≡ Menu




Cuevas de Batu, lo que aún no sabes de este lugar convertido en templo

Cuevas de Batu un lugar convertido en santuario, que ofrece una excelente combinación de naturaleza, cultura, fauna y flora en Gombak, estado de Selangor en Malasia, descúbrelo aquí

CUEVAS DE BATU

Cuevas de Batu adentradas en una montaña de piedra caliza la naturaleza formó a estas cavernas en uno de los distritos de Malasia denominado Gombak. Es importante señalar la cercanía de estas cuevas, a escasos 13 km del norte de Kuala Lumpur, que es la ciudad mayor de Malasia, además de ser la capital de la federación y capital legislativa de la nación.
El rio Batu fluye a casi 4 kilómetros de las cuevas, debido a su cercanía es que son bautizadas con su nombre como Cuevas de Batu, la aldea cercana a ellas también reciben su nombre
Las Cuevas de Batu representan uno de los paisajes formados por la naturaleza casi único en el mundo donde la mano del hombre comenzó su intervención en ellas a partir de su descubrimiento en el año 1860, desde entonces son muy visitas siendo hoy uno de los santuarios hindúes de mayor importancia al exterior de la India. La deidad a la que están dedicadas estas cuevas es Murugan, realizándose una festividad hindú conocida como Thaipusam. (ver articulo: Cueva de las Manos)

Historia

Las Cuevas de Batu ya eran conocidas en la antigüedad hace ya más de 400 millones de años por los Temuan que eran los aborígenes o pueblos indígenas de la región de Gombak, para ese entonces las cuevas solo servían para resguardarse de la lluvia o como sitio de protección.
En 1860 los chinos comienzan hacer incursiones en la región, llegando hasta las cuevas y empiezan a extraer el guano que es la sustancia que se consigue de la aglomeración de los desechos de murciélagos, característico de las cuevas. Posteriormente en 1978 en una incursión de William Hornaday que era un conservacionista americano da cuenta de las cuevas.
Solo en el año 1891 es que las cuevas de Batu pasan a ser un lugar sagrado y de culto hindú al construir en ellas el primer templo dedicado al dios de la guerra Murugan, a partir de esta fecha no dejan de asistir devotos de la religión hindú. (ver articulo:cueva de Altamira)

Descripción de las Cuevas

Las Cuevas de Batu la conforman significativamente cuatro cuevas que son las más grandes y por ende las principales, a pesar de la existencia de otras de menor tamaño. La más llamativa de las cuatro es la cueva del templo la que es de mayor tamaño y para poder llegar hasta la entrada de la cueva se construyeron en la misma ladera de la montaña escalones para formar una escalera con 272 escalones, y a los pies de la montaña por debajo de la entrada de la cueva se encuentra una colosal estatua dorada del dios de la guerra Murugan de pie con una gran lanza en sus manos representando el poder.

 

En la parte de abajo comenzando la escalera se localizan dos grutas una es la conocida como el museo de la cueva Ramayana y la otra la llaman Valluver Kottam.
Atravesando un exótico estanque con una gran variedad de peces de colores nos encontramos con muchas figuras y estatuas de dioses de la cultura hindú.
En las cuevas de menor tamaño aún no se han trabajado por lo que no es aconsejable realizar expediciones dentro de ellas. (ver articulo: Puca Pucara)

Desde la creación del primer templo las cuevas son sede de festividades hindúes donde se realizan rituales, ofrendas y otras actividades de la cultura de la India.
Subiendo los 272 escalones de la escalera ancha esculpida en la propia roca y provista de pasamanos llegamos a la entrada de la cueva grande, la cual tiene una abertura por donde entra la luz del sol, donde se puede apreciar el amplio escenario con estalactitas en lo alto que indican el transcurrir de los años y la antigüedad de la cueva.

La mano del hombre se deja ver dentro de la cueva con la existencia de figuras de las deidades de la cultura hindú que decoran el interior de la cueva, y alrededor de las estatuas los visitantes devotos desprovistos de calzado realizan sus ritos usando recipientes con agua, incienso y pintura en sus rostros, precedidos por un sacerdote hindú

Al fondo de la gran cueva se encuentran varios escalones donde se dejan ver monos que conviven sin mayor novedad con los visitantes.
Regresando ya fuera de la gran cueva se puede ir a visitar otra cueva que la denominan como la cueva oscura y a cambio de dar una pequeña colaboración a los locales, pueden llevar al visitante a una excursión dirigida dentro de la cueva, en ella no se encuentran estatuas ni ningún tipo de decoración sino la propia fauna del lugar como es el caso de los murciélagos, y el olor intenso muy característicos dejado por estas especies. Este paseo es recomendable solo para aquel turista acostumbrado a las situaciones extremas de la naturaleza por así decirlo porque el recorrido no es nada agradable y algo largo ya que ocupa casi una hora y los guías los hacen en grupos pequeños.

Durante el recorrido los expertos guías justo en la mitad indican que se deben apagar las linternas con el fin de experimentar la plena oscuridad y en ese momento comienzan a relatar la historia de las cuevas, luego ayudan a visualizar las arañas, murciélagos, etc.
Ya terminado el recorrido y saliendo nuevamente a la luz se puede concluir que las Cuevas de Batu son un lugar interesante donde se combina religión, naturaleza, fauna y flora.

La Estatua de Murunga

En las Cuevas de Batu se instaló en el año 2006 una impresionante estatua del Dios de la guerra hindú Murunga de 42 metros y setenta centímetros de alto. Para su inauguración asistieron los seguidores de la religión hindú que habitan en Malasia. Se colocó en la entrada de uno de los templos de las cuevas de Batu junto a la escalera que esta labrada en la montaña.
Para la creación de esta estatua se requirió de 15 escultores de la localidad y algunos extranjeros, fue realizada en concreto con armadura de acero y revestida con pintura de color dorado, demorando su ejecución algo más de tres años con un valor de 550 mil dólares americanos.
El dios Murunga es para todos los fieles devotos del hinduismo en Malasia, la representación de la valentía, la belleza, el poder, la virilidad y la felicidad. Sus seguidores también lo nombran como Skanda o Kumara.La historia o leyenda detrás del dios Murunga, es que el dios Shiva lo formo desde un rayo mágico.

¿Cómo llegar a las Cuevas de Batu?

Desde cualquier sitio de Malasia puedes llegar a las cuevas de Batu en tren, por estar muy cerca la estación Batu, dándoles a los turistas y fieles hindúes un facil acceso a las Cuevas de Batu.
Ahora bien si te encuentras en Kuala Lumpur, que es la ciudad mayor de Malasia te indicamos a continuación los diferentes tipos de transporte para llegar hasta las hermosas cuevas de Batu.

En tren

Deberás dirigirte a la estación de trenes denominada Sentul, los trenes que van en la dirección de las Cuevas de Batu a intervalos de treinta minutos entre trenes. El recorrido hasta la estación de las Cuevas de Batu demora unos quince minutos. Al bajar en la estación solo debes caminar unos 200 metros hasta la entrada del monumento. Otra opción en tren es el metro el Komuter Kl desde la estación central.

En Autobús

Llegar hasta la estación de bus Pudu Sentral puduraya y comprar boleto para el autobús 11, este autobús no llega hasta la entrada de las Cuevas de Batu, por lo que es aconsejable hablar con el conductor o algún pasajero para que te indique cuando debes bajar. También se puede viajar en la línea o autobús 11D, solo que se parte desde el mercado del centro, la travesía o viaje dura aproximadamente media hora. (ver articulo: Puerta de la India)

En Taxi

En el centro de la ciudad de Kuala Lumpur puedes tomar o acceder a un taxi que te lleve hasta las Cuevas de Batu pudiendo pagar hasta los 25 Ringgits que es la moneda de Malasia y de igual forma para el regreso a tu sitio de partida, solo te aconsejo no contratar a los taxis de la entrada de las Cuevas de Batu ya que estos harán el mismo viaje por el doble que pagaste para llegar, solo debes caminar hasta la vía principal y tomar cualquier taxi que pase eso si requiriendo el uso del taxímetro. El tiempo de recorrido en taxi va a depender de la hora de partida, pero puede estar entre los veinte minutos.

Sea como sea el transporte que utilices debes de tomar en cuenta salir temprano por la mañana, si es posible calcular la llegada a las cuevas de Batu preferiblemente antes de las 10 de la mañana ya que estas cuevas son muy visitadas y son muchos los buses de turistas que llegan de todas partes del país. El horario de visita es desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la noche.

Dejar Comentario