≡ Menu




Templo de Zeus: Características, arquitectura, imágenes y más

El Templo de Zeus una de las más grandiosas obras de la Antigua Grecia que solo quedan ruinas en la Atenas de la actualidad. Parte de este templo se ha reproducido y se encuentra en el Museo de Pérgamo en Berlín Alemania. Te invitamos a conocer más de este monumento

Templo de Zeus

Templo de Zeus pertenece a las obras o edificaciones de la antigua Grecia específicamente del período clásico comprendido desde los 500 hasta los 323 años antes de Cristo, este época ofrecía un estilo distinto por lo que fue considerado tiempo después como modelo, de ahí su nombre “clásico”; otra muestra del periodo clásico es la construcción del Partenón de Atenas.
En el siglo VII antes de Cristo existió un templo consagrado al culto de las diosas Hera y Cibeles, que después en el siglo quinto antes de Cristo en ese mismo sitio fue levantado otro templo y consagrado al dios Zeus, este templo recibe el nombre de Olimpeion.
El templo de Zeus fue encomendado al arquitecto Libón, el cual estuvo a cargo durante su construcción. En lo que se refiere a la estructura de la edificación fue hecha con la piedra caliza de la misma zona, esta piedra es de color muy claro y de poco brillo, por lo que se le dio un recubrimiento para darle vistosidad y crear semejanza al mármol. Los acabados y recubrimientos tallados, en el entablamento entre la cubierta y el capitel de las columnas lo conformaban metopas (del griego que significa abertura), piezas rectangulares de piedra y de mármol de la arquitectura del orden dórico, cada una de ellas se ubicaban entre dos triglifos (del griego que significa tallas acanaladas) decoración dórica de forma rectangular más alta que ancha, talladas con bandas acanaladas verticalmente.

Las metopas eran esculpidas en bajo relieve con decoraciones que narraban sucesos de la época. El Olimpeion también estaba constituido por frontones en sus fachadas occidental (lado orientado al oeste) y oriental (lado orientado al este). Estos frontones estaban llenos de esculturas esculpidas con el estilo del periodo clásico de la Grecia antigua. Todas las esculturas además de las tejas en la cubierta de techo, estaban elaboradas del mismo mármol Pentélico que se usó para la construcción del Partenón de la acrópolis de Atenas. (ver articulo: Kremlin de Moscu)
El Templo de Zeus fue construido después de la victoria de Atenas sobre los persas en la Segunda Guerra Médica, y se hiso con la finalidad de rendir culto a su protector el dios Zeus, por lo que colocaron dentro de él una estatua de Zeus diseñada y esculpida por Fidias reconocido escultor ateniense. Dicha estatua fue hecha con materiales como el oro y el marfil, este tipo de esculturas gozaban de gran prestigio en ese periodo de la Grecia antigua, por su opulencia y colosales medidas. La estatua de Zeus se cree era de 13 metros de alto y mostraba al dios sentado portando en su mano izquierda el cetro. (ver articulo: Partenon de Atenas)

Fidias igual que Pericles (que fue gobernador de Atenas) contribuyeron con la reconstrucción y distribución gigantesca de la Acrópolis de Atenas, él era considerado el escultor de los dioses, el que mejor lograba plasmar en los rostros de las esculturas la esencia divina, también fue el autor de otras dos grandes esculturas crisoelefantinas (esculturas de oro y marfil), como lo son la Atenea Partenos (Virgen), de ella que se conserva una réplica romana de menor tamaño elaborada en mármol, la Atenea Guerrera de unos 12 metros de altura que fue colocada en la acrópolis de Atenas, era la guerrera con una coraza sobre el pecho, una túnica hasta los pies, el casco sobre la cabeza, una lanza en la mano derecha, y en la izquierda un escudo.

Y por supuesto su gran obra el Zeus de Olimpia, que en la actualidad lamentablemente no se sabe de ella, era un Zeus sentado con una victoria en la mano derecha y en la izquierda un cetro, esta estatua le dio la fama e inmortalidad al escultor. Se cree que fue destruida y posteriormente perdida en el siglo quinto después de la venida de Cristo, y lo que se sabe de ella es debido a descripciones de testigos que fueron historiadores antiguos y por algunas monedas que contenían su representación.
Fidias comenzó su labor en la gigantesca estatua de Zeus por el año 440 antes de Cristo, y según relato escrito del Geógrafo e Historiador Estrabón de origen Griego, él decía que la escultura de Zeus era tan grande, que Zeus estando en la posición sentado casi tocaba el techo con la cabeza y era tal la desproporción entre la altura de la estatua con la del templo que se sentía que si el dios se levantara lograría romper el techo del templo. Lo colosal de la escultura de Fidias sobre el dios Zeus le permitió estar dentro de las siete maravillas de la Grecia Antigua.
El templo de Zeus y su decoración con esculturas del periodo clásico de la Grecia antigua (siglo V), vino a romper con el periodo de la Grecia primitiva o arcaica (siglos VI Y VIII) donde los artistas realizaban esculturas de apariencias altivas con expresiones algo soñadoras y dio paso a la transición al clásico. Otras esculturas encomendadas al Maestro escultor ateniense Fidias fueron las imágenes del templo consagrado a la diosa de la justicia o diké, por lo que representaba Zeus en la mitología griega que era su defensor.
El pórtico de entrada y el falso pórtico posterior o trasero en su parte superior, fueron recubiertos y adornados con seis metopas en cada extremo, en ellas fueron grabadas escenas con los doce trabajos de Heracles o Hércules, los cuales son:
1. Hércules y el león de Nemea
2. Hércules y la hidra
3. Hércules Capturar a la cierva
4. Hércules Capturar al jabalí
5. Hércules Limpia los establos de Augías
6. Hércules y los pájaros del Estínfalo
7. Hércules Capturar al toro de Creta
8. Hércules y las yeguas de Diomedes
9. Hércules y el cinturón de Hipólita
10. Hércules y el ganado de Gerión
11. Hércules y las manzanas del jardín de las Hespérides
12. Capturar en los infiernos a Cerbero
En los pórticos principales su extremo superior en forma de triángulo, lo constituían dos frontones. El Frontón oriental y el occidental.
Las esculturas esculpidas en el frontón oriental del templo de Zeus, el geógrafo e historiador Pausanias se las atribuyo por error al escultor Peonio. En este frontón se mostraba la legendaria carrera de carruajes entre Pélope y Enómao (que en la mitología griega habla de Enómao tratando de matar a Pélope en una lucha de carros a caballos).

En el centro del frontón una imagen de Zeus en posición levantada resguardado por dos parejas de héroes y heroínas todos de pie, así como otras efigies apoyadas en las esquinas. Hipodamía La esposa de Pélope y su criada estaban dispuestas a la izquierda de la imagen de Zeus y Pélope a su derecha.

Aun en la actualidad no se sabe a ciencia cierta la personalidad, ubicación o relación de las otras seis esculturas que están en posición sentadas y arrodilladas. No obstante de la calma reflejada en las escenas del frontón oriental se transforma en El frontón occidental que refleja imágenes de escenas con agitación y movimientos.
En el frontón occidental se podían ver las imágenes de los centauros figura representativa de la mitología griega. Se desarrollaba escenas de la mitológica batalla de los centauros contra los lápitas. Según la mitología griega, el rey de los lápitas de la región de Tesalia llamado Peiritous, se casó con Deidameia la hija de Atracos e invitó a la boda a los Centauros, para compartir con Apolo como antecesor. Cuando los centauros se emborracharon, trataron de raptar a las bellas damiselas de los Lápitas.

En la lucha, los Lápitas con la ayuda de Teseo, lograron vencer y echar fuera a los Centauros, por el irrespeto a la Xenia, que eran las normas sagradas de hospitalidad de la antigua Grecia y sobre ella se apoyan la conducta de la sociedad. En el centro de dicha escena Apolo aparece tratando de imponer la cordura y la justicia con Pirítoo y Teseo a ambos lados de él. Los lápitas en la representación eran el orden olímpico y civilizado, y los centauros venían a ser la naturaleza primitiva de los seres terrenales que hacían oposición a las deidades.

Esas escenas de triunfo sobre los centauros del frontón eran para recordarles a los griegos de la época, su victoria sobre los persas, por las constantes amenazas de extranjeros sobre el orden helénico. (ver articulo:Arco de Adriano)
En Fin del templo de Zeus llego para el año 426 después de Cristo, cuando el emperador Teodosio segundo mando a destruir la edificación; aunado a los terremotos de los años 522 y 551 que terminaron con las ruinas enterrando parte de ellas.

Características

El templo de Zeus pertenece al tipo de templo In Antis según su construcción, que significa con anti o antas, columnas denominadas pilastras que se colocaban en el vestíbulo que antecede a la naos. De los cinco tipos de templo de la Grecia antigua este es el más sencillo. En su construcción prolongaban las paredes de la naos hacia adelante para edificar el pórtico de entrada.

El templo de Zeus como se puede ver en la imagen, su planta se distribuye en una naos o cella, un espacio denominado pronaos y otro llamado el opistodomos, ambos de dos columnas, los espacios correspondientes a la pronaos y el opistodomos eran de menor tamaño, al último se le decía también el cuarto de los tesoros, porque en él se depositaban las ofrendas.

Arquitectura

La arquitectura de los templos de la Grecia antigua, incluso el templo de Zeus, consistían en edificaciones de planta rectangular con columnas en sus cuatro lados, techo o cubierta de doble pendiente o caída de agua, y se escogía para su ubicación lugares altos considerados sagrados y alejados de la ciudad.
Se construían como lugar de residencia o vivienda del dios. En estos recintos no se hacían actividades religiosas que incluyese a los fieles de la ciudad, solo era para colocar la estatua del dios al que se le consagraba. Este tipo de actividades religiosas las hacían fuera del recinto para esto se construía un altar justo al frente de la entrada al templo.

Los templos se construían de forma tal que dejaban un corredor o pasillo externo delimitado por las columnas alrededor y la galería interna, para que los fieles en las ceremonias religiosas pudiesen caminar por él y ver a la deidad desde el exterior lados. De ahí la importancia del exterior del templo en cuanto a las decoraciones, proporciones y colores. Las deidades a los que les consagraron templos fueron Zeus, Atenea, Apolo y Hera. (ver articulo: Agora de Atenas)
Los templos De la Grecia antigua se clasificaban de acuerdo a la disposición y números de columnas, encontrándose 5 tipos: 1. In antis, 2. Próstilo, 3. Anfipróstilo, 4. Períptero y 5. Tholos o Monóptero.
El templo de Zeus lo constituía una arquitectura del orden o estilo dórico y como pudimos ver en las características entra en el tipo de templo In Antis y estos se construían con tres partes claramente identificadas:
Pronaos: Esta área tenía la función de un vestíbulo que antecedía el área de la naos. Y lo que hacían era alargar longitudinalmente los muros de la galería interior colocándoles en la entrada dos antas que eran una especie de columnas o pilastras.
Naos o cella: Galería interior o central con forma rectangular, separada en tres naves por columnas, en esta área se colocó la estatua de Zeus.
Opistódomos: Habitación de menor tamaño ubicada al fondo del templo, sin comunicación con la galería interior pudiendo acceder a ella solo por la parte de atrás del templo. En esta habitación se depositaban los elementos del culto y las ofrendas de los fieles por eso también le llamaban habitación del tesoro.

Templo de Zeus en Agrigento

El Olimpeion de Agrigento fue el más grande santuario con una arquitectura del estilo dórico nunca antes construido, lo lamentable es que este templo solo queda sus ruinas. Estas ruinas han generado una serie de interrogantes, que ha movido a una serie de arqueólogos e historiadores a realizar estudios e interpretaciones de ellas con la finalidad de una posible reconstrucción.
La ciudad de Agrigento Ἀκράγας en griego, se encuentra ubicada al sur de Sicilia y su creación u origen es de los años 580 antes de Cristo, y fue colonia de los griegos. Sicilia fue fundada por griegos que provenían de Creta y Rodas, según el historiador ateniense Tucídides a principio del siglo VII antes de Cristo.

El mismo Tucídides cuenta que la ciudad de Agrigento recibió ese nombre por su cercanía al río Acragas, que pasa al este de las colinas donde ella se fundó. La ciudad de Agrigento se encontraba cercana al mar como a 2 kilómetros de él, por lo que era una ciudad costera y como era costumbre en esa época este tipo de ciudad eran amuralladas, siguiendo el relieve del terreno.

En la geografía de ese terreno se podían distinguir tres tipos de relieves bien diferenciados, dos altamente accidentados en la Colina de Girgenti, donde se encuentra la ciudad actualmente, otra al noreste algo rocosa que hoy en día es Rupe Atenea), y la tercera hacia el sur donde se encuentra el actual valle de los templo, que no es valle sino un sitio alto. Hacia el oeste de esa colina, llamada el valle de los templos, detrás del templo de Hércules y no lejos del monumento ágora y cerca de la muralla sur de la ciudad de Agrigento, es donde se ubican las ruinas del templo de Zeus.

El templo de Zeus Olímpico se construyó orientado hacia el nordeste. El tamaño de la edificación debió ser gigantesca, según los autores Koldewey y Puchstein definen las dimensiones del templo las siguientes: de ancho 56,30 metros, 112,60 metros de largo, lo que da un área de exactamente 6.339,38 m2, las columnas son de 15 metros de alto, el entablamiento según estos autores eran de 6 metros de alto de igual forma el frontón en su parte más alta, en el centro, y todo la edificación se apoyaba en una base de 5 escalones llamada crepidoma.

Los Telamones o Atlantes

Entre las esculturas o estatuas del templo de Zeus el olímpico se encuentran las gigantescas figuras de los atlantes o telamones con alturas superiores a los siete metros, siendo estas unas de las características novedosas que distinguían el Olimpeion, esta figuras se convirtieron en símbolo de la actual moderna ciudad de Agrigento, apareciendo en su escudo acompañado de la frase “mirabilis aula gigantum”, este escudo es del siglo XVI y se ven tres telamones, como memoria de los gigantes telamones del templo de Zeus, que aún permanecían de pie a principio del siglo XV y posteriormente por la ocurrencia de un terremoto en diciembre de 1401, se cayeron todo esto según el historiador Tommaso Fazello escrito en su libro “De rebus Siculis” de fecha 1558.

Hoy en día se pueden ver lo que queda de estas figuras esculpidas en el propio sitio de las ruinas donde algunos fueron reconstruidos acostados en la superficie a mediados del siglo 19, y en el siglo 20 se han reproducido copias que se pueden ver en el museo del valle de los templos.
Al principio los arqueólogos e historiadores creyeron que las colosales figuras de los telamones eran parte del interior del templo, como es el caso del autor Canina según estudios de 1834, el hizo una reconstrucción que de acuerdo a su estructura los telamones se encontraban en la pared interna de la nave central. Otro autor fue Pace en 1922, este consideraba que los gigantes telamones estarían adosados en las columnas interiores del naos. Pero casi al concluir los años 20 del siglo pasado el arqueólogo Pirro Marconi, tomando la hipótesis de los alemanes Koldewey & Puchstein en 1899, comprobó que los telamones se situaban insertos en alto relieve a media altura de los muros exteriores entre columnas.

La cubierta o Techo

Otra de las partes arquitectónicas del templo de Zeus que ha sido de discusión para su reconstrucción es la cubierta de techo, algunas fuentes nos dicen la información de que el Olimpeion no se habría construido totalmente como Polibio en el siglo IX, otros como Diodoro en el siglo XIII que solo falto la construcción de la cubierta de techo.

Las primeras reconstrucciones de la era moderna presentan la cubierta a doble vertiente, tal es el caso de Canina en 1834, adaptada a los frontones de forma triangular, y en el medio del templo sin techar. Los estudios de estos autores, plantea la inquietud de que la nao en el interior del templo, de haberse colocado techo a todo lo largo del templo, habría quedado muy oscura.
Una de las formas de resolver esta interrogante fue la idea o hipótesis lógica de imaginar que el centro del templo sobre la naos se habría concebido como recinto a cielo abierto para la estatua de culto, como en el templo G de Selinunte. Esta hipótesis adquirió mayor fuerza por el descubrimiento de Pirro Marconi, durante sus excavaciones en el año 1926, que encontró especies de tejas grandes con diseños y coloreadas de terracota, aunado a las evidencias dadas por la posición de la caída de todo el lado meridional del templo, lo que hace creíble imaginar que la naos era a cielo abierto, y tanto la pronaos como el opistódomo estarían cubiertos por un techo en tejas a dos aguas.
La teoría del cielo abierto en el medio del templo, ha sido discutida e incluso descalificada por otros autores. Como Winter (1976), que decía que era incompatible con la forma que estaban dispuestas las columnas interiores del templo, mientras que autores como Coulton (1977), piensan que la construcción de un techo de dos vertientes o caídas de agua, aunque fuera factible porque la disposición de las columnas interiores soportaría estructuralmente su peso, nunca se habría llevado a cabo.

Altar de Zeus en Pérgamo

En la Grecia antigua la estructura arquitectónica era lo que expresaba la grandeza del estado o gobierno así como las obras de artes reflejaban los éxitos militares, ejemplo claro de esto es la Atenas de Pericles. De igual forma sucedió con el linaje griego de los atálida que gobernaron en la ciudad de Pérgamo luego del deceso del general Lisímaco de Tracia, el cual estaba bajo las órdenes de Alejandro Magno.
La dinastía atálida fue un linaje griego que gobernó en la ciudad de Pérgamo tras la muerte de Lisímaco de Tracia, general de Alejandro Magno. Filetero un oficial subalterno de Lisímaco después de la muerte de este, tomo el poder de Pérgamo en el 282 años antes de Cristo.

Los descendientes de Filetero convirtieron la ciudad de Pérgamo en un reino gobernado por el rey Átalo en el 230 años antes de Cristo, esta dinastía se mantuvo en Pérgamo hasta el reinado de Átalo tercero, quien entrego su dominio al imperio romano en el 133 antes de Cristo.
Los atálida así como Pericles con Atenas convirtieron a Pérgamo en uno de los prominentes estados más artístico del periodo helenístico siglos III y II antes de la venida de Cristo, sus monumentos eran asombrosos y se integraban de una forma muy organizada con el entorno natural. Prueba de ello el gran altar de Zeus que se construyó entre los 180 y 160 años antes de Cristo estado el rey Eumenes segundo. El altar o templo de Zeus fue la expresión del refinamiento artístico del reinado de los atálida y le dio al gobierno la publicidad y el apoyo político de la nación.

En este templo de Zeus prevaleció la arquitectura del orden jónico sus espectaculares columnas y los grandes tramos de escalera dejaban ver el perfeccionamiento en las formas constructivas así como las decoraciones de los artistas de la época involucrados en la obra. Los restos de esta gran obra como es el altar o templo de Zeus, salieron a la luz tras excavaciones realizadas por el arqueólogo alemán Karl Humann. En varias excavaciones posteriores desde 1900 hasta 1938, se fue completando lo descubierto por el alemán. Toda la parte frontal del altar fue reconstruida en sus dimensiones originales y están expuestas en la actualidad en el museo de Berlín, así como partes de las escenas del gran recubrimiento o friso de la obra, localizándose 47 de las 74 piezas. La llegada de todos los hallazgos a la ciudad de Berlín, fue producto de las negociaciones de los alemanes con el gobierno turco pagando por su concesión.

Imágenes

Templo de Zeus del Museo de Pérgamo en Berlín: Exposición de la parte frontal del altar de Zeus reconstruido.

Dibujo de la planta: en la imagen de abajo se puede ver la distribución de la planta del altar

Maqueta a Escala: Maqueta exhibida en el Museo de Pergamo en Belin
Esculturas del Friso: En las dos imágenes siguientes se pueden observar las esculturas del friso original del templo de Zeus

Esculturas en Pie: a continuación una muestra de las esculturas en pie

Columnas: Columnas originales del altar de Zeus trasladas al museo de Pergamino en Berlin

¿Dónde se ubica?

aqui veras donde esta ubicado

El Olímpico

El templo de Zeus Olímpico se ubica en la dirección Atenas 105 57 Al este de la Acrópolis, entre las avenidas Syngrou y Vasilissis Olgas, Grecia, una de las formas de llegar a esta dirección en a través del metro en la estación Acrópolis (línea 2). El Horario de visita al monumento es:
Entre los Meses de abril y octubre: de 8,00 am hasta las 7:00 pm todos los días.
Entre los meses de noviembre y marzo: de 8,00 am hasta las 3:00 pm todos los días.
Días feriados que permanece cerrado al público:
1 de enero – Año Nuevo
25 de marzo – Independencia de Grecia
El domingo de Pascua
1 de mayo – Día del Trabajador
25 y 26 de diciembre – Navidad

El del Museo de Pérgamo

Para ver las esculturales de la ` Gigantomaquia´ del altar o templo de Zeus de Pérgamo hay que viajar hasta Berlín y visitar el Museo de Berlín en la dirección de Bodestraße 1-3, 10178 Berlín, Alemania. Horario de visita Los jueves de 12:30 pm hasta las 8:00 pm, resto de días de 12:30 pm hasta las 6:00 pm

Dejar Comentario