≡ Menu




Aprende todo sobre Alcazaba y murallas del cerro de San Cristobal

La Alcazaba y murallas del cerro de San Cristobal es considerado como una gran obra arqueológica muy hermosa, la cual marco un hito en la historia por su complejidad muy marcada en el área militar, y  que está situado en la ciudad española de Almería como un célebre destacado.

Historia de la Alcazaba y murallas del cerro de San Cristobal

Sus derechos alrededor de mil largos períodos de la historia nos han permitido conocer de manera maravillosa el desarrollo experimentado en el diseño extraordinario común y militar en medio de la maestría árabe en Andalucía, debido a su desarrollo en varias etapas y edades, y además, el lugar de nacimiento. Vea también  Monasterio de Piedras

Situada en una ladera segregada, la Alcazaba es un poste muy  fuerte y amplio con diversas divisiones de más de tres metros de ancho y cinco metros de alto,  el mismo se halla enmarcando un área cerrada la cual esta cercada en sí misma, pero asociada con los lienzos del Muro que organizan y ofrecen importancia para su propia mejora, dentro de una unidad más alucinante y atractiva.

En la que el Barranco de la Hoya y la ladera de San Cristobal mantiene una asociación inmediata con la Alcazaba, tanto física como externamente, haciendo una arreglo de grandeza fenomenal. La Alcazaba está hacia el sur asociada con la ciudad, y hacia el norte, el Cerro de San Cristobal, que termina caracterizando un espacio extraordinario de indudable intriga social.

Ya que es el Barranco de la Hoya, que es un espacio sustancial sin edificio, que fortalece la imagen de la Alcazaba y las Murallas. El resultado es un dominio poligonal de propensión cuadrangular, con una región de 37.652 hectáreas, cuyo centro, en el rumbo este-oeste, está compuesto por Hoya.

Fue en 955 cuando el califa primario de Al-Andalus, Abd al-Rahman III, solicitó el desarrollo de la Alcazaba en las partes restantes de una fortaleza anterior. Su expectativa era asegurar lo que entonces era la ciudad más grande de la región, la actual Pechina. El rincón tiene tres partes distintas: dos de origen y estilo árabe y una más tarde, cristiana.

Trabajos de Recuperación

Fue en 1940, no mucho después de completar la Guerra Civil, cuando de manera muy enfocada y comprometida se comenzaron a realizar trabajos de reconstrucción en este hermoso lugar. Después de un año, Francisco Prieto-Moreno, que era antes el custodio de la Alhambra,  fue el mismo quien se hizo cargo de estos primeros trabajos;  y no fue sino  hasta el momento cumbre en  1970, cuando limpió el puesto.

cabe denotar que fue precisamente en medio de este período cuando de manera responsable, se condujo realizar mediaciones para hacer los actuales viveros de patio del Primer Precinto y la Casa del Alcaide, y adicionalmente diferentes trabajos, por ejemplo, unión de la tierra, desenterramientos, recuperación, arreglos y acceso. Así mismo vea Hemiciclo a Juárez

Entre los años 1951 y 1954, se realizó la segunda cruzada de remoción, fijada en la zona palaciega del complejo y fue la principal mediación arqueológica metódica, utilizando un procedimiento particular. El responsable de estos trabajos fue F. Ochotorena, con esfuerzos conjuntos esporádicos de Luis María Llubiá.

Alcazaba y murallas del cerro de San Cristobal 1

Algo más tarde se logró concretar, lo que se había pospuesto, todo fue con la inmersa intención de que se realizaran diferentes trabajos,  los cuales  fueron designados para el quinto período de la empresa de recuperación, esta vez mas coordinado que nunca, por el delineante Ramón de Torres. Estos desenterramientos se fijaron en el divisor norte.

El marco de desviación de agua y los accesos al Primer Recinto, y fueron coordinados primero por Domingo Ortiz y Carmen Mellado, más adelante. La mayor parte de los objetos y estancias arqueológicas encontradas en el Conjunto se guardan en el Museo de Almería, a pesar de que es seguro que una parte de las piezas recuperadas en la intercesión primaria se trasladaron al Museo de la Alhambra.

La Alcazaba

Es de confianza que ante la presencia de lo que hoy conocemos como Alcazaba, en una pendiente similar había una rábida cuyo desarrollo databa del siglo IX, con la expectativa de proteger los suburbios de los normandos entre los años 840 y 861 compuestos como un edificio de protección situado dentro de la ciudad de Almería.

Precisamente en el norte del Distrito Histórico, es donde encontramos tanta belleza. Un bastión, que  es una fortificación basada en unos pocos niveles que, en la mayoría de los casos, poseen un aumento total de la tierra. Tiene divisores con torres de barrera, avenidas, casas y una mezquita. Su frontera es de 1 430 metros.

Dejar Comentario