≡ Menu




¿Conoce la Colina Capitolina? Descúbrela aquí

La imperiosa Colina Capitolina es una verdadera obra de arte arquitectónico, por sus hermosos toques de arte medieval, que hace un juego perfecto con cada estructura hecha con los más diversos materiales y los más grandes expertos que la diseñaron así como la Iglesia memorial Káiser Wilhelm, que es grande también por lo delicado y exótico de su construcción como obra muy bella para reconocer y apreciar.

Colina Capitolina 1

Colina Capitolina

La más bonita creación de la Colina Capitolina, es un  arte de mucha importancia y que resaltó en gran manera entre los más célebres y más imperativos de los siete rincones que han existido en la grandísima Roma. Por ello se considera que la palabra española capitolio comienza desde el Capitolio.

Aproximadamente se aclamaba como el gran Collado de Saturno, que era la gran naturaleza de Roma. En una de las cumbres, ya que involucra a dos extensiones muy notables como las llamadas Arx, que era la que se ubicaba en el área del norte, y por el otro lado el extremado Capitolium, que se alojaba en la región del sur.

Se crió en lo que se reconoce como un asilo etrusco centrado en Veiovis, un refugio a la Tríada Capitolina hecha por el gran Saturno, la majestuosa Minerva y el portentoso Júpiter, después del afecto etrusco, ya que antes se había comprometido al culto que se rendía al fervoroso Marte, el corpulento Júpiter y el especial Quirino.

El edificio se destruyó y luego se rehízo un par de veces, siendo el primero bajo el estándar de Lucio Tarquino Prisco y el último trabajo de arte reconstructiva en el periodo del gran Tito y Domiciano. Desde el asilo etrusco de Veiovis, una especie del pícaro Júpiter, he allí que se aseguraron estas obras como la estatuilla y algunas partes residuales que lo conformaban.

Se hace mucha referencia que en la otra cumbre, conocida como Arx, había un refugio comprometido al culto del gran  Juno Moneta; y la depresión ampliamente atractiva era el lugar donde la leyenda colocaba el refugio principal en el que trabajaba Romulus.

Hubo diversos asilos y lugares básicos de manera similar, por ejemplo, donde las cuentas se guardaron y se conocieron como Tabularium, de las cuales se salvaron los establecimientos y en las que trabajó Lucio Cornelio Sila alrededor del año 82 a. C, comprendiéndose que allí se levantaron los territorios de Julia o el correccional de Tullianum.

La  imperiosa Colina Capitolina está además asociada con la historia maliciosa de Roma. En ella estaba el inmenso pedrusco del cual, como lo muestra la leyenda, que fue en medio de la guerra con los sabinos, que lanzaron a la virgen vestal Tarpeya, joven hija del ciudadano Espurio Tarpeyo; que según la historia fue quien colaboró ​​con Tito Tacio para que los sabinos entraran a la ciudad.

Y la persona subyacente que pagó el mal comportamiento de la intriga fue arrojada sobre la inmensa piedra, y que al caer y estrellarse fue tal el derramamiento de sangre hasta el momento de hoy, se le conoce como la pedrusco de Tarpeya, porque allí se cometió un crimen; que cobró la vida de una joven doncella por la terrible falta cometida por su padre.

Se consideró que el conjunto estaba amurallado, estableciendo un pequeño poste que, en el año del 387 aC, se llenó como una casa segura desde la brutal irrupción de los galos celtas. Honestamente, el propio Bruto y otras personas que participaron en el crimen de matar al gran Julio César, quienes se guarecieron en el asilo de Júpiter Óptimo Máximo en la pendiente.

A la que el propio Julio César había procedido de rodillas medio año antes como un signo de rendición a Júpiter, luego de haber logrado perseverar con éxito de un terrible acontecimiento que casi le sega la vida, fue un evento en medio de la celebración de su Triunfo, se entendió como una señal  en al que su dios no apoyaba sus ejercicios en la guerra normal.

Época medieval

Es una cumbre comparativa donde se descubrió el refugio de Juno Moneta, justo donde se encuentra el santuario de Santa María de Ara Coeli, recinto que se trabajó en medio de la Edad Media, en la base de la cual se encuentran el resto de las partes de una canonjía romana, la cual se logra visualizar desde la calle cuatro de las tiendas que lo incluían.

En esa época, se describe que el carácter sagrado de la Colina Capitolina se perdió por los alegatos componentes de carácter político y punto de convergencia de la asamblea de Roma, que revive como agradable en el siglo XI y donde se establece la sede del nuevo Senado en  el año de 1144.

La ciudad tuvo un breve lapso de quietud donde más tarde impero bajo el control agregado del Papado, y la Colina Capitolina fue el escenario en un par de ocasiones del control de los lugareños, por ejemplo, la recuperación de la república por Cola di Rienzo. Que  en el siglo XVI, la Plaza del Capitolio fue incorporada por las estructuras conocidas en la actualidad.

Renacimiento

De acuerdo con el Papado de Pablo III, se dio el magno evento donde Miguel Ángel Buonarroti realizó un gran cambio, sobresaliendo entre otros jefes del Renacimiento. El cambio comenzó a la luz de la forma en que el Papa esperaba asombrar a Carlos V,  gran Emperador del Sacro Imperio Romano, quien podría visitar la ciudad en el año de 1538.

Independientemente de la forma en que comenzaron los ejercicios y las obras en el año de 1536, eventos que  no  terminaron sino hasta varios años más tarde, precisamente en el siglo XVII, donde  la gran plaza del Campidoglio fue orquestada hacia la basílica de San Pedro.

Cambiando su prólogo especial al Foro y, por lo tanto, amontonando nuevamente el simbolismo en la plaza, que a partir de allí parecía ver en la Iglesia al maestro más importante de Roma. En su interior es al día de hoy una muestra de la estatua ecuestre de Marco Aurelio.

La gran mejora del Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, que fue como asientos de las Pinacotecas Capitolinas, se coordinó alrededor de la plaza Campidoglio y, lo que es más, el Palacio del Senado, que fungía como Intendencia de Roma, este sobre los restos del Tabularium, brindando una consistencia rentable con respecto a la monumentalidad de la antigua Roma.

Las nuevas escaleras de acceso, conocidas como Cordonata, también se crearon y permitieron el acceso a la plaza a caballo. Lo que implico que bajo la balaustrada se presentaron las efigies de Castor y Pólux, de las que hoy se encuentran esparcidas pero que significaron mucho y son de mucha importancia dentro de la historia romana.

Ubicación de la Colina Capitolina

El mejor y más eficiente punto de referencia para ubicar este hermoso lugar conocido como la Colina Capitolina está entre el bellísimo Foro y el gran Campo Marcio o del extraordinario lugar de Marte; es muy conocido como un ente que figura entre los más prominentes y más importantes de los siete sesgos de Roma, es muy práctico y sencillo su recorrer, así como podría hacerlo en el Zwinger en Alemania.

Curiosidades

Puede connotarse que la Colina Capitolina figura como una de las más pequeñas de las siete vertientes que se hallan la bellísima demarcación de Roma. La puedes encontrar cerca del foro romano. A pesar de que es la inclinación más pequeña en Roma, aceptó una ocupación básica en las partes religiosas y políticas de Roma con respecto a la construcción de la ciudad, aun siendo diminuta tuvo una fuerte influencia.

En medio de la  fenomenal Edad Media, la Colina del Capitolio fue disminuida debido a su gran descuido y abandono; y otra plaza fue rodeada por el Papado de Pablo III. Esta plaza fue sustituida por la inmensa Piazza del Campidoglio. Fue el eminente modelador y experto Michelangelo Buonarroti quien fue el responsable de hacer la estructura actual de la plaza y hacer de ella gran renombre.

Debido a su estado detestable, que fue justamente a mediados del siglo XVI  se dedujo con mucha precisión que había llegado el momento de urbanizar la plaza del Campidoglio. Fue entonces, cuando por solicitud del Papa Pablo III, que se dio por sentado que hoy se considerada a una estructura como privilegiada de alto rango entre las obras más básicas de la artesanía que fue construida con tanto esmero y eficacia, y es la estatua ecuestre de Marco Aurelio.

En eventos muy raídos en este lugar, las estructuras más fundamentales fueron el Templo de la muy nombrada Tríada del Capitolio y el Tabalarium o el Recinto de las narraciones, donde se guardaban documentos asombrosamente básicos de la ciudad. Simplemente las estructuras que se encuentran en los cimientos del Regimiento, que se encuentra en el Palazzo Senatorio, quedaron de este último edificio.

La Colina Capitolina actualmente

En la actualidad, esta obra de característica solemne e impresionante es el hogar del corredor de presentaciones abiertas más preparado del planeta. Establecido por el papa Sixto IV en  el año de 1471, desde donde las Pinacotecas Capitolinas acogen magnas obras que son de mucha importancia dentro del mundo del arte, por ejemplo, el Gálata tristemente agonizante, el grandísimo Venus Capitolino, el modelo de bestia en latón brillante de Marco Aurelio, el Lobo Capitolino y la hermosa Medusa de Bernini, todas ellas grandes obras.

Dejar Comentario