≡ Menu




Conoce todo sobre el Museo Nacional de Bellas Artes Cuba

El Museo Nacional de Bellas Artes ubicado en Cuba, es uno de los mas importantes que existe a nivel internacional, puesto que por su estructura externa y la magia que posee dentro de el, hace de éste lugar un hermoso centro de atracción turística para miles de personas que lo visitan anualmente, ¡acompáñanos a conocer mas sobre este increíble lugar!

Museo de bellas artes

Historia del Museo Nacional de Bellas Artes

Un arquitecto cubano llamado Emilio Heredia Mora, realizó un llamado a la ciudadanía en noviembre de 1910 por medio de la prensa para consignar el apoyo de diversas instituciones para que lo siguieran con la idea de construir un museo que aportase un valor que apreciara el arte en la nación y que por ende pueda la sociedad instruirse culturalmente.

Poco tiempo después, los diferentes medios a los cuales pidió apoyó comenzaron a ayudarlo, de manera tal que poco a poco fue recolectando los medios suficientes como para empezar a coleccionar objetos artísticos, uno de las donaciones mas importantes que obtuvo fue la de la Academia de Pintura de San Alejandro, ubicada en la región europea. (ver:Castillo de Bran)

En un principio el primer nombre que se le dio a la institución de arte fue el de «Museo Nacional de la República» la cual fue fundada por el segundo presidente de Cuba llamado José Miguel Gómez el día 23 de Febrero de 1913. De manera progresiva el museo fue haciéndose con objetos de arte en diferentes estilos tales como piedras, archivos, muebles, artículos de arqueología, joyería antigua, entre otros.

En la primera década luego de la inauguración del museo, el mismo recibió diversas donaciones de varios entes tanto privados como públicos, varios artistas tambien contribuyeron aportando con sus obras, entre los mas relevantes fueron  Antonio Rodríguez Morey, Leopoldo Romañach y Aurelio Merelo.

El museo tuvo que ser trasladado en 1917 desde su ubicación original, hacia la Quinta de Toca, por lo que el museo duró cierto tiempo sin actividades hasta 1918 cuando Antonio Rodriguez Morey se ocupó de administrar el museo quien por su gran desempeño y preocupacion del mismo por realizar avances, hizo que el museo fuese reconocido mundialmente.

El museo fue trasladado nuevamente en 1924 cuando se concretó una venta con los hermanos de La Salle y ahora sería la Casa Aguiar su nueva ubicación y allí permaneció por al menos 30 años, con el pasar de los años el museo fue recibiendo gran parte de donaciones de distintos artistas y fundaciones contemporáneas del arte.

Dada que su ubicación también fue temporal y por motivos económicos no pudo trasladarse a otro lugar, finalmente la sede seria adecuada en el Mercado de Colón y sería la permanente el cual llevaría como nombre Palacio de Bellas Artes, fue el ingeniero Alfonso Rodríguez Pichardo quien diseñó el sitio y adecuó diversas modificaciones para que fuese una estructura completa que se adentrase en el mundo del arte, el mismo hizo uso de la arquitectura moderna con determinadas características de la tradición cubana.

En éste proceso fueron incorporándose diversos artistas para dar un mejor acabado de la estructura, tales como  Ernesto Navarro, Rita Longa y Mateo Torriente, quienes unieron esfuerzos por al menos 2 años para terminar la obra y ser inaugurada el 18 de Junio de 1954. (ver:Península de Zapata)

Una vez inaugurado el museo, diversas donaciones comenzaron a surgir para el mismo, instituciones extranjeras y una de las relevantes fue la donación de antigüedades egipcias y greco-latinas que realizó Joaquín Gumá.

Remodelaciones

Una vez que triunfó la revolución cubana en 1959, inmediatamente se tuvo en cuenta que era necesario una modificación del museo por cuanto era necesario plasmar este hecho histórico en él. Diversas colecciones de artistas e instituciones privadas fueron llevadas al museo pero debido a problemas de espacio no se pudieron introducir todas las piezas artísticas, por lo que a raíz de eso se crearon diversos museos para poder exhibirlas en ellos, entre los museos que destacan tenemos  el Museo Napoleónico, el Museo de Artes Decorativas, el Museo de Arte Colonial, entre otros; debido a la modificación interna que se hizo en el museo, el mismo pasó a llamarse Museo Nacional de Bellas Artes y era el primero en ofrecer una diversidad de colecciones contemporáneas de arte en el país.

Una de las modificaciones de mas relevancia fue la que se hizo en 1996 donde se ampliaron los espacios para una mejor exhibición de las obras, el Consejo de Estado instaurado en la época concedió al museo 2 edificios para expandir sus espacios y de este modo quede plasmado el Museo de Bellas Artes. Jorge Candelaria y José Linares fueron los encargados de realizar todos los cambios estructurales en el museo. Gilbert Brownstone donó en el 2010, diversas obras de reconocidos artisas como Picasso, André Masson, Miró y mas; añadiéndole una plusvalía mayor al recinto y por lo tanto dándole mas valor internacional al mismo.

Estructura

Fue tarea de Alfonso Rodríguez Pichardo en 1950 diseñar toda la institución como tal del Palacio de Bellas Artes el cual se dió por inaugurado en 1954. Entre las medidas que tiene ésta estructura se tienen 18.000 metros cuadrados de recinto como tal, y 7.500 metros cuadrados de estructura interna para exposiciones de las obras.

La obra se basó en arquitectura del siglo XX llamada Art Nouveau que se constituye por paneles y separaciones móviles que permiten una mejor movilidad de las obras exhibidas, pero mantiene la esencia artesanal de la arquitectura cubana, reflejada en los patios y las figuras de piedra que forman parte de la fachada del Museo. (ver:Volcán Tungurahua)

En su parte interna, el mismo cuenta con un aproximado de 1.200 piezas en exhibición permanente, también encontraremos cafetería, tiendas, un teatro y una pequeña biblioteca donde albergan antiguos archivos de las Artes Plásticas.

Obras

Por tratarse de un museo educativo, el Museo Nacional de Bellas Artes se hizo con diversas colecciones de arte visual para el publico, ésta estuvo conformada por diversas donaciones, adquisiciones y traspasos que hicieron en su momento hacía algunos años atrás luego de sobrevenir la Revolución Cubana, el museo cuenta con alrededor de 48.000 piezas las cuales una se distribuyen una parte para su propio patrimonio y otras que son guardadas en su depósito.

El mismo es casa de algunas colecciones de pinturas europeas que han sido donadas por grandes instituciones extranjeras, además han sido aportados diversas colecciones de artículos arqueológicos del antiguo Egipto, Grecia y Roma.

Diversos mosaicos romanos que datan de una antigüedad de al menos 2.000 años, colecciones españolas, arte antiguo del año 500 a. C , lienzo como el de Gainsborough y cerámica griega son algunas de las colecciones que se pueden encontrar en el museo, así como diversas pinturas y esculturas hechas en Latinoamérica, es uno de los museos con mas relevancia artística en toda la región caribeña

Ubicación

Si lo que deseas es adentrarte en éste grandioso Museo de Arte y culturizar un poco tus conocimientos, debes de saber que el mismo se encuentra ubicado en Agramonte, esquina con San Rafael, La Habana.

Costos

No tendrás que preocuparte por un costo excesivo en éste museo, ya que el boleto general para poder acceder al mismo tiene un valor de 5 pesos cubanos, y los niños menores de 14 años acceden gratuitamente.

Podrás ir a visitarlo en un horario comprendido de martes a sábado de 10:00 am a 06:00 pm y los domingos de 10:00 am a 2:00 pm.

Palacio Asturiano de la Habana

Al hablar del Museo de Bellas Artes de Cuba es necesario mencionar el Palacio Asturiano, el cual fue diseñado por Manuel de Busto seleccionado mediante un concurso abierto de ingenieros y fue inaugurado en 1927 para servir de socorro al Centro Asturiano de la Habana.

Tiene un diseño ecléctico que resalta en arquitectura por todas las demás obras en Cuba, característica que la hace representativa de la nación, está hecha en su totalidad por acero, piedras y concreto; sin contar los materiales que usaron para realizar las figuras y acabados de la obra como Mármol, madera, vidrio, y bronce, materiales que en su mayoría fueron importados desde distintos países del mundo.

Su relación con el Palacio de Bellas Artes de Cuba viene desde acabada la revolución cubana, donde la edificación se expropió para ser usada con fines educativos y políticos, pero no fue sino hasta el año 2001 donde pasó a ser parte de una de las dos edificaciones donadas al Museo de Bellas Artes, el palacio cuenta con alrededor de 15.000 metros cuadrados de área común y tan solo 4.800 metros cuadrados para exhibiciones al público.

Cuartel de las Milicias

Otro del par de edificios donados al Museo fue el Cuartel de Milicias, que fue construido por Pedro de Medina en el año 1764 a petición del Rey de España por cuanto se quería reforzar la seguridad de la nación y sustancialmente fue remodelado a través de los años para ser usado por cuestiones militares de Cuba hasta convertirse en la sede principal de la Policía Nacional Revolucionaria.

Posteriormente, se realizaron ciertos cambios en su estructura para darle una esencia estilo barroco donde comenzó a ser visto como un medio artístico y no fue sino hasta el el año 2001 cuando se inauguró junto con el Palacio Asturiano de la Habana para pertenecer al Museo de Bellas Artes, donde entonces pasó a convertirse en una institución administrativa auxiliar de la sede principal del Palacio.

Dejar Comentario