≡ Menu




Moisés de Miguel Ángel, lo que aún no sabes de esta escultura.

Conoce a través de este post todo sobre el Moisés de Miguel Ángel una escultura de mármol blanco encargada en el año 1505.

Moisés de Miguel Ángel

Moisés de Miguel Ángel

En este artículo te hablaremos de una de las esculturas más bella realizadas por el insigne maestro Miguel Ángel. Pero antes de hablar de esta importante escultura no puedo dejar pasar la oportunidad de hablarte del artista que lo realizo, ya que este excepcional personaje cuyo verdadero nombre era Michelangelo Buonarroti y que nació en la ciudad italiana de Caprese, el 6 de marzo de 1475 y que murió en Roma, el 18 de febrero de 1564, pero que estoy seguro que has escuchado de él por su nombre en español como Miguel Ángel, y que como algunos personajes que vivieron en esa época ejercitó varias profesiones, ya que fue un arquitecto, escultor y pintor italiano que se desarrolló en el estilo artístico renacentista.

Miguel Ángel está considerado como uno de los  artistas mas importantes de la historia por lo prolijo en lo que tiene que ver con sus obras de artes que nos dejó, entre ellas varias esculturas, sus pinturas y algunas edificaciones impresionantes ejemplos de su obra arquitectónica. Durante su ciclo de vida, pudo desarrollar una prolífica labor artística. Esta fue realizada entre las hermosas cuidados italianas de Florencia y Roma, que fue donde vivieron sus grandes mecenas, ya que en esa época estos importantes artistas eran amparados por familias acaudalados, que además de encargarle obras artísticas para sus extensas colecciones, cubrían todos sus gastos, en el caso de Miguel Angel estos mecenas fueron la familia Médici de Florencia y los diferentes Papas romanos elegidos durante su periodo de vida.

Se puede concluir que Miguel Ángel fue un erudito y autodidacta en todas las artes en las que enfocó su trabajo, y que podemos decir que su característica principal era ser perfeccionista. Pero sin duda alguna, la escultura, según él mismo habría declarado de acuerdo a las biografías hechas sobre su persona, era su actividad artística predilecta y la primera a la que se dedicó; continuando después con la pintura, en cuyo caso fue como una imposición hecha por parte de su mecenas el Papa Julio II, y que dio como fruto a la gran obra excepcional que podríamos catalogar como el pináculo de su carrera y que magnifica a la bóveda de la Capilla Sixtina de la iglesia de San Pedro; y ya en sus últimos años de vida, desarrollando espectaculares proyectos arquitectónicos.

En fin tratare de llevarte en un viaje que te enseñará, o por lo menos esa será mi primordial intención de darte la mayor información posible sobre esta importantísima obra de arte de uno de los períodos más interesantes de la historia humana como lo es el Renacentista. Si tienes planeado viajar a la ciudad de Roma, no puedes dejar de incluir al Moisés de Miguel Ángel como una de tus paradas obligatorias, que te permitirá admirar a esta maravillosa obra de arte, que sin dudas te dejara una muy grata impresión a ti y a tus acompañantes, y una experiencia sin igual que te dará el ver esta bella obra.

Características del Moisés de Miguel Ángel

Una de las particularidades más interesantes que veras al ver el Moisés de Miguel Ángel, es el tremendo realismo que tiene las expresión en el rostro de la escultura, y tanto es así que para que tengas una idea, hace poco tiempo, un equipo de investigación de la universidad Sapienza, una importante institución educativa de la ciudad de Roma para tratar de medir la emoción producida por la observación de la gran belleza, derivada de esta extraordinaria obra maestra del arte, han conducido un estudio con la intención de medir la actividad cerebral de los visitantes mientras observan el Moisés de Miguel Ángel.

Esta obra de arte, el Moisés de Miguel Ángel a podido ser admirada desde el año de 1545 en el lado derecho del transepto de la iglesia de San Pedro, y la que se puede catalogar como una de las más importantes obras maestras del arte realizada en el siglo XVI.

Esta bella escultura fue definitivamente influenciada por los trabajos previos de los artistas Rafael y Donatello, en donde se encuentra representado un espectacular Moisés sentado, con las Tablas de la Ley o los mandamiento de Dios, debajo de un brazo, mientras que con la otra mano acaricia su larga barba, y que fue esculpida con tal perfección que algunos críticos de arte la catalogan como un trabajo realizado con un pincel en vez de haber sido realizado con un cincel.

En esta obra de arte Miguel Ángel, además de representar el momento siguiente a la entrega de los Diez Mandamientos en el Monte Sinaí, trato de demostrar los sentimientos que debió haber sentido este profeta cuando encuentra  al pueblo de Dúos adorando a un becerro de oro, símbolo de la adoración a dioses paganos. La escultura muestra a un Moisés con un gesto de irritación y da la impresión de que esta a punto de levantarse y destruir todo. Una rabia perfectamente expresada en las venas marcadas y los músculos en tensión que dan vida al mármol.

Tienes que ver su actitud, imponente que de seguro te hará sentir una extraña emoción ya que sientes que en cualquier momento se va a levantar de su asiento y a decirte cualquier cosa ya que parece una persona real a punto de explotar de ira. Transmitiendo una sensación de rabia a pesar de saber que es una piedra inanimada, en fin una experiencia que bien vale la pena vivir. Estoy seguro también querrás ver el siguiente artículo si te encuentras o estas planificando viajar a la ciudad de Roma.

La escultura del Moisés de Miguel Angel forma parte de un grupo escultural donde hay otras siete figuras, que son secundarias y que como un todo conforman la fachada de la tumba del Papa Julio II. A los lado derecho e izquierdo respectivamente de Moisés, siendo este el personaje principal de todo el conjunto se encuentran Raquel y Lea, las hermanas de este, descritas en el libro de Génesis de la Biblia que de acuerdo al relato de dicho libro son protagonistas de una historia matrimonial de cuya peole llegarán a formar el llamado linaje de Jacob.

En esta obra maestra el escultor Miguel Ángel logró imprimirle a esta escultura un realismo extraordinario utilizando a una técnica llamada contrapposto, que, normalmente es una técnica utilizada en esculturas erguidas, se donde se pueden ver los conceptos básicos de esta y que consiste en el peso del cuerpo reposa sobre una pierna o lado ejerciendo el efecto de un contrapeso en el cuerpo que obliga al torso a formar una curvatura en forma de s. Estoy seguro te llamara la atención ver el siguiente articulo se te encuentras de paseo por Italia, mas específicamente Roma. Ver articulo: Templo de Júpiter capitolino

Medidas

La extraordinaria escultura del Moisés de Miguel Ángel está hecha de mármol, de hecho específicamente está hecha de un solo bloque en el llamado mármol de Carrara, que es el lugar de Italia donde se obtienen los mármoles de buena calidad. Tiene unos 253 centímetros de alto y como lo veremos más adelante se encuadra dentro del llamado realismo, un estilo que existió dentro de la etapa renacentista.

Ubicación

 

En este artículo hemos dejado este punto después de hacerte una descripción de la hermosa obra de arte, la escultura el Moisés de Miguel Angel, ya que creo importante saber que veras y que experiencia te brindará esta hermosa escultura para que sientas la necesidad de visitarla.

Lo primero que puedo decirte es que se encuentra ubicada en la bella ciudad de Roma, capital de Italia, pero en Monti una de las zonas más interesantes y bellas de esta ciudad. Este sector de la ciudad es atravesada por la vía Cavour que parte de vía de los Foros Imperiales y llega hasta el Monte Esquilino. En esta ciudad las calles reciben el nombre de vías, recordemos que es la metrópolis más antigua del mundo, ya que fue la primera en alcanzar la cantidad de un millón de habitantes, siendo este una variable importante para esa época.

Se pudiera decir que a la mitad de vía Cavour, te encontrarás con una empinada escalinata cuyo nombre es la vía San Francisco de Paula. Y después de haber logrado subir los estrechos escalones se llega una bella plaza que se llama Plaza de San Pedro ad Víncula, donde inmediatamente serás recibido por la fachada del siglo XVI de la iglesia del mismo nombre.

La iglesia de San Pedro ad Víncula fue construida en el siglo V por ordenes de la emperatriz Eudoxia para proteger en ella a una preciosa reliquia, esta es la cadena con la que mantuvieron cautivo a San Pedro el Apóstol en Jerusalén y que hasta el día de hoy se conserva bajo el altar mayor y es expuesto a los fieles el 1 de agosto de cada año.

Esta iglesia fue reconstruida en el siglo VII, y después de este importante trabajo sufrió sucesivas intervenciones en la fachada y en el pórtico, que vinieron a ser realizadas durante el siglo XVI, todas estas en su parte exterior, ya que su zona interior fue remodelada hacia el siglo XVIII.

En la entrada principal de la iglesia te encontrarás con un sublime pórtico de cinco arcos que se apoyan en unas columnas octogonales y que en la parte superior, o sea, en sus capiteles tiene esculpido el escudo del papa Julio II. Te recomiendo ver el siguiente articulo si planeas viajar a Roma o si ya te encuentras en esta hermosa ciudad. Ver articulo: Coliseo de Roma

Cuernos

Ahora te hablaré de una de las curiosidades más interesantes que podrás admirar en esta obra de arte a la cual nos hemos estado refiriendo en este artículo el Moisés de Miguel Angel, y que son los cuernos que este tiene. Estos cuernos que podrás ver sobre la cabeza del Moisés fueron realizados por el artista debido a una mala traducción que realizó del Libro del Éxodo. En este libro, en el que se narra que Moisés, mientras descendía del monte Sinaí después de haber recibido los mandamientos de Dios, tenía dos rayos que salían de su frente. Y es en esta frase donde se produce el error en la traducción ya que como en el texto original aparece la palabra en hebreo “karan” o “karnaim” cuya traducción correcta de acuerdo al contexto de la frase debería ser rayo, pudo confundirse con la palabra hebrea “keren” cuya traducción es cuerno. Haciendo que el artista tratando de ser lo más realista posible hiciera esta representación en la escultura. Cambien estoy seguro de que te interesara ver el siguiente articulo relacionado con un bello sitio turístico en Roma. Ver articulo: Teatro Romano de Mérida

Un secreto bien guardado

A pesar de que ya han transcurrido casi 500 años de la realización de las obras artísticas de Miguel Angel, aun se siguen descubriendo técnicas que la genialidad de este artista creó y como ejemplo de esto te hago el siguiente relato, que encontré en mis investigaciones que de seguro te dejarán más que atónito.

Este relato comienza a finales del siglo XIX, cuando se decide sellar una de las ventanas de la basílica de San Pietro in Vincoli, justo en donde se encuentra el Moisés de Miguel Ángel, para proceder a la construcción al lado de la iglesia de la facultad de ingeniería. Esto provocó una consecuencia nefasta, que nadie pudo proveer en ese entonces y que suponía la gran importancia que tenía aquella ventana justo en el lugar en que se encontraba.

Como ya lo hemos comentado en puntos anteriores descritos en este artículo, en la basílica de San Pietro in Vincoli está una de las esculturas más emblemáticas de Miguel Ángel: su Moisés, que como también lo hemos dicho forma parte de la monumental tumba que el Papa Julio II le solicitará a este artista para que estuviera adornando su futura sepultura. Prácticamente después de más de un siglo de que se tapiara aquella ventana, se encontró que Miguel Ángel trabajo sus estatuas en la tumba del Papa con diferentes técnicas de acabado en función de la luz natural que recibían. Este situación solo se pudo detectar después de tantos años cuando las esculturas se quedaron cubiertas por la penumbra.

De la biografía que uno de sus discípulos realizó, se sabía que en el lugar había una ventana, y que el Moisés miraba hacia el lado por donde entraba la luz de dicha ventana, esta explicación la dio el restaurador italiano Antonio Forcellino, que estuvo al frente de los trabajos que se le realizaron al conjunto escultórico de mármol blanco, realizado durante los años de 1999 a 2001, y fue a raíz de estos trabajos se percataron de que algunas zonas del Moisés estaban especialmente pulidas, mientras otras, se encontraban con una singular rugosidad.

Fue en ese momento que los restauradores se dieron cuenta de que el maestro Miguel Ángel daba un tratamiento de diferentes texturas al mármol en una misma escultura, dato de importante relevancia debido a que las zonas más pulidas son las partes de la tumba de Julio II que se encontraban expuestas de forma directa a la luz natural que entraba por la ventana, que de acuerdo a las conclusiones desarrolladas por Forcellino, esta técnica lograba que el sol se reflejara sobre la escultura y hacia que en estas partes en especial tuvieran una apariencia muy brillante, y en el desarrollo de su descripción el restaurador nos confirma, que las zonas más rugosas eran las que quedaban en la sombra.

De acuerdo a estas observaciones el experto restaurador Forcellino, puntualiza que esto le permitió conseguir a Miguel Ángel una mayor profundidad y expresividad en su obra, que ningún otro artista había logrado conseguir hasta ese momento. No cabe duda de que Miguel Ángel lo pudo realizar gracias a su genialidad y a sus especiales cualidades como un gran escultor, pero al que también se suma su especial actitud como un gran pintor. De hecho, tuvo el acierto de aplicar a sus esculturas los efectos del claroscuro que son característicos de la pintura, destaca el experto.

Ejemplo de esta técnica, se ven plasmada en el brazo izquierdo del Moisés que se puede observar que se encuentra muy pulido, situación que también se puede ver en su pierna derecha, la cual sobresale de entre la ropa. De acuerdo a los expertos, estos opinan que Miguel Ángel debió de terminar de hacer los acabados del grupo escultorico en especial del Moisés pertenecientes a la tumba de Julio II, cuando este estuvo colocado en su posición final dentro de la basílica de San Pietro in Vincoli. Se asume que esto le permitió a Miguel Ángel visualizar desde  dónde la luz se proyectaba sobre las esculturas exactamente.

En la actualidad se ha intentado devolver a la obra de Miguel Ángel su intencionalidad original que quiso imprimirle si autor. Aunque hasta los momentos no se ha podido abrir de nuevo la antigua ventana que existía en la basílica, los restauradores han instalado fuentes de luz artificial en su lugar. Lamentablemente, esta odea no ha podido ser desarrollada de manera sencilla. Ya que para que sea lo más fiel posible a lo proyectado por Miguel Ángel, se ha procedido a medir la intensidad y el color de la luz en diversas horas del día alrededor de la basílica y tanto en su exterior como en su interior. Desarrollando con toda esta data la creación un programa de computadora capaz de generar una iluminación que simula los cambios de luz a lo largo de la jornada. Todo el trabajo fue encargado a un grupo de expertos liderados por Mario Nanni. El desarrollo de este proyecto a estado a cargo de la Sobreintendencia Especial para el Coliseo y el área Arqueológica central de Roma que en líneas generales ha impulsado el conjunto del proyecto. Estoy seguro te llamara la atención el siguiente articulo. Ver articulo: Museo Cementerio San Pedro

Comentario

Después de haber desarrollado este interesante artículo en donde te hemos dado información que considero muy valiosa para tu cultura general y como una manera de impulsarte a querer visitar esta gran obra de arte. Todavía me quedan varios comentarios que bien vale la pena que puedas leer antes de finalizar este escrito.

Debido a que existieron muchas divergencias entre el Papa Julio II y Miguel Ángel, esta obra que en principio había sido destinada a la Basílica de San Pedro, a la final fue colocada en San Pedro ad Víncula. Esto motivado a que el Papa Julio II fue completamente absorbido por la reconstrucción de la Basílica de San Pedro del Vaticano y dejó de lado la idea de su mausoleo. Otra de las notas de interés que te puedo comentar es que muchos críticos indican que ésta fue una de las obras favoritas de Miguel Ángel y que la consideraba que había logrado alcanzar un perfecto realismo. Tanto era esta creencia que crónicas de la época narran que el artista Miguel Ángel, una vez terminada la obra, la golpeó y le pidió que hablara.

Otra nota que vale la pena destacar por su importancia es la de un equipo de investigación de la universidad Sapienza de Roma que quiso tratar de medir la emoción producto de la observación de la gran belleza, y realismo de una obra maestra del arte que representa el Moisés de Miguel Ángel, mediante el monitoreo de la actividad cerebral de los visitantes mientras observan esta genialidad de obra.

Concluyendo no cabe duda que esta obra de arte, no sólo se puede definir como el pináculo del trabajo del artista Miguel Ángel en el área de la escultura, sino que expresa que un interesante realismo que supera cualquier expectativa que te puedas crear antes de ver a esta extraordinaria escultura. Espero que este articulo te haya aclarado todas las dudas que podrías haber tenido respecto a esta obra de arte, y que posiblemente te haya activado la curiosidad por algunos aspectos que desconocías sobre el mismo. La idea final es la de crear en tu persona la necesidad, de ver este grupo escultural para aumentar tus conocimientos no solo de arte, sino de historia que podras respirar al entrar a este recinto de la iglesia, que ya de por si tiene un solemnidad preponderante por ser la decoración de un mausoleo donde descansan los restos mortales del Papa Julio II.

Otro punto interesante, es la calidad excepcional del autor de la obra, el famoso Miguel Ángel, uno de los mas interesantes artistas de su época, siendo uno de los principales representantes del estilo artístico Renacentista, que jugo un papel preponderante en su momento, como ocurriera con otro de los artistas revolucionarios de su época Leonardo Da Vinci. En la obra el Moisés de Miguel Ángel, podrás observar su más grande obra escultórica, que representa todo lo aprendido y experimentado por este gran maestro. Solo superado en belleza y solemnidad por la Capilla Sixtina, a mi humilde parecer. Pero también podemos ver al irreverente artista, que peleaba por su posición antes sus mecenas, como fue el caso del Papa Julio II que trato de imponerle sus pareceres, sin lograr conseguirlo del todo, motivado a la personalidad de este maestro.

Pero lo mas singular que a mi personalmente me llama la atención, es el carácter realista que tiene el Moisés de Miguel Ángel, el cual se resume con la frase del mismo autor cuando después de terminada este impresionante obra maestra, golpea a Moisés y le pide que hable. Así de impresionante es esta escultura, que al tenerla de frente inspira las más intensas emociones al turista que puedas imaginar. Sin duda alguna, realizada con toda la intención para crear esta sensación en el espectador, que por un momento si llegas a observar fijamente a Moisés, tu subconsciente te puede traicionar y puedes pensar que se va a levantar y a increparte por violar alguno de los mandamientos dictados en las tablas que sostiene dictadas por el mismísimo Dios.

Por ultimo pero no menos importante, no te olvides de detallar el resto del grupo escultórico, ya que por lo general el Moisés tiende a acaparar toda la atención de los espectadores, que dejan de lado a las otras figuras que también vale la pena detallar, por su hermosa constitución, y te aseguro te darás cuenta que no has perdido el tiempo, realizando la visita a este hermoso lugar turístico, lleno de misterio y serenidad, como el que puedes respirar en cualquier iglesia cristiana. En fin la idea de este articulo fue la de darte una nueva forma de apreciar esta interesante obra maestra, ya que estoy seguro que jamás te habrías imaginado, todos los detalles que pudieras ver al encontrarte frente a este Moisés. Anímate a verlo, no te arrepentirás de haber ido a conocerlo.

Dejar Comentario