≡ Menu




Neuschwanstein: Historia, significado y mas

El castillo de Neuschwanstein es una bellísima estructura que se halla alojada en la región bávaro aledaño a Füssen. Esta obra fue edificada por disposiciones  del rey Ludwig II de Baviera en 1428, el mismo fue edificado en reconocimiento al alcázar donde el señor pasó gran parte de su adolescencia. Es tan asombrosa su disposición como  los Doce  apóstoles de Australia y la Torre Eiffel

Neuschwanstein 1

Historia de Neuschwanstein

Este gran alcázar es un trabajo bañado con un desarrollo de mucha fantasía, y que está rodeado por una escena maravillosa, eso fue lo que impulsó al propio Walt Disney a construir el palacio de la Bella Durmiente. Es impresionante esta gran obra arquitectónica, que fue concebida bajo la solicitud del rey loquito.

 Cuando justamente no se requería de mansiones y postes, este alcázar  de Neuschwanstein es un edificio de fantasía rodeado por una bella escena que lo distingue y lo califica de impresionante y bonito y que por ende se destaca entre los grandes objetivos más digno de admiración para los  visitantes más destacados de Alemania.

Cabe mencionar que fue una tarea orientada hacia el objetivo que este gobernante de Ludwig II de Baviera comenzara a fructificar en 1869 con la aplicación del plan de la mansión a un llamativo creador de conjuntos que, según lo indicado por los pensamientos del señor, anticipó un espacio más elegante que práctico.

A pesar del ángulo medieval con el que se construyó la fortaleza, consolidó varias modernidades para el tiempo. Tenía calentamiento central con agua para turistas, luz eléctrica, agua con dulces corriente fría y caliente, un programado desagüe e incluso una línea telefónica.

Neuschwanstein es un desarrollo que refleja los objetivos y deseos del rey Ludwig II, quien lo trabajo como un mundo inexistente y maravilloso en el que podía refugiarse y soñar, la mansión tiene creaciones artísticas impulsadas por los espectáculos musicales de Richard Wagner, a quienes el señor respetó en la medida de lo posible.

La mansión cuenta con un total de 200 habitaciones, entre las cuales sobresalen salas llamativas como la Sala del Trono, con 13 metros de altura, el Salón de los Cantantes, que independientemente de su tamaño expansivo y su escenario no se comprometió a tener reuniones de la corte, o la habitación del señor y la iglesia, realizada en estilo neogótico.

Una bendición del cielo

Acreditado en todo el mundo como una imagen de la ingeniería sentimental romántica y la historia particular de su propietario, el Castillo de Neuschwanstein es un asombroso desarrollo de ilusiones que animó al propio Walt Disney a construir el palacio de la Bella Durmiente. Es tan grato admirarle así como la Gran barrera de Coral y las Tumbas de la Dinastía Ming

Abierto a la sociedad general desde 1886, solo medio mes después del fallecimiento del gobernante, el bastión en este momento recibe alrededor de 10,000 invitados todos los días en temporada alta, logrando más de 1.4 millones de visitantes por año.

La fortaleza se encuentra a solo 130 kilómetros de Múnich, por lo que es un lugar perfecto para visitar en un viaje de varios días. La fortaleza de Neuschwanstein se trabajó cuando las mansiones y fortificaciones nunca más fueron requeridas desde una perspectiva vital.

Fue concebido en la energía creativa de Luis II como un sueño sentimental sin adulterar de un bastión medieval romántico. La fortaleza es una organización de torres y divisores que intentaron mezclarse con montañas y lagos. Está situado en el desfiladero de Pöllat, en los Alpes bávaros, y se alza sobre el castillo de Hohenschwangau y los lagos Alpsee y Schwan.

Consolida de manera diversa algunos estilos de ingeniería y en su interior alberga numerosas piezas de artesanía igualmente increíbles. Su plan no es práctico, pero sí elegante, siendo en gran medida el resultado de la psique de un creador de escenarios dramático.

En el interior, a pesar de las persistentes referencias a leyendas y personajes medievales, por ejemplo, Tristán e Isolda o Fernando el Católico, contiene un sistema completo de luz eléctrica, el teléfono celular principal con una inclusión de seis metros, una cocina que explotó el brillo siguiendo los estándares creados por Leonardo da Vinci y las perspectivas de las escenas de los Alpes bávaros, incluida una cascada que el gobernante podría examinar desde su habitación.

¿Cómo llegar?

El enfoque que puede usarse como el más agradable y sencillo para llegar al castillo de Neuschwanstein. Por tan solo un pago módico,  por cada individuo, que incluyen traslado y supervisor en español durante el espacio de todo el día. Puedes reservar tu taxi  para realizar tu excursión al castillo de Neuschwanstein en español.

Transporte abierto

Una elección contenida y muy  embarazosa, ya que debe hacer algunos traslados, el primer paso es tomar el tren a Füssen. Una vez allí, debe tomar el transporte  que lo llevara a su destino. Desde esta parada puede caminar 30 minutos hasta el castillo o tomar un carruaje de caballos.

Vehículo de alquiler

Si es todo lo que necesita para transportar y arrendar un vehículo, son 130 kilómetros de Múnich a Neuschwanstein. Puedes arrendar un vehículo que te cubra en todo tu recorrido y le lleve de forma más cómoda y alentadora.

Significado de Neuschwanstein

Situado en Alemania, es una de esas fortificaciones que suponen estar magnetizadas y que fue trabajado por Ludwig II de Baviera a mediados del siglo XIX, cuando las fortificaciones eran demasiado numerosas, fue censurado inequívocamente por la quiebra del gobierno alemán en esas ocasiones.

De estilo neoclásico, el gobernante impuso normas lujosas para su desarrollo, como que sus trabajadores solo eran de Baviera y que los materiales con los que se fabricaba eran de un lugar similar. Además, su motivación se originó en las historias de ensueño y en los dramas musicales de Wagner que lo habían impulsado en gran medida en su infancia.

Neuschwanstein habla tanto del estilo de construcción propulsado por el rey Ludwig II, el sentimentalismo y su entusiasmo por Richard Wagner. Se rumoreaba que el supuesto «gobernante frenético» era inusual, pero los castillos que él imaginaba eran casas seguras en las áreas boscosas, montañas y piscinas de su querida Baviera.

Hoy en día, se destacan entre los cursos más atractivos de Alemania. Neuschwanstein está a 4 kilómetros de Füssen. Es prudente ir primero a la perspectiva inversa y valorar su cercanía relativamente sorprendente que alude a las fantasías que despertó la mansión de la Bella Durmiente.

El Castillo de Neuschwanstein Nevado

La última mansión trabajada por Ludwig II de Baviera trasciende un hermoso cañón. Hoy es una parte del curso cautivador que atraviesa los increíbles anhelos de diseño para ese señor en adoración con mano de obra, que puede disfrutarse en épocas de invierno cuando la niene le invade y le adorna.

Disney

El edificio que animó a Walt Disney realmente existe: está situado en la provincia de Baviera, en Alemania, y se conoce como la fortaleza de Neuschwanstein. Su desarrollo se remonta al siglo XIX, cuando Luis II de Baviera, en medio de su gobierno, lo imaginó en su personalidad fabulosa y optó por transformarlo en el mundo real.

Para luego convertirlo en su habitación verdaderamente real, mientras encontramos la primera parte de la fortaleza, podríamos retratarla diciendo que es «el castillo del gobernante de una fantasía bonita».

En el caso de que nos centramos en el trabajo de este alcázar  en conexión con el asombroso universo de Disney, entendemos que comenzó a ser el castillo que respetó la Bella Durmiente, sin embargo, fue muy conmovedor para el creador del mundo de Disney que terminó siendo  una parte de su estandarte, que además avanza y se ajusta a cada nuevo título que abre la organización.

Incluso podemos observarlo en todas y cada una de las paradas de entretenimiento que Disney ha extendido por todas partes, ya que es el componente regular que invita a los huéspedes a cada una de ellas: París, California, Florida, Tokio, Shanghai y Hong Kong.

 Está interesado que solo siete semanas después de la desaparición de Luis II de Baviera en 1886, hasta el punto de que se abrió a la población general y comenzó a terminar un lugar de vacaciones. Aclimatada al ver la mansión Neuschwanstein identificada con Disney.

En el momento en que descubrimos que realmente existe, no es una gran sorpresa que se haya convertido en la empresa con más disparos en Alemania. Además, es uno de los objetivos fundamentales del viajero en la nación, y se destaca entre las mansiones más visitadas de Europa, que cada año atrae a alrededor de 1,4 millones de visitantes.

En el caso de que se proponga visitarlo, puede disfrutar de su excelencia, que combina diversos estilos estructurales, ya que al construirlo dependían completamente de la sensación de la totalidad, sin tener en cuenta su utilidad. Está hecho de torres y divisores cuya capacidad fundamental es orquestarse con el enclave de la escena en que se encuentra. Su impresionante estructura motivó a Walt Disney a crear su propio mundo fenomenal.

Estilo

El siglo XIX fue la época del sentimentalismo donde Empresas como Neuschwanstein se habían hecho en otros estados alemanes, por ejemplo, en la mansión vecina de Hohenschwangau, en la mansión de Lichtenstein, en el castillo de Hohenzollern o en las numerosas obras del Romanticismo en el Rin, por ejemplo, en el bastión de Stolzenfels.

Neuschwanstein  fue arreglado por Luis II, esta  fue la mansión de Falkenstein, que no pasó la etapa de organización debido a la ausencia de activos. Los comentaristas de diseño de la época ridiculizaron a Neuschwanstein, pero más tarde la veneraron como una gran obra.

Una de las últimas actividades de desarrollo de palacio significativas del siglo XIX, por ser kitschig. En estos días, las mansiones de Luis II, y específicamente la de Neuschwanstein, están consideradas entre las obras más esenciales de la ingeniería historicista europea.

Neuschwwanstein y alrededores

El pasaje hacia el complejo del palacio se realiza mediante una barbacana simétrica flanqueada por torres laterales. Este edificio, enfocado hacia el oeste, es el único de la mansión cuyas divisiones están diseñadas con tonos diferenciadores; Los divisores externos están confinados en bloque rojo, mientras que la fachada interior que enfrenta el patio está hecha de piedra caliza amarilla.

La cornisa está acabada con baluartes a su alrededor. La chapa de la barbacana está delegada por un pico aventurado que contiene una habitación desde la cual Luis II observó el trabajo de desarrollo antes de que se hiciera la residencia real de la mansión. En el nivel principal, los establos fueron arreglados.

En el dintel de la entrada del pasaje hay un escudo del reino de Baviera, con una entrada de un bonito terreno de procesión de dos niveles. El porche inferior está delimitado por la barbacana hacia el oeste, por la base del supuesto «pináculo cuadrado» con el ala de asociación hacia el norte, mientras que el lado sur está abierto y tiene perspectivas de la escena en pendiente.

En el lado este del patio inferior hay un dique de ladrillos cuya proyección poligonal denota el coro del santuario dispuesto. Desde ese punto, una escalera lleva al porche superior. El trabajo más llamativo del patio superior es el supuesto «pináculo cuadrado» de 45 metros de altura.

 Este pináculo, como la mayoría de las estructuras en el patio, llena la mayor parte de las necesidades de iluminación dentro del complejo de la mansión. Desde su etapa de percepción, se pueden apreciar perspectivas de gran alcance de las regiones más bajas de los Alpes hacia el norte.

El lado norte del patio superior está limitado por el supuesto «Lugar de los Caballeros». Este edificio de tres pisos está asociado por un ala interconectada de curvas con discapacidad visual con el «pináculo cuadrado» y la barbacana. Según lo indicado por el origen sentimental de un palacio medieval, el «Lugar de los Caballeros» era donde los hombres del puesto se reunían y moraban, en Neuschwanstein se esperaba lugares de trabajo y salas de administración.

En el lado sur de la zona de la procesión superior, como socio de la «Plaza de los Caballeros», se encuentra el «Cuarto de las Damas», que consta de tres historias y que nunca se utilizó, a pesar de todo. Estas dos estructuras sacan a relucir el palacio de Amberes de la demostración principal del drama musical de Wagner, Lohengrin.

En el asfalto del porche se puede ver el estado del piso de la casa de oración de la mansión, que nunca se construyó. El lado este del patio superior está limitado por la «residencia real», que establece el verdadero trabajo primario y privado del castillo. Este edificio contiene las salas de estado y la grandeza del señor, y las salas de los alquileres.

La residencia real es una estructura de goliat de cinco pisos, como dos ortoedros asociados en un punto nivelado y asegurados con un techo estridente. El estado del edificio persigue el estado del borde áspero. En sus puntos se anexan dos escaleras de pináculo, de las cuales el norte alcanza los 65 metros de altura y supera la parte superior de la obra por numerosos pisos.

Las dos torres, con su embudo en forma de varios tejados, repasan las cimas de las torres del palacio de Pierrefonds, desde donde se animaron. El principio exterior de la residencia real está dispuesto hacia el oeste y contiene una galería de dos niveles, mientras que hacia el norte se encuentra una torre de escaleras más baja y una guardería.

Este exterior también se embellece con frescos y su pico está delegado por la figura de un león, mientras que el pico en el lado oeste es por un modelo de un hombre refinado. Todo el edificio de la residencia real está iluminado con numerosas pilas y torretas.

La mansión se puede considerar como el funcionamiento del molino de la ingeniería del siglo XIX. De manera mixta, los tipos de artesanía románica (en las figuras geométricas básicas de los ortoedros y curvas), la mano de obra gótica (con sus líneas en relieve, torres delgadas y filigrana de diseño brillante) y la artesanía bizantina, (por ejemplo, la «Sala»Del puesto real «),

Complementado por los avances especializados del siglo de ese entonces los frescos en el estilo cercano de Lüftlmalerei de las figuras de San Jorge y de la Patrona Bavariae en el exterior de la residencia real, apuntan hacia las costumbres territoriales de Allgäu, mientras que los planes no se hicieron en el ala de asociación de la «Plaza de Los caballeros.

Que apuntan al modernismo como los factores determinantes del marco de Neuschwanstein son los temas del teatro: Christian Jank, el arquitecto subyacente de la mansión, era un pintor de fases y dependía de sus estructuras antes del escenario para hacer los diseños de Neuschwanstein.

El interior de Neuschwanstein

Cuando se completó, la mansión tenía alrededor de 200 habitaciones interiores que incluían espacios para invitados y trabajadores, y además para coordinaciones y administración. Completados y preparados, solo había quince habitaciones y salones.

 En los pisos inferiores de la residencia real se encuentran los lugares de trabajo y las salas de administración, y las salas donde se encuentra actualmente la organización del castillo. Los pisos superiores contienen las salas estatales y la ceremonia del señor: el edificio delantero contiene en su tercera dimensión las salas privadas y una dimensión superior es el «Corredor de los vocalistas» (Sängersaal).

La dimensión superior del edificio trasero está involucrada como regla general en la «Sala de posición real» (Thronsaal). En total, el espacio de piso accesible en las dos estructuras se suma a 6000 m². A pesar de que la mansión no se terminó por completo, algunas de sus habitaciones interiores son precedentes imperativos del diseño historicista alemán.

Neuschwanstein también fue equipado con los avances mecánicos más recientes del siglo XIX. Entre diferentes avances, tuvo un Arreglo de carillones para llamar a los trabajadores trabajados con pilas y teléfono. El equipo de cocina incorporó una estufa Rumford que movió la vara con su propio calor y de esta manera la velocidad de giro se equilibró naturalmente.

La sala del trono y la  de los cantores

El cuarto más grande del palacio es el «Corredor de los artistas» con una zona de 27 x 10 metros. Está situado en la cuarta dimensión de la pieza oriental de la residencia real, sobre la habitación del señor. La sala está motivada por el «Lobby de los vocalistas» y el «Salón de baile» del palacio de Wartburg y fue la aventura más querida por el señor para su castillo.

 El pasillo rectangular está adornado con referencias a Lohengrin y la leyenda de Parzival. Los cierres laterales más largos en una pantalla delegada con una tribuna en el camino de Wartburg. En el extremo oriental hay una escena establecida por arcadas llamada Sängerlaube.

Sala del Trono

El «Lobby de los vocalistas» nunca fue querido para tener reuniones en la corte por el modesto y sombrío señor, similar a la «Sala de posición real», que sirvió más que nada como un elogio a la forma de vida de los hombres refinados y el amor Cortés de los Edades medias. La ejecución primaria en la sala no ocurrió hasta 1933 en el evento de la conmemoración número 50 del fallecimiento de Richard Wagner.

La «Sala de posición de autoridad» mide 20 x 12 metros y está situada en la parte occidental de la residencia real. Tiene una estatura de 13 metros y posee la tercera y cuarta dimensión del edificio. Está animada por la Iglesia de Todos los Santos de la Residencia de Munich y fue hecha por las estructuras de Julius Hofmann.

Sala de los Cantores

La sala está rodeada en tres lados por hermosas arcadas y cierres en un ábside donde debería haber estado la posición de autoridad de Luis II. En el escenario de la posición de la realeza hay pinturas murales hechas por Wilhelm Hauschild de los doce testigos y los seis gobernantes consagrados. El piso de baldosas del corredor no se terminó hasta después de la desaparición del señor.

La luminaria tiene el estado de una corona bizantina, asi como  la sala da una impresión sagrada y se une según lo indicado por los deseos del señor, el «Corredor del Grial» de Parzival con una imagen del asombroso derecho de los reyes que representa un poder soberano sin limitaciones, un poder que como gobernante de un sagrado Gobierno, Luis II no tuvo.

La «Sala de posición real» mide 20 x 12 metros y está situada en la parte occidental de la residencia real. Tiene una estatura de 13 metros y posee la tercera y cuarta dimensión del edificio. Es impulsado por la Iglesia de Todos los Santos de la Residencia de Munich y fue hecho por los planes de Julius Hofmann.

La sala está rodeada en tres lados por arcadas brillantes y termina en un ábside donde debería haber estado la posición de la realeza de Luis II. En el escenario de la posición de honor hay pinturas hechas por Wilhelm Hauschild de los doce testigos y los seis gobernantes consagrados. El piso de baldosas del corredor no se terminó hasta después del paso del señor.

 Los cuartos de residencia y de servicio

A pesar de las increíbles salas estatales y de la ceremonia, se hicieron habitaciones más pequeñas para la utilización de Luis II. La cámara imperial está en el tercer piso de la parte oriental del castillo. Se compone de ocho habitaciones privadas y unas pocas habitaciones extra.

A pesar de su diseño llamativo, debido a su tamaño modesto y equipado con sofás y asientos, le dan un aspecto actual moderado a los huéspedes contemporáneos. Luis II no le dio mucha importancia a los requisitos previos del delegado del gobernante, como en tiempos pasados ​​cuando la vida del gobernante era más abierta.

Enriquecido con pinturas murales, obras de arte tejidas, muebles y diferentes especialidades, contacte de manera confiable con los sujetos más queridos del señor: la leyenda del Santo Grial, creada por Wolfram von Eschenbach y su esclarecimiento de Wagner.

La sala frontal en el lado este está adornada con temas de la aventura Lohengrin, al igual que  el mobiliario en la sala norte, con sofá, mesa y asientos, le da un aspecto agradable y genial. Conectado a esta sala hay una pequeña caverna que apunta a una oficina.

La sala no ordinaria, que inicialmente se quería tener una cascada falsificada y una máquina de arco iris, se asocia con un pequeño vivero. Habla a la cueva de Hörselberg sobre el drama musical de Wagner Tannhäuser, al igual que el enriquecimiento de la oficina contigua.

 El gobernante solicitó fabricar un colapso comparativo aún mayor en la residencia real de Linderhof. A la inversa del lugar de trabajo, hay una sala de estar con temas del Minnesänger, como se conocía a los trovadores medievales alemanes. Como la sala de estar en Neuschwantein tenía tres pisos sobre la cocina.

No había una mesa con un escenario elevado como los de los castillos de Linderhof y Herrenchiemse, lo que hizo que toda la mesa bajara al nivel de la cocina. Más bien se introdujo un ascensor para elevar el sustento. Contiguas a la sala de estar son la sala del señor y el santuario de la casa, que son las salas principales en el castillo hecho en estilo neogótico.

La habitación del gobernante está abrumada por una cama monumental tallada en roble. Catorce artesanos trabajaron durante mucho tiempo cortando las cubiertas divisorias y el refugio detallado de la cama, que está adornada con pináculos impredecibles.

En esta sala, la noche del 11 al 12 de junio de 1886, Luis II fue tomado prisionero. Junto a la sala se encuentra la pequeña iglesia de la casa, santificada a la persona santa benefactor del maestro de la mansión, San Luis. En la bodega de la mansión de la tormenta se encuentran las habitaciones de los trabajadores, que están equipados de manera espartana con muebles de roble fuerte.

Cada habitación tiene una mesa, un armario y una cama de 1,80 metros de largo. Las habitaciones que enfrentaban el pasillo que incitaban a la escalera fundamental tenían ventanas con vidrio oscuro para que la regla pudiera entrar y salir sin ser vista. A Hirelings no se le permitió utilizar la escalera principal y se necesitaba una escalera de administración más pequeña y extrema.

Dejar Comentario