≡ Menu




Parque Nacional del Café: Atracciones, ubicación y más

El Parque Nacional del Café, ubicado en Montenegro, en el departamento de Quindío, es una de las atracciones turísticas más populares de Colombia. Este recinto natural y parque temático le rinde homenaje a la cultura cafetera que identifica al país sudamericano en el mundo.

parque nacional del café

Parque Nacional del Café

El Parque Nacional del Café es el primer parque temático del país, tiene 23 años de servicio y fue creado en el año 1995. También fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Este parque temático, único en Colombia, está ubicado en el Pueblo Tapao, a 20 minutos de la ciudad cafetera de Armenia, en el departamento de Quindío, Colombia. Además, el parque también forma parte de la región del Eje Cafetero, un destino turístico que merece ser visitado y es valorado mundialmente por sus paisajes verdes, naturales e increíbles que se dedican al cultivo y producción del café colombiano.

El café colombiano tiene fama internacional por su excelente calidad. De hecho, Colombia se considera el país productor del café más suave del mundo. Alrededor de los granos del café se han desarrollado, productos, una cultura y una gastronomía que están arraigados en el pueblo colombiano. Sin embargo, durante décadas los colombianos desconocían el potencial del producto cultivado en sus tierras. La realidad es que en un principio la producción del café en Colombia estaba destinada a la exportación, y para el consumo nacional solo de dejaba el remanente, es decir, los granos que eran desechados por mala calidad. Estos últimos de tostaban a altas temperaturas y se preparaban con agua endulzada con mucha azúcar. (ver artículo: Parque de los Pies Descalzos)

El Parque Nacional del Café se creó en la década de los 90 como una forma de honrar y dar a conocer la cultura cafetera que caracteriza a la nación colombiana. Las instalaciones le rinden homenaje a la comunidad cafetera, a su gente, a su hospitalidad y carisma, al paisaje, a la cultura, a la historia. Contó con el apoyo de Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y el Comité Departamental de Cafeteros de Quindío.

Zonas del parque

El conjunto mide más de 54 hectáreas y con amplias instalaciones de pintoresca y colorida arquitectura. Cuenta con restaurantes, tiendas, plazas, juegos mecánicos, un tren, un pequeño teatro, montañas rusas, rápidos que son únicos en Colombia, para navegar con grandes botes y toboganes. El Parque Nacional del Café está dividido por secciones:

Zona Mirador Museo

En la Zona Mirador Museo se encuentra un mirador de 18 metros de altura, desde el cual se puede apreciar todo el parque. Dentro de esta zona está el museo interactivo para todas las edades, que ofrece información en español e inglés. Aquí se explica la historia del café en el mundo y cómo se expandió a los diferentes países.

También se explica sobre la leyenda que narra el descubrimiento del café a manos de pastor de origen etíope Kaldi, aproximadamente en el año 300 d.C. Según la historia popular el cabrero observaba a su rebaño saltar y actuar de forma alocada, mientras se preguntaba por qué tenían un comportamiento tan activo. Fue cuando se dio cuenta que los animales estaban comiendo unas extrañas bayas de color rojo. Kadil, dominado por la curiosidad tomar alguno de los frutos y llevársela a un monje en un monasterio. Decidieron hacer una infusión con los granos y las hojas del fruto que una vez que la probaron les generó rechazo por su sabor desagradable. Como no les agradó lanzaron al fuego el resto de las hojas y granos. Momentos después comenzaron a percibir un olor mucho más agradable. Motivados por este descubrimiento tomaron los frutos que se tostaron en el fuego y los molieron. Con este nuevo producto hicieron una nueva infusión y fue allí cuando pudieron disfrutar de una agradable taza de café. Además después de probar la infusión, descubrieron que estos particulares frutos les generaban mucha energía. Supuestamente, gracias a este hecho fue que se descubrió el valor energético que tiene las semillas del café en el organismo. (ver artículo: Santuario de las Lajas)

En el museo del Parque Nacional de Café se explica de forma detalla cómo llegó a expandirse el café en territorio colombiano. Se dice que el café ingresó al país aproximadamente en el año 1720, por los territorios del norte, en el departamento de Santander. También hay instaladas pantallas táctiles interactivas que permiten saber a los visitantes cuántos cafeteros hay en cada departamento con un apellido específico. En las instalaciones hay estatuas y esculturas que representan los distintos procesos de recolección y procesamientos de los granos en Colombia. Por ejemplo, se muestro el proceso de secado, en el cual solo participa el calor del sol para disminuir el contenido de humedad de los granos y permitir su almacenamiento sin que estos puedan adquirir mal olor o sabor. De la misma forma, el museo del Parque Nacional de Café cuenta con un área natural artificial que recrea un ecosistema y muestra las diferentes especies de aves que habitan en el lugar, como el azulejo común, el mielero verde o el miraparriba.

En el museo se muestran cuáles son las variedades de granos cultivados en el país. Los visitantes pueden hacer un recorrido por una simulación con máquinas que se dedican a procesar los granos de café. El recorrido finaliza con un video en 4D sobre la imagen y comercialización del café colombiano en el mundo. A las afueras del museo está el Monumento a la Cosecha, una serie de esculturas que representan a los personajes más importantes y transcendentales para la historia del Café en Colombia. (ver artículo: Valle Nevado)

Zona cafetera

En la zona cafetera los visitantes pueden hacer un recorrido por el Cafetal Tradicional, el Sendero del Café, el Jardín de Variedades, la Casa Campesina y el Puente de Arquería. Un guía facilita información sobre las diferentes variedades del café: Caturra, Borbón, Angustifolia, Mundo Novo, Colombia, Mokka, Typica, Purpurascens, entre otras.

En este lugar los visitantes podrán conocer los diferentes procesos y formas tradicionales de cultivo y producción. Además, se les permite a las personas tocar y probar los granos de café, además de vestirse como los cafeteros y tomarse fotografías.

En el área del  Germinador Almácigo podrá conocerse donde se inician los cultivos de café. Aquí un guía especializado explica el proceso de germinación de las semillas de café. Las semillas son sembradas en germinadores de plástico llenos de arena que permiten un buen desarrollo de la raíz. A los 45 después de sembrada la semilla aparece el botón conocido como “fósforo” que cuenta con un tallo y una raíz. El fósforo es el que permite que 15 días después se abra el botón y aparezcan las primeras hojas llamadas “chapola”. Las chapolas son arrancadas y se seleccionan aquellas que tengan la raíz recta, lo que facilitaría la absorción de nutrientes. Posteriormente, las chapolas seleccionadas son trasplantadas a una bolsa hecha de polietileno negro denominada “almácigo” que contiene tierra y materia orgánica. Estas pequeñas plantas se convierten en “colinos”. De aquí los colinos, una vez pasados de 18 a 24 meses, cuando alcanzan un nivel de maduración y vigor apto donde se puedan apreciar hojas muy verdes y un tallo robusto y bien formado, son trasplantadas a un lote para la primera producción de café. Esta zona de lotes se fan dos cosechas al año, una tiene lugar entre los meses de abril y mayo, denominada traviesa; y otra que se da entre los meses de octubre y noviembre que es la principal. Durante este proceso se recolectan los granos de color rojo y se llevan a la otra estación. (ver artículo: Jardín Botánico de Medellín)

En la siguiente estación otro guía explica el segundo proceso de producción de café: el Beneficio Húmedo. En esta etapa los recolectores llegan con los granos rojos. Este proceso se caracteriza porque consiste despulpar y lavar el café que no ha sido fermentado utilizando un litro de agua por cada kilo de café. Se suele utilizar tan la despulpadora manual, como la despulpadora eléctrica. Ambos instrumentos son igual de válidos y efectivo, aunque con el sistema eléctrico es más rápido el proceso. La cáscara que se desprende de los granos es almacenada y se deja descomponer por seis meses para después utilizarla como abono natural para las plantas.

Si los granos son despulpados mediante la vía manual, deben dejarse fermentando durante 12 horas para retirar de forma fácil el mucilago, la sustancia babosa que recubre el grano de café. Si se utiliza el proceso eléctrico la máquina tiene un cilindro que una vez desprendido el grano de la cáscara, por medio de fricción le retira el mucílago de forma automática. El mucílago puede ser reutilizado y darse como alimento a animales. De esta forma en un 90% se reduce la contaminación orgánica en las fuentes de agua que se generan los las mieles producidas en el proceso. Con el beneficio húmedo se garantiza la calidad de la taza de café, así como también se contribuye a la conservación de los preciados y necesarios recursos hídricos. Una vez culminado este proceso, los granos están listos para ser llevados a secar.

La tercera estación explica el proceso de secado del café, que puede ser de forma natural o mecánica. El secado natural es el sistema utilizado por la mayoría de los caficultores colombianos por ser muy económico. Se utiliza para este proceso el túnel solar o esparcido en un patio de cemento, en ambos se dejan expuestos los granos de café a la radiación solar. El café debe quedar con una humedad del 10 al 12% para que tenga una buena calidad y pueda ser comercializado como tal.

El proceso de industrialización mecánica, por su parte, es más rápido e involucra una serie de máquinas utilizadas por los caficultores para el secado. Una de las máquinas utilizadas es la guardiola con la capacidad de secar 250 kilógramos en un lapso de 48 horas. Este sistema es más costoso y suele contaminar más el café. Buscando una forma de evitar esto se creó el silo, una máquina con la misma función pero que la hace la mitad del tiempo y utiliza como combustible el sipo del café. Después de estos procesos los granos de café adquieren el sabor, olor y color característicos que todos conocen y están listos para ser molidos y consumidos por los usuarios.

También hay pequeñas casas que muestran cómo vivían las familias cafeteras en el siglo XX. En este recinto se homenajea la cultura cafetera de Colombia desde la época prehispánica. El parque cuenta con una zona donde se muestran los rituales funerarios que hacían los indígenas que habitaban las tierras cafeteras de Colombia, ubicadas en los departamentos de Quindío, Cuaca, Tolima Caldas y Risaralda. También, pueden darse paseos en burro por los alrededores del campo cafetero.

*Show del Café

El Show del Café es una iniciativa de calidad internacional que busca enseñar de forma diferente la llegada del café a Colombia y su recorrido con el pasar de los siglos. En un show de 45 minutos de duración, se recrea la historia del café en Colombia y cómo pasó a ser uno de los protagonistas en los rituales y tradiciones culturales del país, además de uno de los principales productos de exportación del país. El espectáculo está ambientado en las regiones productoras de café y ofrece música y bailes típicos, acompañado de un colorido vestuario que destaca uno de los aspectos más interesantes de la cultura colombiana. Mezcla la parte clásica y tradicional de la danza colombiana con coreografías aéreas con telas.

*Bosque de Mitos y Leyendas

Las familias que crecieron en las fincas cafeteras crearon mitos y leyendas para asustar a los niños y evitar que se metieran en los cultivos. Los más pequeños solían comerse los granos de café y dañaban el cultivo. De estas historias de miedo nacieron las populares La Llorona, La Patasola, La Madremonte y El Mohan. Aquí se pueden encontrar esculturas que representan a los míticos personajes.

*Bambusario

El departamento colombiano del Quindío tiene la ventaja de contar con diferentes climas, lo que facilita el cultivo del café y le da sabores y aromas muy particulares que los identifican ante el mundo. El Parque Nacional del Café proporciona una instalación natural con un bosque de bambú donde se concentran varios tipos de bambú que pueden llegar a medir hasta 32 metros de altura. Aquí los visitantes tienen la oportunidad de respirar aire puro y disfrutar de un escenario natural rodeado de un verde muy exuberante. En medio del paisaje natural hay un puente colgante de 90 metros que une la sección cultural del Parque Nacional del Café con la sección de aventura y entretenimiento. Esta edificación guía hasta un pequeño pueblo donde se encuentran réplicas que recrean la arquitectura de los pueblos cafeteros y muestra distintas edificaciones de los siglos pasados. Aquí puede observarse una capilla, la Plaza Bolívar con una fuente en el centro y la Estación de Tren Armenia.

También esta zona expone una de los elementos que más caracteriza a la cultura cafetera colombiana: el Jeep Willys. En la década de 1950 llega a Colombia este medio de transporte por el gobierno de Estados Unidos. Los norteamericanos habían mandado a fabricar varios modelos de este jeep con el fin de cubrir una demanda durante la época de la Segunda Guerra Mundial. Por características de tracción 4×4 lograban llegar a lugar que eran de muy difícil acceso para vehículos más sencillos, permitían transportar fácilmente tropas, armamentos y municiones por el territorio en guerra. Por esta razón, los hacendados colombianos que habitaban el Eje Cafetero y específicamente el departamento del Quindío se fijan en las características de estos vehículos y en sus posibilidades. Mandan a importar algunos para probarlos en los terrenos cafeteros porque algunas de las haciendas estaban ubicadas muy lejos de las principales carreteras y rutas de la región. A partir de esto momento los Jeep Willys comienzan a ser conocidos por la cultura cafetera colombiana como la “mula mecánica”. El Parque Nacional del Café incluye en sus atracciones un desfile regional de cierre del café donde se pasean carrozas, jeep willys, carrozas, bailarines con trajes típicos, música y mucho colorido. Este desfile se realiza en la plaza principal del Parque Armenia y reúne a toda la familia para disfrutar del pintoresco evento cultural.

Zona de Aventuras

La zona de aventuras está dedica a todos aquellos que disfruten de la adrenalina y quieran dar rienda suelta a sus tendencias aventureras. Hay varias atracciones que son las favoritas de los niños, pero que también pueden aprovechadas por todas las edades, como carritos chocones, montañas rusas, kartings, un carrusel, recorridos en los rápidos. Dentro de la Zona de Aventuras está El Segmento de la Naturaleza. Esta atracción utiliza pantallas y proyecciones con dibujos animados donde se cuenta a los niños una historia en forma de fábula sobre la importancia de proteger el ambiente, la fauna y la flora.

Cafeteritos: Es un colorido parque tradicional diseñado para los niños más pequeños que visiten el Parque Nacional de Café. Aquí podrán disfrutar de una atracción segura que les proporcionará momentos de diversión.

¿Cómo llegar?

El Parque Nacional del Café es una de las atracciones turísticas más importantes de Colombia. Cada año sus puertas reciben a miles de turistas nacionales e internacionales que están interesados en conocer la historia y cultura que envuelve al café, así como también sus procesos de siembra, cultivo y producción. El parque temático está ubicado específicamente en Montenegro, una zona que pertenece a uno de los departamentos del Eje Cafetalero, Quindío,  en Colombia.

Quindío es uno de los departamentos con más interés turístico En Colombia por sus paisajes, historia y cultura. Se puede llegar en avión o por carretera hasta la ciudad de Armenia, ubicada a 20 minutos en un viaje en auto del Parque Nacional del Café.

La ruta para llegar al parque es bastante sencilla, accesible, además de que hay varias opciones para transportarse. Si se viaja en vehículo particular debe tomarse la carretera que va desde la ciudad de Armenia hasta el municipio Montenegro. Desde aquí solo deben seguirse las señalizaciones de la ruta que guían hasta el Pueblo Tapao en un recorrido de 3,5 kilómetros de distancia.

Ahora, si el medio de transporte es público, puede tomarse algunos de los autobuses o pequeñas vanes que cubren la ruta hacia el Pueblo Tapao desde la ciudad de Armenia hasta el Parque Nacional del Café. Usualmente parten cada 30 minutos. También están disponibles los autobuses de la Terminal de Transporte de Armenia. Si se está en Montenegro, desde aquí también parten autobuses que se dirigen hasta el parque.

Viajar en taxi también es posible si se toma desde Armenia o Montenegro, el recorrido desde Armenia demora unos 20 minutos aproximadamente. En Montenegro la tarifa suele ser más económica, porque la distancia con respecto al Parque Nacional de Café es menor.

Atracciones

El Parque Nacional del Café ofrece un concepto fresco e innovador que fusiona la cultura con la diversión: aprender mientras se juega. Es un recinto que pretende dar a conocer en sus espacios todo el proceso y la cultura que rodea e involucra al café, pero sin involucrar una charla de cátedra pesada, monótona y tediosa sino de forma entretenida e interactiva. El parque cuenta con 27 atracciones, entre las que se cuentan algunas mecánicas y otras con elementos arquitectónicos, históricos y culturales. La atracciones mecánicas son de talla internacional y fueron compradas en países como Alemania y Estados Unidos. Están diseñadas tomando en cuenta todas las medidas de seguridad, con el fin de evitar accidentes y para entretener a todas personas de todas las edades. Algunas de las atracciones más famosas y preferidas por los turistas son:

Kráter

El Kráter es una montaña rusa que brinda un rato de diversión a los amantes de la adrenalina. Aquí los visitantes podrán hacer un recorrida por las alturas y experimentar el paso por pendientes inclinadas, precipitadas caídas al vacío y giros en espiral.

Mini chocones

Los mini chocones es una de las atracciones preferidas por los más pequeños. Aquí podrán conducir carritos y chocar contra los demás pasajeros.

Karts

Los karts son una de las atracciones diseñadas para toda la familia donde puede hacerse una carrera de kartings en una pista circular de 190 metros y alcanzarse hasta 20 km/h.

Rápidos

Los rápidos son una atracción única en el territorio Colombiano que asemeja a los rápidos de los río naturales. Está diseñada para toda la familia y los visitantes podrán subirse a botes que tienen una capacidad de 9 personas y sortearan obstáculos como cascadas y caídas de agua.

La Cumbre

La Cumbre es una de las atracciones favoritas por los turistas más aventureros y extremos. Es una torre que proporciona a los visitantes del parque una apresurada caída de 40 metros de altura. Supera los 50 km/h y no da aviso de cuándo va a descender, lo que aumenta la adrenalina en las personas.

Montaña Rusa

Es una de las principales atracciones del Parque Nacional del Café y una de las preferidas por los visitantes. Cuenta con 1150 metros de longitud y ofrece un recorrido de dos minutos. Aquí a las personas que les guste la adrenalina podrán disfrutar de una atracción que alcanza los 70 km/h. La altura inicial que ofrece la montaña rusa es de 22 metros en un agradable recorrido en espiral, para después descender precipitadamente por los rieles.

Telesillas

Las telesillas son otras de las instalaciones que ofrece el Parque Nacional de Café para trasladarse por el lugar. En estas sillas puede volarse sobre las 54 hectáreas que conforman el parque, respirar aires fresco y escuchar de los visitantes en las atracciones mecánicas.

Tren

El tren es una de las principales atracciones del Parque Nacional de Café. Es perfecta para toda la familia y ofrece con un recorrido de  2 kilómetros por los rieles. El tren  parte de la Estación Armenia y culmina su travesía en la Estación Montenegro. Durante este viaje los turistas que no están familiarizados con la fauna y flora que habitan en el lugar del territorio colombiano podrán apreciar el paisaje de montañas cafeteras, plantaciones de plátano y bosques de bambú. También podrán tomar algunas fotografías para guardar de recuerdo.

Nuevas atracciones

Recientemente, en el año 2018, se han inaugurado dos nuevas atracciones con el fin de mejorar la calidad y actualizar los servicios del Parque Nacional del Café. Estas son:

Teleférico Bambusario

Una de las atracciones más recientes es el teleférico que fue inaugurado en el 2018. Este sistema electromecánico permite a los visitantes movilizarse por el parque, y de salir y entrar de manera más cómoda y rápida. Además, provee una magnifica vista panorámica de las instalaciones y terrenos del parque. El teleférico, entre su planificación y construcción, demoró dos años aproximadamente en estar listo. Cuenta con dos estaciones, una de las cuales está muy próxima a la entrada, justo al lado de las taquillas; y 31 cabinas, cada una con capacidad para 6 personas.

Yeppe

Otra de las atracciones dedica a los amantes de la adrenalina es el Yeppe. Además, junto con el Teleférico Bambusario, fue inaugurada en el año 2018, por lo que es una de las atracciones más recientes en el Parque Nacional de Café. Esta montaña rusa, rodeada de fuentes y propulsores, permitirá a los visitantes disfrutar de un acelerado y divertido recorrido mientras es salpicado por el agua.

Dejar Comentario