≡ Menu




La Gruta Azul, todo lo que desconoce de esta cueva

La Gruta azul, es una asombrosa fuente marina que se encuentra en la costa de la Isla de Capri, en la esplendorosa y bellísima demarcación de Italia, que le brinda la maravillosa experiencia de poder recorrerla en toda su extensión; es tan única y preciosa como la Gran Barrera de Coral de Australia, por su inmenso colorido, por lo que ella refleja y muestra en sus divinas aguas.

La Gruta azul

Este lindísimo espacio acuífero tiene una ranura generalmente calada en el mar, como en varios huecos naturales distintivos que existen alrededor de la isla. Los jefes romanos que pusieron sus flamantes chalets en la Isla de Capri, utilizaron claramente la Gruta Azul como una tina privada, que fue de uso exclusivo de ellos como gente de la nobleza.

Según la leyenda, el creador polaco Kopisch avanzó la hebilla de su gran imaginación después de que un pescador de la zona le expusiera  el sitio en el año de 1826. Posteriormente, se ha entregado como un lugar de escapada, con visitas de barcazas en su interior, porque es fantástica y muy natural en todo su aspecto.

Dependiendo del flujo y reflujo y la altura del oleaje que golpea la unidad de acceso, los asistentes que le sirven de guías le solicitarán a cada uno de los exploradores que descansen inclinados mientras la barca entra en la cueva con una gran cadena bien asegurada. que va anexada a la trayectoria de la entrada. Allí se destaca que  los ayudantes exhiben de manera similar la resonancia y la reverberación del hueco natural de la cueva.

En el interior, el mar aparentemente se ilumina debajo del agua brillante y preciosa. Es un maravilloso matiz azul, por lo tanto su nombre radica allí es su coloración tan perfecta. Este es un resultado directo de otra apertura en la gran cueva, completamente calada y preparada en la parte inferior conformada  una parte con  pedrusco calcáreo.

Que es lo que le permite que la zona de sol ilumine el agua desde abajo, garantizándole una excelente calidad con una rica y perfecta naturaleza del sombreado que está debidamente controlado por las condiciones de iluminaciones explícitas y genuinas que lo bañan y envuelven.

La mayoría de los segmentos subterráneos que conducen a la cueva están cerrados, a pesar de la forma en que se cree que alguna vez estuvieron conectados con las catacumbas de las tumbas romanas en la isla, son presunciones que se enmarcaron por su profundidad y privacidad.

Ubicación de la Gruta Azul

Esta hermosa creación de la majestuosa naturaleza con especial tonalidad azul, se encuentra debidamente dispuesta en la isla  preciosa de Capri,  muy cerca de la costa sur de Italia, es una isla que está preparada en la Bahía de Nápoles, en el Mar Mediterráneo. Es un contraste reconocido y acreditado por el impresionante tono azul y místico de los separadores y el agua en su interior.

Estructura de la Gruta Azul

La hermosa cueva  tiene una conformación de medidas específicas  de unos 30 metros de anchura por 50 metros de longitud. Su camino es una grieta bastante cuadrada que la envuelven más de dos metros en un divisor de pedrusco. En la tremenda ala interna,  que es bien conocida como la capilla, la cual sube de siete a catorce metros.

La gran hondonada del agua es de un estimado de trece metros de profundidad, se connota además que en la zona interna, el mar aparentemente se ilumina debajo del agua. Es un sombreado azul celestial, en consecuencia su nombre de deriva de su matiz brillante. Este es el resultado de otra apertura en la cueva, completamente calada y dispuesta en el segmento inferior de pedrusco calcáreo.

Lo que permite que el segmento de la luz del sol edifique el agua desde abajo permitiéndole los mejores y más lindos destellos luminarias. Las secciones profundas que conducen a la cueva están cerradas deficientemente, sin tener en cuenta la forma en que se cree que alguna vez estuvieron conectadas con los sepulcros de las tumbas romanas.

El santuario para las ninfas

La espectacular cueva está relacionada con la historia romana y las historias antiguas, ya que se cree que los antiguos romanos la consideraron como un ninfea, es decir, un tabernáculo para los duendecillos del agua. La sección profunda que se encuentra en la cueva también prescribe una asociación con el dominio sublime del emperador Tiberio.

A pesar de que la fecha correcta es oscura, existe un acuerdo sobre la teoría de que el artesano polaco August Kopisch  durante el gran periodo que abarca desde los años de 1799-1853, y el especialista suizo Ernst Fries  desde los años de 1801-1833, fue quienes hallaron la cueva en el año de  1826.

Visitar la Gruta Azul

Tener la posibilidad de visitarlo es la forma fundamental de ingresar a un barco, lo que agrega un reclamo a la experiencia. La isla de Capri era conocida desde entonces por los acontecimientos romanos, familias imperativas vinieron aquí para pasar el pre-verano y el emperador Tiberio la convirtió en la capital del reino.

Honestamente, hay una leyenda que dice que en la famosa Gruta Azul se encontró con la visión nebulosa de Tiberio, por lo que los pescadores de la región se alejaron y evitaron el entrar aquí. Sin embargo, definitivamente no fue un lugar de excursión hasta que, en el año de 1826, un pescador se lo mostró a un pintor alemán llamado August Kopisch, transformándose en la cueva azul del espacio acuífero  más notable de Capri.

¿Cómo llegar la Gruta Azul?

Para llegar a la gran Gruta Azul es menester considerar la existencia de que hay un par de opciones, que debería tener en cuenta al momento de decidir visitar esta maravilla de cueva; para recrearse recorriendo todo su espacio con notoriedad especifica, no olvidando nada de lo que pueda tener presente.

Barco

Esta es la decisión que le conviene elegir justamente desde el puerto de Marina Grande, que es el lugar marítimo desde donde salen embarcaciones que van directamente a la Gruta Azul y luego regresan, o recorren la isla y se detienen en el hueco natural azul para que, quienquiera que lo necesite, pueda entrar en la grandísima cueva.

El costo del paseo nunca se consolida en nada con el  gasto de la moto acuática. Para lo cual es esencial consolidar la propina al barquero, eso no es obligatorio, pero  de todas formas, sería necesario como parte fundamental de cortesía de su parte, sea amable y sonría siempre, que nada le costar, pero que le ayudara a ganar mucho más de lo que se imagina.

Transporte

Si consiguió hacer su recorrido por tierra debería tomar el vehículo que lo llevara desde la hermosísima región de Capri hasta la preciosa ala de Anacapri. Y ya una vez en Anacapri, debes ir a otra estación de vehículos y considerar la toma de otro vehículo que lo conducirá hacia a la cueva azul.

Por lo que no estaría de más que preguntara a cualquier persona cercana quien amablemente le mostrará dónde ir. Una vez allí, tienes que bajar un montón de escaleras hasta el punto en que cumplas con tu transitar y llegues a  la orilla de manera tranquila y a gusto, pues debería disfrutar al máximo tu recorrido por la cueva.

Curiosidades

Lo más importante que usted debe tener presente es que esta cueva debe ser visitada en días brillantes y en días de calma marina, entender que el mar debe estar bastante calmado y no picada, eso le ayudaría a que aprecie mejor su recorrido por la cueva y pueda disfrutar su viajes. (Ver artículo: Colina Capitolina)

Es impresionante como la cálida sombra te envuelve e inesperadamente todo se vuelve azul. Da la idea de que hay una luz debajo del mar que impacta todo hacia arriba, es sumamente espectacular lo que se vive allí dentro, es único, es especial, no se lo pierda averígüelo por usted mismo, y de seguro tendrá una maravillosa experiencia.

Extraño lugar, uno entra en una inmensa cueva por una boca de alrededor de un metro de altura, hasta tal punto, que debes hacerlo acostado en una embarcación, el lugar es absolutamente asombroso que se tonaliza el agua y usted comienza a ver un espléndido azul que vigoriza y estremece su ser por lo hermoso que es la naturaleza.

Gruta Azul 1

Comentarios

En realidad, es una de las atracciones en la isla que atrae más la atención, pero propongo preguntar y guiar antes de obtener los boletos, ya que la probabilidad de llegar a ellos depende de las mareas y hay días en que aterrizas para descubrir que no se puede llegar, perdiendo la estimación del segmento y el tiempo que llevó llegar y salir del puerto.

Además, es imperativo hacerlo como antes de lo programado, ya que la situación podría ser normal a las 9:00 am a partir de ahora tendría la capacidad de saber si se alcanzará en general como la cantidad de embarcaciones, que  s significativo y puede salir del sol candente durante una hora o más antes de poder acceder a la entrada. Comentario emitido por Jorge M.

Gruta Azul 1

Fuimos bendecidos que la marea era nuestra compañera!! ¡Entramos fue extraordinariamente convencional y un problema que no lamento por ser súper recomendado! La calificación con varios sumideros es que está cerrado y no puede ser alcanzado en su mayor parte y está legitimado, a pesar de todos los inconvenientes. Lo recomiendo. ¡Es sensato dejar una propina a alguien que te lleve en un barco dentro de la cueva! Tienes que pagar una entrada para accesar!, Comentario emitido por Maco Lozita. Medellín, Colombia.

Justifica el respiro, que suele ser largo, por lo que debe asegurarse de acelerar el agua y sobrepasar los terrenos que el sol y el calor reprenden con vehemencia. El tiempo dentro de la cueva es corto, de todos modos, la sombra del agua es única. Otro comentario emitido por Silvana bisbocci. Bonehead, Argentina.

Dejar Comentario