≡ Menu




Conoce todo sobre la Caldera de Santorini

La Caldera de Santorini es una gran depresión volcánica sumergida hacia el sur del Mar Egeo, en territorio griego, que se generó a partir de una catastrófica erupción hace más de 3.000 años y que se mantiene activa, junto con la animada y variada actividad turística en las islas que conforman los restos del antiguo volcán.

Caldera de Santorini

Caldera de Santorini

Esta gran caldera queda oculta bajo las aguas del Mar Egeo y son visibles en la superficie el conjunto circular que forman las cinco islas de Santorini, que constituyen los restos de una antigua isla volcánica de mayor tamaño, que tras una potente erupción se desintegró en gran medida.

Constituye la formación geológica con mayor actividad volcánica del arco sur del Mar Egeo, donde además se encuentran el Methana, Milos y Nisyros.

Historia

Caldera de Santorini

La Caldera de Santorini es el resultado de una gigantesca y violenta erupción volcánica que estudios recientes precisan ocurrió en el año 1625 anterior al nacimiento de Cristo.

Este fenómeno natural de gran magnitud, conocido como gran erupción minoica, registró una intensidad de valor 7, la más alta en la escala internacional que mide estas explosiones. Debido a toda la masa terrestre que quedó sumergida a raíz de la erupción, el Santorini se cree que dio origen a la famosa leyenda de la ciudad perdida de la Atlántida.

Caldera de Santorini

El nombre de estas islas griegas proviene del idioma italiano, dado por los comerciantes de Venecia que en la Edad Media se referían a ellas por el nombre de su santa patrona Santa Irene, que con los años derivó al actual nombre de Santorini.

Esta caldera, aunque dormida, no está inactiva. En 1950 registró su última erupción, luego de lo cual su estatus de activa se evidencia en humaredas que emanan de los cráteres de más reciente actividad, como el de Nea Kameni, el más nuevo de los dos islotes formados hacia el centro de la caldera por lava solidificada.

Características

Caldera de Santorini

Las islas que rodean a la Caldera de Santorini se caracterizan por una topografía accidentada y rústica, a causa de la destrucción milenaria que les dio origen. Forman un conjunto circular; tres de ellas bordean la laguna que inunda la caldera y otras dos emergieron siglos después en su centro, producto de su actividad eruptiva. Sólo dos se encuentran habitadas.

Como consecuencia de la prehistórica explosión, la Caldera de Santorini permanece sumergida bajo una profunda y navegable laguna de 12 kilómetros de longitud y hasta 400 metros en lo más hondo, cercada en tres partes por elevados acantilados de hasta 300 metros de altura, que van descendiendo hasta las costas del Egeo.

En la laguna, de una anchura cercana a los 7 kilómetros, se encuentran todos los puertos, en los que atracan embarcaciones de gran calado, veleros y cruceros.

Caldera de Santorini

Nea Kameni y Palea Kameni, con 3,4 y 0,5 Km2 de rocas de lava de extensión, respectivamente, destacan hacia el centro de la laguna y no alojan población. La formación de ambas se generó por sucesivas erupciones que emergieron hasta la superficie en el centro de la caldera, de ahí que estén constituidas por lava endurecida.Aspronisi es un islote deshabitado de apenas 0,1 kilómetro cuadrado, ubicado en las adyacencias del conjunto insular.

Santorini o Thera

Caldera de Santorini

Es la más extensa (75,8 Km2) y con mayor densidad de habitantes de las dos islas pobladas. Aloja a la ciudad de Fira, la capital del todo el bloque isleño de Santorini.

Este archipiélago es dueño de una efervescente actividad festiva durante la noche, lo que lo convierte en uno de los focos turísticos más atractivos y visitados del continente europeo.

La gran afluencia de turistas y el dinámico movimiento comercial ha influido en su desordenado crecimiento urbanístico. El color blanco predomina en las edificaciones y el azul en las puertas, ventanas y tejados.

Therasia

Caldera de Santorini

Con 9,3 kilómetros cuadrados de superficie es la otra isla habitada. La comunidad de Oia es su principal centro poblado y, al igual que Thera, recibe una multitudinaria cantidad de visitantes durante todo el año por belleza paisajística.

Ubicación

Esta enorme depresión volcánica se formó hacia el sur del Mar Egeo, a una distancia de 120 kilómetros de la isla de Creta, el territorio insular más extenso de Grecia. Forma parte del archipiélago de las Cicladas, que se ubica en el centro del citado mar, que a su vez se incluye dentro del Mar Mediterráneo.

Turismo en la Caldera de Santorini

Caldera de Santorini

Además de la frenética vida nocturna de los bares y discotecas de la capital Fira, otras actividades preferidas por los turistas son las aguas termales de Palea Kameni y el recorrido por los senderos de Therasia.La plaza del casco central de Fira y las playas de Kamari, Perivolos y Perissa se convierten en pistas de baile y música electrónica al caer la noche.

Desde la isla principal o de Therasia es posible contratar excursiones a la caldera en microcruceros.Otra opción predilecta es alquilar equipos de submarinismo y lanzarse a conocer el maravilloso ecosistema marino. El pueblo de Armeni cuenta con unos fondos marinos a los que no se necesita de traje especial sino solo gafas de buceo.Apreciar los maravillosos atardeceres desde el pueblo de Oía es otra experiencia recomendable.

Caldera de Santorini

Existe un sistema teleférico que comunica el puerto de Athinios, el principal de Thera, con la ciudad de Fira, situada en el borde de una cima empinada, vestigio del antiguo volcán.

Los apasionados por la arqueología disponen de ruinas antiguas de la civilización minoica en Santorini, siendo Acrotiri el yacimiento más conocido. Existen otros como Vlihada y Arthea Thira. (Ver: Meteora Grecia)

¿Cómo llegar?

Caldera de Santorini

En la ciudad de Fira funciona un aeropuerto internacional, a donde es posible aterrizar desde cualquier gran ciudad europea o mediante un vuelo interno desde la isla de Creta o Atenas.

Asimismo, casi todos los cruceros que salen de la capital griega con destino al Mar Egeo hacen escala en Santorini. También zarpan cruceros desde los puertos de Roma y Venecia, en Italia y Barcelona, en España.

Otra opción menos rápida pero más económica y atractiva a la vista es llegar en ferry, procedentes de Atenas o del resto de islas vecinas del archipiélago de las Cicladas.

Dejar Comentario