≡ Menu




Castillo de Chambord: historia, ubicación, arquitectura y más.

El majestuoso Castillo de Chambord, es una magnifica estructura que está ubicada en la localidad del Centro-Valle del Loira, se destaca entre las mansiones más conspicuas del planeta debido a su diseño renacentista francés excepcionalmente particular que combina las estructuras medievales habituales con las grandes estructuras italianas. Así como la Catedral de Notre Dame y la Torre Eiffel  que son grandes construcciones también  muy hermosas.

Castillo de Chambord 1

Historia del castillo de Chambord

El telón de fondo histórico que  enmarca del castillo de Chambord se remonta muy acertadamente hacia el siglo XVI.  Lo que indica que fue trabajado por el rey francés Francisco I, durante aproximadamente 30 años periodo que surgió  entre los años de  1519 y 1547.

Se especula que tardó tanto por problemas monetarios,  por las muchas contradicciones creativas y, además, hubo contratiempos políticos. La verdad sea dicha, el desarrollo de una de las casas de oración no se terminó hasta el gobierno del Rey Sol, Luis XIV.

No en absoluto como el Castillo de Blois, que está a solo 15 kilómetros de Chambord, el Castillo de Chambord no fue diseñado para ser el hogar de los señores franceses, sino para ser el refugio donde Francisco se hospedaba cuando él perseguiría en este distrito a muchísimos animales que consideraba debían ser cazados por él.

Cuando visites la fortaleza en el interior, verás una gran cantidad de lo que este Rey consideraba juguetes blandos, algunos muy aterradores, una gran cantidad de ellos son indicios de los animales  que eran perseguidos en los terrenos de persecución del señor, cuando así lo consideraba, por así decirlo, era para él un deporte.

De la misma manera que otras mansiones diferentes, Chambord también permaneció en medio de la renuncia luego de los disturbios franceses, motivo por el cual  Napoleón se lo ofreció al mariscal Berthier y luego la fortaleza terminó en manos del duque de Burdeos, que también se convirtió en duque de Chambord.

El palacio sufrió grandes daños en las oleadas de 2016 cuando sus invernaderos y la gran mayoría de la planta baja se sumergieron en el deterioro, sin embargo. Dentro de las estructuras más conocidas y fantásticas, el Castillo de Chambord por su mezcla de adornos renacentistas y planta de fabricación medieval, es declarado una maravilla y una de esas grandes maravillas de la ingeniería.

Por lo que además, de presentar obras  magnas  se enmarca por su inventiva y gran gusto. Presentando el juego de las torres que, realzan sus techos con sueños sentimentales, como si necesitaran acentuar al personaje entre los nostálgicos y divertidos espacios  del edificio como amantes del arte,  por sus cualidades de creatividad  e imaginación que cautivan y enamoran por su belleza arquitectónica.

Además, en la mezcla de los materiales, las chapas están hechas de piedra caliza de las canteras vecinas del valle de Cher, los techos están hechos de pizarra, en los que algunos han necesitado ver un esfuerzo para personificar la policromía de los mármoles del Renacimiento italiano.

Castillo de Chambord 1

En la carilla posterior, que era un pasaje para los especialistas y actualmente es un pasaje para los vacacionistas, se valora mejor la intención vigilada. Los separadores de ese lado no se terminaron hasta un siglo después de la desaparición de Francisco I, a partir de entonces el trabajo de Jules-Hardouin Mansart, fue impresionantemente más bajos que los de la fachada fundamental.

Desde donde Francisco tal vez esperaba que las damas de la corte apreciaran sus acciones de persecución contra los animales que prefería cazar, sino que dibujaban un increíble bosque de cenit, ventanas que miran hacia el cielo y chimeneas, donde la riqueza de la ornamentación está subrayada por la policromía de la piedra recortada con pizarra.

El interior de la mansión tiene las habitaciones reunidas en lofts autónomos, un componente imposible de perderse y acostumbrado de los castillos franceses, y un componente muy singular: la excelente escalera de caracol doble que se encuentra justo en el centro, lo que le permite recorrer todos los pisos sin los circuitos.

Este rasgo de la escalera, unido al diseño central del trabajo, a las torres como los minaretes y otros elementos sutiles menores, ha llevado a algunos maestros a la propiedad personajes como  Leonardo da Vinci,  quien con su hermosa visión creativa plasmo  todo el arreglo,  de al menos la primera proyección de la tarea  todo tan original como en la Mezquita Azul.

La propuesta más confirmada y profunda en cuanto a este trabajo fue la plasmada  por el especialista en estos trabajos Doménico da Cortona, quien estaba en ese momento en la administración de Francisco I, además cuando Leonardo tocó la base en la corte en 1516, podría asumir el compromiso que el mentor había tomado para la ansiosa residencia real de Romorantin.

Una tarea que fue entregada, y la ajustó muy bien  a las nuevas solicitudes de Chambord Castle. En  tanto que todo surgió, dada la ausencia de documentación, mas sin embargo se conto siempre con la cooperación de Leonardo quien se mantendría de manera confiable.

El Capricho de Chambord

Es de considerar y apreciar que  el gran  Castillo de Chambord,  posee una genuina enormidad de una vasta extensión en lo que se refiere al desarrollo, por estar precisamente muy encarado y  rodeado.

Era el divisor más largo de Francia y su objetivo no era mantener una distancia estratégica de la metodología del enemigo, sino la partida de las criaturas que buscaba cazar. Dado que Chambord era un castillo simplemente formal que en su periodo era usado para el fin de la persecución de animales, como hobbies o deporte de este Rey.

Espacio ideal para el rey realizar su hobbies de cazar animales

Fue realmente un parque de persecución para el Rey, eso esa su mayor satisfacción y practica dentro de lo que cabe mencionar como parte de su planes como mandatario. Las habitaciones no estaban equipadas ni enriquecidas, sino que era la corte la que debía llevar consigo, para cada habitación, los muebles, las obras de arte bordadas y los utensilios importantes para todo el desfile.

En el caso de que el desarrollo fuera costoso, excepcionalmente costoso sería además su utilización. Además, un mal sueño calculado. El sitio es un territorio exuberante a lo largo del Loira, lejos de cualquier ciudad, pueblo o caserío donde pudiese abordar problemas comunes que no fuesen los adecuados para un gobernante de su tipo.

Por ejemplo, el tema de los víveres debido a lo distanciado que fue construido. Sin sectores de negocio cercanos para comprar, la compañía administradora también tenía que lidiar con mover su propio sustento.

La mansión fue trabajada por jefes de construcción y artesanos franceses, que utilizaron los procedimientos de desarrollo que habían obtenido de sus progenitores. Las cuales fueron prácticas y enseñanzas que había sido compuesta por modeladores italianos, ya que era el diseño de molde y el precedente a seguir, por sus características de buen gusto, así como por sus recuerdos ejemplares y su motivación en la Roma de los Césares.

Francisco, quien había recibido una formación humanística y se había comunicado en italiano de manera consumada, le había dado el trabajo a Doménico da Cortona, aunque un número cada vez mayor de individuos caracterizaban, al menos, una parte del plan especialmente la gran escalera en el interior al especialista de Leonardo da Vinci, quien pasó su último tiempo en la administración del señor francés en el bastión adyacente de Amboise.

Los ingenieros italianos incluían arcadas, pilastras y ventanas gigantescas más razonables para la atmósfera de la Toscana o Lazio que el norte de Francia. Sumado al enorme tamaño de las habitaciones, dado que todo en Chambord se realizó a escala de Goliat.

Para completar la auditoría del impulso de Chambord, merece recordar lo que se acaba de ilustrar anteriormente: Que el desarrollo de los castillos en el siglo XVI eran para en ese momento un impedimento, lo consideraban una inutilidad dependiente del renombre y el sentimentalismo más  que de la necesidad militar genuina.

En la Edad Media, las mansiones habían sido puestos invulnerables, sin embargo, en el período de explosivos y artillería, en ningún caso las gigantescas torres giratorias de Chambord podrían haber estado en pie desde hace bastante tiempo. La construcción de una mansión era absolutamente compleja y el seguro que garantizaba era más emblemático, de buen gusto o ideológico más  que genuino.

Mucho más en el corazón de Francia, muy lejos de cualquier ciudad imperativa y a varios kilómetros de cualquier borde. El propio Francisco I, vino a Chambord un par de veces, y la historia posterior del edificio es una progresión de ocupaciones impedidas e insostenibles, para ese entonces.

Presumiblemente, la fortaleza nunca había  tenido una capacidad tan valiosa y sensible en su periodo de reinado como la que tiene actualmente, la cual es considerada como un lugar de turismo y para  realizar vacaciones extraordinarias por sus hermosos recorridos conociendo la zona, ya que los viajeros en su mayor parte traen su propio sustento y no permanecen a medio plazo.

Ubicación

El Castillo de Chambord está situado en el distrito del centro del valle del Loira, en solo dos horas puede llegar en auto desde París. De las áreas urbanas esenciales de Loire Valley Tours se encuentran a 80 kilómetros de Chambord, mientras que la mejor base para investigarlo es la posibilidad de permanecer en la zona Blois, que se encuentra a unos 15 km del castillo.

El castillo y su jardín son muy importantes, pero si tenemos la posibilidad de incluir más de 50 km² de bosques, puede imaginar las medidas del lugar que son muy extensas y atractivas por lo que le serviría para recrear su vista y disfrutar del recorrido. A pesar de la excelencia de la mansión, adoramos su ambiente regular.

¿Cómo llegar al Castillo de Chambord?

La mejor manera de ir es en auto, lo que le permitirá realizar su aterrizaje en unas pocas horas desde París y en un corto trayecto desde Blois.  Y si no tiene un auto a su disposición, la mejor opción es el transporte en autobús de la organización que ofrecen las líneas autorizadas desde París.

También puede llegar en transporte abierto, a pesar de que es un movimiento importante, ya que necesita prepararse de París a Blois y, desde ese punto, un transporte especializado en realizar labores de tour con horarios específicos o un taxi.

Arquitectura del Castillo de Chambord

Es tan importante tener presente que fue Doménico da Cortona quien hizo el primer plan del castillo, sin embargo, según las narraciones, lo transformó en un gran número de veces en medio del desarrollo que continuó hasta más de 2 décadas. Aunque nada lo afirma, porque solo fueron especulaciones.

Mas sin embargo muchos confían en que Leonardo da Vinci también se interesó en el plan, ya que fue respetado por Francisco I, quien lo contrató como su primer pintor, modelador y especialista. Por ejemplo, a Leonardo se le acredita con la aclamada escalera de doble hélice del Castillo de Chambord.

La última es vista como una de las grandes actividades ingeniosas de Leonardo, ya que la doble escalera helicoidal permitía a un individuo subir y otro a bajar. Las habitaciones primarias de la fortaleza se encuentran en la planta baja, con diferentes habitaciones que ofrecen ascender a la vida de la corte.

No le sorprenderá que las habitaciones de la ilustre familia sean las más fabulosas, con exquisitos muebles y adornos del marco del Renacimiento, por lo que visitar estas habitaciones lo llevará a la época en que los señores de Francia se quedaron aquí. Asimismo, puede visitar la habitación que era la cocina y, además, aquella en la que descansaron los inquilinos.

El piso superior es el lugar donde se encuentran los maravillosos patios del Castillo de Chambord, fue aquí donde los ocupantes de la mansión pudieron considerar los invernaderos desde arriba, como una especie de espacios con grandes extensiones de plantío que lo embellecen y lo acreditan como espectacular.

Ingeniería del Castillo de Chambord

Se denota que el primer esbozo del castillo de Chambord fue realizado por Doménico da Cortona, pero con el paso del tiempo fue cambiado. A pesar del hecho de que se confía en que Leonardo da Vinci se comprometió con el primer plan que recibió el rey Francisco I.

Da Vinci vivió y trabajó allí los tres años más recientes de su vida, que transcurrió en el área de  15193 en el baluarte de Clos -Lucé, cerca de Amboise. Estaba cubierto en la iglesia de Saint-Hubert de la mansión de Amboise. Los dos palacios están asociados con un camino subterráneo.

Con cuatro corredores rectangulares que rebotaban en cada piso enmarcando una forma agrieste, o en otras palabras, enfocados en un centro pulcro. Una de las características estructurales muy bien conocidas entre la población en general, es la doble hélice de la fabulosa escalera abierta donde los individuos pueden subir y bajar mientras tanto para ninguno hay problema de roce.

La mansión está rodeada por 52,5 km² de árboles, que enmarcan un bosque de 31 kilómetros. La mansión es un cuadrilátero en cuyo interior se encuentra el pináculo que da contra el lado norte. Mientras que en el interior del pináculo, específicamente en la unión de los extensos vestíbulos que están opuestos a los que dan habitaciones, la escalera de dos áreas se une a las diseminaciones vertical y nivelada y le permite subir los porches o bajar al patio.

Al salir de una habitación, existe la posibilidad de que se encuentre en un vestíbulo con ventanas hacia un lado y que la excelente escalera sea inconfundible. Durante más de ochenta años después de la desaparición de Francisco I, los señores franceses que los acompañaban no se enfocaron en que la mansión fuese abandonada. Finalmente, en 1639, el rey Luis XIII se lo ofreció a su hermano Gastón d’Orléans, quien evitó que la mansión cayera en demolición al restablecerla.

Escalera

Que fue construida en 1519, se destaca que  este cuerpo central del castillo, a pesar del hecho de que su desarrollo  fue de origen francés, con sus torres calculadas, ahora está animado por la ingeniería italiana con sus exteriores y molduras uniformes. Es superado por una torre de lámpara adornada alrededor de la cual se despliegan los patios.

En sus ascensos medios, la aclamada escalera con dos áreas cuyo embellecimiento grabado está enmarcada en una de las mejores culminaciones artísticas del Renacimiento francés. Decorado con dos pliegues sinuosos imbricados a un centro vacío, que le permite ver desde una de las dos áreas a la población general que toma la otra sin intersección.

Alrededor de esta escalera hay cuatro habitaciones que forman una cruz, mientras que cuatro secciones de la casa están dispersas. El caso especial de Chambord reside en esta alternativa absolutamente nueva del plano enfocado y centrado. Esto podría haber sido creado por Leonardo da Vinci, como afirma la costumbre, pero no hay ninguna verificación para afirmarlo.mas sin embargo es lo que se reseña.

El Castillo de Chambord es  una de la más grande de todas las mansiones del Loira y está dispuesta en el distrito de Centro-Valle del Loira en Francia. El último resultado fue el desarrollo de la mansión más excesiva de Europa, una obra maestra de la ingeniería del Renacimiento, excelente en todas sus estructuras.

La cima del Castillo de Chambord está planeada bajo la motivación de Constantinopla, con cien segmentos, 365 chimeneas, 440 habitaciones y 8 torres tremendas que alcanzan estaturas de hasta 134 metros. Además, el palacio tiene 77 escalones que hablan de un auténtico sistema de laberintos entrelazados, a pesar de contar también con una casa de oración que es la sala más grande del castillo y un centro histórico de caza y naturaleza, entre otros.

Uno de los milagros de la mansión,  es la fantástica escalera central con La doble hélice, que según se reseña  fue creada por Leonardo da Vinci. Lo que se  ha especificado de que en el transcurso del siglo XVIII, el Castillo de Chambord albergaba un centro de investigación sintética.

Justo a tiempo, a partir de 1745, Luis XV entregó la fortaleza a Maurice, el mariscal de Sajonia, para compensar su triunfo en medio de la Guerra de Sucesión. Posteriormente, Chambord fue abandonado y, en 1792, el gobierno progresista descargó muebles y obras de arte de la mansión.

Además, dentro de la gran gama arquitectónica conseguimos la renombrada escalera. Su elemento fundamental es que un hombre puede escalar mientras que otro baja y no puede cruzarse como resultado de su doble devanado. Puede observarse a través de las ventanas que dan al interior, por lo que parece que solo hay una escalera.

La cual mide 9 metros y asciende desde la etapa más temprana hasta la mitad de los pórticos de las carreteras del castillo. Está planeado en medio de una cruz griega e interconecta los portales con el pasillo y la salida. Del mismo modo, las habitaciones configuran una simetría  central muy bonita, con el objetivo de que la escalera se convierta en un pivote.

En cualquier caso, esta residencia real, gema del siglo XVI,  y tiene un componente de construcción inventivo para moverse a partir de una historia y luego a la siguiente. Es la escalera de Chambord, equipada con dos hélices imbricadas que permiten la entrada de dos personas mientras no se cruzan entre sí.

Ante la posibilidad de que la fortaleza a partir de ahora se sorprenda por sus medidas, su chapa y su tope, su fascinación fundamental reside, tal vez, en su escalera central. Asignada al espléndido innovador Leonardo de Vinci, la escalera de Chambord presenta un elemento único en su momento actual.

Como lo son los  dos segmentos que, similares a los cordones de una hélice montados uno sobre el otro, parecen formar un todo de acuerdo con un espectador externo. En cualquier caso, las personas que han utilizado este paso afirman que puedes alcanzar el porche sin cruzar a otra persona que se mueve en el entretanto y el ritmo. A lo sumo, el otro individuo puede verse a través de luces abiertas en la escalera interior.

Fachada exterior del Castillo de Chambord

Esta majestuosa edificación cuenta con ocho torres trascendentes, y un total de 365 chimeneas. Toda la mansión está rodeada por un hermosísimo bosque de 31 kilómetros de grandes árboles que alcanzan un territorio de 52,5 kilómetros cuadrados. Asi como lo puede apreciar también en el Monasterio de Piedra

Castillo de Chambord Por dentro

Su belleza está conformada por tan solo 440 salas abiertas y una suma de 84 escalones que amplifican este trabajo. El principio de la doble escalera de hélice y la torre que enmarca la base central de este palacio de mando se trabajó en 1519, aquí se puede ver el impacto razonable de la ingeniería italiana y la escalera que cubre desde su centro.

Es un destacado entre las obras más estimadas del mundo combinadas con mucho  renacimiento de origen francés. La doble escalera de hélice que permitía a los hombres nobles y los asalariados dar vueltas mientras nunca se tocaban entre sí. Alrededor de las escaleras hay cuatro habitaciones que dan forma a una cruz y que son apropiadas para salir en cuatro secciones para cada piso.

Cada piso del palacio tiene en su haber cuatro vestíbulos rectangulares muy bonitos. La estructura de persecución y sus artículos en mejora: fotos de criaturas de la diversión, cabezas de criaturas, entre otros, establecen la escena. De la misma manera que otras mansiones populares diferentes en Francia, Chambord fue comprada en 1930.

La motivación que existía detrás del gobernante que reino,  fue que este castillo se llenó de muchas criaturas de orden animal que sirvieron como especies de caza, en tanto que el Castillo lo tomo como un refugio de persecución, a pesar del hecho de que allí solo vivía muy poco tiempo dentro de lo que cabe destacar. Obviamente puedes observar su adoración por perseguir animales como un juego.

Castillo de Chambord 1

¿Sabías qué?

El objetivo principal para lo cual lo usaba el rey Federico I, era como un Refugio de caza.  Ya que lo mando a construir con la finalidad de ser como un refugio de cacería. A pesar del tamaño y la importancia del castillo de Chambord, se construyó básicamente para completar como un refugio de caza para el rey Francisco I de Francia.

Lo que es más, es que los arreglos de vivienda del gobernante seguirían siendo la mansión de Blois y el palacio de Amboise. Cada uno de ellos es parte de las mansiones del Loira, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Además, Francisco I de Francia se hizo famoso por el Renacimiento en su visita a Italia, por lo que, cuando regresó a su país, tenía que probar este estilo. El planificador responsable del desarrollo fue Domenico de Cortona, aunque algunos diseños fueron provocados por los pensamientos de un verdadero virtuoso: Leonardo da Vinci.

Castillo de Chambord 1

Tiene el parque más grande de Europa contando con un magno centro de recreación que abarca la fortaleza con no menos de 5,540 hectáreas de tierra, lo que lo convierte en el mayor bosque cerrado que se detiene en Europa. Por otra parte, se pronuncia una reserva nacional de vida silvestre y caza.

Además, está ocupada por más de ochocientos ciervos y mil quinientos cerdos, que se mueven entre varias especies de plantas, dominando encinas y pinares. Por otra parte, en medio de la temporada de apareamiento, varios animales curiosos y de la naturaleza se trasladan a la fortaleza de Chambord para observar el aullido y la conducta de los ciervos. Este es solo un ejemplo de la diversidad variada y colosal de lugares intrigantes que tiene este lugar.

El rompecabezas de la escalera del palacio de Chambord es una experiencia muy peculiar e intrigante. Es una escalera central del palacio de Chambord con múltiples  características: en la que un individuo puede subir mientras que alguien más lo baja sin que esto cauce algún tropiezo o roce, existiendo dos intersecciones cada vez.

Queda claro quién fue el fabricante de esta desconcertante escalera de 9 metros de distancia y que asciende desde el principio hasta la mitad de los patios viales de la fortaleza. En cualquier caso, numerosos individuos llaman la atención sobre el hecho de que fue el mismo Leonardo da Vinci quien lo describió.

Ya que una parte de sus ilustraciones concuerdan con los planes del desarrollo. Por lo que su frase así lo denota «La magnificencia perece a lo largo de la vida cotidiana, excepto que es una obra divina».  Leonardo da Vinci-

También es de connotar que  sirvió como un centro de investigación del conde de Saint-Germain, donde se desataca que el conde de Saint-Germain era un innovador y químico  muy desconcertante. Lo que le permitió intentar nuevos marcos de seda en los que había estado trabajando.

En consecuencia, pidió que se le permitieran unas parcelas donde pudiera intentarlo. Por fin, consiguió lo que necesitaba de la mano del marqués de Marigny, quien le dio la plaza fuerte de Chambord como habitación. Y es a partir de allí, que lo convierte en su nuevo hogar.

Saint-Germain se comprometió a realizar otras obras catalíticas antes de lo inconcebible de satisfacer su misión subyacente, ya que la Guerra de los Siete Años le impidió aceptar el stock vital. También se confía en que el recuento hizo invocaciones de encantamiento y del otro mundo. Lo que es más, es que se sabe que es una figura repetitiva en los cuentos sobre las ciencias misteriosas.

Además fue un bello escenario de las obras de Moliere. Por lo que se desataca que el Castillo de Chambord fue renovado varias veces. Uno de ellos por petición del rey Luis XIV, quien, además de otras cosas, y dado su entusiasmo por el drama cómico, solicitó habilitar a un único espacio.

En esta sala fue definitivamente donde Molière debutó una parte de sus obras más imperativas, por ejemplo, El burgués gentilhombre, el castillo de Chambord no es solo un trabajo asombroso por su diseño, sino que también contiene algunas historias y relatos que merece la pena conocer.

Castillo de Chambord 1

Dejar Comentario