≡ Menu




Descubre todo sobre Palacio de Charlottenburg

El Palacio de Charlottenburg, es una magnifica construcción arquitectónica que ocupó su espacio en el ámbito periódico del año de 1695 y 1699, y fue creado con un bellísimo estilo barroco, con la finalidad de ser una residencia de retiro en el período intermedio de descanso, para la Reina Sofía Carlota segunda compañera de vida de Frederick III, es tan bello como el Palacio de Invierno, que enamora por su estilo y arte.

Palacio de Charlottenburg 1

Historia del Palacio de Charlottenburg

La propiedad fue edificada entre los años de 1695 y 1699 por el experto Johann Arnold Nering, por petición de Sofía Carlota de Hannover, compañera de vida del Príncipe Frederick III, Elegido Margrave de Brandenburg  lo que más tarde seria Federico I de Prusia. El inmueble florido fue al principio conocido como Lietzenburg.

Empero con la función delegada en el año de 1701, Sofía Carlota avanzó hasta lograr  llegar a ser Reina y su esposo el príncipe Federico, que pasó a convertirse en el rey Federico I de Prusia. A pesar de la forma en que el castillo fue diseñado, al principio como una casa de retiro para descansar a mediados de año, se denota que el experto en arte arquitectónico Eosander de Göthe hizo una planificación rediseñándolo, hasta transformarlo en una noble residencia digna de  sus propietarios.

Después de la muerte de su compañera de vida la Reina Sofía Carlota en el año de 1705, Federico I, para rendir homenaje a dulce amor, le dio a la residencia real el nombre de Charlottenburg. Empero en la temporada de los años de 1707 a 1712 se realizó otro crecimiento que nos dio la magnífica bóveda. En la construcción registrada de la propiedad,  se destaca la habitación brillante.

La cual tiene una cubierta de brillante muy importante, que luego sería vista como la octava contemplación del mundo. Fue organizado por el diseñador y artesano Andreas Schlüter. La obra fue terminada por el brillante maestro de piedra danés Gottfried Wolffram, quien trabajó para el gobernante desde el año de 1701.

Más en las tantas ocupaciones a las que se refiere a este ciudadano, sucedió que en el año de 1706 la demanda de trabajo se sustituyó por la de Ernst Schacht y Gottfried Turau a la luz de ver  que en el arreglo monetario que ofrecía Wolffram se consideraba excesivamente razonable.

Nunca se supo en qué habitación fue el trabajo de revestimiento brillante, ya que la habitación nunca se completó en Charlottenburg. Se mudó y se estableció en la fortificación de la ciudad de Berlín, en última instancia, en el año de 1716 donde Federico Guillermo I se la ofreció al zar ruso Pedro el Grande de Rusia.

Después de la muerte de Federico I en el año de 1713, su sucesor Federico Guillermo I pasó por alto el edificio lo suficiente como para no ocuparse de él. En cualquier caso, como resultado del sentimiento financiero de su propietario, no lo abandonó por completo.

 Mantuvo los lugares de trabajo para tener una temperatura encantadora en el interior, manejó las decoraciones y las gemas y era obvio que la propiedad le servía para puntos de trabajos imperiales con expertos y actos con autoridades. En el año de 1725 se denotó el Acuerdo de Charlottenburg con Jorge, quien le prometió al lugar de Brandeburgo la herencia más necesaria de Jülich-Cleve.

En la temporada de la desaparición física  de Federico Guillermo, sucede que en el año de 1740, su sucesor Federico  II de Prusia transformó a Charlottenburg en su hogar central con todas las comodidades habidas y por haber. Tenía una verdadera estima inimaginable por el Alcázar, que solicitó que el segundo piso fuese ambientado para completar sus habitaciones privadas.

Hizo otra extensión en estilo lujoso rococó donde desarrolló otra galera, que después de la Segunda Guerra Mundial comenzó a llamarse Knobelsdorf-Flügel, o lo que es similar Nave de Knobelsdorf. Pese a todo lo realizado Federico II finalmente perdió el entusiasmo por él castillo de Sanssouci.

Su fachada real fue adquirida con la totalidad del anfiteatro bajo el título de Federico Guillermo II. El centro de utilidad de fortificación que esperaba una ocupación básica en la historia teatral alemana, ya que Federico Guillermo II lo convirtió en un punto de convergencia de la composición literaria alemana. Justamente en el año de 1795 se realizaron en su escenario obras de Goethe y Lessing.

Se connota también que el mandatario imperial se organizó en la primera planta de la nueva nave, se consideró que en el ala sur tenía un recinto de invierno orquestado, y en el otro extremo un aposento de pre-verano en modo neoclásico.

Donde las estatuas en madera, fueron realizadas por Friedrich Christian Glume, que se perdieron en la Segunda Guerra Mundial; se encuentran en una condición tan extraordinaria que al principio se pensó incorrectamente que tenían un lugar en el siglo XIX.

Modificación  del palacio de Charlottenburg

Después del mandato delegado de Federico como Rey de Prusia, en  el año de 1702, se da inicio de mejoramiento en los asuntos imperiales, incluyendo el Palacio, incluso  a pesar de la forma en que la Reina Sofía Carlota no vivió para ver el trabajo terminado, pues había fallecido.

En  el año de 1705, después de su fallecimiento, el arreglo de vida imperial de su Palacio, que en un tiempo atrás fue  llamado Lietzenburg,  fue realizado, y en su honor este Alcázar pasó a llamarse Charlottenburg en todo su esplendor como corresponde por ser una obra que perteneció a su amada esposa.

En el año de 1943, se dieron eventos muy fuertes que causaron enormes estragos durante los bombardeos del vuelo británico armados con respecto a Berlín, estos demolieron en cierta medida gran porción de esta hermosa estructura y una parte descomunal de la ornamentación del edificio que no se pudo restaurar por completo.

El palacio y el encanto de sus jardines

Es fascinante visitar las habitaciones del recinto imperial, ya que una gran parte de ellas están iluminadas como antes y pueden transportarnos al pasado, cuando todavía estaban llenas de vida. Si tiene un período moderadamente breve para visitar el castillo, en cualquier ocasión, vaya a verlo todo en consideración y visite su inmenso y enorme jardín  cercado en áreas que son gratis.

Probablemente uno de los atractivos más  fascinantes y esenciales de la ilustre distribución de la residencia real es su amplio y especialmente cuidado vivero de pórticos, que fue arreglado en el año de 1697 con un lujoso estilo francés y que luego fue cambiado en el año de 1788 al estilo inglés.

Cabe hacer mención que entre los fuertes eventos ocurridos, entre los que cuentan el daño hecho en el jardín, se da la maravillosa tarea que después de la Segunda Guerra Mundial, este gran daño fue reparado en el año del 2001, en su totalidad, lo que le dio un estilo barroco nuevamente, y una especial belleza que lo caracteriza y autentica.

Los exóticos prados del Palacio de Charlottenburg son un lugar protegido de concordancia y tranquilidad en la ciudad de Berlín, donde puede descansar junto al lago o también hacer una  visita a la casita del té Belvedere, que también es una preciosidad de atracción hecha en el año de 1788.

Ubicación del Palacio de Charlottenburg

Esta majestuosa obra arquitectónica de un precioso estilo Barroco se puede localizar en la parte occidental de Charlottenburg, justamente en la demarcación de Charlottenberg-Wilmersdorf de Berlín. Tiene un hermoso lugar y complejo de casas prusianas y con bonitas áreas verdes cercadas en  Berlín y Brandeburgo.

La visita al  Palacio de Charlottenburg

En medio de la visita que haga a este bellísimo palacio tenga presente, hacer el recorrido por las inconfundibles habitaciones de este grandísimo espacio de vida imperial, mientras que la guía de sonido describe las historias que se produjeron en todas ellas, transportando al visitante a la época en que la grandeza real disfrutaba de la magna belleza del palacio.

Independientemente de la forma en que en un poco de las habitaciones se salvaron y conservaron los bienes y la estructura primaria de los techos y sus paredes, el segundo piso no tuvo mucha suerte en medio de los cañoneos y del imperioso fuego en el que los matizados empalmes de los paredones y el techado no se pudo salvar, quedando expuesto y destruidos

Función actual

La mansión  fue destruida hasta cierto punto debido a la Segunda Guerra Mundial, mas  fue a partir del año de 1945 cuando se volvió a levantar y hoy se usa como una céntrica galería en el que se exhibe  la sala de Federico el Grande, como piezas de prueba reconocibles de Federico I y su amada compañera de vida la reina Sofía Carlota.

Como también la gran gama de cerámicas y un amplio número de representaciones entre otras, los aspectos sociales más básicos, alusivos a los asunto de la pintura francesa del siglo XVIII fuera de Francia. El antiguo centro teatral donde se daba ejecución de las logias es otra galería, la cual está vinculada a la Prehistoria.

La ocasión social de la porcelana de Berlín en el Belvedere y la nueva estructura se pueden visitar de manera similar, pero a la vez, gratuita. Desde el periodo del año de 2004 hasta principios del año de 2006, el Presidente de la República Federal se apersonó e instaló brevemente allí, mientras se restauraba el arreglo del recinto real de Bellevue.

El jardín del Palacio, es tan asombroso como los Jardines de Luxemburgo, por lo que  en la casa imperial ha servido a la comunidad de la bella Berlín para caminar, relajarse y valorar cada circunstancia deslumbrante. Desde el año del 2004 había planes específicos para solicitar la entrada para tener acceso al parque, cosa que no vieron justo los vecino,  quienes alzaron su voz con la  llamada «salvar el jardín» para neutralizar tales propósitos.

Dejar Comentario