas en Madrid.
  • Aquiles Jiménez en Santa Bárbara de Heredia, en el año de 1954, enmarcado en Costa Rica e Italia, tiene un trabajo dinámico relacionado con el animalismo, y un trabajo adaptado y restaurado que depende del corte directo en la convención de la ronda precolombina y su perspectiva. Trabaja con mármol, piedras volcánicas.

El entorno en el que se levantan estos talladores de piedra será lo suficientemente amplio para que estos especialistas se dediquen de manera experta a su especialidad. Asimismo, habrá situaciones en las que expertos en diferentes regiones adopten la forma como su nueva vocación, y luego serán percibidos por sus trabajos, tan firmes como las encontradas en el Museo Van Gogh.

Dejar Comentario