≡ Menu




Aprende todo sobre la Pirámide de Mayo

La Pirámide de Mayo es un  ornamento que fue erguido como recordatorio para los argentinos de cuáles fueron sus raíces ancestrales,  la misma fue apreciada con la finalidad de festejar  los eventos más conmemorativos que eran de gran significación para los habitantes de esa región.

Pirámide de Mayo 1

Pirámide de Mayo

En marzo de 1811, la gran comisión eligió que el 25 de mayo de ese año se elogiaría la conmemoración principal del revuelo de Mayo, y solicitó al Cabildo que orquestara el enfoque más ideal para hacerlo. El último eligió, el 5 de abril de 1811, para respaldar el programa de diversiones, que incorporó la construcción de una Columna del 25 de mayo, con una breve naturaleza.

No hay registro que permita saber por qué se eligió el pilar para el hito. En realidad, a pesar del hecho de que esa era su dirección, se llamaba constantemente la pirámide. La Plaza de Mayo fue luego dividida por la Recova, dando forma a dos plazas: la que existía antes de la actual Casa Rosada se llamaba Plazoleta del Fuerte.

Jura de la Constitución de Buenos Aires (1854) Daguerrotipo acreditado a Charles Fredricks. Puedes ver el primer trabajo antes de las progresiones de 1856. Jura de la Constitución de Buenos Aires (1854) Daguerrotipo acreditado a Charles Fredricks. Puedes ver el primer trabajo antes de las progresiones de 1856.

El desarrollo fue autorizado por la alarife (como se le dijo al as de obras) Francisco Cañete, como una señal de que y vestida Juan Gaspar Hernández, educador de la figura de Valladolid, el hito se hizo con materiales fuertes, incluyendo 500 bloques, como opuesto a la utilización de la madera como se planeó inicialmente.

El 25 de mayo de 1811 se inició el trabajo, a pesar de que se completó días después del hecho con el argumento de que Cañete no se dio cuenta de cómo acordar el tiempo estipulado.   La pirámide y la Catedral fueron abundantemente iluminadas. La Recova estaba encendida con 1.141 velas gordas. Las diversiones continuaron durante cuatro días e incluyeron movimientos, charcos y manumisión de esclavos.

Pirámide Mayor de Caral

Son estructuras de extraordinario alcance, utilizadas por la decisión «curacas», como punto focal de sus ejercicios, religiosos, políticos o financieros. Era la imagen y el foco de la intensidad. Allí representaron sus servicios que aseguraron el arreglo acumulado, en las fechas asignadas por un majestuoso calendario que copiaba la cadencia de la naturaleza.

Historia

El Casco honorable  de Caral, está en un nivel desolado y seco, en la localidad de Supe, en la margen izquierda del arroyo de un nombre similar, en un patio en el territorio de Barranca, dentro de la oficina y el distrito de Lima; a unos 350 metros del nivel del océano. Es una ciudad que se trabajó en el período previo a la arcilla, que se considera el avance humano más experimentado de América.

En Caral se pueden ver no menos de siete edificaciones  piramidales de tamaño significativo, unidas por cuadrados, anfiteatros y territorios de alojamiento. Caral está típicamente separada en dos territorios, que básicamente se llaman Caral Alto y Caral Bajo, para separar las zonas vinculadas al Estado y aquellas que son inconfundiblemente religiosas. Está situado en el valle del río Supe en Caral, Perú. Fue construido alrededor de 2620 a.C. Está situado en el valle del río Supe en Caral, Perú. Se armó en 2620 a.C.

Tenía 160 x 150 de base y 18 metros de altura. A su lado había diferentes pirámides o etapas elevadas que constituían un foco estilizado. En primer lugar, los separadores del escenario se trabajaban rellenando sacos de trabajo con agujeros anchos con sillares, en ese punto la superficie externa se aseguraba con mortero sombreado.

Se compone de una plaza tipo anillo que se localiza antes de la grada de entrada, que logró la cumbre donde se encontró el rincón fundamental, la cámara y el lugar sagrado del fuego sagrado. Todo el recinto estaba en un escenario. Caral era la sede de una red conformada por unas pocas genealogías y coordinada por los jefes o agentes de estos ancestros (Curacas).

Uno de ellos era el «principal» y el otro su compañero. Los Curacas condujeron y resolvieron la vida de los inquilinos de las diferentes áreas urbanas y pueblos contemporáneos a Caral como Aspero, Allpacoto, Miraya, Kotosh y La Galgada, entre otros. Cada uno de ellos tenía una convención similar y dio forma a un amplio y eficiente sistema de correspondencia y comercio.

Caral era el líder de este sistema, que incluía arrendatarios de la deriva, las montañas y el desierto, garantía a la luz de los artículos agrícolas. Las casas trabajaban alrededor de las pirámides, son reuniones de pequeñas estructuras de una sola planta, situadas en el Sector Superior y en el Sector Inferior. Llenaban de alojamiento a los clérigos y gobernantes, y además a la población en general que trabajaba en los ejercicios de las pirámides. Vea también: Monasterio de Piedra

Los lugares de forma cuadrangular y medidas diferentes, se balancean entre los 49 y 80 metros cuadrados. Un «hogar» está enmarcado por una disposición de áreas cercadas e interconectadas. Las habitaciones tienen un pasillo primario que se enfrenta al norte y otro «respaldo» que habla con patios o espacios abiertos. Una parte de las habitaciones tiene pasarelas o pequeñas etapas.

Dejar Comentario