≡ Menu




La isla de alcatraz. Conoce todo sobre esta Isla y sus misterios

La Isla de Alcatraz es muy famosa por haber sido sitio de reclusión de personajes históricos de los archivos de la delincuencia de los Estados Unidos de Norteamérica entre las décadas de los años treinta y sesenta. Primero fue un fuerte militar, luego prisión federal y hoy en día esta convertida en museo y sitio de interés turístico. Ven y entérate de información importante aquí.

LA ISLA DE ALCATRAZ

La Isla de Alcatraz pertenece a Alta California de los Estados Unidos de Norteamérica, se encuentra rodeada por las aguas de la bahía de San Francisco. Lo primero que se edificó en su superficie rocosa fue un faro marítimo solicitado por uno de sus primeros propietarios. A mediados del siglo 18 un batallón de soldados toma posesión de la isla y edifica un fuerte militar.

Posteriormente la historia llevaría a la Isla de Alcatraz a ser sitio de reclusión de soldados confederados en la guerra de secesión, hasta llegar a formar parte de la Agencia Federal de Priones del departamento de Justicia de los Estados Unidos de Norteamérica. Fue una prisión modelo en cuanto a la alta seguridad no solo por su ubicación sino por sus instalaciones ya adaptadas a una prisión de seguridad en donde el escape estaba fuera de ser posible, y adopto el nombre de “La Roca”.

Hasta la década de los sesenta la Isla de Alcatraz funciono como prisión federal, hoy es administrada por el Servicio de Parques Nacionales de los estados Unidos de Norteamérica. Convertida en museo se encuentra abierta al público y se puede acceder a ella a través de barcos que parten desde el muelle 33 y 39 de la ciudad de San Francisco. (ver articulo: Isla de Komodo)

Historia

Dentro de la historia de la Isla de Alcatraz se envuelven variados acontecimientos, por lo que es bueno conocer no solo el origen de la Isla de Alcatraz como lugar o sede de una prisión, sino los personajes que allí habitaron como reclusos y una que otra historia o suceso ocurrido en lo que se conoce también como “La Roca”

Breve Historia del Lugar

El hallazgo del territorio insular dentro de las inmediaciones de la bahía de San Francisco se remonta al siglo 18, en la época de los viajes de los exploradores europeos en busca de descubrir nuevos territorios que pasarían a formar parte de nuevas colonias de los países del viejo mundo.

La primera embarcación en entrar y explorar la Bahía de San Francisco en lo que se conoce como la alta California hoy en día, fue la del Capitán Bruno de Heceta. En dicha embarcación también viajaba el oficial de marina Juan Manuel de Ayala, quienes hacían un viaje de exploración bajo las órdenes del virreinato de la Nueva España, y fue este oficial quien le daría el original nombre de la Isla, como “isla de los Alcatraces”, transcurría el año de 1775. (ver articulo: Torre de Oro)

La tripulación al avistar la isla no hiso mucho empeño en atracar el barco con el fin de explorar la superficie ya que la vieron totalmente desolada; además que los mismos aborígenes americanos les hablaban de que la isla era un sitio guardado por espíritus no buenos.

Luego de su descubrimiento, la historia señala como primer propietario de la Isla de Alcatraz a Pío de Jesús Pico (1846), Gobernador de Alta California, México. Posteriormente el Gobernador mexicano entrega a Julián Workman como donación la Isla de Alcatraz y le pide como única condición que construya en ella un faro marino.
Por sucesión la Isla de Alcatraz llega a las manos del esposo de la hija de Workman; el cual hace una transacción comercial de venta al Republicano y candidato a la presidencia de los estados Unidos de Norteamérica John Charles Frémont.

Al terminar las luchas políticas entre México y los Estados Unidos de Norteamérica, el Estado de California pasó a ser uno de los Estados de la Nación Americana, y la Isla de Alcatraz para ese entonces (1848), ya era propiedad de los Estados Unidos de América. (ver articulo: Cabo de la roca)

Durante los años de 1853 – 58, un destacamento conformado por 200 militares del ejército del Sur se apodera de la Isla de Alcatraz y edifican en ella un fuerte militar.

Posteriormente acaecerían en estas regiones la conocida guerra de secesión que fue una lucha civil separatista dentro de la nación americana (1861). Durante estos tiempos La Isla de Alcatraz pasa a ser un recinto de reclusión para prisioneros de guerra del ejercito confederado del norte.

En las primeras décadas del siglo 20 (1933 – 1934), La Isla de Alcatraz ya como recinto penitenciario la comienza a administrar el departamento de justicia de los estados Unidos de Norteamérica y es una de las propiedades de la Agencia Federal de Prisiones.

Notorios Criminales de Alcatraz

La Isla de Alcatraz ya como propiedad de la Agencia Federal de Prisiones y hasta el cese de ella como recinto penitenciario (1934 – 1963), conto con la ilustre presencia de muchos personajes famosos por sus vidas criminales, a continuación algunos de estos archiconocidos delincuentes.

Alfonso Gabriel Capone (1898 – 1947)

El conocido gánster Al capone fue uno de los habitantes más conocidos de la historia de la prisión de la Isla de Alcatraz. Descendiente de una familia italiana llegada a américa, proveniente de la provincia de Salerno, Italia en 1893.
Desde chico Al Capone deja la escuela para adentrarse en las calles del sur de Brooklyn (Nueva York); y así comenzar su carrera delictiva hasta convertirse en uno de los más grandes mafiosos de la época en los Estados Unidos de Norteamérica.

Al Capone Llega a la prisión de la Isla de Alcatraz en 1934. Tras ser condenado por evasión de impuestos y cargos de asesinato en 1931, el criminal es recluido en una prisión en el Estado de Atlanta. No obstante la prisión no le impedía seguir manejando sus negocios delictivos, por lo que la justicia decide trasladarlo hasta la Isla de Alcatraz. En 1939 el departamento de Justicia de Norteamérica le concede la libertad a Al Capone por su condición de enfermedad tanto física como mental y muere en 1947 en el Estado de la Florida.

Albin Francis Karpavičius (1907 – 1979)

Alvin Karpis fue el reo que más años de condena cumplió dentro de las instalaciones de la prisión de la Isla de Alcatraz (26 años). Descendiente de padres lituanos residenciados en Canadá, país que vio nacer a Alvin Karpis, prontamente la familia se mudaría para el Estado de Kansas en los Estados Unidos de Norteamérica.

Desde la infancia Alvin Karpis se dedicó a la vida criminal asociada a la pornografía, el juego y al contrabando. A los 19 años recibe su primera sentencia y es recluido en un reformatorio de Kansas del cual se escapa, y es regresado al reformatorio un año después de la fuga. Albin Karpis cumple su condena en la penitenciaria de Kansas, hasta 1931 que sale en libertad y sigue su carrera de crímenes ahora asociado al famoso criminal Fred Barker, el cual conoció en la penitenciaria.

El FBI logra capturar a Karpis en Nueva Orleans en 1936, es condenado a cadena perpetua y como sitio de reclusión la Isla de Alcatraz donde permaneció hasta 1962, en donde realizaba actividades de panadero. La condena de Albin Karpis fue modificada y queda en libertad bajo condición en 1969, a la vez que era expulsado de los Estados Unidos de Norteamérica a su país de origen Canadá.

Albin Karpis muere en España en el año 1979, en una circunstancia de muerte muy extraña, asociándose inclusive con un posible suicidio.

Albin Karpis fue uno de los criminales conocidos como enemigo público dentro de los Estados Unidos, y durante su vida criminal fue apodado como “El Horrible” por su siniestra o mueca de sonrisa.

Robert Franklin Stroud (1890 – 1963)

 

Robert Stroud fue un preso que se dio a conocer por su trato con las aves, de cuya biografía nació un libro que luego fue llevado a la pantalla grande. Descendiente de padres alemanes y apenas comenzando su adolescencia deja el hogar buscando su independencia, contaba solo con trece años de edad. Ya con 18 años de edad se encontraba en el estado de Alaska, donde hace pareja con una mujer prostituta de 36 años de edad y a la vez era su proxeneta. Esta mujer lo lleva a la cárcel a raíz de que comete homicidio contra un hombre que según el mismo Stroud había agredido a su mujer Kitty.

En 1909 fue condenado por homicidio a 12 años en la prisión de McNeil Island. Posteriormente fue enviado a una prisión federal en Leavenworth, Kansas, en donde su comportamiento fue de una crueldad superior llegando a matar a otros reclusos y hasta un guardia de la prisión en 1916. Al guardia lo mata porque este impidió que su hermano menor lo visitara, como medida de castigo por su mala conducta.

A raíz de este homicidio la condena de Robert Stroud cambia de 12 años a pena de muerte, y luego de algunas situaciones la condena pasa a ser a cadena perpetua.
En estos primeros años de prisión ya comenzaba con la cría de aves como gorriones y canarios dentro de su misma celda.

Paradójicamente a estas aves la recogía heridas y las cuidaba y salvaba; para posteriormente venderlas, negocio que le permitía ayudar a su madre. Todo este movimiento del preso Stroud llevo a la administración de la prisión a colaborar con equipos y materiales para el cuidado de aves con el fin de hacerle publicidad a la prisión. Durante estas investigaciones el recluso también escribió dos libros relatando sus experiencias con las especies de aves.

A pesar de todo, la carrera delictiva de Stroud continuaba en ascenso ya que solicitaba materiales y equipos usando como escusa sus trabajos de investigación, los cuales en la verdad eran para construir alambiques caseros dentro de la celda.

Cuando esto fue descubierto a Robert Stroud lo trasladan a la prisión de la Isla de Alcatraz en 1942, allí continuo con su cuidado e investigación con las aves además de continuar escribiendo. Luego fue llevado a confinamiento aislado y once años en el área de atención medica por su estado de salud.

Durante ese tiempo estudiaba derecho en las instalaciones de la biblioteca de la Isla de Alcatraz, estudios que le permitieron asistir a la defensa de su caso por los malos tratos recibidos durante su larga condena en prisión, pero que a la final no logro nada. Robert Stroud muere en 1963 en un centro de salud al cual fue llevado desde 1959.

George Kelly Barnes (1895 – 1954)

Este recluso de la Isla de Alcatraz se hiso famoso por su carrera de contrabandista y gánster en la época de la prohibición del alcohol o la llamada Ley seca, era apodado como “La ametralladora Kelly”. Nace en el seno de una familia con poder económico en Memphis, Estado de Tennessee.

Kelly llego incluso a cursar carrera en la Universidad de Mississippi, pero desgraciadamente con bajo coeficiente intelectual para los estudios. En esta época universitaria Kelly se enamora de una chica llamada Geneva, y decide abandonar los estudios de agricultura. Para poder mantener a la nueva familia formada con su esposa y dos hijos se vio en la necesidad de trabajar como taxista pero dicha labor no le daba lo suficiente para mantenerlos.

Ya a los 19 años se encontraba abandonado por su esposa y había dejado el trabajo de taxista. Posteriormente conoció a un gánster, comenzando así su carrera como contrabandista. Su primer arresto se produce en 1928 por contrabando de licor y es condenado a tres años de prisión en Leavenworth.

Luego en libertad conoce a su segunda esposa Kathryn Thorne, mujer con amplia trayectoria criminal que lleva a Kelly a una mayor madurez delictiva llegando a ser catalogado como enemigo público de los Estados Unidos de Norteamérica.

Esta pareja delictiva secuestra a un magnate petrolero en 1933, Charles Urschel, y por este secuestro el FBI logra capturar el mismo año a Kelly conjuntamente con su esposa. Kelly fue encarcelado en la prisión de Leavenworth en Kansas, pero se jactaba de decir que pronto se escaparía de ella.

Entonces en 1934 es trasladado a la Isla de Alcatraz durante su estadía en esta prisión tuvo un comportamiento sin sucesos notorios y desempeño varios trabajos entre ellos administrativos por su nivel de estudio. Y en este recinto carcelario se le conoció como “La ametralladora Kelly”.

George Kelly Barnes muere en 1954 por un paro cardiaco en la prisión de Leavenworth en Kansas, donde había sido regresado desde 1951.

Meyer Harris (Mickey) Cohen (1913 – 1976)

Mickey Cohen fue de renombre entre los reclusos de la Isla de Alcatraz por su conexión con celebridades de Hollywood entre ellos el cantante – actor Sinatra y la actriz Judy Garland. Descendiente de judíos ucranianos, desde la infancia conoció las calles de Brooklyn, vendiendo periódicos, y por robo llega hasta un reformatorio a la edad de 9 años. En su adolescencia se entrena para ser boxeador profesional, y en este deporte realizo varias peleas.

Posteriormente se muda a Chicago y se asocia con personajes de la mafia como Al Capone en lo que denominara la Ley seca, luego su vida criminal lo lleva hasta las vegas y toma el control de las apuestas deportivas. Cohen fue condenado a 4 años de prisión por el delito de evasión de impuestos a ser cumplidos en la Isla de Alcatraz, y fue el único recluso de esta prisión a salir bajo fianza.

No obstante vuelve a ser condenado por el mismo delito y el año 1961 regresa a la prisión de la Isla de Alcatraz. Este recluso fue muy celebre por habilidades en la mafia incluso llego a ser entrevistado por medios televisivos. Mickey Cohen muere por muerte natural en el año de 1976.

La Gran Fuga de Alcatraz

Aunque la Agencia Federal de Prisiones alega que durante los 29 años de la prisión de la Isla de Alcatraz nunca ocurrió una fuga de este sitio de reclusión, esto es totalmente falso ya que una treintena de prisioneros planearon e intentaron fugarse, solo tres de ellos lograron hacerlo, diez fueron muertos y el resto regreso a prisión.
Los tres fugados de la Isla de Alcatraz (11/06/1962) fueron los delincuentes John Anglin, Clarence Anglin y Frank

Morris; los dos primeros hermanos de sangre. Esta histórica fuga jamás fue esclarecida y muchas veces investigada, aun en la actualidad se desconoce el desenlace final.

Los hermanos Anglin y Morris planearon la fuga que les llevaría alrededor 28 semanas para ejecutarla, mediante la excavación con cucharas del muro de la celda. Este hueco los conectaría con los canales de ventilación, que los llevaría finalmente al techo de la prisión.

Paralelamente esculpieron muñecos de papel, para cuando se realizara finalmente la fuga, despistaran a los guardias, creyendo que estaban aún en sus camas. Durante la noche ejecutaron su plan de fuga lo que les permitió tener una considerable ventaja hasta la alerta de fuga por parte de la vigilancia de la prisión.

Los tres llegaron hasta la parte alta del techo escaparon hasta la costa y ahí utilizaron una balsa improvisada, hasta el día de hoy no fueron encontrados ni vivos ni muertos, hoy los hermanos pudieran tener 88 y 89 años de edad.

La Isla de Alcatraz permanece en la actualidad como un sitio de interés turístico, y en las visitas se pueden ver los muñecos señuelos que utilizaron los reclusos en su plan de fuga.

Leyendas de la isla de alcatraz

A la Isla de Alcatraz la envuelven una serie de hechos o eventos que pueden ser considerados como leyendas, o a lo mejor las mismas personas logran sugestionar su mente con los cuentos de camino sobre estos eventos misteriosos o “paranormales” en la Roca o Isla de Alcatraz.

Por lo general las edificaciones que una vez fueron prisión y ya no lo son, corren por sus instalaciones este tipo de leyendas, más aun si dicha edificación pasa a ser considerada de atractivo turístico; ya que esto hace aumentar el interés del visitante por el morbo que genera en la psiquis del individuo. (ver articulo: Guerreros de terracota)

Fantasmas

Son muchos los relatos sobre raras situaciones y misterios inexplicables que han presenciado algunas de las personas que vistan la prisión de la Isla de Alcatraz. Dichos relatos no han parado en la actualidad.

Desde años anteriores las fábulas ubican a los sombríos sótanos de la presión de La Isla de Alcatraz como sitio de aterradoras situaciones de fantasmas, acompañados de sensaciones olfativas, además de visiones y alucinaciones en cuanto a escuchar ruidos y quejidos que suelen poner la carne de gallina. Estos relatos no se limitan solamente al tiempo después de la clausura de la prisión; ya desde antes los propios guardias de la carcel ya comentaban sus experiencias vividas en la Isla de Alcatraz en sus tiempos de plantón.

Estas experiencias la conformaban tanto visiones como sensaciones en el ambiente, hasta llegar a experimentarse temperaturas extremas.

Unas de las visiones más relevantes que contaban los centinelas de la época de prisión de la Isla de Alcatraz, eran los fantasmas o apariciones de los prisioneros de guerra (los soldados muertos de la guerra de secesión).

Los llamados cazadores de fantasmas de la época se han dado banquete en cuanto a estudios de investigación de la Isla de Alcatraz como sede o escenario de raras situaciones consideradas como paranormales.

En dichos estudios realizados por diversos grupos o empresas cuyo objetivo es la obtención de pruebas fantasmales o de apariciones, determinan que el pabellón D de lo que era la prisión de la Isla de Alcatraz es una de las zonas más sensibles a estos fenómenos fuera de lo normal, así como el área que se tenía destinada a la asistencia hospitalaria de los reos, y los sótanos húmedos y fríos.

El otro famoso fantasma que aluden los cuentos de apariciones de la prisión de la Isla de Alcatraz es el archiconocido jefe de la mafia Al Capone apasionado y conocedor del instrumento conocido como el banjo, el cual acostumbraba tocar mientras se encontraba en la cola de espera para realizar su baño diario en las duchas colectivas de la cárcel.

Debido a este hobby que practicaba este conocido gánster de las primeras décadas del siglo 20, se crea una de las leyendas de la Isla de Alcatraz, en donde se cuenta que algunas personas llegan a sentir y oír las notas musicales que salen del banjo.

Prisión

La isla de Alcatraz fue una prisión que, desde su creación fue de un trato totalmente inhumano, al principio todo se callaba y pasaba como algo normal dicha situación. Pero en la década de los sesenta, gran parte del mundo, especialmente Norteamérica, la sociedad sufrió una transformación general, en cuanto a libertades, revoluciones, etc. Las personas cada vez más salían a las calles a protestar por cualquier cosa.

La Isla de Alcatraz no fue indiferente a estos movimientos colectivos, en donde para esos tiempos la sociedad comenzó a denunciar situaciones de maltrato, crueldad inhumana que padecían los presos de la Roca. Todas estas denuncias llegaban al departamento de Justicia del gobierno de los Estados Unidos de América y cada vez eran más. Esta situación conllevo a la decisión del departamento de estado de las prisiones, de clausurar definitivamente la Isla de Alcatraz como Prisión Estatal al cierre del primer trimestre del año 1963.

La Isla de Alcatraz sirvió de sitio de encarcelamiento de personajes famosos en la historia criminal de Estados Unidos de Norteamérica, por mencionar algunos:
– Al Capone
– Robert Stroud
– George Barnes
– Alvin Karpis
– James Whitey Bulger
– Michey Cohen
– Clarence y John Anglin (ambos hermanos)
– Frank Morris
Este hecho dio pie a que productores, guionistas y directores de cine usaran la Prisión de la Isla de Alcatraz como ambiente para grabación de películas y programas televisivos; y en consecuencia la prisión se popularizó y pasó a ser un sitio de interés turístico

Celda 14

Ya se había mencionado el pabellón D de la prisión de la Isla de Alcatraz como una de las áreas más sensibles en cuanto a fenómenos o situaciones fuera de la comprensión o razonamiento humana, y dentro de este pabellón se encuentra la que era conocida como la celda número 14.

La celda número 14 del pabellón D, era una mazmorra donde recluían a los presos cuando por castigo los incomunicaban del resto de los prisioneros por largo periodos. Dicha mazmorra era de características terribles de habitabilidad como por ejemplo la temperatura extremadamente fría, que para poder soportarla se requería de estar suficientemente abrigado, esto contado propiamente por los mismos guardas de la prisión.

Estos mismos centinelas traen a colación un relato sobre un preso en particular del año 1940. Sobre este preso se cuenta que una vez en la celda número 14 del pabellón D, llevado allí por un periodo de incomunicación o castigo, los guardas que cubrían la vigilancia de los pasillos aledaños a dicha celda escuchaban los gritos alucinantes del preso el cual decía aviva voz el estar presenciando una visión de una figura extraña, como si el recluso estuviera en un momento de trance o poseído.

Los centinelas hicieron caso omiso a dichos gritos aterradores del preso. Y al amanecer cuando fueron a pasar revista sobre la situación de la celda número 14, encontraron al individuo muerto arrinconado y con su cara totalmente desfigurada con una expresión de horror; como si hubiese estado en una situación de pánico. De esta muerte no se dijo nada en cuanto al motivo que lo causo.

En cuanto a la actualidad, muchos de los visitantes en su recorrido por la Isla de Alcatraz, refieren el sentir energías difíciles de explicar con palabras, cuando se adentran en la celda número 14. Esta celda es causa de respeto para los visitantes a la Isla de Alcatraz; quizás la psiquis de estas personas se dejan influenciar por lo cuentos que escuchan previos a la visita, y es por esto que al entrar a dicha mazmorra se les coloca la piel de gallina y se sienten observados, a pesar que no tiene ninguna entrada de luz natural (posee apenas una ventana frente a la celda). Los más osados logran hacer el recorrido nocturno.

Dejar Comentario