≡ Menu




Aprende todo sobre la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

La Fortaleza de San Carlos de la Cabaña es una inmensa construcción que se ubica en una pendiente que está en el lado este del puerto de La Habana precisamente en el  área del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña. Esta construcción gigante fue levantada en el siglo XVIII con el fin de cubrir un punto frágil en las resistencias de la ciudad.

Fortaleza de San Carlos de la Cabaña 1

Fortaleza de San Carlos de la Cabaña

Es un edificio de carácter militar que se halla situado en el paso de la Ensenada de La Habana que unida con el fortín de San Salvador de La Punta y el Castillo de la Real Fuerza de La Habana se encargó de proteger la ciudad contra cualquier ataque contrario o asalto de los corsarios. Es bien importante destacar que los Ingleses tomaron prácticamente invulnerable al Castillo del Morro.

Principalmente porque notaron y descubrieron cómo atrapar la pendiente donde luego se construiría la Cabaña, utilizaron muy bien esa posición favorecida para su artillería cuando atacaron La Habana. Esta fortificación fue restituida al igual que la ciudad en el año de  1763 a cambio de la hermosa Florida. La misma inició  su edificación en la costa alta del ala este del puerto de La Habana, con la dirección del militar Don Silvestre Abarca.

Las obras se terminaron de construir en el año de 1774  ya en la actualidad es una gran obra que comprende el centro social e histórico de la región como punto importante y fascinante.  Quedó como símbolo la costumbre de  disparar el cañón que indicaba que las murallas debieran cerrarse a las 9 en punto de la noche, todo un marco como una ceremonia emblemática en homenaje al pasado.

Esta  Cabaña es el edificio militar más grande trabajado por España en América  que a su vez cuenta con un  extenso territorio de 700 m de largo por 240 de ancho. Conservando una forma  poligonal  que está hecha de fabulosos bastiones, diversa fortificaciones,  delicados canales, calles seguras, cuarteles militares y centros de distribución que servía como almacenamiento.

Cuenta también con un plan delegado de pleno desarrollo en marcos cautelosos entregados en medio del siglo XVIII  lo que implicó que  fueron eventos ocurridos por la mejora de la artillería. Esta fortaleza sirvió para cobijar los mejores equipos de la fuerza armada Española en Cuba en medio de las batallas de autonomía del siglo XIX.

 Contando con diversos personajes de gran renombre en cuba como José Martí  quien resultara prisionero de sus cárceles y muchos otros que experimentaron la muerte en el Foso de Los Laureles que era un recinto exclusivo para ejecutar los castigos. Se destaca también que mediante la conquista de la Revolución el Caudillo Ernesto Che Guevara se involucró militarmente en los asuntos de La Cabaña  que se iniciaron 3 de enero del año de 1959.

Allí construyó su División y en los principales días de la crisis  organizó una gran cantidad de ejecuciones respecto a los seguidores de Batista  quienes eran culpados por cometer  crímenes de guerra. En la actualidad ésta fortificación es una galería que muestra registros muy reales y declaraciones del Che. Esta obra por su estructura maravillosa está conectada desde su origen a diferentes hábitos y costumbres como por ejemplo el Cañonazo de las Nueve de la noche.

Cabe destacar que en el momento de la colonia se tomaba un cañón y se disparaba a las 4:30 a.m  y a las 9:00 p.m este era un evento que se hacía desde la nave militar del puerto para indicar el inicio  y cierre de las entradas por los murallones  que servían de resguardo a La Habana así como el seguro y retiro de la cadena que cerraba el paso al puerto lo cual se hallaba  situado entre las mansiones de La Punta y El Morro.

Este servicio es realizado hoy por oficiales que visten ropa con estilo del siglo XVIII y es un acentuado evento que surge  entre las atracciones más conocidas que esta escena ofrece a sus visitantes  nocturnos. En  el año de 1986  se inició la reparación de la Fortaleza de La Cabaña  y se otorgó gratuitamente en el año de 1991 como parte del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña.

Cabe mencionara demás que en el año de 2014 se inició también la Pinacoteca Venezuela Libre en homenaje al Comandante Hugo Chávez. En la que se autorizó al presidente de la República Nicolás Maduro a dejar instalado este espacio donde se exhibe la vida, obra y herencia del Líder de la Revolución Bolivariana. Además  cuenta con la Feria Internacional del Libro de La Habana de manera consistente.

Arquitectura

Puede considerarse que la estructura de esta cabaña la constituye un cuerpo fundamental formado por dos semi-fortines extraordinarios  uno en San Francisco y San Lorenzo y el otro baluarte central en San Ambrosio  ambos se hallan unidos por matices que se anclan al suelo. Hacia el puerto se introduce una gran pendiente  que está rodeado por un canal titánico con dos lunetas y dos fuertes seguros.

La fachada tiene una curva muy prominente  que se encuentra bloqueada desde su inicio y esta  rodeada por segmentos anexos que ayudan a un entablamento mejorado con cubiertas de seguridad. Dentro de esta increíble escala puede notarse en su interior la  fantástica plaza de armas, los campamentos con pendientes y caminos de esparcimiento para las tropas.

Hacia un lado del recinto militar occidental se encuentra la casa de oración con una exótica fachada  muy exquisita que diverge de los paredones descubiertos del complejo. Casi al nivel del agua  excepcionalmente cerca del extremo occidental de la fortaleza  esta  el lugar donde se guarda la efigie de la Divina Pastora  que precede al desarrollo de La Cabaña.

Características

El  enfoque clave de la fortaleza se relacionada mucho con la fortificación del Monte y la gran extensión formada por las diez hectáreas que este ocupa con más de 700 metros de murallones alojadas en las zonas más grandes de la isla. Su desconcertante estructura aplica las ideas más excepcionales de construcción militar del siglo XVIII y convierte a San Carlos de la Cabaña en un caso del cambio experimentado en marcos  defensivos de la época.

Su límite militar era extraordinario al igual que el equipo de combate que tenía porque en el año de  1859 sólo  tenía 120 bocas de fuego y proyectiles de bronce de varios orificios. Se aprecia además  que en  el año de 1863 el equipo militar podría ser de 245 trozos de artillería a pesar de otras armas livianas de corta trayectoria.

Se estima que mediante su desarrollo esta edificación logro el resguardo  de las unidades de clase mundial de la fuerza armada española en Cuba. En medio de las guerras de libertad  se llenó como una cárcel y su canal era un sitio para ejecuciones. En el siglo veinte la naturaleza vigilada desapareció y la fortaleza se llenó como centro de distribución con  tropas y fue tomada como  cárcel. A la conquista de la Revolución  se tomó como lugar de habitación por la autoridad de Ernesto Guevara  quien estableció su dirección de habitación  allí.

Los trabajo hechos para recuperar esta obra dieron inicio en el año de 1986 fue una labor  coordinada entre los entes competente encargados de trabajar en pro de la restauración y conservación de los espacios históricos revolucionarios de reconocida trayectoria  que se se hallan en la ciudad de la Habana.

En el año de  1992 cuando se terminó la reconstrucción se dio paso al  Museo de Armas, el Museo del Mando del Comandante y un Museo Monográfico  que retrata el contexto histórico de la fortaleza. Asimismo a partir de ese momento sus espacios han facilitado ocasiones sociales muy buenas dentro del marco escultórico y humanístico como por ejemplo  la Feria Internacional del Libro de La Habana y  la Bienal de Artes Plásticas de La Habana como organizaciones bien importantes y fundamentales.

Curiosidades

Esta grandísima estructura fue el mayor puesto extraordinario en el que trabajó España en el Nuevo Mundo  fue una construcción bastante costosa. Esta fortaleza está situada en la ladera conocida como Las Cabañas y su trabajo de construcción terminó después de once años en  el año de 1774.

Esta fortaleza se hizo con el fin de cubrir la zona frágil que existía  en las barreras de la ciudad de La Habana. En este sentido se fortalecieron las áreas de protecciones de la ciudad. Su predio cuenta con un esparcimiento de 700 m. de largo por 250 de ancho  involucrando toda la cuesta de La Cabaña  sobre el Castillo del Morro.

La  fascinación más célebre es el Cañonazo de las Nueve de la noche que es un evento realizado  por militares que usan atuendos del siglo XVIII. Es una conmemoración de cuando La Habana estaba rodeada por murallones  cuyas entradas estaban cerradas cada día después de las 9:00 p.m.

¿Cómo llegar?

La mejor manera que puede optar es tomando un taxi que vaya a través del Túnel de La Habana o en la intersección de los estrechos con la Lanchita de Casablanca que salga desde el muelle cerca de la estatua de Cristo en La Habana, a partir de ese punto debe continuar caminando por la calle a pie hasta llegar al lugar indicado que es la fortaleza.

Dejar Comentario