≡ Menu




Edificio San Ignacio, lo que aún no sabes de este monumento nacional.

Edificio San Ignacio es una edificación construida en la ciudad de Medellín durante la época del Virreinato, con la finalidad de ser una casa de estudios complemento de un claustro conventual. Con los años se convirtió en la sede histórica de la Universidad de Antioquia y hoy sigue ligada a ella en sus actividades no académicas. Ven y entérate de algo más de este monumento nacional

Edifico San Ignacio

Edificio San Ignacio tiene su origen en la época del Nuevo reino de Granada, en el año 1803 y es parte de un complejo de edificaciones que son Patrimonio de la ciudad de Medellín, y oficialmente es considerado como un Monumento Nacional (1982). Este complejo está conformado por el Edificio san Ignacio y un Claustro conventual con iglesia, además de una plazuela.
El Edificio San Ignacio fue sede de la Universidad de Antioquia a finales del siglo XIX, y en la actualidad aunque no funciona como edificio académico, sigue ligado a la Universidad de Antioquia en otras de sus funciones. (ver articulo: Jardin botanico de medellin)

La construcción del Edificio San Ignacio se le es atribuida a Fray Rafael de La Serna, y a lo largo de los años, sufrió los embates de las luchas políticas y civiles de la historia de Colombia, fue expropiado, usado como cuartel de tropas de diferentes ejércitos durante las batallas independentistas y luchas civiles.
El Edificio San Ignacio muestra hoy en día una infraestructura totalmente restaurada con una fina Arquitectura neoclásica, donde intervinieron los arquitectos Horacio Rodríguez y el belga Agustín Goovaers (ver articulo: Museo Cementerio San Pedro)

Historia

Eran los tiempos del Nuevo Reino de Granada (1770) en lo que hoy es Colombia, y en la provincia de este virreinato se encontraba una pequeña aldea con pocas familias y pobladores; desprovista de escuelas lo que hacía que las familias con posibilidades enviaran a sus hijos a educarse a la capital Santafé (colegio San Bartolomé) o a otros centros poblados con colegios de párrocos. Estamos hablando de lo que hoy es la esplendorosa ciudad de Medellín.

En uno de los viajes a Medellín del visitador del virrey Juan Antonio Mon y Valverde (1788) se percata de la necesidad de que esta aldea contara con una escuela y un convento. Esta comunidad mostraba otra cara, ya era considerada como una Villa, por su creciente actividad comercial, contaba con más habitantes atraídos por los nuevos aires económicos de la localidad.
El Obispo de Popayán apoya al visitador del virrey, escribiéndole al rey Carlos III. Las dos autoridades exponen una serie de motivos al rey como soporte a la solicitud de la escuela y el convento para la Villa de Medellín, estas eran:
• La Villa y sus alrededores poseen más de 25 mil habitantes necesitados de educación
• Existen muchos pobladores con muy buena posición social.
• La ciudad se encuentra en los mejores momentos, teniendo más movimiento e importancia económica que la misma capital de la provincia (Antioquia).
• La necesidad de fortalecer la religión evangelizando y pastoreando ovejas.
• Escases de personal eclesiástico, y pocos maestros.
• Juventud talentosa, de posición social y con deseos de educarse
• La distancia a los existentes centros de estudios era mucha.
• Segregación familiar al enviar los padres a sus hijos estudiar fuera de la Villa
El rey da respuesta a tal necesidad aprobando un convento con escuela en la Villa de Medellín (1800). Y les asigna la labor de su construcción a los franciscanos, recayendo en la persona de Fray Rafael de la Serna, párroco de Villa Medellín. Este Franciscano le compra a Don Gaspar de Rodas, un terreno en la zona de San Lorenzo, pagando su precio en oro (1803). Ese mismo año comienza la construcción encargada por Carlos III, en un lugar muy tranquilo acorde con la espiritualidad e intimidad, que debía reinar en un convento, además de la posibilidad de obtención de agua, para los servicios tanto del convento como de la escuela.
Unos años después comienzan las batallas independentistas del sur de américa (1810), y con ello los problemas de los liberales con las órdenes religiosas, los franciscanos se ven obligados a dejar la Villa de Medellín.

La infraestructura que se tenía destinada para el convento y la escuela de Medellín permanece desocupada hasta que en 1822 el General Francisco José de Paula Santander determina la creación del Colegio de Antioquia, el cual debía ser implantado en una de las edificaciones de los franciscanos.

El colegio posteriormente se vio afectado por los movimientos políticos de la historia de Colombia, como la sublevación de José María Córdoba (1826), cuyas tropas afectan en gran medida a la edificación tras haberla ocupado. Estos estragos serian reparados después por el gobierno en 1836.

El Gobernador de Antioquia Marcelino Vélez se apoya en un decreto (1886), que le daba amplitud a la educación en el país y toma uno de los edificios dejados por los franciscanos para adjudicarlo a la Universidad de Antioquia, y al otro decide darlo en alquiler a la orden de San Ignacio, hoy Edificio de San Ignacio.
Estas instalaciones vuelven a ser blanco de las luchas políticas con la guerra de los mil días (1900), así como sitio de ocupación de tropas militares, en esta oportunidad del ejercito del General Rafael Uribe, dejando nuevamente afectado al que hoy es el Edificio San Ignacio. (ver articulo: Parque Nacional Natural Los Katíos)

Reconstrucciones

A continuación y en orden cronológico como acontecieron las reconstrucciones al complejo y edificio San Ignacio:
– 1907. El arquitecto Horacio Rodríguez asume una primera reconstrucción del Edificio de la Universidad de Antioquia, solicitada por el gobierno estadal. El arquitecto se basó en la arquitectura de ese tiempo para la reconstrucción de la edificación.

– 1917. Se asume la reconstrucción del Edificio San Ignacio, el colegio, por parte del órgano legislativo conformado en gran parte por egresados. Se le otorga nuevamente la labor al arquitecto Horacio Rodríguez.
– 1920. Comienzan las labores de diseño y construcción en el interior del Edificio san Ignacio, a cargo del arquitecto Agustín Goovaers.
– 1925. Es construida la torre en el Edificio San Ignacio. Hoy símbolo de la Ciudad de Medellín.

Descripción

El Edificio San Ignacio es una edificación donde prevalece la arquitectura neoclásica de la época de su construcción original con unos detalles modernos o eclípticos que les fueron añadidos en la última reconstrucción. Está conformada por dos construcciones cuadradas cada una provista de un patio interior central, cada una de estas construcciones representa un claustro de los tiempos del virreinato. En la distribución de sus plantas se desarrollan cinco naves cubiertas en su nivel superior con techo a dos aguas. Sus especificaciones en cuanto a dimensiones generales son las siguientes:
– Altura total de 15 metros.
– Área de construcción de 7.600 metros cuadrados.

La fachada principal se muestra dividida en dos niveles y su carácter arquitectónico eclíptico, con detalles del neoclásico original. El nivel superior contiene en las separaciones entre apoyos ventanales de gran tamaño y en el inferior se intercalan ventanas con puertas de entrada, una central que es la principal y dos laterales que acceden a las naves de mayor longitud.
Sobre el Vano central de la fachada sobresale la torre que es símbolo de la ciudad, elaborada en madera, con una cubierta en latón laqueado

Que funciona hoy en el Edificio San Ignacio

El Edificio San Ignacio hoy en día funcionan departamentos complementarios de la Universidad de
Antioquia, y esto le permite tener un gran movimiento cultural dentro de sus instalaciones. Estos departamentos o dependencias de la universidad son:
– La Emisora Cultural y la fonoteca de la Universidad de Antioquia
– La Liberia Universitaria.
– El Museo Universitario con su colección histórica
– La Fundación de apoyo a la Universidad de Antioquia
– El auditorio Paraninfo para 350 plazas
– Aula Múltiple para 70 personas.
– Una sala de cine con 80 asientos.
– Trece salones de clases.
– Oficinas Administrativas.
– Dos salones de Computación.
– Salón de reuniones
– Restauran comedor.
El Edificio San Ignacio ofrece servicios o espectáculos culturales con horarios establecidos como:
– Martes de Paraninfo
– Cine de Paraninfo.
– Tarde de Cine.
– El Paraninfo de Concierto, y otros más.

El Museo Universitario

Por el arraigo histórico que tiene el Edificio San Ignacio y el origen de la Universidad de Antioquia en él, se pudo conformar la Colección Histórica de la Universidad del Museo Universitario.
Esta colección es exhibida en siete salas de exposición y está conformada por:
– Seis Fondos Especiales
– 952 piezas del patrimonio histórico cultural de Antioquia y de la universidad.
– El Archivo Histórico
– El Archivo Fotográfico de la Universidad. (ver articulo: Museo de Bogotá)

Fondos especiales

Los fondos especiales de la colección histórica de la universidad del museo se refieren a todos aquellos objetos o piezas llegadas al museo a través de donaciones por parte de los legítimos herederos de personajes de la historia del departamento. Por lo que estos fondos llevan sus nombres y estos son:
Fondo Marceliano Vélez: 152 piezas, donde se destaca el Bastón de Mando de Pedro Justo Berrío
Fondo Recaredo de Villa: 80 piezas que recogen algo de la vida del Gobernador de Antioquia.
Fondo Fidel Cano: 250 piezas, uno de los fondos de más valor, contando en esta colección una prensa Washington.
Fondo Restauración del Paraninfo: Visión del proceso de restauración del edificio de San Ignacio a través de imágenes fotográficas.
Fondo Berta Zapata Casas: 25 piezas pertenecientes a la primera egresada de la Universidad de Antioquia.
Fondo Digar (Diego García): Testimonio gráfico de este fotógrafo, de la construcción del Campus universitario de Medellín.

Dejar Comentario