≡ Menu




Descubre todo sobre el Parque Seminario

Guayaquil está lleno de destinos para pasar vacaciones que atrapan a los huéspedes así como lo haría el Parque Nacional El Imposible. Una de esas divisiones encantadoras es el Parque Seminario, también llamado Prado de las Iguanas. Que se ubica  entre las calles 10 de Agosto, Clemente Ballén, Chile y Chimborazo, inicialmente fue el Centro de Instrumentos militares  de la ciudad fronteriza, realizada en  el año de 1695 antes de la antigua iglesia.

Parque Seminario 1

Parque Seminario

En el año de 1868 en pleno siglo XIX se construyó el parque actual tenía una tremenda estrella de ocho puntas en el suelo razón por la cual se la llamó Plaza de la Estrella. En el año de 1889 el monumento Ecuestre fue elevado a Simón Bolívar y el lugar pasó a llamarse Plaza Bolívar. En ese momento el altruista Manuel Seminario hizo un regalo vital con el que se rediseñó el centro de recreación, que tomó el nombre de este distinguido residente.

En el año de 1695 la Plaza de Armas se hizo en Guayaquil antes de la Iglesia de la Vieja Madre actual catedral de Guayaquil. Se hicieron algunos cambios a lo largo de los años. A pesar de que la Plaza de Armas era en ese momento la sede del control de fronteras y la reunión de la ciudad, a lo largo de los cientos de años el poder político se trasladó al Malecón a lo largo del río Guayas con el objetivo de que a mediados del siglo XX se construyó el Palacio Municipal de Guayaquil y el Palacio del Gobierno de Guayas a pocas calles.

Solo el sitio de la casa de Dios mantiene su uso único. A mediados del siglo XIX se lo conocería como el Star Park debido a un detalle trabajado en una piedra colosal de ocho puntas con piedras más oscuras que las avenidas que la rodeaban además de apreciar un adoquín en cada plaza. Hacia el final de ese siglo este parque se convertiría en un punto de enfoque comunitario en Guayaquil explícitamente por las alegrías de octubre temporada en la que se honra la Independencia de Guayaquil.

En el momento del año de 1889 después de que la administración comenzara en el año de 1872 por un grupo asesor muy bien organizado quienes lograron construir un icono muy importante a don Simón Bolívar y que luego de eso ese lugar pasaría a llamarse Plaza Bolívar. En cuanto al título que llevara y el desarrollo del monumento fue responsable el dibujante Italiano Rocco Queirolo Pinasco.

Fue en el año de 1895 gracias a un regalo hecho por Manuel Suárez Seminario que el centro recreativo se pudo rehacer al estilo Francés ganando en ese momento lo que se colocó como una sección transversal y un mirador. Con algunos rediseños se ha mantenido hasta el presente y en relación con este renombrado personaje la Plaza Bolívar se llamaría Parque Seminario.

Curiosidades

Dentro de los aspectos  que más causan asombro están aquellos que en medio del siglo XIX surgieron como interesante, por ejemplo que este parque pasó a llamarse como el Parque Estrella debido a un detalle trabajado de una enorme piedra de ocho puntas con piedras de un sombreado más oscuro que el de las avenidas que lo rodean. Además se aprecia un adoquín en cada plaza.

Que en el año de 1889 se fabricó un hermoso monolito ecuestre de Simón Bolívar y posteriormente se le cambió el nombre a Plaza Bolívar. En el año de 1895  después de un regalo hecho por el Sr. Manuel Suárez Seminario, fue renombrado en su respeto conservando este nombre  hasta el presente.

Ubicación

El Parque Seminario se encuentra ubicado en pleno casco central de la ciudad de Guayaquil precisamente en el área llamado Roca fuerte.  En este lugar se puede notar una gran variedad de iguanas de la especie de reptiles como lo indica la oficina del presidente cívico en el año de 2017 cuando el centro de recreación tenía alrededor de 350 iguanas. Es un recinto bastante pequeño que se halla abierto de manera regular.

Límites

El parque Seminario establece sus límites de la manera siguiente: al norte limita con la carretera Clemente Ballén, al sur limita con la carretera diez de agosto, al este limita con la carretera Chile y al oeste limita con la carretera Chimborazo, que se recuperó para la utilización particular de personas a pie y que se asocia con Centro recreativo con la Catedral de Guayaquil. Fue presentado el 25 de julio del año de 1895 por el entonces líder de Ecuador, el general Eloy Alfaro.

Atracciones

De manera similar es necesario entender que el llamado Parque de Las Iguanas a la luz de los reptiles que viven allí es el sitio que tiene su encanto habitual en los bonitos árboles y un estanque de mareas hecho de manera artificial donde se observan peces. Otra zona céntrica es el de Simón Bolívar montado sobre un corcel, además en la esquina sureste hay una estatua que habla a dos cerdos salvajes que luchan, del artista francés Chaudejeaug.

También está la conocida Glorieta octogonal, de hierro puro forjado combinada en los talleres Van Dosme de Francia en el año de 1882 de estilo mozárabe realzada con filigrana metafórica que en su parte superior está delimitada por una ornamentación de hierro que completa la bóveda central de sombreado rojo.

Las iguanas una fascinación urbana normal

Por otra parte el Parque Seminario es llamado también Parque de las Iguanas ya que en los  viveros que  se encuentran en los patios de dicho lugar; habitan muchas iguanas que se convierten en una fascinación interesante para los viajeros que afirman que brindan una vista antigua y común al centro recreativo, son una total fascinación.

Las Palomas ponen en peligro a las Iguanas

Hay una multiplicación de palomas en el centro de recreación que ha influido en el bienestar de las iguanas y ha disminuido en los últimos tiempos, dice Riera quien confía en que no se está prestando la atención necesaria a lo  que se considera uno de los reales símbolos visitantes de la ciudad.  En el caso de que no se haga algo en lugar de considerarlo el parque de iguanas  será conocido como el parque de aves.

En el caso de que alguien busque un medidor para medir el ritmo de la industria de viajes en la ciudad, ese sería el parque Seminario donde cada persona no deja pasar la oportunidad  de visitar este lugar y tomar fotografías a la diversidad de reptiles que allí viven. Es como llegar a París y presentar la Torre Eiffel. Es difícil revelar a la capital francesa sin ese icono estructural.

El individuo Víctor Riera como orientador turístico asume un control de visitas que lleva hace mucho tiempo transportando exploradores para atracciones urbanas quien no comprende a Guayaquil sin esas iguanas. Definitivamente este guayaquileño líder de la Asociación de Guías de Guayas es la persona que envía una advertencia: muy pronto el centro de recreación de las iguanas podría estar sin estos reptiles verdes y escamosos.

De acuerdo con lo expresado por Víctor Riera de las  investigaciones realizadas por un  ex docente de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Guayaquil. Ambos coinciden en que existe un peligro innegable en la conjunción de palomas con iguanas. Lo más importante para acentuar es el desafío para la nutrición dice Walter Guillén un académico que pasa mucho tiempo en la fauna urbana y que trabajó para el Ministerio de Medio Ambiente y la Dirección de Gestión Ambiental de la Prefectura.

Esto se demuestra por la pesadez de las iguanas. La parte del león está dividida incluye Guillén. Por otra parte, Antonio Freire Lascano, garantiza que todo el piso del parque Seminario y parte de los centros comerciales  y algunos árboles están pintados con una luz tenue. Son el excremento de estas aves que están pobladas por microbios que causan la salmonelosis y la Escherichia coli que producen daño,  afirma en una producción de papel EXTRA de agosto del año de 2015 donde se hace referencia a que en ese momento el número de habitantes en las iguanas era de 575.

La cantidad de palomas que existen en el lugar no se ha medido sino que en contraste con el agregado de iguanas están muy superadas. Las palomas que los expertos consideran un tormento más arriesgado que los roedores están equipadas para transmitir más de 40 enfermedades no solo combaten la alimentación de las iguanas sino también las partes de los árboles donde estos reptiles que son bastante sensibles toman el sol, como un factor vital en el manejo de los suplementos básicos se tu dieta vegana.

También es importante evaluar la alimentación, se puede ver que lo que más le dan son lechugas. Esto no es alimento para ellos, dice Freire es serio evaluar los estados de las iguanas y controlar el número de existencia de las palomas recalcó Freire, otra cosa en algún momento u otro dice Guillén el excepcional parque de las iguanas recuperará su nombre único: Parque Seminario. Sin embargo la ciudad habrá perdido su epicentro viajero.

Control

Tanto Antonio Freire como Walter Guillén expresan que existe la necesidad de controlar el número de existencia de  las palomas. Ambos notan que hay métodos distintivos. Y confía en que se deben buscar los arreglos morales.

Condición retirará 100 iguanas del Seminario

El Ministerio de Medio Ambiente establece que hay una superpoblación de iguanas en el parque Seminario, por lo que se está organizando con el Municipio de Guayaquil un futuro traslado en alguna zona segura del área. Una adaptación informal se mencionó que el intercambio sería de todos por ser especies silvestres que están empacadas en un parque urbano. En cualquier caso en ese punto formalmente el MAE afirmó que solo una tasa entraría en el procedimiento de intercambio.

 El problema con las iguanas en el parque Seminario es debido a su superpoblación. Hay alrededor de 100 limitadas en ese lugar La probabilidad de que disminuya la cantidad de duplicados debido al intercambio reportado del MAE implica preocupación para Víctor Riera líder de la Asociación de Guías de Guayas quien hace una semana provocó una alarma sobre el peligro que corren estos reptiles debido a la expansión de palomas.

Dejar Comentario