≡ Menu




¿Conoces la Pirámide de Zoser? Descúbrela aquí

La Pirámide de Zoser es el cenotafio o monumento funerario con esa forma más antiguo de la historia; se ubica en la gran necrópolis de Saqqara, en Egipto y está dedicado al faraón Zoser, que gobernó esta milenaria civilización 2.600 años antes de Cristo.

Pirámide de Zoser

Pirámide de Zoser

Esta monumental estructura de piedra de forma piramidal y escalonada es la precursora del resto de las pirámides que se construyeron en el antiguo Egipto, como las famosas de Guiza, para servir como tumbas vacías (cenotafio) de sus faraones o monarcas.

Constituye el monumento que más destaca en la extensa necrópolis de Saqqara, en Menfis, siendo la más alta de su tiempo, construida para el monarca de la época, el faraón Zoser, a quien debe su nombre. También se le conoce como Pirámide de Dyeser.Menfis posee una enorme relevancia histórica por haber sido la capital del Imperio Antiguo de Egipto.

Historia

Zoser pertenece a la línea de sucesión real de la III Dinastía que gobernó la civilización egipcia, la más antigua de la humanidad, hace alrededor de 2.600 años anterior a la era cristiana.

El arquitecto a cargo del diseño y construcción de la Pirámide de Zoser fue Imhotep, quien revolucionaría con esta obra la técnica y la forma de edificar con piedra los monumentos funerarios de la realeza.

Elementos vinculados con deidades y creencias divinas influenciaron a los antiguos monarcas de Egipto para seleccionar el lugar destinado a la construcción de sus edificaciones, templos y esculturas de carácter funerario, que desde tiempos remotos denominan necrópolis de Saqqara, que conservó su vigencia para esta finalidad más de 500 años después de Cristo.

Las tumbas de la monarquía egipcia, anterior a los cenotafios en forma de pirámides, se construían bajo tierra y les edificaban encima, a base de piedras, una pesada placa rectangular (mastaba).

El avance arquitectónico de Imhotep se alcanzó al edificar una pirámide con seis mastabas superpuestas, disminuyendo el tamaño de la siguiente a medida que se elevaba, de ahí su construcción escalonada. Esta técnica posteriormente evolucionó, eliminando los escalones y creando las paredes exteriores lisas, como las Necrópolis de Guiza.

Pirámide de Zoser

Debido a su innovación, el diseño del monumento estuvo sujeto a modificaciones, por lo que la obra se concluyó por etapas. En principio, se analizaron tres diseños de una mastaba, que dieron  paso a tres que configuraban el proyecto de estructura piramidal a base de la superposición de mastabas, reduciendo su tamaño a medida que ascendía.

El proyecto que finalmente obtuvo la aprobación del faraón requirió agrandar la base y por ende, la pirámide, con el fin hacer espacio para el resto de su familia.

Varios factores coincidieron para que una obra de esta envergadura y vanguardia pudiese concretarse en el reinado de Zoser, como fueron la innovación del uso en la construcción de la piedra cortada, que sustituyó la técnica primitiva de bloques de madera, menos resistente, y la bonanza económica que elevó la calidad de vida de la población y permitió al imperio abastecerse de mano de obra calificada y suficiente para el arduo trabajo de edificar la pirámide, cavar las galerías subterráneas y, luego, erigir a su alrededor un enorme complejo de gran belleza y cuidados detalles arquitectónicos.

Ubicación

Pirámide de Zoser

Saqqara, ubicada al sur de Menfis y a unos 30 kilómetros al suroeste de El Cairo, era un área sagrada para los antiguos egipcios, elegida por sus faraones como morada de sus tumbas, por lo que aloja las arqueológicas ruinas de templos funerarios y tumbas de nobles de invaluable valor histórico; de hecho, la Unesco la agregó a su lista patrimonial en 1979. (Ver: Ciudadela de El Cairo)

El monumento de forma escalonada, hecho de piedras, queda a 17 kilómetros de Guiza, donde se ubican las pirámides más famosas del antiguo imperio.

Características

Pirámide de Zoser

En la concreción de la inmensa pirámide, Imhotep construyó una mastaba sobre otra hasta alcanzar una columna de seis, cada una más pequeña que la anterior para alcanzar la figura piramidal y escalonada que posee la obra arqueológica. Su creador fue posteriormente convertido en una deidad y venerado por los egipcios como dios de los arquitectos.

La primera mastaba de la Pirámide de Zoser es rectangular y hasta la fecha en que se construyó, los egipcios no habían hecho  monumento igual en piedra tallada.

La enorme montaña de rocas, la más elevada hecha por las manos del hombre en su tiempo, supera los 60 metros de altura y se encuentra forrada con piedra caliza pulida. Su base rectangular mide 140 por 118 metros.

En la construcción del monumento, que se desarrolló por etapas, se emplearon fragmentos de piedra caliza de distintos tamaños, extraídas de canteras cercanas.

Pirámide de Zoser

Esta colosal figura piramidal es el elemento central de un inmenso  complejo arquitectónico de forma rectangular, dividido en muchos espacios de variadas dimensiones, amurallado con paredes  de piedra caliza de 10 metros de altura originalmente y edificado para alojar la tumba de Zoser y demás miembros de la familia real.

El muro que protegía la estructura se componía de 14 falsas puertas y una sola abertura de acceso, que conducía a un patio pequeño y luego a una sala con 40 columnas distribuidas en dos filas enfrentadas, que serían las primeras fabricadas en piedra de esta cultura milenaria. Al atravesar la sala, se llegaba a un patio más grande con un altar y cuatro mojones.

El gran centro ceremonial, que medía 554 por 277 metros, era lugar de celebraciones de la nobleza faraónica, siendo la más solemne la que conmemoraba sus 30 años de reinado, conocida como fiesta Sed, que tenía como propósito divino la renovación de su fortaleza.

Pirámide de Zoser

Como la mayor parte de las pirámides egipcias, la de Zoser posee debajo todo un laberinto de pozos, escaleras y pasillos de extraordinaria complejidad, si se considera su antigüedad. En excavaciones realizadas por expediciones arqueológicas se han ubicado 11 pozos de 32 metros de profundidad, que se comunican mediante túneles horizontales.

En estas cámaras subterráneas también se han hallado placas y representaciones en bajorrelieve del rey, y depósitos con cerca de 50 mil objetos fabricados con cerámica y en piedra, con inscripciones de nombres de faraones posteriores a Zoser, personas de alto rango y miembros de la nobleza.

La cámara mortuoria del soberano, fabricada en granito y forrada con yeso, ocupa el centro de la pirámide, oculta 28 metros bajo tierra, en un pozo de siete metros de ancho, al que se descendía por una escalera de madera. La misma se selló con 3.500 kilos de bloques de granito, lo que no impidió que fuese saqueada en tiempos remotos.

Pirámide de Zoser en la actualidad

El alto costo de mantenimiento de una estructura con la antigüedad de la Pirámide de Zocer ha generado que éste no se realice con la periodicidad requerida, lo que incide en el deterioro de la obra por el efecto del tiempo, las condiciones ambientales y los fenómenos naturales.

En octubre de 1992, un intenso sismo sacudió Egipto y agrietó visiblemente el monumento funerario, que desde antes viene presentando el riesgo de desplomarse, debido a las toneladas de peso de la bóveda escalonada.

Pirámide de Zoser

La escasez en Egipto de empresas especializadas en el mantenimiento y restauración de obras de milenaria construcción ha hecho más cuesta arriba el trabajo, además de las manifestaciones políticas que protagonizó el pueblo egipcio entre 2010 y 2013, conocidas como Primavera Árabe, también influyó en su descuido gubernamental, producto de la crisis generada por los sucesos.

En estos momentos, existe una comisión arqueológica de expertos británicos-egipcios que lleva tiempo trabajando en la restauración y preservación del monumento.

Alternativas de visita

Pirámide de Zoser

Existen varias alternativas para visitar la Pirámide de Zoser, teniendo como punto de partida la capital del país: El Cairo. La opción más cómoda y recomendada de conocer esta joya del antiguo imperio es contratar una excursión privada en una agencia de viajes o empresa de servicios turísticos, que suelen incluir la visita a otros lugares de interés histórico, como la ciudad de Menfis, la Gran Esfinge de Guiza o las mundialmente conocidas pirámides de Guiza.

Estas excursiones duran un día y contemplan el traslado ida y vuelta, y un guía experto en arte egipcio, así como la entrada a distintos lugares de interés o el almuerzo, dependiendo de su costo.

Otra alternativa más económica es llegar en autobús, que parten desde El Cairo hasta Saqqara. Las desventajas de ésta son que el recorrido es largo y las unidades se demoran por las paradas que hacen en el camino. Además, el autobús desembarca en el pueblo y desde allí hay que caminar un largo trayecto hasta la necrópolis.

Desde las pirámides de Guiza, las más famosas del país, hay que tomar dos microbuses para ir a la Pirámide de Zoser; uno de la estación del metro hasta Marishay y luego otro hasta Saqqara.

Igualmente, existe la alternativa de tomar un taxi en el centro de la ciudad de El Cairo. Los hay de distintos tipos y costo, con o sin taxímetro. Es recomendable aclarar el precio del traslado antes de montarse y tomar en cuenta que la mayoría de los taxistas hablan árabe, por lo que es necesario cargar un mapa que especifique el destino a conocer.

Dejar Comentario