≡ Menu




Estrecho de Magallanes: Importancia, Turismo y más

Que hermosa es la experiencia que se tiene al comprender el enlace que existe entre el Océano Pacífico y el Océano Atlántico, y que por ende convierte al Estrecho de Magallanes, en uno los caminos oceánicos más esenciales de Chile y el mundo entero. La magnificencia  le invita a que recoja sus maletas y a viajar, como podría hacerlo rumbo a la Gran Barrera de Coral y el Desierto de Atacama.

Estrecho de Magallanes 1

Estrecho de Magallanes ​

Cuando se tiene pensado viajar es de mucha relevancia tener toda la información necesaria de cuál es la ubicación del sitio que se quiere transitar, de cómo poder accesar cumpliendo con todos los parámetro legales, viajar al Estrecho de Magallanes es realmente una aventura que le encantara porque iniciara su ruta por el sur de Chile.

Avanzando hacia la brillante y estelar Patagonia que tanto enamora por sus encantos,  considerando la Isla Grande de Tierra del Fuego y algunas que otros cayos que se hallan al oeste de ella hacia el Océano Pacífico. Es la entrada característica fundamental entre los océanos Pacífico y Atlántico son vista muy hermosas desde donde puede apreciar también Valle Nevado.

Clima

La realidad de sentir un buen aire fresco nos permitirá tener buenos y agradables momentos, que nos ayudaran además del gran disfrute las localidades que contiene un rico clima, es por ello que cabe resaltar que este extraordinario espacio se conforma de tres tipos de atmósfera,  de las cuales una de ellas es la estación templada, fría y cálidamente fría.

Sin ninguna estación seca, con una temperatura normal de 8 ° C cada año, donde la atmósfera de estepa fría y la atmósfera fría de alta elevación son además una marca registrada bien importante,  contando que la última es con precipitación comúnmente fuerte y temperaturas anuales normales de 12ºC y -3ºC, además, hay una proximidad de microclimas, tal como podría disfrutarlo en el Pico Bolívar.

Importancia

El brillante y reconocido Estrecho de Magallanes, tiene una grandísima  importancia para la ruta mundial, su importancia data desde el año de 1520,  momento en el que fue descubierta por el ciudadano por Fernando de Magallanes, de quien  honorablemente el Estrecho recibe su nombre.

Considerando sus 560 kilómetros que están llenos de mucha historia y ricas  experiencia, es a orillas de este aclamado paso interoceánico que surge  la cosmopolita Punta Arenas,  dándole paso a la Patagonia Argentina y la Antártida que son extremadamente impresionante y asombrosas.

En sus alrededores, puede aprovechar vivir de manera máxima las más gratas  experiencia que le permitirán reflexionar sobre escenas que presenciara, las cuales serán tan impactantes, que quedaran gravadas en memoria y corazón, lo que además le permitirá realizar diferentes ejercicios, entre los que se incluyen, senderismo, paseos a caballo, kayak en el Estrecho de Magallanes, observación de criaturas voladoras, entre muchos otros.

El fantástico espacio que ocupa este magnífico Estrecho de Magallanes lo hayamos centrado  en el  mismísimo fajo  del ala sur de la masa terráquea americana.  Teniendo muy presente que tiene una importancia que es bastante duradera entre las rutas oceánicas y los intercambios náuticos interiores.

Es tal su reconocimiento que se encarga de aislar  la masa estadounidense de Tierra del Fuego,  con su grande longitud que es de 560 km desde el faro de Dungeness hasta su boca occidental, donde se une con el Océano Pacífico y el Atlántico Sur, y además es la puerta al continente antártico.

Actualmente es relevante porque sirve en gran manera a los comerciantes que llevan a cabo actividades de cabotaje con el punto más céntrico de la nación, que permite que la línea despache las importaciones de vehículos, las embarcaciones lógicas con tareas en el Mail Scanner que han distinguido un posible esfuerzo como rutas de la industria de viajes, y armadas de pesca deportiva que trabajan en su territorio de influencia periódica.

Turismo

Explore con mucha alegría y satisfacción el estrecho de Magallanes y encuentre entre sus  bonitos rincones hermosas vivencias, donde todas  se consiguen llenas de historia y  gratas experiencia. Visite también la Isla Magdalena que es un lindo espacio acuífero ideal para disfrutar y pasar vacaciones muy amenas y tranquilas.

Además está la existencia de una gran parte del Monumento Natural de Los Pingüinos, donde con mucha calidez podrá ser bien recibido por las diversas criaturas marinas que allí residen y que son muy dulces y amigables, ahora bien se denota que la cosmopolita ciudad de Punta Arenas, considerada la puerta al continente antártico.

Le permitirá la oportunidad de realizar ejercicios diferentes y atractivos, por ejemplo, senderismo, paseos a caballo y kayak, en medio de deslumbrantes escenas 100% normales, como también le invita a que se prepárese para zambullirse en las aguas del Estrecho de Magallanes, independientemente de sus bajas temperaturas.

Puede utilizar un traje elástico y apreciar estancias sin paralelo de restos de naufragios que no se pueden ver desde tierra, y asociarlo con el fondo histórico del principal realizado. Avanza para ir entre los océanos Pacífico y Atlántico. El Estrecho de Magallanes también tiene fortalezas y estancias, que invitan a los huéspedes a inhalar la pretensión provincial.

¿Cómo Llegar?

Magallanes no tiene ninguna estrategia ni reglas  que estén  bien coordinadas para llegar a ese bonito espacio, el cual está  asociado con la grandiosa área chilena. Desde Argentina, debe cruzar las intersecciones de las afueras habilitadas para ingresar a Chile y continuar su viaje a Punta Arenas. También hay transportes que conectan Osorno, Castro, y Puerto Montt con Punta Arenas.

Por vía aérea

Es tan notable que hay que reconocer que se cuentan  con diversos vuelos  que  salen  a diarios,  en espacios de 3 a 5 horas, en las más grandes funciones  de las mejores escalas, que se retiran de la terminal aérea de Santiago a la terminal de aviones de Punta Arenas, donde se puede encontrar un taxi y cambiar a la ciudad.

Por vía marítima

Las más grandes embarcaciones surgen con el  barco Navimag el cual hace su recorrido como de costumbre en semana tras semana de Puerto Montt para aterrizar  luego en Puerto Natales, desde donde puede llegar a Punta Arenas en transportes estándar o arrendando un vehículo.

Avistamiento de ballenas estrecho de Magallanes

Lo más hermoso que puede vislumbrarse es el asombroso  braceo que hacen las más bonitas ballenas jorobadas en estos espacios, verlas en su entorno original,  saber que es totalmente natural, hace  que nuestras vivencias sean más fantásticas, y eso solo se logra encontrar  en el excelente Estrecho de Magallanes que es una obra maestra del creador con su infinita naturaleza.

El más bello escenario que puede presenciar en el estrecho de Magallanes se llama el braceo de las más hermosas ballenas, considere este paseo por allí como uno de los más relevantes que le impartirán mucha alegría y satisfacción. Este se centra como uno de los más destacados entre las escenas más asombrosas, remotas y vírgenes que el astuto explorador puede visitar en el siglo XXI.

Además, tenga presente que este buen enfoque es  preferiblemente hacerlo a bordo de uno de los viajes de la tan renombrada empresa de Fitz Roy, un pionero en este tipo de ejercicios chileno. Cuando inicialmente escuchas el chillido de una ballena, puede parecer un sonido fuerte y asombroso en las  afueras del espacio acuífero.

Pero ya una vez en el lugar oírlo le atraerá mucho, son cosas indescriptibles de la naturaleza, y el aprovecharlos es inmensamente rico y agradable, es imperdible, descubrir lo que hay en el  océano, o tal vez, la más maravillosa y auténtica de las melodías que uno puede llegar a reconocer en su vida.

Lo que es más, si hay tres, cuatro o incluso seis respiraciones que ocurren en un minuto similar, rompiendo la quietud de un agua sacudida por islas tan vírgenes como hostiles, se concibe una melodía interesante, tan cargada de calidad que nunca será totalmente retirado de tu vida.

Subir al extravagante barco de origen inglés M / N Forrest y embarcarse durante un periodo de de varios días y maravillarse con esos movimientos provocados por los flujos más lejanos y distantes del Estrecho de Magallanes le brindaran la experiencia de observar e incluso interesarse en el movimiento de las ballenas jorobadas que se encuentran en estas aguas optando por el  alimento que les da vida.

Al tener presente  lo grande  que es la naturaleza, es increíble, y solo puede apreciarse cuando se está a bordo de un barco navegando por las  cálidas aguas que se distinguen desde el reconocido Estrecho de Magallanes, es tanto que para ello se erigió la muy nombrada  Expedición Fitz Roy,  esta fue concebida precisamente en las ricas  aguas chilenas donde se aloja este bonito espacio.

El mismo incluye el trabajo de exploración de los individuos que aseguran el recientemente nombrado Parque Marino Francisco Coloane. Y, por lo tanto, ofrecen un conocimiento interesante con las más exquisitas charlas tipo reunión de viajeros que, sin saberlo, se convirtieron en otro grano de arena que anima a las ballenas a seguir demostrando sus espadas y sus golpes en un borde de los cuales veinte años atrás se intentaron haber desaparecido.

La nave M / N Forrest fue originada y organizada en el año de  1967 por los astilleros ingleses con la capacidad exclusiva de transportar ovejas entre las Islas Falkland y la masa terráquea.  Su propósito fue cambiado 50 años después, de que surgiesen mejores propuestas realizadas por los más diversos investigadores, que consideraron que existía un mayor plan que el de trabajar haciendo entrega de animales.

Todo surgió cuando los tomadores de imágenes u oceanógrafos prestaron atención al Escollo Carlos III y su entorno, en el corazón del principal Parque Marino de Chile, Francisco Coloane. La percepción de la proximidad de la ballena jorobada y otras criaturas marinas excepcionales que también poseen la región, permite el registro y la realización de la investigación.

El estudio y la observación de un grupo de animales que regresa a su lugar después de que innumerables organizaciones conduzcan al borde llano de la erradicación. Como si de una fase se tratara, empezaron a surgir los retorcimientos, los golpes y esos murmullos transformados en música para nuestros oídos, es una de las mejores escenas del universo.

La ballena jorobada es una destacada entre las criaturas marinas más viajeras que existen en nuestro planeta. Escogen a sus cómplices en los océanos tropicales cerca de la línea del Ecuador, en busca de aguas tranquilas y, lo más importante, que conocen donde hay un lugar equivocado para los depredadores como las orcas, sus adversarios del océano.

Allí pueden reproducirse antes de hacer un largo viaje de miles de kilómetros a la Antártida en el sur del verano para explotar la extravagancia de sus aguas y alimentarse un poco de los peces o kril que le sirven de porción alimenticia, y que generalmente son excepcionalmente generosos en estos ámbitos. En cualquier caso, algunos de ellos cientos de años antes, o quizás siglos atrás.

La ballena jorobada

Encontraron que al entrar en el Estrecho de Magallanes había una región ideal para hacerlo sin la necesidad de seguir avanzando. La combinación de suplementos del Atlántico y el Pacífico, la cantidad y la naturaleza del sustento, y también la tranquilidad de estar entre islas que detienen la calidad de la brisa, fue el escenario ideal para tomarlo como recinto y habitarlo.

Considerarlas ha sido una de las mejores razones para que estas criaturas de aspecto antiguo  que tomaron este espacio y eligieran detenerse aquí que las leyes moderadas de la tierra,  en el marco chileno decretaron su resguardo, impidiendo totalmente que se le persiguiese,  esto hizo que al transmitir su protección se lograra asegurarles un legado regular. Eso aclara por qué este es uno de sus reinos donde pueden nadar y pescar con más serenidad y seguridad.

Conflicto

Tratar el asunto de la abertura oriental del Estrecho de Magallanes fue una total  contradicción que surgió entre  Chile y Argentina, y  que se concentró más que todo en la distinción de los lugares de las dos naciones en cuanto a si el punto Dungeness marcaba el propósito de recolección del Estrecho de Magallanes con el Océano Atlántico como punto de vista chilena o si la reunión de ambos sucedía en Cabo Vírgenes que era la perspectiva argentina.

Ambos aspectos geográficos se encuentran en la costa norte del Espacio acuífero, justamente en la Patagonia, donde el punto de Dungeness es donde comienza la periferia continental entre las dos naciones. A la luz de su propuesta, Argentina afirmó privilegios de co-control, junto con Chile, de la ruta del Estrecho de Magallanes según lo indicado por los acuerdos del Tratado de Límites marcados el 23 de julio de 1881.

La mejora surgida con respecto a los derechos del mar que fueron decretados en medio del siglo XXI que sumó al debate la proyección marítima del banco chileno del estrecho hacia el Atlántico, que niega la posición argentina respecto al principio bioceánico u oceánico.

Fue la sección más esencial  que surgió entre las aguas del Pacífico y el Atlántico hasta la iniciación reglamentaria del Canal de Panamá surgida en 1914. La separación entre Punta Dungeness y Cabo Espíritu Santo es de aproximadamente 17 millas náuticas, mientras que entre Cabo y Cabo Vírgenes hay 22 millas náuticas.

El ala oriental de esta grandiosa joya,  es entre la abertura oriental y la Primera Angostura, es la ensenada de Posesión que se enrumba hacia el ala norte y la recta de Lomas  que busca hacia el ala sur. Teniendo en cuenta que en esta división, las aguas tienen cualidades atlánticas, por ejemplo, salinidad y rutina de marea que son excelentes.

Es tan proactiva que alcanzan hasta los 10 metros, causando y produciendo un gran flujo y reflujo que cruza óptimamente la Primera Angostura con pasos de hasta 8 ataduras. En medio de la parte de la carretera entre la Primera y la Segunda Angostura, ocurre la mezcla de las aguas del Atlántico y el Pacífico, disminuyendo las elevaciones de las mareas.

Ocupación del Estrecho de Magallanes

Los principales gobernantes chilenos después de la Primera Junta de Gobierno  realizada en el año de 1810 y hasta el año de 1841, no mostraron ninguna preocupación por los dominios del sur. Esta obvia falta de preocupación se atribuye a la forma en que en medio de la Colonia se produjo una gran parte de las campañas a la zona del Estrecho utilizando Chiloé.

Gobierno básicamente aislado de la legislatura de Chile y luego sujeto al Virreinato del Perú, lo que es más que el que la región chilena fue suspendida desde el río Biobío hacia el sur por la guerra de Arauco y, además, debido a que los gobiernos principales estaban más preocupados por unir la libertad de la nación antes de agonizar sobre dominios remotos.

Hacia comienzos del siglo XIX, la construcción naval comenzó a utilizar el vapor para el impulso de los barcos. En 1840, la Pacific Steam Navigation Company inició sus tareas en Chile al atravesar el Estrecho de Magallanes,  con tan solo dos vapores, Chile y Perú, que lograron la intersección en solo 30 horas, en contraste con los más de cuarenta días que pudo diferir un velero.

Es en el año de 1841, cuando el piloto estadounidense Jorge Mabon quien muy encarecidamente presentó a la administración de la época una demanda para que se le concediera una concesión bien marcada en el Estrecho de Magallanes, únicamente, durante mucho tiempo para otorgar una administración de remolque de esa manera.

Mabon se imaginó que podía remolcar los veleros tirando de vapor manteniendo una distancia estratégica del rumbo inseguro de Cabo de Hornos. El gobierno pensó que esta demanda era objeto de una ley, pero antes de enviar una iniciativa al Congreso, el 21 de diciembre de 1841, delegó una comisión especialmente designada para examinarla.

La comisión lo afirmó y dentro de su informe expresó que Chile tenía este majestuoso lugar dentro de su comarca pero que aún no lo había reclamado e incluyó diferentes contemplaciones respecto a qué parte del espacio se encontraba al este de la cordillera de los Andes y de esta manera la Argentina, por lo que la confederación podría solicitar e interesarse.

Lo anterior hizo que la administración del presidente Manuel Bulnes respondiera con preocupación y considerara como una necesidad garantizar la poderosa propiedad del lugar tan apreciado y reconocido por muchos como un espacio de suma importancia, con características muy notables y excelentes para la empresa del turismo.

La toma del Estrecho de Magallanes por parte de Chile fue un movimiento de proyecciones   que fueron bastante interminables y que jugaron un importantísimo papel  para la nación  y que marcaría un eco muy notable que  iría a la historia como uno de los increíbles logros de la legislatura del General Manuel Bulnes.

Esta propiedad fue fundamental para practicar la autoridad en una ruta que se convirtió en el propósito de la entrada de veleros y barcos de vapor que, en número creciente, comenzaron a utilizar este curso en lugar de Cabo de Hornos, ya que es más seguro y más corto, y que se sumó a la mejora del intercambio entre países que asi lo establecieron mediante acuerdos y tratados dentro de los marcos especiales.

Estrecho de Magallanes y canal de beagle

Es un fantástico logro en la vida el poder cruzar con éxito el Estrecho de Magallanes o el Canal de Beagle. Durante su viaje para superar cada desafío, se encontrará en el famoso desierto de la Patagonia, así como en una de sus ciudades más grandes, Punta Arenas. Esta es una de las extensiones más hermosas del mundo, incluidas las hermosas Torres del Paine y Tierra del Fuego.

Lo que experimentará en su recorrido es tan lindo que no bastara con solo mirar sino que querrá sentir lo cálido del panorama, sentirá un ardiente deseo de sumergirse en esas aguas tan increíbles, querrá nadar, en fin, deléitese haciendo el mejor viaje de su vida y conviértalo en una experiencia inolvidable navegando por el Estrecho de Magallanes y el Canal Beagle para sondear uno de los términos más sublimes y castos de la tierra: la Patagonia, que incluye la vasta y desconocida región de Tierra del Fuego.

Prepárese para deslumbrarse mientras navega frente a imponentes glaciares y a través de canales de belleza únicos en un viaje inolvidable a Cabo de Hornos; sentirá la fascinación por los colores del paisaje, por la exuberante flora, por los mamíferos marinos y los pingüinos de Magallanes que encontrará durante el viaje más intenso que haya vivido.

Aproveche esta oportunidad única para explorar una de las pocas regiones deshabitadas del planeta.El viaje contempla navegar por los canales más al sur del mundo, como las bahías Admiralty, Parry y Ainsworth con sus enormes glaciares que le permitirán disfrutar de un reconfortante whisky con hielo milenario y el Canal Beagle.

El área del Canal Beagle fue una de las últimas áreas de colonización de Argentina y Chile, principalmente debido a la dureza del clima y la precariedad de los medios de vida. Los mapas de la región reflejaban la ignorancia que había en las costas e islas de la zona, pero aún más ignorantes eran los funcionarios del gobierno que tenían que decidir sobre las fronteras.

El tratado de 1881 no fue aceptado por ambas naciones sin debate; pero el estado de las islas del Canal de Beagle no estaba sujeto a cambios. No hubo intentos serios entre las dos naciones para civilizar la disputa. Y en ese intento se buscó, más de una vez, el arbitraje de terceros, especialmente del gobierno británico, cuya intervención neutral se buscó en 1915.

Esperando que el mediador concluyera  a quién le pertenecía  el poderío de esas islas al sur de la Tierra de Fuego.  En 1933, se intentó confirmar el arreglo anterior, pero la gestión no prosperó. En 1938, el Secretario de Justicia de los Estados Unidos fue nombrado árbitro, pero el arbitraje nunca se llevó a cabo.

En los años 40, durante el gobierno de Juan Domingo Perón, los fascistas que prosperaron a su sombra empezaron a pensar que la disputa sobre las islas podría servir como pretexto para invadir Chile, pero estos planes, que renacerían treinta años después, lo hicieron, esto se cumplió pues había sido plasmado ya como un objetivo a cumplir más adelante y lo consiguieron.

Y aunque Chile continuó apelando a los organismos internacionales para resolver civilmente la disputa, la capacidad de ambos países de tener mayores medios para ejercer actos de señorío en los territorios en disputa aumentó el peligro de una confrontación armada, o al menos los incidentes que podrían darse, de los cuales hubo varios en los próximos años, con las consiguientes repercusiones  y tensiones.

En octubre de 1964, el gobierno argentino informó al chileno de su decisión de someter el caso a la Corte Internacional de Justicia, pero la dinámica política de ambas naciones no favoreció el acuerdo defendido por los diplomáticos. Los gobiernos de Salvador Allende y Alejandro Lanusse solicitaron una vez más, a comienzos de la década, el arbitraje de los británicos.

Pero cuando fracasó, en 1977, la situación cambió y tanto Argentina como Chile impusieron dictaduras de derecha militar. En la que Chile aceptó el llamado Premio Arbitral Británico de 1977; pero los argentinos lo rechazaron y, un año después, la disputa fronteriza se intensificó hasta llegar a la etapa de la guerra.

El ejército argentino, que cuatro años más tarde invadiría las Islas Malvinas, se preparó de manera bastante ostentosa para llevar a cabo una invasión del país vecino y, con ese propósito, cerró la frontera varias veces y expulsó a más de 4,000 ciudadanos chilenos.

Sin embargo, la cordura prevaleció. El recién elegido Papa Juan Pablo II fue llamado a arbitrar y, en 1984, todas las partes terminaron aceptando la decisión de la comisión de expertos, de la cual argentinos y chilenos aceptaron la partición impuesta por este arbitraje en la disputada vía interoceánica.

Imágenes

Este maravilloso espacio es una sección marítima alojada en el ala sur de la América del Sur, entre la gran Patagonia, la  hermosa Gran Isla de Tierra del Fuego y una gran cantidad de riberas que se hallan al oeste de ésta hacia el Océano Pacífico. Desde su origen oriental hacia la abertura occidental en los islotes evangelistas, que tienen una longitud total de 330 millas náuticas.

Estrecho de Magallanes 1

Dejar Comentario