≡ Menu




Cerro del Corcovado, lo que aún no sabe de este morro brasileño

Cerro del Corcovado es un imponente morro que puede ser visto desde cualquier punto de la ciudad de Río de Janeiro, sobre él se apoya una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno. Ven y descubre más sobre este símbolo del Brasil

Cerro del Corcovado

Cerro del Corcovado es uno de los promontorios o colinas de la ciudad maravillosa de Río de Janeiro, reconocido en el mundo entero por el escultural monumento del Cristo Redentor contado como una de las siete nuevas maravillas de esta época.

Mucho antes de la construcción del monumento, ya el Cerro del Corcovado era reconocido en el paisaje de la ciudad. Considerando por un lado la serranía de montañas que atraviesa la ciudad de Río de Janeiro, y por el lado contrario el paisaje marino que se extiende desde la bahía de Guanabara hasta las playas de Copacabana, Ipanema y Leblon. Río de Janeiro, es debido a estas características geográficas, un escenario único que la hace ser reconocida como la ciudad maravillosa. (ver articulo: Cerro de Monserrate)

El Cerro del Corcovado ha servido así por mucho tiempo como un punto privilegiado de observación de la ciudad y sus paisajes urbanísticos y naturales.

Antes del Cristo Redentor

Colecciones de fotografías antiguas de los tiempos entre 1860 y 1920, nos permiten ver el escenario espectacular del Cerro del Corcovado en el paisaje de la ciudad de Río de Janeiro, antes de ser intervenido por la mano del hombre con las construcciones mecanizadas instaladas posteriormente en sus predios, de igual forma, antes de la construcción del monumento de Cristo Redentor a partir del año 1931

En el año de 1875 se establece en el Imperio del Brasil la comisión geológica y geográfica con la intención de realizar las investigaciones pertinentes para las construcciones de obras de ingeniería en el Cerro del Corcovado, tales como obras ferroviarias y de abastecimiento de agua.

En el año de 1882 se inician los trabajos para construcción del camino ferroviario para el ascenso al Cerro del Corcovado.

El 9 de octubre de 1884 el emperador Don Pedro II del Imperio de Brasil inaugura la vía ferroviaria de 3824 metros, por donde se podía subir hasta la cima del Cerro del Corcovado a través de trenes a vapor, y en esta cima se construyó un mirador de la ciudad, ver fotografía a continuación:

Posteriormente en el año 1912 los trenes pasaron a funcionar con traccion electrica para recorrer de una manera mas rapidas la que representa la menor vía ferrea del mundo.

En el año de 1930 se inaugura una carretera que parte desde el barrio Silvestre en la estación del Corcovado en Cosme Viejo. Hoy en dia esta vía es usada para subir en vehículos hasta la estación arriba del cerro, donde se encuentran las escaleras de la última etapa, algunas personas suben por esta vía en bicicleta y a pie.

Desde el año 2003 el Cerro del Corcovado cuenta con la instalación de ascensores y escaleras mecánica en la última etapa de ascenso. Previo a las últimas instalaciones mecánicas, para poder salvar la última distancia hasta la cima del Cerro del Corcovado era necesario subir 220 escalones.

El Cerro del Corcovado se eleva a 710 metros sobre el nivel del mar y se encuentra localizado en el Parque Nacional de la Tijuca, al oeste del centro de la ciudad de Río de Janeiro.

Este hermoso Cerro del Corcovado puede ser visto desde cualquier punto de la Ciudad de Río.Es recomendable hacer la visita a la cima del Cerro del Corcovado en días de buen sol y de poca nubosidad, ya que las nubes pueden ocasionar la imposibilidad de tener una vista clara de los paisajes a los pies del cerro. (ver articulo: Chacaltaya)

Una atracción adicional del Cerro del Corcovado es la posibilidad de practicar el deporte de escaladas en roca o rock climbing, la cual se hace por la cara sur del cerro, que ya cuenta con 54 rutas bien definidas desde 1992.

Visitas Ilustres al Cerro del Corcovado

Muchas personalidades reconocidas mundialmente se han visto cautivadas por la majestuosidad del Cerro del Corcovado y su imponente estatua de Cristo Redentor en su cima a través de los años.Personalidades del mundo de la farándula, político, científico y hasta de la realeza han visitado y llegado hasta la cima del Cerro del Corcovado, de ellas se pueden nombrar las siguientes:
– El papa carismático Juan Pablo II.

– El Científico y físico Albert Einstein.

– La fallecida princesa Diana de Gales

– El famoso cantante Michael Jackson.

El Monumento sobre el Corcovado

El monumento del Cristo redentor es uno de los principales símbolos de Brasil y ofrece una privilegiada vista panorámica de la ciudad maravillosa de Río de Janeiro.

Llegar a subir los 710 metros del Cerro del Corcovado en cuya cima se erige el monumento del Cristo Redentor es relativamente fácil, para ello se cuenta con una vía ferroviaria provista de trenes eléctricos que parten cada media hora desde la estación de Cosme Viejo en las faldas del cerro; y atraviesan el bosque durante un recorrido de 20 minutos hasta llegar a la estación de arriba en la montaña, al bajarnos de los trenes nos encontramos con dos opciones para el ascenso de la última etapa.

La primera opción son dos ascensores y adicionalmente un par de escaleras mecánicas (una de subida y otra de bajada), hasta los pies de la estatua de 38 metros del Cristo Redentor.

La segunda opción es una escalera de 220 escalones, que muchos deciden subir, algunos por realizar actividad física y otro por cumplir promesas que es una costumbre ya muy común en la ciudad de Río, incluso turistas de otras partes de Brasil y el mundo vienen a cumplir este tipo de promesa.

La travesía en los trenes eléctricos resulta muy agradable ya que un grupo de hombres con instrumentos musicales se suben con los turistas y los ponen a bailar al ritmo de la cadenciosa samba carioca.

En el año 2007 la estatua del Cristo Redentor fue electa por votación popular una de las siete maravillas del mundo moderno, con la participación de la organización de las naciones unidas.

Sin duda alguna, la atracción más memorable del Cerro del Corcovado es el monumento del Cristo Redentor que lo corona y atrae a millones de visitantes anuales, tanto locales como del extranjero.

El monumento del Cristo Redentor fue inaugurado en el año 1931, el día 12 del mes de octubre. Desde la cima del Cerro del Corcovado a los pies del Cristo Redentor se tiene una visión panorámica del centro de la ciudad de Río de Janeiro, pudiéndose observar:
– El Cerro Pan de Azúcar en la zona de Urca y su bahía de la marina

– La Laguna Rodrigo de Freitas

– La playa de Copacabana

– La playa de Ipanema

– El Hipódromo de la Gávea

– La playa de Leblon


– La bahía de Botafogo

– Las terrazas del Flamengo

– El imponente Maracaná

Además de una serie de urbanizaciones y favelas (barrios) de las zonas sur, norte y centro de la ciudad de Río de Janeiro.

Cerro del Corcovado Chile

No solo Brasil tiene su Corcovado, les cuento que su vecino país Chile también tiene el suyo, con la diferencia que este cerro de las tierras chilenas es un paisajístico volcán.

El volcán Corcovado se levanta majestuosamente con una cresta nevada con sus 2300 metros sobre el nivel del mar, en la décima Región de Los Lagos y es para la zona marca referencial.

La gran altura del volcán Corcovado le permite ser avistado de un radio de circunferencia de más de 100 kilómetros, incluso desde la Isla Grande de Chiloé desde el pacifico sur.

La base del volcán Corcovado nace en la provincia de Palena de la Región de Los Lagos a 30 kilómetros de la comuna de Chaitén, capital de la provincia. Las coordenadas geográficas de ubicación exacta del volcán son:

– Latitud sur 43º 11´

– Longitud Oeste 72º47´

El Cerro del Corcovado de Chile es un volcán dentro de la clasificación de un estratovolcán y su forma de joroba por la que se deriva su nombre proviene de la formación de una pared causada por un antiguo cono colapsado lo que le da esa imagen, y la misma es usada en publicaciones turísticas de la comunidad para la atracción de visitantes como una opción vacacional.

El ascenso al volcán se hace algo dificultoso, en las laderas del norte y del este se encuentra rodeado por pequeños lagos, y en su ladera occidental un espeso bosque andino-patagónico. Una vez en la cima del volcán Corcovado se puede disfrutar de una sensacional vista de paisajes, tanto del océano pacifico, como bosques, comunidades, y hasta el extremo sur de la Patagonia americana.

El material que se encuentra en las faldas del volcán pertenece al periodo del holoceno de restos de lava de antiguas erupciones. Las últimas erupciones que se tienen registradas fueron las ocurridas en los años 1834 – 35, pero según datos históricos existen otras anteriores a estas. (ver articulo: Volcán de San Miguel)

Parque Nacional Corcovado

El volcán del Corcovado se encuentra dentro de un área de protección natural, amparada desde inicios del año 2005 por el Parque Nacional Corcovado.

Este parque permite proteger una superficie de un poco más de dos mil kilómetros cuadrados de territorio natural que ha permanecido en el tiempo con muy poca intervención del hombre.El estado de Chile y un conocido empresario del país lograron acometer la creación de esta importante reserva natural. (ver articulo: Parque Nacional El Cocuy)

Dejar Comentario