≡ Menu




¿Sabes que es el Castillo de la Punta? Apréndelo aquí

El baluarte de San Salvador de La Punta o Castillo de la Punta, es considerado una de las tres fortalezas principales de La Habana junto con La Fuerza y ​​El Morro, por lo que los tres suplen en el escudo de la ciudad.

castillo de la punta 1

Castillo de la Punta

Este hermoso y único Castillo fue un debate extraordinario y a lo largo de todo el costoso proceso de desarrollo, se logró interferir unas cuantas veces en su estructuración. Cuenta con una capacidad de vigilancia de extremo a extremo, cuya intención era ayudar al Morro a evitar atracos en este sitio.

Se describe como una de las torres de percepción más alta con un  punto de vista que se encuentra principalmente en la calle de La Punta a La Chorrera. Es un desarrollo poligonal básico sin decoraciones debido a que se trabaja en piedra, para el 1762, el administrador del palacio era el comandante de la nave Don Manuel Briceño un asimilado que en años anteriores en 1741 era el Teniente de la nave en Cartagena de Indias, bajo la dirección inmediata de Don Blas de Lezo y Olavarrieta en medio del ataque británico de ese año.

Historia

A inicios del siglo XVI, en San Cristóbal de La Habana no se podía cortar la leña en los bosques que rodeaban la ciudad y dificultar el acceso desde el territorio de la Chorrera, sino que debían abstenerse de hacer nuevas calles que pudieran servir de paso a los visitantes. El 10 de octubre de 1550, la parte de La Habana consintió en desmontar la calle entre el antiguo bastión de Hernando de Soto a la Chorrera, para obligar cada vez más a las grandes armadas y así limpiar las puertas de la ciudad.

Después del asalto del corsario francés Jacques de Sores, en febrero de 1556, se instalaron velas en el pasaje de la recta, por sotavento, en un lugar que en ese momento se llamaba Punta. En 1565, a través del Real Decreto, se le pide que monte un pináculo que tendría seis pedacitos de armas grandes y un ejército de 25 a 30 hombres.

El 21 de enero de 1567, Pedro Menéndez de Valdés, jefe de protección y monitoreo de la Florida visitó el sitio, y el 27 de febrero de 1582, Gabriel de Luxán terminó la barrera. En la época de Diego Fernández de Quiñones en el Ayuntamiento de La Habana, se construye un canal en La Punta con un escenario de fagina y tierra que pulveriza una tempestad. En 1584, se levantó una pequeña fortificación de piedra y arena, donde se colocaron 8 trozos de prensa fundida.

Participación del Rey Tejada

Por orden del Rey, Tejeda eligió a Diego de Quintanilla como superintendente del Castillo de San Salvador de la Punta y del Castillo San Felipe de Barajas , además  anexo a Alonso Sánchez de Torroquemada, como superintendente del Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro, mientras él residiría en la Fuerza.

El trabajo de desarrollo comenzó en 1589. Para esto, Tejeda aterrizó con un albañil, doce canteros, dieciocho artesanos, carpinteros, forjadores de metales y una fundición de metales, debido al hecho de que las minas de cobre cercanas a La Habana eran importantes para la Corona. La fuerza de trabajo se hizo en su mayor parte a partir de esclavos, algunos guerreros y prisioneros.

En los registros enviados al Rey, Tejeda y Antonelli se quejaron de la ausencia de activos y control del trabajo, el fracaso de los especialistas, la indisciplina, el trabajo miserable, así como los bajos salarios, los intereses y las críticas de los que eran objeto y del estados de vida. En 1593 la Punta estaba en ese punto en condiciones adecuadas. A las obras principales de Tejeda y Antonelli, incluyeron otras como era las de su sucesor Lorenzo de Cabreras. Sea como fuere, la tarde del 29 de agosto de 1595, una tempestad comprometió gran parte del castillo, sin embargo nada malo aconteció.

Edificación

Se describe como un Gran castillo parecido al Castillo de San Jorge formado por el mejor material de la zona, entre estos estaba el ladrillo importado, las lonas largas y endurecidas, mamposterías enviado de diferentes sitios del mundo con el fin de aportar a la ceración del Castillo.  El cauteloso arreglo de la isla estaba enmarcado por velas, escenarios, canales, calles seguras, postes de madera y torres. El principal arreglo de protección de La Habana se vería reforzado por tres estructuras: el Castillo de la Real Fuerza, que en ese momento estaba ensamblado, el Castillo de San Salvador de la Punta en el paso a la cala, en sotavento y el Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro en la deriva de barlovento.

Dejar Comentario