≡ Menu




Puente de Bacunayagua. Descubre todo sobre él aquí.

Puente de Bacunayagua joya de la ingeniería civil de Cuba. Se construyó sobre la Vía Blanca, carretera que une a las provincias de Matanzas y Mayabeque. Hoy en día es el puente más alto de la isla y representa a una de las siete maravillas de la ingeniería civil del país. Sigue con nosotros y conoce más de este hermoso puente.

Puente de Bacunayagua

Puente de Bacunayagua es una obra de la Ingeniería civil de Cuba, construido para lograr salvar un accidente geográfico de 313 metros, en el curso de la carretera que conecta a la provincia de Mayabeque con la de Matanzas, esta carretera es conocida como la Vía Blanca. Este Puente desde su inauguración (1959), paso a ser el más alto del País con sus casi 104 metros de altura.

Cuba cuenta con una porción de obras de la ingeniería civil, encontrándose en su territorio insular obras viales como viaductos, túneles y puentes que garantizan la circulación rápida, segura y libre de su parque automotor, con un diseño arquitectónico que combinan de forma armoniosa la estética con el uso para lo cual fueron creados.

Dentro de estas obras se puede mencionar al majestuoso y elegante Puente de Bacunayagua, que sin lugar a dudas es una joya del ingenio de la Isla de Cuba.

Esta obra de ingeniería, durante el periodo 1976 – 2010, fue la frontera entre las provincias de Matanzas y la Habana según su división política – geográfica. Posteriormente desde el año 2011, paso a ser línea divisoria territorial entre las provincias de Matanzas y Mayabeque.

Circular en vehículo sobre este hermoso puente, representa una experiencia de observación de la naturaleza con paisajes muy verde en el vacío por debajo del puente, en donde las palmas reales y los arboles reinas del campo se dejan ver como si fueran pequeños arbustos.Si volvemos la mirada hacia el sur se deja ver el valle del Yumurí, un pequeño río en su lado norte y mucho más allá el azul del mar. (ver artículo: Castillo de la Real Fuerza de la Habana)

Construcción

La construcción del Puente de Bacunayagua se llevó a cabo entre los años 1956 – 59 y se emplazó en las cercanías de la provincia de Mayabeque (a 18 kilómetros de ella), en el curso de la Vía Blanca que comunica a esta provincia con la de Matanzas.

La Vía Blanca no se había logrado terminar porque en su curso se encontraba un salto o precipicio de 113,5 metros de profundidad, hasta el nivel del agua del río, para lograr salvar ese obstáculo era necesario desarrollar una obra de la ingeniería civil.

El diseño del Puente  se le atribuye al ingeniero proyectista Luis Sáenz Duplace y la construcción fue otorgada a la empresa de ingenieros Sáenz, Arvesu, Cancio, Martín & Gutiérrez, (SACMAG).

El puente de Bacunayagua fue ejecutado bajo la técnica de construcción del prefabricado en su totalidad. Las vigas prefabricadas de concreto armado colocadas a lo largo de la losa estructural, llegaron a medir 28 metros de longitud

Debido a las condiciones y dimensiones del accidente geográfico a salvar, el diseño del Puente se inclinó hacia el tipo de base de semiarcos, ejecutado por primera vez en el país insular, el creador de este sistema fue el ingeniero austriaco Josef Melan (sistema Melan). El método de semiarcos fue creado para ser usados en los puentes prefabricados de concreto armado, y fue lo más novedoso de este Puente .

Para la construcción de los arcos se utilizó acero laminado, ejecutándose paralelamente en ambos lados del puente, llevando cada lado el giro adecuado, hasta llegar a la posición de correcta de unión.El puente  se comenzó a construir en el curso del año 1956, y su apertura fue en 1959, en el mes de septiembre, el día 26. (ver artículo: Plaza Mayor de Trinidad)

Dimensiones y Características

El Puente Bacunayagua es una obra de ingeniería civil, de diseño innovador para su época, que manifiesta funcionalidad y esbeltez. Este puente posee unas dimensiones y características fundamentales, que es bueno acotar de manera resumida a continuación:

Localización: progresiva 0+018 de la vía blanca, partiendo de la provincia de Mayabeque.

Longitud total: 314 metros de losa o superficie de rodamiento.

Altura de luz libre: 103,50 metros, desde la superficie del agua del río hasta la cara inferior de la losa.

Ancho de losa: 16 metros, divididos en cuatro canales de circulación de 4 metros cada uno.

Extensión de arco: 114 metros.

Peralte en curva: 1.30

Matanzas y sus Puentes

Toda ciudad, provincia o país poseen sus símbolos o sellos representativos, que pueden ser naturales o hechos por la mano del hombre, ejemplo de ello son sus símbolos patrios, su geografía, algún río, un edificio o simplemente un puente. El Puente de Bacunayagua es insignia de Matanzas.

La provincia de Matanza no es la excepción de la regla. Cuando se escucha el nombre de Matanza en la Isla de Cuba, es imposible no mencionar el Valle de Yumurí, El Teatro Sauto, y el Puente de Bacunayagua, maravilla del ingenio de la isla, en fin no se puede hablar de la provincia de Matanza sin recordar sus ríos y puentes.

Los primitivos puentes que realizo el hombre en sus orígenes fue a través de atar sogas o bejucos en accidentes estrechos, colocar troncos grandes y pesado a fin de poder cruzar ríos y quebradas. Esto son los orígenes artesanales de los puentes. Durante la evolución de la humanidad paralelamente se fueron transformando las técnicas y métodos para la construcción de puentes, llegándose a construir primero puentes flotantes, pontones y con más adelanto técnico pilas y muros de piedra. Llegando hasta los puentes de ejecutados en tramos múltiples.

Los puentes de Matanzas pasaron por esta evolución, de igual forma el hombre con sus conocimientos técnicos sobre las características y resistencia de los materiales para construirlos, su capacidad para soportar las cargas y los esfuerzos a los que van a estar sometidos.

La historia de los puentes en Matanzas envuelve la construcción y destrucción de cado uno de ellos, bajo circunstancias de fenómenos naturales.

El primer puente construido en Matanzas fue a los 29 años de su fundación, en la desembocadura del río San Juan (1722), fue destruido tan solo 8 años después.

A partir de allí se construyeron otros puentes en los ríos San Juan, Canímar, Yumurí y Bacunayagua. Todos ellos pertenecientes a Matanzas con la actual división política territorial. Además también se ejecutaron algunos viaductos, y carreteras.

El hecho de que los primeros puentes construidos en la región, requerían casi siempre de reconstrucciones, llevo a que los profesionales involucrados en su ejecución se apresuran a adquirir los conocimientos técnicos sobre resistencia de materiales, técnicas constructivas, etc. A fin de resolver y avanzar en poder resistir ante la acción de Huracanes, ciclones, que producían el colapso por el empuje y la fuerza del agua, así como la de los vientos. (ver artículo: Bahía de Guantánamo)

Esto fue el arranque al incentivo del estudio teórico y práctico de las edificaciones asociadas a las catástrofes naturales tan sucedidas en todo el país por su condición de ser una isla y su ubicación geográfica.

La preocupación principal de las autoridades regionales, fue el inconveniente que se presentaba con la situación geográfica de la provincia, urgida de poder contar con puentes que permitieran la importante comunicación entre localidades, barrios y hasta extra urbana, con la comunicación vial con otras provincias vecinas.

Poder salvar obstáculos sobre caudalosos ríos y otros de aguas más tranquilas como el río Yumurí, así como de otro tipo de obstáculos como grandes valles o accidentes geográficos, como el caso del Puente de Bacunayagua.

Todo lo anterior llevo a que se estudiaran y analizaran algunos de los puentes hoy desaparecidos por la acción continua de fenómenos naturales que afectaron la región en el siglo XIX.

En ese analice se pudo ver que todos los puentes desaparecidos en esa época fueron elaborados usando madera, piedra, hierro y algunos incluso combinados, muy bien ejecutados, pero con una condición común. Todos fueron concebidos con un sistema de apoyos intermedios fundados en el estrato firme de la sección del río. Esta condición hacia que ante la ocurrencia del fenómeno natural o las crecidas del río el puente colapsara.

A partir de estos estudios fueron muchos los puentes que se construyeron en Matanzas con nuevas tecnologías y nuevos métodos, con el resultado que hoy en día la provincia cuenta con puentes centenarios, pero sin lugar a duda el puente que hace a la provincia sentir orgullo es el innovador Puente de Bacunayagua con su sistema de construcción de bases de semi-arcos y estructura prefabricada en hormigón reforzado.

Entre los puentes centenarios de la provincia de Matanzas se pueden mencionar los siguientes:

– Puente de La Concordia, sobre el río Yumurí (1878).

– Puente de Tirry, sobre el río San Juan (1897).

– Puente Giratorio sobre el río San Juan (1904).

– Puente de Hierro en el río Yumurí (1904).

Puente de Bacunayagua Maravilla de Cuba

La asociación de arquitectos e ingenieros de la construcción del país, se reunieron en 1997 y decidieron elegir por votación las 7 maravillas de la ingeniería civil de Cuba. Para ello decidieron evaluar en las construcciones participantes:

– Trascendencia de las construcciones.

– La complejidad de la ejecución.

– La solución técnica aplicada.

De acuerdo a esto participaron 30 obras de la ingeniería de Cuba y entre ellas escogieron siete, que son las siguientes:

– El Puente de Bacunayagua

– Sifón bajo la bahía del alcantarillado de La Habana

– Carretera Central

– Edificio Focsa

– Túnel de la bahía de La Habana

– Acueducto de Albear

– Viaducto de La Farola

Dejar Comentario