≡ Menu




Museo de Antioquia; Historia, obras, salas, y más

El Museo de Antioquia, ubicado en el corazón de la ciudad de Medellín, es el más importante y emblemático de la ciudad antioqueña. Además, con más de 130 años de fundado, es el más antiguo de la región.

Museo de Antioquia

El Museo de Antioquia es el museo más antiguo del departamento de Antioquia y el segundo más antiguo de Colombia. En sus instalaciones está representada todo el arte que caracteriza a Antioquia y también una parte importante del arte nacional. Además, es el principal museo en el mundo donde es posible disfrutar la obra del Maestro Fernando Otero.

Historia

El Museo de Antioquia, situado en el centro de Medellín, fue fundado en el año 1881, siendo el primero del departamento de Antioquía, y el segundo más antiguo del país, después del Museo Nacional de Colombia, ubicado en la ciudad de Bogotá. Inicialmente su fundación estuvo dedicada a los héroes libertadores de las guerras independentistas del territorio colombiano y también como un homenaje a todos aquellos intelectuales interesados en cultivas las ciencias y las artes en la nación. (ver artículo: Museo Nacional de Colombia)

El edificio que ocupa actualmente el Museo de Antioquia hasta hace unos años era conocido como el Palacio Municipal. La edificación fue construida durante la década de 1930 y fue inaugurado en el año 1936. En un principio estaba destinado a albergar la alcaldía de la ciudad de Medellín y el Concejo Municipal. La arquitectura es muy tradicional y fue declarado Patrimonio Nacional, además, es una de las edificaciones más destacadas y más representativas de Medellín.

Para el año 1881, cuando fue fundado el Museo y fue decretada la Ley CXVIII, se crea el Museo y Biblioteca de Zea, que son actualmente el Museo de Antioquia. En ese entonces el territorio de los Estados Unidos de Colombia estaba formado por 9 estados que formaban parte de la división administrativa y territorial de la nación. La ciudad de Medellín, específicamente, funcionaba como la capital del Estado de Antioquia.

Para finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX Medellín era una localidad rural cuya población superaba los 10.000 habitantes. Sin embargo, gracias al proyecto de desarrollo republicano que buscaban llevar a cabo los políticos de la época, Medellín al igual que muchas otras ciudades del territorio colombiano, estaba experimentando un proceso de expansión urbana. Es así como en el año 1910 Medellín adquiere una connotación de ciudad moderna.

La Plaza de Berrío, que es la que está ubicada justo en frente del Museo de Antioquia, funcionó hasta el año 1890 como mercado municipal. Posteriormente se convirtió en el escenario primordial donde tenían lugar los debates políticos en los que las autoridades y grandes pensadores de la época debatían y dilucidaban sobre el futuro de Colombia. Fue en medio de estos acontecimientos que Manuel Uribe Ángel, el militar Martín Gómez y Antonio José “Ñito” Restrepo fundaron, en el año 1881, el Museo y Biblioteca de Zea.

En sus inicios el Museo de Antioquia alberga la colección de objetos que daban cuenta de la historia del país para ese momento, las guerras de independencia, algunos objetos que buscaban darle reconocimiento a la naturaleza de la región antioqueña. El museo fue creado en medio del ideal de independencia que partía desde la búsqueda de la propia identidad. En el documento fundacional de la institución se expresa que en el Museo serán coleccionados todos los objetos que estén ligados y que enaltezcan de alguna forma los momentos históricos de la Patria colombiana. Además, también se destaca que se exponían objetos que pudieran facilitar, favorecer y estimular los avances de las ciencias y de las artes en Colombia. (ver artículo: Sierra de La Macarena)

Los objetos que tenían prioridad al momento de ser exhibidos eran los retratos de próceres, las armas y todos aquellos que contribuyesen a enaltecer la causa independentista. Además se hacía especial énfasis en que no debían descuidarse los materiales de cerámica, piedra o metales que pudiesen ayudar a esclarecer detalles sobre la historia del país. También se tomaban muy en cuenta los vegetales, animales, minerales e incluso rocas porque se consideraba que podían dar cuenta y ayudar a esclarecer la riqueza natural del territorio colombiano.

El establecimiento que fue destinado para el museo  era el salón donde ciudadanos particulares e influyentes y bajo la protección del Gobierno del Estado colombiano seleccionaron los objetos que servirían como base del para conformar el para ese entonces Museo y Biblioteca de Zea. La biblioteca por su parte se estableció en el mismo lugar y era dirigida por el mismo director que estaba a cargo del museo.

En sus inicios el Museo de Antioquia el establecimiento solo abría durante el mediodía y en un lapso de cada quince días. De acuerdo a lo establecido en los documentos, su fundador Manuel Uribe Ángel estaba obligado a dar una visita guiada a todos los visitantes del lugar. Debía proporcionar información sobre la historia de cada objeto. También se indicaba que todos los visitantes podían hacer observaciones sobre los objetos que estaban a la vista, pero que era necesario que mantuvieran un tono de voz baja para evitar interrumpir las reflexiones de aquellos que contemplen las obras.

En los días que había mucho flujo de visitantes, la entrado al Museo y Biblioteca de Zea era concedida por turnos. Algunos de los primeros objetos que se albergaban en el Museo eran un mechón de pelo de Simón Bolívar, restos de animales, armamento y vestimenta de militares de la época independentista, fotografías de Restrepo que hablan del primer crimen del Aguacatal, el primer crimen que causó revuelo en la ciudad de Medellín. Este último también está acompañada del hacha, el arma homicida.

En la actualidad, el Museo de Antioquia abandonó el ideal de ser un museo de ciencias y de historia, ahora está enfocado en la exposición y desarrollo del arte. Esto se debe a que en el transcurso de los últimos cien años Antioquia ha sido protagonista de otros momentos históricos que se desligan de la época independentista que contextualizaba los inicios del Museo. Entre estos momentos se cuenta el paso de la sede del antiguo Museo al Palacio Municipal, que además de ser la sede de la Alcaldía de Medellín, también albergó a varias empresas públicas de telefonía de la región.

Actualmente el Museo de Antioquia está dedicado a un proceso de renovación que parte de un concepto 360, en el que se busca abrir y exponer los espacios de la institución a los transeúntes de la ciudad de Medellín. En este sentido, lo que se busca es restablecer el diálogo con las comunidades que caracterizaba el espíritu del Museo en sus inicios hace más de un siglo. También se creó con el apoyo de Bancolombia, un programa titulado “Diálogos con sentido” que busca invitar a los niños que pasan mucho tiempo libre acompañando a sus padres en su oficios alrededor del centro de la ciudad de Medellín a que abandonen los espacios de la calle y visitan el Museo, un espacio protector y pedagógico. Otra proyecto que destaca en la actualidad es el llamado “Nosotras por nosotras” que involucra a las vecinas de la comunidad de Calibío y la avenida de Greiff, también las que provienen de Cundinamarca que trabajan en los alrededores del museo. Se creó con la intención de mejorar los espacios que rodean el Museo de Antioquia y la Plaza Botero. Recientemente el proyecto de dedicó a construir el jardín urbano ubicado en el callejón cercano a la Iglesia de la Veracruz. (ver artículo: Jardín Botánico de Bogotá)

También se cuentan dentro de estos proyectos creados con el fin de celebrar más de ciencia años de la fundación del museo, un programa que invita a que los artistas de la ciudad de Medellín asistan a los espacios del museo a Museo de Antioquia y transformar sus espacios en un taller temporal donde expongan el proceso de creación de sus obras.

¿Dónde queda?

El emblemático Museo de Antioquia está situado en el centro de la ciudad de Medellín, en el departamento de Antioquia. Específicamente, las instalaciones se encuentran en la carrera número 52, muy cerca del Parque Berrío. El Museo está justo en frente de la Plaza de las Esculturas, mejor conocido como el Parque Botero, el museo más grande de esculturas al aire libre. En este espacio se exponen 23 obras que fueron donadas por el mismo Maestro Fernando Botero.

Por su ubicación céntrica es muy sencillo y hay varias maneras de llegar al Museo de Antioquia. Si se viaja en el metro de Medellín, puede tomarse el pasaje peatonal Carabobo, que está conectado con las inmediaciones del Museo. También, puede bajarse en la estación Parque Berrío, desde allí puede llegar al Museo pasando por la Plaza Botero.

Si se traslada en vehículo particular, se puede llegar al Museo de Antioquia por la calle Cundinamarca. Allí hay un estacionamiento que conecta directamente con la entrada del Museo.

Si se decide visitar el Museo por medio del transporte público, hay varias rutas de buses que viajan hasta las inmediaciones del Museo. Las rutas más cercanas están en las zonas de la calle 53, la Avenida Carabobo y la carrera número 53. Por otra parte, las líneas de autobuses que pasan cerca del Museo de Antioquia son las 250B, 6C5, 6C6. Para llegar al Museo puede partirse desde el Centro Comercial Mayorca Outlet, dese Comestibles DAN, desde El Enclave, desde La Paz, desde el Complejo Amtex y desde Classic Diner.

El Museo de Antioquia está abierto todos los días del año, a excepción del 1 de enero y el 25 de diciembre. Se ofrecen atención a grupos particulares, visitas guiadas a las 2:00 p.m. Los visitantes podrán acudir a sus espacios de lunes a sábado en un horario que comprende desde las 10:00 a.m. hasta las 5:30 p.m. Además, ofrece un 50% de descuento a las personas mayores de 60 años que visiten el recintos, proveniente de todos los países. También se ofrece un descuento a estudiantes provenientes de todas las ciudades de Colombia, así como a os estudiantes extranjeros. Los niños menores de 12 años pueden entrar sin pagar la entrada y los grupos que cuenten con más de 5 personas podrán tener un descuento del 30%.

Obras

El Museo de Antioquia es el segundo más importante en el país, después del Museo Nacional de Colombia, localizado en Bogotá. En el museo se exponen casi 5000, lo que posiciona como el segundo con mejor colección del país. Cuenta con obras del pintor colombiano Francisco Antonio Cano, de Eladio Vélez. También se exponen los murales de Pedro Nel Gómez, que los hizo justo en el momento en el que el edificio del Museo estaba siendo construido.

Uno de los programas más recientes del Museo de Antioquia es La Consentida, colección fundacional. Este proyecto tiene como objetivo mostrar algunas de las obras más importantes de la colección del museo. Esta colección puede ser apreciada por los transeúntes que pasen por la calle del Museo. El programa busca acerca a la comunidad antioqueña a su colección de arte, desde una perspectiva crítica, lúdica y asertiva. Esta colección fundacional busca dar cuenta del contexto histórico en el que fue ideado el proyecto y fundado el Museo de Antioquia. Cuando Manuel Uribe Ángel funda el museo en el año 1881 lo hace partiendo del ideal independentista que buscaba encontrar y realzar la identidad propia que caracterizaba a las regiones del territorio colombiano. (ver artículo: Parque de los Pies Descalzos)

Muchas de las piezas expuestas en La Consentida estaban guardadas en el mismo Museo de Antioquia. Algunas están registradas en el documento histórico fundacional de la institución. Los visitantes interesados en conocer la colección que asistan al museo podrían ver los documentos iniciales del Museo y el listado de objetivos que tenían el museo hace un poco más de cien años.

La colección de La Consentida está acompañada de muchas de las obras y piezas de la colección de Artistas Contemporáneos que también están en el Museo. En este sentido, no solo se pueden contemplar la historia del museo y del país de hace más de cien años, sino que también puede recorrerse la ruta de elementos históricos que trazó el fundador Manuel Uribe Ángel hasta la actualidad. Como muchos de los rasgos que caracterizaban a las obras hace más de un siglo siguen presentes en la colección de arte del Museo de Antioquia de la mano de los artistas de los últimos tiempos.

Además, el Museo de Antioquia es el único en el departamento que cuenta con una sala internacional donde se exponen obras de artistas con reconocimiento mundial como el pintor español Pablo Picasso, del francés Auguste Rodin, del estadounidense Frank Stella, del español Antonio Tàpies,

Fernando Botero

Fernando Botero nacido el 19 de abril de 1932 es el renombrado pintor y escultor colombiano que nació en Medellín, en el departamento de Antioquia. Es el principal artista con el que cuenta Colombia y es el latinoamericano cuyo arte es más costoso y más importante en el mundo. Tiene en más de 4000 obras expuestos y colgadas alrededor del mundo. Sus pinturas de personas gordas lo han posicionado como una de los artistas más importantes y reconocidos del planeta. En su honor, el Museo de Antioquia dedica gran parte de sus instalaciones a exhibir sus obras. De hecho, es el museo en el mundo que cuenta con más obras de él. El museo cuenta con 188 obras del pintor, siendo el lugar de referencia de la obra del artista. También la institución se ha dedicado a la creación de varios programas dentro y fuera del museo que buscan realzar y dar a conocer el arte de Botero. (ver artículo: Santuario de las Lajas)

Salas

El Museo de Antioquia es el principal museo en el mundo para conocer la obra del pintor antioqueño Fernando Otero. El Museo cuenta con una sala internacional donde se exponen permanentemente las obras de pintores internacionales como el pintor español Pablo Picasso, del francés Auguste Rodin, de los estadounidenses Frank Stella, Richard Estes, Julian Schanabel, del español Antonio Tàpies, del francés Arman, la pintora estadounidense Helen Frankenthaler, del cubado Wilfredo Lam, del chileno Roberto Matta. La sala cuenta con aproximadamente una treintena de obras que tienen mucha importancia tanto para el museo como para la ciudad de Medellín. Este lugar les permite a los antioqueños y a las personas que visitan la ciudad conocer y apreciar algunas obras de artes de artistas muy importantes para la historia del arte mundial.

El Museo de Antioquía está estructurado desde una perspectiva cronológica. La primera de exposición permanente está dedicada a las obras de la época de la colonia y a los tiempos en los que fue gestada la república. En la Sala colonial y republicana pueden observarse retratos, bustos y retratos de próceres de la historia de Colombia durante las guerras independentistas. También pueden observarse objetos de las culturas prehispánicas, las culturas indígenas que viven actualmente en el territorio de Colombia. Hay una exposición “El barrio tiene una voz. De las cerámicas prehispánicas al arte actual”. Aquí pueden apreciarse las obras de los artesanos de municipios de Colombia como Ráquira, ubicado en el departamento de Boyacá. Se han realizados exposiciones como la de Erika Diettes, titulada Relicarios.

La sala de arte de los siglos XX-XXI ofrece instalaciones interactivas donde se exponen las obras de artistas nacionales más representativos para la historia del arte colombiana. En estas salas se instalan exposiciones temporales, es decir, por un tiempo finito. Alguna de ellas fue una muestra titulada ¡Sálvese quien pueda! que supone un espacio de reflexión y discusión alrededor de una serie de grabados realizados por el Maestro Carlos Correa, entre los años 1952 y 1960. Estos grabados tienen un fuerte contenido social y político. Aquí se critica duramente al sistema capitalista y religioso que imperaba en el siglo XX. La temática gira en torno al asesinato del político y líder popular Jorge Eliecer Gaitán el 9 de abril de 1948, la Masacre de las Bananeras ocurrida entre el 5 y 6 de diciembre del año 1928.

Museo Histórico de la Policía Nacional

El Museo Histórico de la Policía Nacional de Colombia es una institución sin fines de lucro que pertenece a la institución de la Policía Nacional. Está ubicado en la localidad de La Candelaria, en la capital de Colombia, la ciudad de Bogotá, en la calle 9, entre la 9 y la 27. Su fin es lograr que se aprecia la historia de la policía del país sudamericano. Además, el 26 de septiembre del año 1984 fue declarado Patrimonio Histórico de la nación colombiana.

El Museo Histórico de la Policía Nacional abre sus instalaciones al público de martes a domingo, en el horario comprendido entre las 9:00 a.m. y las 5:00 p.m.

En el Museo Histórico de la Policía Nacional se expone y se relata la historia de la Policía Nacional de Colombia. Se exponen un aproximado de 4000 piezas de colección. En el museo se puede encontrar mucha información sobre leyes, decretos, diversos registros sobre el servicio penitenciario, las formas y los métodos de castigos que les eran impuestos a los prisioneros durante el siglo XX. Además, hay exposiciones de armamentos, uniforme. Hay varios registros de crímenes celebres que han sido cometidos en Colombia a lo largo de su historia y que de alguna forma han marcado al país.

El proyecto del Museo Histórico Nacional de la Policía comenzó a gestarse en el año 1923 y fue hecho en honor al que fue el primer director de la policía nacional colombiana, Juan María Marcelino Gilibert. El edificio, por su parte, fue diseñado por el arquitecto Alberto Manrique Martín.

El diseño del museo está compuestos por cuatro pisos, adicionalmente cuenta con un ático y también con dos patios. Se realizan visitas guiadas por las instalaciones en las que un guía que, además de hablar español, maneja diferente idiomas entre los que se cuentan francés, portugués, e inglés, se encarga de explicar los diferentes objetos y el contexto cultural y social que caracterizaba a la época.

En el piso 1, en particular, se exponen las salas de oratoria de San Francisco de Asís, el origen de las leyes universales. En el piso 2 hay una exposición de retratos de los diferentes funcionarios policiales que han ocupado el cargo de directores de la Policía Nacional, también está la sala sobre el departamento de narcóticos, las oficinas de sanidad, cajas de sueldo. Por otra parte, el piso 3 está dedicada a exposiciones de esculturas que muestran el armamento y uniformes de los funcionarios pertenecientes a las diferentes fuerzas policiales, una colección de hoplología, la ciencia que se dedica al estudio del comportamiento humano y al estudio de su desenvolvimiento en contextos de alerta y combate. Por último, el piso 4 del museo está compuesto por una terraza desde la cual se pueden observar las montañas de Bogotá.

Museo de la Universidad de Antioquia

El Museo Universidad de Antioquia, ubicado en la ciudad de Medellín, en el departamento de Antioquia. El museo es una institución pública creada en el año 1970 con la unión de otros museos que ya existían en Anquioquia, estos eran: el Museo de Ciencias Naturales, creado por el profesor universitario Eduardo Zuluaga en el año 1942; y el Museo de Antropología, creado por el profesor Graciliano Arcila Vélez, en el año 1943. También está adscrito a la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Antioquia.

La sede del Museo está situada en el campus la Universidad que lleva el mismo nombre, en la ciudad de Medellín, departamento de Antioquia Colombia.

El Museo de la Universidad de Antioquia fue fundado con la intención dar a conocer y conservar las obras y el patrimonio más importantes y significativos para las artes plásticas de Antioquia y de Colombia. En el año 1993 en las instalaciones del Edificio San Ignacio situadas en el mismo Museo se comenzaron a exponer una colección enteramente dedicada a la historia de la Universidad de Antioquia. A partir del año 200 se crearon áreas que contribuyen al desarrollo y motivación de la Educación, las Comunicaciones y las Museografía.

El Museo divide su haber en cuatro colecciones que comprenden las áreas de Artes Visuales, Ciencias Naturales, Historia de la Universidad de Antioquia y el área de Antropología.

La colección de antropología, por una parte, cuenta con unas 20.000 piezas hechas de materiales como la cerámica, concha, hueso, metal también hay piezas líticas y algunas réplicas. La colección que resguarda este museo universitario es la primera y más importante colección de la cultura prehispánica de Colombia. También hay fondos de Miguel Eusebio, Luis Vélez Arias, Leocadio María Arango, entre otros

. En la colección de Artes Audiovisuales hay 4.700 piezas donde pueden apreciarse las transformaciones estéticas que ha tenido el arte colombiano durante el siglo XX. Los que visiten los espacios podrán ver pinturas, esculturas, fotografía y algunas obras gráficas de Francisco Antonio Cano, Pedro Nel Gómez. La colección de Artes Naturales cuenta con un total de 18.000 piezas que comprenden animales, pieles, fósiles, algunos esqueletos, colección de mariposas  y aves. En este último también pueden encontrarse los fondos de Leocadio María Arango. Por último la colección de Historia cuenta con archivos históricos y fotográficos. Aquí pueden encontrarse fondos de personajes como Fidel Cano o Diego García. También están los fondos del periódico de circulación nacional El Espectador.

Dejar Comentario