≡ Menu




Parque Nacional Machalilla: Ubicación, flora, fauna y más

El Parque Nacional Machalilla, ubicado al suroeste de la provincia de Manabí, en plena costa de Ecuador, es una de las primeras áreas protegidas del país, un hermoso espacio natural con un importante valor ecológico y paisajístico donde habitan varias especies de animales como la ballena jorobada.

Parque Nacional Machalilla

El Parque Nacional Machalilla está situado en la Provincia de Manabí, en la costa ecuatoriana, a orillas del Océano Pacífico. Ofrece un espacio lleno de formaciones rocosas, frondosa vegetación y variedad de animales, entre los que se pueden contar iguanas, pelicanos y tortugas. En el año 1979, específicamente el 26 de julio, fue declarado área protegida, siendo la primera del Ecuador. Le debe su nombre a la cultura Machalilla, una antigua civilización prehispánica situada en el sur de la Provincia y también en los territorios sureños de Santa Elena que se dedicaba a la agricultura. Fue descubierta en el año 1958 por el arqueólogo originario de Ecuador, Emilio Estrada.

Características

El Parque Nacional Machalilla forma parte desde finales de la década de los setenta (1979) del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador. Cuenta con la particularidad de que es el parque marino ubicado en la costa más antiguo del Ecuador. En conjunto todas las áreas protegidas del país sudamericano ocupan aproximadamente un 20% del territorio. Las áreas se consideran como protegidas por poseer ecosistemas que son vitales por sus recursos naturales y sus recursos hídricos. Este sistema busca resguardar la diversidad de la fauna y la flora de los espacios naturales, mejorar la calidad de vida de la población ecuatoriana y brindar alternativas que sean lo suficientemente sustentables para mantener los recursos y el ambiente. (ver artículo: Parque Nacional Conguillío)

Además, el Sistema Nacional de Áreas Protegidas busca proteger y conservar el ecosistema terrestre y el marino. También los ríos, los manglares, humedales, las zonas arqueológicas que contribuyan a esclarecer hechos históricos y los volcanes que son formaciones geológicas muy importantes para el territorio. Por otra parte, la labor se enfoca en promover la conservación del ambiente, el conocimiento de los espacios naturales y el funcionamiento de sus ecosistemas y en fomentar y apoyar la investigación científica, así como también en ayudar en la tarea de recuperación y repoblación de especies en peligro de extinción.

El Parque Nacional se extiende por unas 55000 hectáreas de espacios naturales. Es una de las áreas protegidas más extensas del Ecuador. Ahora bien, el territorio que pertenece al parque está comprendido por dos zonas, una marina y una terrestre. La zona terrestre, por su parte, tiene una extensión de 41754 hectáreas, mientras que la zona marina posee una extensión de 14430 hectáreas. En la década de los noventa fue reconocido como sitio Ramsar, su zona marina tiene una importante ecosistema que se considera debe ser protegido de la contaminación y la destrucción de sus valiosos recursos naturales. Esto significa que los humedales que rodean al parque están protegidos con el fin de preservar el ecosistema y la biodiversidad que lo caracteriza. Gracias a esta convención se crean iniciativas para incentivar el manejo correcto y más eficaz de los recursos naturales al mismo tiempo que se mantiene el medio ambiente.

El Parque Nacional Machalilla se caracteriza y destaca como un espacio único en el territorio ecuatoriano por ser una reserva natural que abarca tanto zonas marinas como desiertos. También ofrece hermosos paisajes rodeados de paradisiacas playas de aguas transparentes de tonalidades turquesas y suaves arenas blancas. La labor de conservación de la biodiversidad es tomada con mucha seriedad en el parque, por lo que es verdaderamente importante que los turistas contribuyan al mantenimiento de uno de los mejores escenarios que provee la naturaleza.

La zona también sostiene un importante valor arqueológico. Muchos arqueólogos y estudiosos ha determinado que en ella habitaron miembros de la cultura manteña. Estos pueblos se caracterizaban por habitar la costa del país sudamericano mucho tiempo antes de la llegada de los españoles al Nuevo Mundo. En las parroquias rurales de Salango y Agua Blanca se han encontrado algunas evidencias que le dan un alto índice de probabilidad a la teoría.

¿Cómo llegar?

El Parque Nacional Machalilla está localizado en la Provincia de Manabí, al noroeste, en plena costa del Ecuador. Específicamente podrás encontrarlo en la ciudad pescadera de Puerto López, en la calle García Morena y en la esquina Eloy Alfaro, justo detrás de la empresa Corporación Nacional de Telecomunicaciones. Las tierras del parque casi limitan con la zona fronteriza de la Provincia de Santa Elena. (ver artículo: Riobamba)

Para llegar al Parque Nacional Machalilla es necesario dirigirse al Puerto López, en la zona fronteriza ecuatoriana ubicada al sur de la provincia. Si viajas en vehículo particular desde la ciudad de Quito, debes tomar la carretera que va desde Quito con dirección Santo Domingo. Allí la distancia que se recorre es de 151 kilómetros. Una vez que llegues a Santo Domingo, deberás seguir vía Chone, por unos 140 kilómetros, y de allí tomar dirección suroeste con destino a Manta. La distancia recorrida es de 91 kilómetros. Al llegar a Manta debes tomar la Troncal del Pacífico con dirección sur y empalmar con la ruta Jipijapa que viaja en dirección Puerto Cayo, a partir de este punto debes transitar por la vía hasta que llegues al pequeño pueblo de Puerto López, el recorrido toma unos 90 kilómetros. En Puerto López es donde se encuentra el Parque Central. La carretera que lleva hasta la entrada del lugar está rodeada por ambos lados de una espesa filas de árboles. Es en Puerto López donde están ubicadas las oficinas administrativas del Parque.

Ahora bien, si viajas desde la ciudad de Guayaquil, deberás tomar la carretera que va desde Daule con dirección Nobol y recorrer 41 kilómetros aproximadamente. Seguidamente deberás seguir andando por la ruta hasta que llegues a la ciudad de Jipijapa. Una vez que llegues aquí solo sigue la carretera que se dirige hasta Puerto Cayo, por unos 28 kilómetros con dirección hacia el occidente. Finalmente, dirígete hacia el sur de la Troncal de Pacífico hasta la ciudad pesquera de Puerto López. En el puerto encontrarás fácilmente las oficinas del Parque Nacional Machalilla.

Si decides viajar hasta el parque en transporte público, puedes tomar algunos de los autobuses de la terminal de Puerto López que está localizada hacia el norte de ciudad, a más de 1 kilómetro del centro. También los mototaxis son una buena opción, suelen ser más económicos. Desde la ciudad de Guayaquil también tendrás la posibilidad de viajar hasta el parque. Solo debes dirigirte hasta la Terminal de Autobuses de Guayaquil y tomar una de las compañías que se dirigían hasta el parque, estas pueden ser tres: Cooperativa Libertad Peninsular o Reina del Camino. El trayecto es un poco largo, toma más de cinco horas y el tiempo estimado incluye los trasbordos.

Atractivos turísticos

Actualmente, el Parque Nacional es una de los destinos turísticos más visitados de la costa del Ecuador. Este parque es el único parque marino localizado en territorio costero que posee el país sudamericano. se ubica en la lista de los países con más biodiversidad en el mundo, en el puesto número tres.

La Playa de Los Frailes con sus aguas transparentes de tonalidades turquesas y su arena suave y blanca es un lugar turístico obligatorio para todos aquellos que se encuentren de visita por la costa del Ecuador. La playa en sí no ofrece muchos servicios y no cuenta con construcciones de ningún tipo. Si la visitas, es necesario recordar que es una playa prácticamente virgen, por lo tanto es muy importante llevar toallas, sillas y sombrillas para pasar un cómodo día disfrutando del paisaje paradisiaco. La ventaja es que la playa ofrece un ambiente tranquilo, silencioso, poco concurrido y sin vendedores ambulantes. De igual forma, si decides transportarte en vehículo particular o tienes facilidades para moverte de un lugar a otro, en Puerto López hay algunos restaurantes que ofrecen unos sabrosos patacones al ajillo, unos camarones apanados, un pescado frito o un pescado y unos camarones en salsa de maní. (ver artículo: Embalse El Yeso)

La playa también cuenta con un mirador, un espacio con todas las señalizaciones que provee una de las mejores vistas del litoral del Ecuador rodeado por el Océano Pacífico. Toma unos 20 minutos recorrer todo el sendero y su fuerte aroma a Palo Santo contribuye a ambientar el lugar y a relajar el ambiente. El mirador está hecho manera y desde el no solo se puede ver una vista panorámica de la Playa de Los Frailes, sino que también es posible apreciar e incluso fotografiar a la atrayente costa de la Provincia de Manabí. Desde este punto también pueden apreciarse otras playas como lo son Playa Tortuguita, Playa la Playita y Playa Los Bálsamos.

Islamar, ubicada en la cima de una colina, cuenta con una pista de despegue para lanzarse en parapente y recorrer por los aires los mejores espacios naturales del Parque Nacional Machalilla. Las corrientes de aires caliente que chocan contra los altos acantilados permiten realizar un viaje hasta de 30 minutos de duración sobre la playa y el mar azul.

Uno de los principales atractivos turísticos del Parque Nacional Machalilla es que en la zona marina de las playas los visitantes tendrán la oportunidad de ver con sus propios ojos el majestuoso salto que dar las ballenas jorobadas al salir por pocos segundos del agua. Además, aquellos turistas que decidan tomar el paseo en parapente podrán disfrutar una increíble vista panorámica del evento natural.

El Museo de Agua Blanca está ubicado en la localidad que lleva el mismo nombre. Para llegar hasta está deben recorrerse unos 5 kilómetros Aquí se pueden apreciar objetos y piezas que de alguna forma pertenecieron o representan a la cultura Manteña. De hecho muchos estudiosos y arqueólogos han determinado que esta zona de Agua Blanca era donde los indígenas llevaban a cabo actos que involucraban la civilidad y las ceremonias religiosas. Aquellos turistas que visiten este lugar podrán disfrutar de los pozos de agua donde se podrán bañar. Adempas, para aquellos interesados en rituales embellecedores que contribuyan a la relación y el olvido del estrés.

Flora y Fauna del Parque Nacional Machalilla

El Parque Nacional Machalilla es una zona cuyos espacios están protegidos. Sus espacios naturales están caracterizado por su diversidad de climas, ecosistemas y sus atractivos paisajes que encantan a quienes lo visitan. En este lugar pueden encontrarse ambientes con reservas forestales propias de climas secos, montañas boscosas llenas de vegetación, una gran variedad de peces, un arrecife de coral y flora y fauna en cantidades abundantes.

En este parque nacional, en la parte continental específicamente, es posible visualizar las transiciones de las tierras de un clima a otro y por ende de un tipo de vegetación a otro. Si se hace una visita a la zona marina es posible encontrar muchos peces y arrecifes de coral. (ver artículo: Isla Magdalena)

El bosque seco tropical de la costa ecuatoriana que comprende el territorio del parque es una zona muy bien conservada. Su símbolo está representado por el ceibo, un árbol también conocido como el Árbol de Coral o el bucaré. Puede vivir hasta 150 años y es capaz de alcanzar una altura de 40 metros aproximadamente. La presencia del árbol es muy útil para el ambiente porque las fuertes raíces que posee son capaces de proteger al suelo de la erosión. El tronco, por su parte, no se queda atrás en la labor funcional, puedo llegar a medir unos 4 metros de diámetro y sirve como almacenador de agua para ayudar al árbol a sobrevivir los meses del ardiente calor estival. En el mes de mayo el ceibo pierde completamente sus hojas, dejando al descubierto sus ramas puntiagudas. Es importante mencionar que uno de los datos más interesantes de este árbol es que a pesar de enfrentarse al clima seco del verano aún continúa realizado el proceso de fotosíntesis y este se puede observar en su tronco, que adquiere una cautivante tonalidad verde.

En la Playa Los Frailes, subiendo al mirador, puede observarse la presencia del árbol Palo Santo, típico de los climas secos y con un tronco extremadamente fuerte. Debe su nombre a las propiedades medicinales del tronco muy utilizada por las sociedades indígenas en la época prehispánica. Puede llegar a medir unos 18 metros de altura. Sus hojas suelen ser pequeñas y divididas en dos partes prácticamente iguales. Lo que lo hace destacar es su fuerte y potente aroma dulzón, que tiende a exacerbarse cuando es sometido al fuego.

En la industria de la aromaterapia, el Palo Santo es muy popular en el territorio del Ecuador y suele ser utilizado como incienso, y también es aplicado en métodos que implican la relajación o la meditación. También es muy útil para tratar y curar las heridas cutáneas, para calmar las energías negativas en los diferentes círculos sociales, ya sea familiar, de pareja o incluso laboral. Al el Palo Santo es también utilizado como amuleto porque se cree que  da buena suerte. De igual forma puede tener un impacto positivo en el tratamiento contra de la depresión, como sedante e incluso como antidiurético y antiséptico, para prevenir la infección de heridas.

Si se visita el Parque Nacional es posible encontrar flores exóticas como la orquídea o la bromelia. Los bosques ofrecen abundancia de árboles como el amarillo, el tilo blanco o el palo de ajo. Las zonas con climas secos se caracterizan por una vegetación que se adapta a las circunstancias, además del palo santo en muy común observar la presencia de cactus o muyuyos.

Debido a que el Parque Nacional Machalilla, cuenta con una gran biodiversidad, la conservación de sus espacios, el mantenimiento y cuidado de sus recursos naturales, de las especies de animales, la vegetación, de su fauna y su flora es sumamente importante. Los espacios del parque albergan a una cantidad grande de especies animales y vegetales, es común encontrarse con aves y lagartijas al recorrerlo. Comprende 81 especies de mamíferos, 240 tipos de aves y 143 tipos de peces. En los alrededores es posible ver ballenas jorobadas, tortugas marinas, fragatas, iguanas, pelicanos e incluso los llamativos piqueros de patas azules, cuyo nombre se debe a que realmente las patas de los ovíparos adquieren una tonalidad azul cuando alcanza la madurez sexual. También pueden encontrarse guacamayos verdes, monos capuchinos, venados de cola blanca, el jaguar, osos hormigueros, armadillos y murciélagos.

En las aguas de la zona marina es posible ver ballenas jorobadas, que llegan al litoral del Ecuador desde el mes de junio hasta el mes de septiembre. Por lo general, se toman la tarea de emprender un viaje por las profundidades del océano con la intención de huir de aguas frías y nadar en unas con temperaturas mucho más cálidas que no suelen bajar de los 25° en tiempos de verano. Muchos expertos aseguran que muchas de las ballenas que viajan desde el extremo del polo sur hasta el mar ecuatoriano son porque están embarazadas y buscan alimentarse. De hecho, al parque nacional suele llegar un grupo de unas 400 ballenas por año. Las aguas más cálidas también suele beneficiar el proceso de apareamiento. Este último es considerado por muchos como una de los espectáculos más sublimes que puede aportar la naturaleza.

En los espacios del parque nacional también están permitidas numerosas actividades recreativas para sus visitantes, como la toma de fotografías. El espacio natural ofrece algunos de los mejores escenarios que el país sudamericano puede presumir. La combinación de un clima desértico y el marino crea el ambiente perfecto para hacer caminatas por senderos llenos de fauna silvestre y abundante vegetación, paseos en bicicleta, zonas para acampar y vivir una experiencia en familia para disfrutar de la naturaleza, el aire puro y el cielo estrellado por las noches. También es posible practicar natación, paseos en kayak por los mangles y excursiones de buceo por los arrecifes de coral, hábitat de numerosos organismos y tipos de peces, todos muy coloridos.

Parque Nacional Machalilla Los Frailes

Ubicado en el Cantón de Puerto López, el Parque Nacional Machalilla es una de las zonas más bellas de la costa del Ecuador. A lo largo de los años ha logrado desarrollarse significativamente a niveles turísticos y comerciales.

Desde que el parque fue fundado en el año 1979, la zona marina, con una extensión de 14430 hectáreas forma parte de su territorio. El área fue declarada como sitio Ramsar, en el año 1990 por sus manglares que sostienen importantes ecosistemas con una fascinante biodiversidad. Con este reconocimiento se busca apoyar e incentivar la investigación de los recursos naturales marinos y terrestres que posee.

Ahora bien, uno de los aspectos que más hacen destacar al Parque Nacional Machalilla son sus paradisíacas playas, entre ellas se cuenta la Playa Los Frailes. De hecho, es considerada por muchos viajeros como una de las playas más bonitas del mundo.

La Playa Los Frailes, en particular, es la más famosa, visitada y fotografiada de todo el Parque. Se puede ubicar a unos 2 kilómetros aproximadamente del pequeño pueblo pesquero de Puerto López, con dirección norte. Tiene una extensión de 1.4 kilómetros. Se caracteriza por su forma de herradura. La playa ofrece un hermoso paisaje de áreas suaves y blancas con aguas azules de varias tonalidades rodeadas por acantilados de color ocre y vegetación de clima seco bastante frondosa. Esta zona del Parque Nacional Machalilla atrae a muchos turistas a disfrutar del agradable ambiente y a apasionados fotógrafos que buscan capturar el mejor ángulo del paraíso costeño. Muchos esperan a que el sol esté en su punto más alto en el cielo de modo que pueda penetrar la luz hasta el fondo del agua y haga destacar la transparencia y los diferentes tonos del cautivante mar.

La temperatura del agua es cálida y agradable, mientras que la zona de la costa cuenta con una temperatura que varía entre los 25° y los 29°. La extensión de suaves arenas blancas de la playa comprende desde Punta Cabuya hasta Punta Los Frailes.

La Playa Los Frailes cuenta con letreros que adviertan sobre los árboles, hojas y frutas que pueden resultar tóxicos. También están colocadas en los alrededores algunas señalizaciones que indican a los visitantes las rutas y caminos que deben seguir para llegar a cada destino, como el museo, el mirador o el sendero.

La playa destaca por su variedad de fauna acuática. Si se nada hasta el extremo norte del balneario puede encontrarse el arrecife de coral. A pesar de que estos ecosistemas ocupan un mínimo espacio del océano, alojan la cuarta parte de las especies marinas del planeta. Las formaciones coralinas son el resultado de la unión de varios minerales y carbonatos disueltos en el agua. Los arrecifes suelen estar sumergidos a muy poca profundidad por lo que es muy sencillo llegar hasta ellos nadando en bahías tranquilas con poco oleaje. La Playa Los Frailes, específicamente, es perfecta para aquellos amantes del buceo que desean adentrarse en las profundidades del océano.

La zona de la Playa Los Frailes forma parte del parque y este cuenta con la mayor cantidad de arrecifes de coral duro de toda la costa del Ecuador. Como la mayoría de las formaciones coralinas están a poca profundidad, durante la época de marea alta estos corales permanecen sumergidos bajo el agua, pero en la época de baja mar pueden apreciarse porque tienden a sobresalir del agua salada.

Si se practica buceo por el arrecife de la Playa Los Frailes se pueden encontrar en su mayoría corales ramificados, el tipo que más abunda en la zona. También pueden encontrarse corales lobulares, que albergan y bridan alimento a varios organismos. En el arrecife de la playa pueden observarse la presencia de varias algas. Esta última es una característica muy típica de los lugares situados en latitudes bajas, pues este aspecto tiende a beneficiar el crecimiento de estas plantas marinas, que tienden a crecer y competir por espacio bajo el mar y algo de luz con los corales. De hecho las algas tienden a crecer más rápido. Los corales de la Playa Los Frailes, específicamente, presentan una tonalidad verdosa y blancuzca.

Isla de la Plata

La Isla de la Plata ofrece uno de los mejores paisajes y ambientes del Parque Nacional Machalilla. Esta playa virgen sin ningún tipo de edificaciones alrededor es uno de los lugares turísticos más representativos de toda la zona. También es uno de los destinos más visitados por los viajeros que hacen turismo en las costas del país sudamericano. Se caracteriza por sus tupidos arbustos y altos acantilados con formaciones rocosas que le añaden un toque rústico al paisaje. Según la leyenda, el famoso explorador y corsario de origen inglés, Sir Francis Drake, guardaba sus tesoros en este territorio y a esta historia le debe su nombre.

Para llegar a ella debe partirse de la población pesquera de Puerto López, el viaje tiene una duración de aproximadamente una hora. El espacio es bastante similar a la Isla Galápagos, aunque no del todo igual. Cuenta una extensión de 1200 hectáreas, por lo que es una isla pequeña. Sin embargo, su reducido tamaño no le impide ser el hogar de numerosas especies de aves.

Los viajeros que visiten Isla de la Plata tendrán la posibilidad de apreciar al piquero Camanay también conocido como piquero de patas azules, también fragatas e incluso tortugas marinas. Durante el viaje de ida hacia la isla desde Puerto López, si se está atento al paisaje, es posible ver ballenas jorobadas de más de 16 metros de largo y más de 30 toneladas de peso. Ese mamífero, en particular, llega a las costas ecuatorianas entre los meses de junio y diciembre. Usualmente, lo que buscan estos magníficos animales es huir de las aguas frías y nadar en unas más cálidas y menos profundas.

Dejar Comentario