≡ Menu




Conoce todo sobre el Monumento a Güemes

El monumental Monumento a Güemes, es una figura de gran renombre histórico, sus actos hablaron por sí mismos. Y la misma está situada  hacia el final del Paseo Güemes, al pie del montículo  San Bernardo, donde el general se desprendió de su caballo en tanto que marchaba lastimado en el barranco. Vea también Victoria Memorial India

Monumento a Güemes 1

Monumento a Güemes

El ciudadano Güemes fue un personaje muy indispensable para la guerra de la autonomía argentina. Sin su oposición, el norte habría quedado desprotegido luego de tres aniquilaciones sufridas por el Ejército enviado por la Primera Junta de Gobierno Criollo, y las cruzadas de San Martín no hubieran sido concebibles.

Buenos Aires no tenía ningún deseo de enfatizar su batalla, y la desaparición de Güemes, solo pretendía tener «un cacique menos». Un método aborrecible para limitar las acciones de un lealista sacrificial. Durante bastante tiempo, la figura de Güemes fue traducida como la de un caudillo.

 Que había levantado las masas obreras contra las sociedades privilegiadas de la sociedad. Justo hacia el comienzo del siglo XX cambió esta imagen, percibiendo a Güemes como un pionero militar y funcionario del gobierno enérgico y no comprometido, equipado para reunir a la mayoría contra el adversario.

A partir de ese momento, Güemes sigue siendo lo que parecía ser: el dedicado pionero caballeroso del desierto del norte, el santo supremo de la región de Salta. Hacia el final de 1920, el gobierno nacional argentino se acercó al trabajador de piedra Víctor Juan Garino para la organización del hito.

 Y es en 1920, en medio de la administración principal de Hipólito Yrigoyen, el trabajo comenzó bajo la supervisión de la Dirección de Arquitectura de la Nación. El encabezado general fue responsable del modelador Andrés Iñigo y la dirección creativa bajo la supervisión de René Villeminot y Alberto Milillo.

La alteración de las piezas de bronce fue realizada por especialistas del Arsenal Esteban de Luca del Ejército Argentino. El cual fue trabajado de 1920 a 1931 con rocas de más de 75kg que fueron tomadas desde el montículo  San Bernardo.

Honor a quien honor merece

Homenaje al querido gaucho santo de Salta al pie del montículo San Bernardo. El Monumento al General Martín Miguel de Güemes se compone de un desarrollo de piedra sobre el que se encuentra una estatua ecuestre de bronce de Güemes. Ha sido tallado en piedra separado de una pendiente similar y se completa con la figura ecuestre del gaucho triunfante, fundida en bronce.

El hito alcanza los 25 metros de altura y la piedra fue separada del montículo  San Bernardo. Detrás del Monumento a Güemes se encuentra el Museo de Antropología, a lo largo del borde de la cual comienza la escalera de acceso al montículo  San Bernardo.

Restauración del Monumento a Güemes

El  icono representativo e histórico de Martín Miguel de Güemes,  que se encuentra en el Parque San Benito, en el cruce de las avenidas Figueroa Alcorta y La Pampa, fue restablecido. También puede ver Castillo de San Juan de los Terreros

Es una imitación del hito de Güemes que se encuentra en la base del montículo  San Bernardo, en el territorio de Salta. La primera fue realizada en 1931 por Víctor Gariño, mientras que la copia que se encuentra en la ciudad de Buenos Aires fue elaborada por Ermando Bucci.

En 1998, el Gobierno de Buenos Aires introdujo vallas alrededor del monumento para evitar las demostraciones de vandalismo concebibles y, además, para evitar que las personas escalasen su base de piedra, que se utilizaba habitualmente como un tramo de escalada.

Actividades

El Monumento a Güemes es un espacio fantástico en el casco central  de Salta que  está a solo unas calles al norte de la cancha primaria. Su fascinación más fantástica es el Monumento a Hernando de Lerma, organizador de la ciudad de Salta en el año 1582.

No obstante el Mercado Artesanal de Salta, en el que los artesanos de la zona muestran y ofrecen su minucioso trabajo, al finalizar la semana se llevan a cabo ferias distintivas en las principales plazas de las ciudades y en la capital, donde los artesanos exhiben sus elementos percibidos como inconfundibles legado.

Situado en San Martin Street a las 25:00, está abierto de lunes a lunes de 9 a.m. a 9 p.m.  Es una manzana rebosante de árboles y flores. Esta finamente planificado y agradable para caminar un rato entre las especies distintivas que se desarrollan en el lugar bonita, con numerosas flores y palmeras, situada frente a la residencia real de la corte legislativa.

Es  linda para caminar y observar el hito de uno de los santos héroes de la  nación. También cerca de allí está la carretera de Balcarce, donde las caminatas son para ir a cenar y pasar un buen rato con la música. En el día en que contrató a los artesanos de Salta.  Fue una delicia a la luz del hecho de que en el interior hay numerosos artículos chinos.

Otra fascinación es el Palacio Legislativo, que es una maravilla de la construcción que merece ser capturada  esquina a esquina cruzando la carretera de Balcarce (a pasear) con propuesta gastronómica y de estimulación (la panadería chuña) para visitar.

Dejar Comentario