≡ Menu




Conoce todo sobre el Templo Funerario de Ramses III

Organizado en la ciudad de Medinet Habu, el desactualizado Dyamet, es el Templo Funerario de Ramsés III. Se dirige a un campeón entre las estructuras religiosas más básicas de Tebas.

Templo Funerario de Ramses III 1

Templo Funerario de Ramses III

Esta estructura fue trabajada para reflejar el Rames III, que a propósito incluye 2 curvas, 2 porches y 3 salas propuestas a pesar de ser un muelle y un conducto que lo asociaba con el Nilo, que se espera que realice procesiones religiosas en el barco.

En la orilla oeste de la antigua Tebas se encuentra el asilo funerario, el «Lugar de los Millones de Años», del faraón Ramsés III. A pesar del refugio, este sitio tiene diversas estructuras de períodos en los que el entierro beneficia al asilo que muchos consideran el último faraón excepcional de Egipto. La manera en que el sitio experimentó crecimientos determinados muestra la inmensidad de este lugar.

Los anticuados egipcios conocían esta región como Djamet, y este era el lugar, como lo demuestra la cosmogonía Hermopolita, por su parte, el Ogdoad descansó los 8 dioses esenciales. Esta cosmogonía nos revela cómo resultado de ofrecer una causa al desarrollo del Universo, estas 8 criaturas divinas, que a su vez forman 4 parejas de criaturas celestiales masculinas, con forma de rana y hembra, con forma de serpiente se entregaron a este lugar para descansar eternamente.

Especificaciones

La curva principal, que rompe la tierra con una entrada de 63 m de ancho y 22 m de altura, está decorada, aparentemente, con imágenes de Faraón repeliendo a los prisioneros al ver a las criaturas perfectas a la derecha y Amun en la izquierda, con quienes la espada kefresh interactúa.

Hay un grabado con la charla del dios al faraón en el que elogia sus obras, también se incluían locales abordados en el octavo año de la norma del Faraón, con grabados de sus nombres en anillos con cabezas humanas. Curiosamente, los nombres de los africanos aparecen cuando se realizan campañas en Asia, mientras se persiguen escenas similares en la fachada oeste.

El Patio principal

El patio principal tiene estimaciones de 34 x 32 metros y contiene, en el lado izquierdo, un pórtico de 8 fragmentos con capiteles campaniformes y en las 7 secciones derechas de la derecha. Se mejoró con escenas en las que el faraón provoca la salida de los enemigos libios y la celebración del triunfo, con un desfile de prisioneros con sus lenguas cortadas.

A este primer patio se le agregó el renombrado hogar regio, hoy extremadamente debilitado. El sudoeste fuera del patio, se dirigió hacia el arreglo de vivienda real a través de 3 puertas y la «ventana del alma». El faraón utilizó el château para supervisar, desde la tribuna a la que concurría una escalera, las capacidades religiosas celebradas en el patio. Como en una parte extraordinaria del asilo aquí, las escenas militares se vuelven a destruir, con asesinatos de prisioneros, escenas de peleas y paseos.

En la segunda curva, más baja que la subyacente de unos 16 metros, aparentemente, hay una puerta de batido débil que antes estaba flanqueada por 2 goliat. La mejora de esta segunda curva muestra el conocimiento de los presos con Amón y Mut.  En el interior se encuentran escenas de los asuntos sociales de Sokar y Min. Hay una descripción de los logros del faraón de 38 líneas.

El segundo patio

El segundo patio se ubica desde el segundo patio, algo mayor que el anterior de unos 38 x 41 metros. Está envuelto por sus 4 lados con 2 yardas enfrentadas de 8 segmentos de Osiria y 2 líneas de 5 segmentos cada uno en los lados opuestos. El segundo, más allá de la capacidad de ver de cualquier persona, es algo superior y se logra mediante una pequeña inclinación que estaba flanqueada por bestias, desaparecida y desaparecida.

Detrás hay una línea rodeada por 8 segmentos papiriformes. La mejora de los fragmentos y pórticos se une a escenas de batallas, carniceros, compromisos de los prisioneros y algunas escenas religiosas para rendir homenaje a Sokar de cerca por representaciones de adoración y marcha de la nave santificada.

La sala que lo acompaña, la primera campaña hipóstila, se incluyó en 24 segmentos, de los cuales ahora hay algunos restos correctos y envueltos en pequeñas cámaras para un lugar de súplica bendecido a Ramsés II, cámara del tesoro, sala de ofrenda, iglesia de Ptah y Ramsés III amaba. La segunda sala hipóstila está decorada con imágenes de Los Campos de Ialú y las Siete Vacas del Libro de los Muertos. El resto de las salas hipóstilas solicita el refugio y contiene los lugares de petición de Mut y Jonsu a pesar de la identificación con la embarcación celestial.

Nectanebo I

Remotamente, el asilo está estructurado con escenas militares del faraón, actividades, y un calendario con buenos tiempos religiosos. La región aislada se realiza con un lago sagrado, cerca del asilo de la costumbre XVIII y un nilómetro hecho de un vestíbulo y una escalera con los cartuchos de Nectanebo I.

Debido a esta costumbre, el sitio tuvo una importancia increíble desde antes de Ramsés III. En el Reino Medio se trabajó aquí una casa de oración, en la que, más tarde, Hatshepsut y Tutmosis III, se reunieron en un pequeño asilo conocido como «El lugar es respetado», pensado como un santuario para El pontón consagrado de amón. Con el desarrollo de Ramsés III, se propuso unir este nuevo trabajo con el de Hatshepsut y Tutmosis, siguiendo estas líneas logrando expandir la estimación mística del Templo Funerario de Hatshepsut, el gobernante.

Bella Fiesta del Valle

Este lugar también sirvió para completar festivales vitales, por ejemplo, la «Celebración del Décimo Día», en la que cada diez días se cambió la imagen de Amun, que habitaba en el santuario de Luxor, a Medinet Habu. A pesar de esta fiesta, en la orilla oeste del Nilo se produjo otro festival vital, la «Bella Fiesta del Valle», en la que las imágenes de Amón-Ra, Mut y Khonsu se transmitieron en un desfile hacia la orilla oeste para visitar los paraísos de las divinidades que estaban allí, a pesar de los santuarios funerarios de los gobernantes anticuados.

El complejo Medinet Habu se convirtió en un centro administrativo esencial, incluso después del fallecimiento del Faraón. A pesar de los componentes que conoceremos de inmediato, el complejo Templario tenía jardines, talleres, lagos, muchos lugares de trabajo, ciertos almacenes, hogares para clérigos, etc. Estaba asociado a la corriente por un muelle y, lo que es más, tiene un lago consagrado y un nilómetro, y en su interior tenía su propia corte y la policía obligada. Una realidad inquisitiva es que en este lugar una parte de los especialistas de la ciudad de Deir el-Medina que escapaban de los saqueadores estaban protegidos en medio del Tercer Período Intermedio.

El pasaje

El santuario funerario Ramsés III, diseño del antiguo Egipto, Sandra Pajares, bajo las arenas de Kemet, Situado hacia el este, antes del rompeolas, el pasaje trabajado en Medinet Habu es despertado por la marca de calidades asiáticas por sus medidas y mejoras. A causa de este pasaje, y con una masa de 19 m de alto y 10 de espesor, el interior de este rincón era un poste válido.

En el adorno del pasaje vemos al gobernante aplastando a los adversarios de Egipto, al igual que el dios Ptah, que podría tener la tarea de interponerse entre los dedicados que no podían llegar al santuario, este dios «escucharía» sus súplicas y moverlos a Amon.

En esta entrada había unas pocas habitaciones que, muy probablemente, se utilizaron como una variedad de amantes, ya que su mejora nos demuestra que el gobernante se unió a las señoritas. La muerte intentada de Ramsés III por parte de las damas de la corte pudo haber ocurrido en estas granjas.

Santuarios

A un lado del pasaje descubrimos los santuarios comprometidos con las Adoratrices Divinas. Estas damas progresaron para convertirse en agentes del gobernante en el Alto Egipto en medio de las líneas XXV y XXVI. En sus divisores hay todavía un «aviso a los vivos», donde se le pide al huésped una idea diferente hacia estas imperativas damas, a cambio de lo cual permitirían un respiro de la vida a las personas que las influenciaron para que las restauren en este sentido.

El Pequeño Santuario

Situados a un lado del pasaje, descubrimos este santuario, establecido en medio de la línea XVIII en una obra del Reino Medio. El centro de este desarrollo está diseñado por Hatshepsut y Tutmosis III, a pesar de que el nombre del gobernante fue suplantado posteriormente por los de Tutmosis I y Tutmosis II. Este pequeño asilo fue rediseñado y se extendió hasta las ocasiones greco-romanas y es actualmente el trabajo más experimentado de Medinet Habu. Un grabado en sus divisores cuenta cómo se completó este desarrollo en el sitio de internamiento del Ogdoad de Hermopolis. En este sentido, el santuario aseguró el lugar de internamiento de estos 8 seres divinos de base.

Otra ayuda nos demuestra los medios de la costumbre de establecimiento de un edificio sagrado, que son: elegir el sitio de construcción; arregla la cuerda para excavar un descarte que incita al «mar primordial»; Cortamos la piedra primaria e inciensamos el santuario.

Palacio Imperial

Este edificio, situado hacia el suroeste del patio principal del santuario del servicio conmemorativo, se trabajó con bloques de adobe como el Necropolis de Guiza. De dos historias y medidas humildes, los espacios que conforman esta residencia real se dividen en zonas abiertas, donde el gobernante obtendría visitas y reuniones, y territorios privados.

Dejar Comentario