≡ Menu




Descubre todo sobre el Magere Brug

El Magere Brug es un hermoso puente que por sus características lo han convertido en un sitio turístico de visita obligada si vas de viaje a la ciudad de Amsterdam, este esta ubicado en el casco histórico  y que atraviesa el río Amstel.

Magere Brug

Magere Brug

En este artículo te hablaremos de uno de los puentes más interesante que existe cerca de la ciudad capital de Ámsterdam en Holanda. El cual debe de ser una parada obligatoria no porque el puente tenga una gran importancia, sino por su belleza estética que lo hace resaltar.

Estamos hablando de un puente de tipo basculante que se abre a la mitad para dejar pasar el tráfico fluvial que transita por el Río Amstel, rio que atraviesa la ciudad capital de Ámsterdam y que le dio el nombre a esta.

Hoy en dia se puede transitar en este puente solo como peatón o si vas en bicicleta ya que una de las caracteristicas que tiene es que muy angosto, hecho por el cual recibe su nombre ya que Magere Brug, significa Puente flaco.

En este escrito te daré información relevante sobre el Magere Brug, algo de historia, como podrás visitarlo y una leyenda interesante sobre su construcción que estoy seguro te gustara.

Historia

El primer puente que se construyó se realizó a principios del siglo XVII, en piedra que adquirió el nombre de Magere Brug debido a lo angosto de este, En un principio poseía 13 arcos, para lo que no saben los arcos son las bases del puente sobre el río, con una sección en el centro que se levantaba para dar paso a las embarcaciones de cierto tamaño que no podían pasar por debajo de los arcos.

Para el siglo XIX, este puente fue demolido debido a sus malas condiciones de conservación y se construyó un puente hecho en madera con 9 arcos de base. Que al igual que el primero era móvil en el centro. Pero para principios del siglo XX, se decidió demoler este puente y hacerlo de acero, que aunque era más grande seguía conservando su ancho y su estilo inicial.

Después se realizó otra modificación a mediados de la década de los 90, en la cual el movimiento de elevación o basculante que era manual porque desde su primer diseño hasta este momento era realizado por dos guardias, a partir de esta modificación este movimiento se realiza con la ayuda de un motor. Esto es muy interesante debido a que desde que para conseguir que el puente se levantara los dos guardias tenían que utilizar su cuerpo como contrapeso para poder lograr la acción de levantar la sección de este. Ver artículo: Puente de la Bahia San Francisco 

Leyenda

Una de las razones que permiten el surgimiento de una leyenda es para explicar algo que se desconoce, como sucede el el caso del puente Magere Brug, ya que no se sabe a ciencia cierta quien fue el responsable de la construcción de este hermoso y característico puente, por lo que la leyenda nos hace referencia a dos hermanas de cierta posición social que vivían en lados opuestos del río.

Asmtel y que para verse tenían que recorrer kilómetros para llegar hasta el puente más cercano por lo que mandaron a construir el primer puente Magere Brug, pero debido a que esta construcción era muy costosa decidieron hacerlo con una anchura más pequeña de lo normal utilizada en los puentes y de allí surge su nombre Magere Brug. Te recomiendo ver el siguiente enlace que te mostrara otro puente muy interesante, Ver artículo: Puente de la Torre

Como llegar

Para visitar el puente Magera Brug tienes que llegar a la ciudad de Amsterdam y ya en la ciudad debes buscar la calle Kerkstraat, que es una calle que se encuentra ubicada en el centro de la ciudad.

Esta calle se extiende desde la calle de Leidsegracht en dirección este y finaliza justo en el puente de Magere Brug sobre el Amstel. La calle Kerkstraat se encuentra en paralelo con las calles Keizersgracht y Prinsengracht y cruza las calles Leidsestraat, el Nieuwe Spiegelstraat, el Vijzelstraat, el Reguliersgracht y el Utrechtsestraat. La calle Kerkstraat recibe el número 339 en Amsterdam. Recuerda que este puente es solo de uso peatonal o si utilizas bicicleta.

Otra manera de visitar el puente es a través de una travesía por el río Amstel y dependiendo del tamaño de la embarcación puedes atravesar por debajo del puente sin necesidad de que este se levante.

Si tienes la posibilidad de ver este puente vale la pena que pases de noche ya que la iluminación de este esta realizada por unos 1800 focos que se reflejan en las aguas del río que junto a su color blanco realzan una estampa inolvidable y que seguro te permitirá obtener unas fotos fuera de serie de la visita a este lugar.

Dejar Comentario