≡ Menu




Cerro Santa Lucía: Arquitectura, zoológico, volcán, y más

El Cerro Santa Lucía es un parque urbano ubicado en el corazón de la ciudad de Santiago, capital de Chile. Tiene una altitud de 629 m. s. n. m y una altura de 69 m

Cerro Santa Lucía

En este artículo te hablaré de un parque urbano ubicado en la ciudad de Santiago de Chile, en pleno centro y que tiene fácil acceso desde cualquier punto de la ciudad. Este parque recibe el nombre de Cerro Santa Lucía y esta catalogado como un parque urbano. Se encuentra a una altitud de 629 msnm, y el cerro como tal tiene una altura de 69 metros y un área de 65 300 m².

También hablaremos de otro de los Parques que existe en la ciudad de Santiago de Chile en donde tendremos la oportunidad de ver un zoológico y poder pasear en un teleférico entre otros sitios de atracción turística que tiene como paseos y piscinas pero que no tocaremos en este artículo.

¿Cómo llegar?

Para llegar al Parque de Santa Lucia es muy fácil ya que se encuentra en pleno centro de la Ciudad  de Santiago de Chile. El Cerro Santa Lucía es un parque urbano ubicado en la Avenida Libertador General Bernardo O’Higgins, donde podrás bajarte en la estación Santa Lucia perteneciente a la línea 1 del Metro de Santiago, esta estación te dejara enfrente de la Entrada Principal, también hay líneas de transporte público, o si quieres puedes usar servicio de taxis. Este parque se encuentra a una altura de 629 metros sobre el nivel del mar, y un área de 65 300 m².

Para poder entrar tiene tres posibilidades de accesos:

  • Tenemos la llamada Entrada Monumental por la Alameda: es el acceso principal del parque.
  • El llamado Ascensor en la calle Santa Lucía: los dejará frente al Castillo Hidalgo.
  • Y por último tenemos la llamada Entrada Norte, ubicada en la intersección de las calles Merced y José Miguel de la Barra

Arquitectura

El diseño actual del Cerro de Santa Lucia, fue desarrollado por el arquitecto Benjamín Vicuña Mackenna, quien también fuera el intendente de Santiago de Chile a finales del siglo XIX. Vicuña Mackenna convirtió a este cerro en un hermoso parque, contentivo de jardines, fuentes, terrazas, miradores, muchos árboles y elaborados senderos y escalinatas.

Entre 1872 y 1874, Benjamín Vicuña Mackenna, guía el proyecto del parque del Cerro de Santa Lucia, construyendo dentro de este estanques, fuentes de agua, terrazas con extensos jardines, caminos para carruajes, una ermita, miradores, una edificación que fungiría como museo contiguo al Castillo Hidalgo e instituciones adecuadas a un parque urbano todo esto realizado bajo el concepto del paisajismo francés que se había tomado como patrón en la planificación de la ciudad. Estas primeras obras que realizará Vicuña Mackenna son hoy en día, las más importante que se sen hecho en el Cerro de Santa Lucia.

En el parque fueron plantados árboles nativos de Chile con la intención de desarrollar jardines de este paseo público. Hay varios ejemplares de palma chilena que en la actualidad forman a un verdadero bosque.

Cerro Santa Lucia

Entre los sitios que podrás experimentar dentro de este espectáculo de parque es que después de un corto ascenso al traspasar su entrada principal por varios jardines estilo neoclásico y empinadas escaleras, encontrarás al llamado mirador de la torre desde el cual podrás disfrutar de buena parte del centro de la ciudad.

Subiendo un poco más nos encontramos con el Castillo Hidalgo, que en 1826 el gobernador español ordeno construir esta fortaleza para proteger la ciudad. Durante el período llamado la Reconquista que duró entre 1814 y 1817 durante el gobierno de Casimiro Marcó del Pont, quien fue el último gobernador español que se encargó de la Capitanía General de Chile, y es cuando el Cerro de Santa Lucia, adquiere más relevancia como posición defensiva de resguardo militar de la ciudad de Santiago de Chile, ya que se habían construido, en él dos castillos, el primero conocido como la batería Marcó, llamado posteriormente Castillo González (en donde actualmente está la plaza Caupolicán), y el otro llamado batería Santa Lucía, llamado posteriormente Castillo Hidalgo. El nombre Hidalgo se le coloco tras lograrse la independencia de Chile, como reconocimiento póstumo al Capitán Manuel Hidalgo, quien había dado su vida  por la gesta emancipadora.

A través del tiempo su  finalidad a variado ya que ha sido museo, biblioteca y restaurant. En la actualidad se utiliza como un centro privado de eventos. Hacia el futuro  se quiere que vuelva  a ser de uso público. Si continuamos avanzando nos encontraremos con el mausoleo de Vicuña Mackenna, la cual fue elaborada a finales del Siglo XVII, es el lugar de sepultura de la familia de Benjamín Vicuña Mackenna, Si continúan  por el sendero norte de la Alameda, rodeando  la falda del cerro, llegarás a una piedra de dos metros en la que está hay escrito un extracto de la carta de Pedro de Valdivia fundador de la ciudad de Santiago de Chile al emperador Carlos V para relajarse los hechos acaecidos en su descubrimiento.

En 1847, llego a Santiago de Chile un enviado de la Armada de los Estados Unidos, al mando de esta estaba el teniente James T. Gilliss, con esta llegada, se comienza la investigación astronómica en el Cerro Santa Lucía con el levantamiento del primer observatorio astronómico en Chile, este se encuentra ubicado al norte de lo que es en la actualidad la plaza Pedro de Valdivia. Este Observatorio fue protocolarmente inaugurado en 1852 y fue catalogado como uno de los primeros observatorios en América. Esta institución realizó mucha investigación durante el siglo XIX, ya que en ese entonces se publicaron alrededor de 30 trabajos científicos en revistas especializadas de Alemania, Inglaterra y Estados Unidos.

Plaza Neptuno Cerro Santa Lucia

Ahora hablaré de uno de los sitios más visitados en el Cerro Santa Lucia y es la Plaza Neptuno, se puede decir que esta escultura es la soberana absoluta de la Terraza del mismo nombre en el Cerro Santa Lucía. Se encuentra dentro de un Arco de Triunfo que adicional contiene una cúpula, este hermoso conjunto embellece la entrada que tiene tres niveles y que se construyó entre 1897 y 1903  cuando se creó el nuevo acceso principal al Cerro ubicado en la Alameda. Para poder realizar esta remodelación tuvieron que eliminar varias construcciones que impedían su expansión y disminuían su apreciación desde la Alameda.

Pero el Neptuno de bronce tuvo un largo camino para llegar al sitio que ocupa en la actualidad, ya que antes tuvo diferentes lugares previos de los cuales hablaremos.

Para iniciar podemos decir que esta escultura fue una de varias copias que se realizaron. en serie a partir del mismo molde. Su elaboración fue solicitada por el estado chileno a Francia, en especifico a la empresa Fundición Val d´Osne que tomó como modelo la creada en 1856 por el artista francés Gabriel-Vital Dubray  (1813-1892), y que se hizo muy famosa después de ser presentada en la Exposición Internacional de Londres en 1862. A su llegada a Chile fue instalada en el paseo de la Alameda de las Delicias, en 1859, que en ese momento era el principal paseo capitalino y era muy diferente del actual.

Esta fue llevada del paseo de la Alameda y hasta los depósitos de la policía, donde estuvo guardada varios años. El intendente Vicuña Mackenna la descubre y la anexa a su proyecto de embellecimiento del Cerro Santa Lucia ya que necesitaba de esculturas que pudiera utilizar en los espacios que había diseñado para tal fin y justificaran el recorrido por sus diversos senderos, los que en ocasiones se hacían bastante escarpados y dificultosos.

Inicialmente a la escultura se le habilitó un lugar en el cerro que en su momento se llamó Gruta de Neptuno en 1872, por el ingeniero Víctor Sacleux. Este espacio, tenía las siguientes dimensiones una altura que alcanzaba los 5,30 metros de altura y 3 metros de ancho, a esta se le diseño una especie de arco natural con piedras rugosas, que, creando un nicho desde donde le caían hilos de agua, el cual albergó a la escultura de este dios romano al borde del camino, imitando a las antiguas grutas de culto religioso.

Pero es necesario detenernos a hablar un poco de este importante Dios Romano ya que Neptuno siempre fue considerado en la mitología romana como un dios muy poderoso, porque entre sus poderes no sólo podía provocar temblores y terremotos cuando le invadía la rabia, sino que también tenía gran poder sobre el agua, ya que estaba en capacidad de hacer surgir un río o manantial con el simple toque de su tridente en la tierra, y que es precisamente la pose que detenta la escultura que tiene el Cerro de Santa Lucia.

Sin embargo tenemos que darle mucho crédito en ingenio al proyecto de Vicuña Mackenna ya que para que su proyecto lograr alcanzar la deseada transformación del Cerro plasmada solo en ideas bonitas, necesito de muchos recursos no sólo monetarios, sino de ingeniería ya que debo hacerle la acotación de que este lugar era sumamente árido y muy escarpado, recordemos de lo anteriormente dicho que por su naturaleza era una excelente posición militar para la defensa de la ciudad.

Solo después de que se lograron abrir amplias terrazas planas en él y adicionales con tierra para permitir la siembra de árboles y arbustos, el objetivo siguiente más difícil fue el de lograr contar con un confiable sistema de riego constante en el tiempo, que permitiera poder crear y mantener en el tiempo al pulmón verde que hoy podemos admirar y disfrutar en el Cerro de Santa Lucia.

Esto solo pudo  lograrse  mediante una avanzada ingeniería a partir de sistemas de bombeo hidráulico que, llevan el vital líquido desde  la actual calle Victoria Subercaseaux, hasta un estanque desde donde parten una extensa red de canales que abastecen con agua a todo el cerro. El estanque que mencionamos aún existe, solo que en la actualidad fue transformado con forma de pileta, y se encuentra en la llamada terraza Pedro de Valdivia del Cerro.VER:Palacio de la Moneda)

Patrimonio Cultural

El Cerro Santa Lucía representa un gran patrimonio cultural no solo para la Ciudad de Santiago de Chile, sino para este maravilloso pais, no solo por la cantidad de esculturas que podemos encontrar, Tenemos muestra arquitectónica, hermoso paisajes y espacios donde podrás descansar y olvidarte de lo asaroso de la vida diaria de la ciudad, si eres de Santiago de Chile, y si eres un turista extranjero, podrás disfrutar de una maravillosa vista de la ciudad y tendras unos maravillosos fondos donde obtendrás unas excelentes fotos para el recuerdo de esta visita a Chile.

Zoológico

Para hablar del Zoológico tenemos que salir del Cerro de Santa Lucia y adentrarnos en el Parque Metropolitano de Santiago que es otro de los parques urbanos públicos ubicado en la ciudad de Santiago, capital de Chile. Este en concreto se encuentra conformado por los cerros San Cristóbal, Chacarillas y los llamados Gemelos, y esta complementado con los sectores conocidos como Tupahue, Lo Saldés, Pirámide y Bosque Santiago, el parque está emplazado entre cuatro comunas (en Chile se le llama comunas a lo que en otros países se conocen como municipios), de la ciudad los cuales son Huechuraba, Providencia, Recoleta y Vitacura y esto le confiere un área aproximadamente de 737 hectáreas, que lo coloca como el parque urbano más extenso de Latinoamérica y cuarto en el mundo.

En Chile en 1875, por primera vez se efectuó una exposición de animales exóticos en un recinto de la llamada Quinta Normal de Agricultura. Y es  aquí donde surgieron las primeras ideas de la posibilidad de construcción de un zoológico para los habitantes de Santiago de Chile. Ya en 1882, se plantea el primer proyecto de zoológico el cual fue desarrollado y que fue inaugurado en la misma Quinta Normal por el profesor Julio Bernard. Veinte años despues, en la ciudad de Concepción, el profesor y entomólogo Carlos Reed fundaría otro Jardín Zoológico pero contentivo sólo con animales nativos. Esto permitiría a los gobernantes de ese entonces a comprender sobre la importancia y necesidad de construir un parque zoológico en la capital.

Y es solo hasta el año de 1921, que el Intendente de Santiago, Alberto Mackenna, junto con el profesor Carlos Reed iniciaran una campaña para lograr obtener los fondos necesarios y el poder tener una ubicación idónea que permitiera construir lo que sería más tarde el Jardín Zoológico Nacional. Como resultado de estas gestiones, el 1 de septiembre de 1925, el Presidente de la República, Arturo Alessandri Palma, dictó el Decreto Supremo Nº 4273, que destinó 4,8 hectáreas de los terrenos del cerro San Cristóbal para la construcción del zoológico.

Después de haber construido algunas edificaciones en los terrenos cedidos por el gobierno nacional a principios de diciembre del mismo año, se trasladaron algunas especies que se encontraban en el zoológico de la Quinta Normal y se trajeron otros 70 animales, a través del ferrocarril trasandino, que fueron adquiridos en los zoológicos de la ciudad de Mendoza y de Buenos Aires. Vale la pena mencionar que entre las especies que se integraron a este nuevo zoológico cabe destacar un camello, unas ovejas de Somalía, dos boas, una vaca ñata producto de una anomalía hereditaria, guacamayos y un papión.

Este Jardín Zoológico Nacional fue inaugurado oficialmente por el vicepresidente de la República, Luis Barros Borgoño, el 12 de diciembre de 1925. Para este acto lo acompañaron los ministros de Guerra y de Higiene, Carlos Ibáñez del Campo y Pedro Lautaro respectivamente.  Las instalaciones que fueron construidas, con la colaboración del arquitecto Teodoro Panuzzis, en menos de dos meses.

Volcán

En este punto que no tiene nada que ver con el Cerro Santa Lucia pero que considero de importancia informativa que vale la pena exponer en este artículo es la de los volcanes que se encuentran cercanos a la ciudad capital de Chile. La ciudad de Santiago de Chile se encuentra ubicada cerca de varios volcanes, a continuación te haremos un recuento de estos. El primero de los volcanes de los que te hablaremos está aproximadamente a 20 km de distancia y se llama Tupungato, que en lengua huarpe significa mirador de estrellas. Este nombre proviene sin lugar a dudas a que es uno de los más altos en América con una altura de 6,570 metros este en la actualidad se encuentra extinto pero cerca de este a unos 8 km de distancia se encuentra el Tupungatito, que puede verse mejor desde la frontera argentina, pero a diferencia del primer volcán descrito, este aún se encuentra activo y de vez en cuando se pueden apreciar sus fumarolas.

Otro de los volcanes que encontraremos cerca de Santiago es el volcán San José este es inmenso y esta catalogado como un estratovolcán y no precisamente por su altura, sino por sus dimensiones. Está considerado como un complejo volcánico, aún activo, cuenta con dos llamados edificios, esto quiere decir, dos conductos por donde circula el magma en caso de erupción. Uno de sus edificios tiene 4 cráteres y el otro sólo uno. Estas características si eres lo suficientemente valiente y osado lo hacen ideal para un día de adrenalina y alpinismo, es de los pocos lugares que cuentan con un refugio, lugar seguro en caso de encontrarnos en medio de una tormenta.

Se encuentra ubicado a unos 60 km al este de Santiago de Chile, cerca de la población de San Gabriel en la comuna (recordemos que en Chile comuna es lo mismo que municipio), de San José de Maipo y te puede impresionar ya que al llegar al fondo del valle podemos apreciar su gran tamaño, ubicándose como si fuera una escenografía de fondo o una valla de propaganda que nos entrega una frontera natural. Podemos describir al Volcán, y su complejo volcánico como lo habíamos comentado anteriormente que está conformado por dos edificios volcánicos: uno con cuatro cráteres y uno central, en donde ubicaremos al cráter activo, con actividad fumarólica casi permanente, y otro conformado por un cráter ancho y abierto con dos pequeños conos, que recibe el nombre de cerro El Marmolejo el cual tiene una altura de 6108 m. De acuerdo a información suministrada por el Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur, el San José es un volcán activo con comportamiento estable, pero que no representa riesgo inmediato para la población.

Remodelación del Cerro Santa Lucia

A principios del siglo XX, se realizaron una serie de remodelación en el Cerro de Santa Lucia como parte de un macro proyecto de mejoras urbanas para la ciudad de Santiago con la finalidad de embellecerla para la futura celebración del centenario de la República en 1910, para esta ocasión se construyeron en el cerro varias nuevas obras, de las cuales la más importante, fue la construcción del nuevo acceso al parque por el lado de la Alameda en 1903.

También debemos mencionar a otra importante modificación que se produce en la década de 1930. Luego de la expropiación de varios edificios construidos a un costado del parque, en la calle Santa Lucía, donde se realiza un jardín, y se mantiene una de las casas para el administrador del parque y se amplia la calle. Luego, para el año de 1939, se expropian terrenos ubicados hacia el límite sur del lado de la Alameda y hacia 1940 se edifica lo que en la actualidad es el mirador en el peñón más alto del cerro. Para 1954 se realizó el llamado Jardín Japonés, el cual se encuentra ubicado en el sector oriente del cerro, con el importante apoyo de la embajada de dicho país.

Y por último en estos últimos años de principios del siglo XXI se han continuado realizando una serie de mejoras como lo son el reemplazo del sistema de iluminación pública, la restauración y mejoramiento de las rejas de protección del área perímetros del parque y la restauración del Castillo Hidalgo el cual se encontraba en un estado de total abandono, convirtiéndose en un nuevo centro de eventos para la ciudad. El Cerro Santa Lucía fue declarado monumento nacional el 16 de diciembre de 1983 mediante el decreto 1636 del Ministerio de Educación Pública.

Teleférico

Para hablar del teleférico debemos volver a salir del parque del Cerro Santa Lucia e ir al Parque Urbano Metropolitano de Santiago ya que algunos de los Cerros que lo conforman superan los 700 metros sobre el nivel del mar, por lo que se planificó realizar la construcción de un teleférico el cual fue inaugurado en 1980 y que a través de tres estaciones nos llevara desde la base del cerro, en el Barrio Pedro de Valdivia Norte (Estación Oasis), hasta la cumbre (Estación Cumbre) en 20 minutos, pasando por la llamada estación intermedia Tupahue. En esta se puede encontrar la piscina del mismo nombre, el Jardín Botánico Mapulemu (bosque de la tierra en mapudungun) y el restaurante Camino Real.

Cunado llegamos a la estación de la cima, podemos apreciar la  estatua de la Virgen Inmaculada Concepción y desde allí tomar el funicular, que nos llevará desde el Barrio Bellavista y la cumbre del cerro San Cristóbal.

Durante el año 2009, el teleférico tuvo que ser cerrado producto de graves fallas mecánicas. Tuvieron que pasar 7 años para su reparación, haciendo que el teleférico fuera reinaugurado el 24 de noviembre de 2016 por la presidenta Michelle Bachelet.

Adicional al teleférico también encontraremos a un funicular, que fue instalado en 1925, este ja sido declarado Monumento Nacional. No puedes ir a este parque y dejar se subirte a este funicular ya que es un paseo obligado de turistas y extranjeros y nacionales en cualquier momento de la semana. Este funicular cuenta con dos estaciones, uno te permite acceder para visitar el Zoológico y la otra estación te lleva para alcanzar la cumbre. El edificio donde se encuentra la venta de boletos y las terrazas fue diseñado por el arquitecto Luciano Kulczewski.

Al subirnos al teleférico en la primera estación partimos desde el Barrio Bellavista y en un recorrido de casi 500 metros en un recorrido inclinado de 45 grados nos permite llegar a la segunda estación. Este teleférico tiene dos carros, uno de los cuales tuvo el privilegio de ser utilizado en 1987 por el papa Juan Pablo II para subir cuando se dirigía a oficiar una misa a los pies de la imponente estatua de la Virgen Inmaculada Concepción que corona el cerro, como se encuentra grabado en una placa informativa.VER:Lago todos los Santos)

En la actualidad se está estudiando un proyecto para construir un teleférico igual al existente que realice el recorrido desde la comuna de Recoleta hacia la Virgen.

Cerro Santa Lucia de noche

Es importante recalcar que el Cerro Santa Lucia es un parque publico, con entrada libre pero con horario, por lo que su visita nocturna no es posible, sin embargo puedes visitar sus alrededores, pero siempre teniendo cuidado porque aunque la criminalidad en Santiago de Chile es muy baja, es preferible no correr riesgos innecesarios.

Te recomiendo sin lugar a dudas que si vas a visitar a Chile, y tienes en tu itinerario pasar por Santiago de Chile, no dejar de visitar el hermoso parque urbano Cerro de Santa Lucia, y el Parque Metropolitano, para poder entrar a su Zoológico y su Teleférico.

Dejar Comentario